365 meditaciones con la Virgen María

365 meditaciones con la Virgen María

by Woodeene Koenig-Bricker
     
 
Una guía de sabiduría inspiracional que nos ayudará a acercarnos a la gracia y el amor de la Virgen María
Conocida en todo el mundo bajo diferentes nombres, la Virgen María siempre ha sido la traedora de consuelo, esperanza y fe a la Tierra. Esta obra nos presenta a la María de la Biblia y de las escrituras de los santos, a

Overview

Una guía de sabiduría inspiracional que nos ayudará a acercarnos a la gracia y el amor de la Virgen María
Conocida en todo el mundo bajo diferentes nombres, la Virgen María siempre ha sido la traedora de consuelo, esperanza y fe a la Tierra. Esta obra nos presenta a la María de la Biblia y de las escrituras de los santos, a la María de las leyendas y los estudios académicos, la María de los Ángeles y Apariciones, la Santa Virgen, la Madre de Dios, la Reina de los Cielos, la Madre de Ayuda Perpetua, la Reina de la Paz y la Madre de la Misericordia.
365 Meditaciones con la Virgen María nos brinda meditaciones basadas en los milagros, las bendiciones y las curaciones de la Virgen María. Este libro es una poderosa invitación a la oración, el perdón, la esperanza y el amor.

Product Details

ISBN-13:
9780060845414
Publisher:
HarperCollins Espanol
Publication date:
12/27/2005
Edition description:
Spanish-language Edition
Pages:
384
Sales rank:
1,218,030
Product dimensions:
5.38(w) x 8.10(h) x 0.88(d)

Read an Excerpt

365 Meditaciones con la Virgen María


By Woodeene Koenig-Bricker

HarperCollins Publishers, Inc.

Copyright © 2006 Woodeene Koenig-Bricker
All right reserved.

ISBN: 0060845414

Capítulo Uno

1 DE ENERO

La solemnidad de María

María es honrada por múltiples títulos y nombres, pero su lugar en la historia está asegurado por un solo y único hecho: aceptó convertirse en la madre del Mesías. En esencia, todo el renombre de María descansa en su maternidad.

Pero María no es simplemente la madre de Jesús. Es también la madre espiritual de todos los que siguen el camino de su hijo. El Papa Juan Pablo II, que dedicó su sacerdocio a María, afirmaba en su encíclica Redemptoris Mater: «La madre de Cristo, que se halla en el centro mismo del misterio-- un misterio que abarca a cada individuo y a toda la humanidad -- , es dada como Madre a todo individuo y a toda la humanidad... [María] es claramente la madre de los miembros de Cristo... pues ella cooperó por amor para que los fieles pudieran nacer en la Iglesia.»

Al empezar un nuevo año, es conveniente que veamos a María como ejemplo de la importancia de la maternidad para la humanidad. Con mucha frecuencia olvidamos que una madre, en el más pleno y verdadero sentido de la palabra, es esencial a la continuación de la raza humana.

Aunque no toda persona está llamada a ser madre en el sentido biológico, todos estamos llamados a ser dadores de vida y portadores de amor. Y ¿acaso no es eso una madre realmente, una persona deseosa de alimentar la vida y el amor? ¿No es eso acaso lo que el mundo realmente necesita?

¿En qué modo puedo emular a María como dador y sustentador de la vida?

¿Cómo puedo modelar mi vida conforme a la de María?

CELEBRO LA VIDA Y ME REGOCIJO EN ELLA. USO MIS TALENTOS PARA CONSTRUIR ANTES QUE PARA ROMPER, PARA CREAR ANTES QUE PARA DESTRUIR, PARA AMAR ANTES QUE PARA ODIAR.

2 DE ENERO

La vida abundante

Abundancia: una cantidad que es más de lo suficiente.

OXFORD AMERICAN DICTIONARY

Nos apresuramos a decir que vivimos en una tierra de abundancia, pero ¿cuántos de nosotros creemos realmente tener «más de lo suficiente»? La industria de la publicidad se fundamenta en el principio de que no tenemos todo lo que necesitamos, de que siempre hay sitio para más.

