40 oraciones simples que brindan paz y descanso [NOOK Book]

Overview

Cuando el caos de nuestras vidas cotidianas se vuelve abrumador, ¿dónde podemos acudir en busca de paz y descanso? El autor de best sellers, Max Lucado, señala a la Fuente de toda esperanza y fortaleza en 40 Oraciones sencillas que traen paz y descanso, que contiene cuarenta oraciones guiadas y escrituras complementarias para cualquier situación. Esta guía que acompaña a Antes del amén sirve como una herramienta de alcance para ministerios e iglesias, ofreciendo sencillo para ...
See more details below
40 oraciones simples que brindan paz y descanso

Available on NOOK devices and apps  
  • NOOK Devices
  • Samsung Galaxy Tab 4 NOOK 7.0
  • Samsung Galaxy Tab 4 NOOK 10.1
  • NOOK HD Tablet
  • NOOK HD+ Tablet
  • NOOK eReaders
  • NOOK Color
  • NOOK Tablet
  • Tablet/Phone
  • NOOK for Windows 8 Tablet
  • NOOK for iOS
  • NOOK for Android
  • NOOK Kids for iPad
  • PC/Mac
  • NOOK for Windows 8
  • NOOK for PC
  • NOOK for Mac
  • NOOK for Web

Want a NOOK? Explore Now

NOOK Book (eBook)
$1.99
BN.com price

Overview

Cuando el caos de nuestras vidas cotidianas se vuelve abrumador, ¿dónde podemos acudir en busca de paz y descanso? El autor de best sellers, Max Lucado, señala a la Fuente de toda esperanza y fortaleza en 40 Oraciones sencillas que traen paz y descanso, que contiene cuarenta oraciones guiadas y escrituras complementarias para cualquier situación. Esta guía que acompaña a Antes del amén sirve como una herramienta de alcance para ministerios e iglesias, ofreciendo sencillo para quienes les es difícil orar.
Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9780718031169
  • Publisher: Grupo Nelson
  • Publication date: 10/21/2014
  • Language: Spanish
  • Sold by: THOMAS NELSON
  • Format: eBook
  • Pages: 64
  • Sales rank: 245,253
  • File size: 2 MB

Meet the Author

Max Lucado

Más de 120 millones de lectores han encontrado consuelo en los escritos de Max Lucado. Es ministro en la iglesia Oak Hills en San Antonio, Texas, donde vive con su esposa, Denalyn, y su dulce aunque travieso perro, Andy.










 

Read More Show Less

Read an Excerpt

40 Oraciones Sencillas Que Traen Paz Y Descanso


By Max Lucado, Andrea Lucado

Grupo Nelson

Copyright © 2014 Grupo Nelson
All rights reserved.
ISBN: 978-0-7180-3116-9


CHAPTER 1

Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: "¡Abba! ¡Padre!".

Romanos 8.15 (NVI)


Padre, me has hecho tu hijo por medio de tu Espíritu. En tu bondad, me adoptaste y me libraste del pecado y la muerte.

Recuérdame hoy lo que significa ser tu hijo y estar libre de esa ley. Me resulta muy fácil vivir mi día según mis propios términos. Ayúdame a vivirlo bajo la luz de tu gracia.

Oro por mi familia y mis amistades. Ayúdalos a experimentar tu amor como su Padre y a sentir su herencia en tu Espíritu.

Gracias por aceptarme tal como soy, pero sin dejarme permanecer igual.

En el nombre de Jesús, amén.

CHAPTER 2

Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!

Gálatas 4.6


Abba, gracias por enviar a un ayudante para que dirija mis pasos. Tú sabes todo y me guiarás según tu voluntad.

Ayúdame a conocer tu voluntad. Mantenme en el camino que has trazado para mí. Dame el anhelo de permanecer fiel a ese camino, y perdóname por las veces en las que me he apartado de ti antes.

Acompaña a mis familiares y amistades que están ante una encrucijada y no saben qué hacer. Permite que tu Espíritu los guíe y les haga ver con claridad la mejor decisión.

Gracias por interesarte en los detalles de mi vida, por no pensar que alguna petición es muy insignificante.

Oro esto en el nombre de Jesús, amén.

CHAPTER 3

Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

Mateo 6.9-10


Padre, tú estás por encima de todo, conoces todo y ves todo. No obstante, me escuchas como si fuera tu única creación.

No permitas que te vea como un padre distante, sino como aquel que vino a la tierra y entiende los retos y las tentaciones de mi vida. Permanece cerca de mí hoy y susúrrame recordatorios de que estás a mi lado y me sostienes como tu hijo.

Mis amistades te necesitan hoy, pues están haciendo decisiones difíciles en sus trabajos y con sus familias. ¿Podrías mostrarles que estás incluso más cerca que sus padres terrenales?

Gracias por escucharme y atender mis súplicas.

Es en el nombre de Jesús que elevo esta oración, amén.

CHAPTER 4

Sin embargo, para nosotros hay un solo Dios, el Padre, de quien proceden todas las cosas y nosotros somos para Él; y un Señor, Jesucristo, por quien son todas las cosas y por medio del cual existimos nosotros.

1 Corintios 8.6 (LBLA)


Dios, tú eres mi Padre y me das todo lo bueno. Tengo vida gracias a ti, y no existe nadie como tú.

Te pido que hoy afiances esa verdad en mi corazón. Señálame mis ídolos y las cosas que adoro aparte de ti, a fin de que recuerde que solo tú eres mi Dios.

Libera también a mis seres queridos y amistades de sus ídolos, para que puedan disfrutar plenamente de ser parte de tu familia. Ayúdalos a reconocer que eres su único creador y nada en esta tierra tiene dominio sobre ellos.

Gracias por amarnos, a tu creación, aun cuando nos apartamos.

En el nombre de Jesús, amén.

CHAPTER 5

Dios, que habita en su santo templo, es padre de los huérfanos y defensor de las viudas; Dios da a los solitarios un hogar donde vivir, libera a los prisioneros y les da prosperidad.

Salmos 68.5-6 (DHH)


Querido Dios, tú eres el Padre de los huérfanos. Tú provees para aquellos que no tienen familia y defiendes al débil como lo haría su propio padre.

Hoy me siento indefenso. Cuando me sienta atacado, ¿podrías recordarme que tú me proteges? ¿Serías hoy mi padre y defensor?

Te suplico que defiendas a los que son débiles, tienen miedo y se sienten olvidados. Revélate a sus vidas hoy y recuérdales que son tus hijos y tú eres su Padre celestial.

Gracias por darme una familia espiritual que nadie puede quitarme.

Oro esto en el nombre de Jesús, amén.

CHAPTER 6

Porque nos ha nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; la soberanía reposará sobre sus hombros, y se le darán estos nombres: Consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.

Isaías 9.6 (NVI)


Padre eterno, tú eres el Dios todopoderoso. Enviaste a tu Hijo a llevar a cabo el sacrificio final, y mereces toda nuestra adoración.

Hoy necesito tu ayuda. Soy pecador y estoy sintiendo el peso de mi pecado. Muéstrame lo que representa para mí en este momento el nacimiento de tu Hijo.

Muéstrale tu gracia a quienes no han aceptado a tu Hijo y no conocen la libertad que él da. Permíteles ver que eres su Padre amoroso.

Gracias por amarme, no solo hoy o ayer, sino siempre, sin importar la profundidad de mi pecado. Me siento muy agradecido.

En el precioso nombre de tu Hijo, amén.

CHAPTER 7

El Se ño r es bueno y hace lo correcto; les muestra el buen camino a los que andan descarriados. Guía a los humildes para que hagan lo correcto; les enseña su camino.

Salmos 25.8-9 (NTV)


Querido Padre, tú eres bueno. Tus caminos son perfectos y mejores que los míos. Tú mereces toda mi obediencia y mi adoración. Eres mi maestro y autoridad debido a tu bondad. Humíllame hoy si elijo seguir mi camino sobre el tuyo. Usa mis momentos de arrogancia como una oportunidad para enseñarme y reorientarme.

Muéstrales a mis amistades que tu bondad es más importante que sus deseos. Dales el valor para buscar tu misericordia y el camino recto.

Gracias por tu constante instrucción y preocupación por cada paso que doy en mi vida.

En el nombre de Jesús presento estas peticiones, amén.

CHAPTER 8

Alegra el alma de tu siervo, porque a ti, oh Señor, levanto mi alma. Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador, y grande en misericordia para con todos los que te invocan.

Salmos 86.4-5


Dios, abundas en un perdón, una misericordia y una bondad que no puedo comprender en esta vida. Te adoro con mi corazón y mi alma.

Cuando sienta remordimiento y culpa por mis pecados pasados, hazme recordar tu perdón. Te ruego que me permitas experimentar tu misericordia. Lléname con ella para que sea capaz de dársela a las personas que encuentre hoy.

Camina íntimamente con mi familia para que puedan conocer tu gracia. Levanta sus cargas y vuelve sus rostros hacia ti.

Te doy gracias por la gracia que no merezco y tus misericordias, que son nuevas cada mañana.

En el nombre de Cristo, amén.

CHAPTER 9

Él es el resplandor de su gloria y la expresión exacta de su naturaleza, y sostiene todas las cosas por la palabra de su poder. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, siendo mucho mejor que los ángeles, por cuanto ha heredado un nombre más excelente que ellos.

HebReos 1.3-4 (LBLA)


Padre, tú creaste todas las cosas simplemente con tus palabras. Una palabra tuya y tu poder se hace evidente. Me maravillo ante ti.