Y sin embargo, ¿cuánto necesitamos realmente? Y lo que es más importante aún, ¿qué necesitamos realmente?

Nadie diría que María vivió una vida de abundancia, y sin embargo sin duda que vivió una vida abundante. Conoció tanto el gozo como el dolor, concentrándose, no en lo que podría obtener, sino en lo que ella podría devenir. Su vida entera fue un sí continuo a la gracia y los dones que Dios deseaba darle-- la misma gracia y los mismos dones que Dios desea darnos a cada uno de nosotros.

Pero a fin de tener espacio en nuestros corazones para aceptar los dones de Dios, debemos tomar la decisión consciente de abandonar el deseo de adquirir. Debemos liberarnos de la tenaza de la enfermedad de la posesión, para experimentar la libertad del amor. Una vez que lo hagamos así, descubriremos que ya no seguimos sintiendo la necesidad de encontrar nuestra convalidación en una televisión de pantalla gigante, la última moda o un coche de ensueño. En vez de eso, descubriremos la totalidad con que fuimos creados para experimentar relaciones profundas y auténticas con otras personas.

Después de todo, es sólo creando relaciones auténticas basadas en el amor como podremos descubrir lo que significa realmente vivir la vida abundante.

¿Busco la realización en una abundancia de posesiones o en una abundancia de amor?

¿Qué objetivos materiales puedo abandonar hoy a fin de dejar sitio para el crecimiento espiritual?

ABANDONO HOY ESAS POSESIONES QUE ME ESTÁN IMPIDIENDO VIVIR LAVIDA EN SU PLENITUD.

3 DE ENERO

Un cambio de planes

Tan sólo imagínate la escena. José se despierta a mitad de la noche, tras haber tenido un sueño en el que un ángel le dice que parta para Egipto de inmediato. Se endereza, despierta a María, y anuncia: «Hemos de irnos. ¡Recoge al niño y vayámonos de aquí!»

Sin duda que María tenía que hacer unas cuantas preguntas en ese momento. Parece probable que preguntara por qué tenían tanta prisa. Se preguntaría si su sueño había sido realmente la visita de un ángel, o meramente el resultado de haber tomado demasiado pan con ajo la cena anterior. E incluso tras haberse convencido de que José había tenido un sueño, pudo haberse preguntado por la preparación del viaje. («¿Has considerado dónde vamos a encontrar un camello a estas horas de la noche?»)

Si María realmente preguntó a José, eso no la hace menos santa que si dócilmente hubiera puesto a Jesús en un capacho y partido para el desierto. Después de todo, ella habló francamente con un ángel cuando éste le dijo que iba a tener un bebé pese a ser virgen. No es realista pensar que no le habría hecho algunas preguntas a su marido acerca de su necesidad repentina y urgente de partir hacia el desierto.

Pero cualquiera que sea la especulación respecto a su reacción, lo cierto es que María estaba dispuesta a cambiar sus planes-- los cuales probablemente incluyeran una visita a sus padres para enseñarles el niño --a fin de acomodarse a la necesidad de seguir las indicaciones del ángel. Entendió que ser capaces de adaptarse en el último momento es a veces el único modo de salvar nuestra vida.

¿Cómo reacciono cuando me enfrentó a un cambio de planes repentino y urgente?

¿Puedo ser lo bastante flexible como para aceptar las indicaciones de otro de vez en cuando?

HOY SERÉ FLEXIBLE Y ESTARÉ DISPUESTO A CAMBIAR MIS PLANES.



Continues...

Excerpted from 365 Meditaciones con la Virgen María by Woodeene Koenig-Bricker Copyright © 2006 by Woodeene Koenig-Bricker. Excerpted by permission.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Meet the Author

Woodeene Koenig-Bricker is the editor of Catholic Parent magazine. She has written about spirituality and family for magazines such as McCall's, Family Circle, Working Parents, Marriage and Family, Catholic Digest, and Our Sunday Visitor . She lives in Eugene, OR.

Customer Reviews

Average Review:

Write a Review

and post it to your social network

     

Most Helpful Customer Reviews

See all customer reviews >