Dios, necesito tu poder en mi vida. Enfrento circunstancias insoportables y estoy desesperado por un milagro. ¿Mostrarías hoy tu poder en mi vida? Dios, a aquellos que tienen una opinión pobre de ti, muéstrales lo poderoso y enorme que eres realmente. Ayúdalos a encontrar consuelo en ese conocimiento.

Gracias por enviar a tu Hijo, que ha hecho posible nuestra relación contigo.

Es en el nombre todopoderoso de Jesús que oro, amén.

CHAPTER 10

Prueben y vean que el Señor es bueno; dichosos los que en él se refugian.

Salmos 34.8 (NVI)


Padre misericordioso, puedo ver que eres bueno. Tengo temor de ti y me humillo cuando contemplo tu rostro. Tú me bendices aunque no lo merezco.

Señor, con frecuencia me siento lejos de ti. Acércame a tu lado y recuérdame lo que es tener una relación íntima contigo.

¿Te acercarías a todos aquellos que se sienten solos en este momento? Rodéalos con una comunidad afectiva y suple todas sus necesidades.

Gracias, porque no necesito nada cuando estoy contigo.

En el nombre de Jesús, amén.

CHAPTER 11

Recuerden las cosas pasadas, aquellas de antaño; yo soy Dios, y no hay ningún otro, yo soy Dios, y no hay nadie igual a mí. Yo anuncio el fin desde el principio; desde los tiempos antiguos, lo que está por venir. Yo digo: Mi propósito se cumplirá, y haré todo lo que deseo.

Isaías 46.9-10 (NVI)


Dios altísimo, no hay nadie como tú. Eres el Dios soberano y verdadero. El único Dios al que adoro, el Alfa y la Omega.

Necesito saber que vas delante de mí. No veo ninguna solución para los problemas que estoy confrontando. Recuérdame que a ti no te desconciertan las luchas que enfrento para así ser consolado por tu poder omnisciente.

Permanece cerca de mis familiares y amistades que están sufriendo. Su dolor es paralizante, pero tú eres más grande que cualquier circunstancia que encaren.

Gracias por tu perfecta voluntad. Que se cumpla en mi vida mientras te busco. Solo en tu nombre, amén.

CHAPTER 12

Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

Santiago 1.17


Querido Padre, tus bendiciones son perfectas. Todo lo que nos das es bueno. Desde la creación hasta el fin, tus dones traen vida a esta tierra.

Enséñame a aceptar lo que me has dado. Tal vez no siempre entienda las circunstancias, pero muéstrame de qué forma constituyen bendiciones y permíteme ser agradecido por todos tus dones.

¡Que hoy lluevan bendiciones sobre mi familia y mis amistades! Dales esperanza ante cualquier situación que enfrenten. Permíteles reconocer que los dones buenos y perfectos provienen de ti.

Gracias por tus bendiciones inagotables. Tú nos las brindas en momentos inesperados.

En el nombre de Jesús, amén.

CHAPTER 13

Pues tú eres Dios, oh Soberano Se ño r ; tus palabras son verdad, y le has prometido estas cosas buenas a tu siervo.

2 Samuel 7.28 (NTV)


Dios todopoderoso, tú hablas y queda hecho. Tus palabras son verdad. Son poderosas y traen vida.

¿Me concederías un anhelo por tus palabras? A veces siento ansiedad, pero no voy a las Escrituras. Siento miedo, pero me olvido de pedirte protección. Me siento débil, pero me rehúso a pedirte fuerzas. Renueva mi deseo de contar con tu ayuda constante y recuérdame volverme a tu Palabra.

Gracias porque la Biblia es todo lo que requiero. Gracias por dárnosla como regalo y guía. No permitas nunca que dé esto por garantizado.

En tu nombre elevo mi oración, amén.

CHAPTER 14

No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración; pídanle, y denle gracias también. Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender; y esta paz cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús.

Filipenses 4.6-7 (DHH)


Querido Padre, eres el Príncipe de paz y el gran Yo soy. Eres mi ayudador y mi redentor.

Hoy necesito tu ayuda. Me siento débil, frágil y agotado. Dame las fuerzas para simplemente terminar este día y el deseo de trabajar como si estuviera haciéndolo todo para tu gloria.

Ayuda a aquellos que están llevando cargas particularmente difíciles en este momento. Ellos necesitan tu poder y esa paz que va más allá de nuestro entendimiento.

Me siento muy agradecido de poder acercarme a ti y presentarte mis peticiones en cualquier momento. Gracias por darme paz y descanso en los tiempos difíciles.

En el nombre del Príncipe de paz oro, amén.

CHAPTER 15

Por eso, sean humildes y acepten la autoridad de Dios, pues él es poderoso. Cuando llegue el momento oportuno, Dios los tratará como a gente importante. Así que pongan sus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ustedes.

1 Pedro 5.6-7 (TLA)


Querido Dios, eres soberano y tu nombre es digno.

Me acerco humildemente a ti para confesarte que soy un pecador. Lo que he hecho merece justicia, no gracia, pero hoy necesito sentir tu gracia. Necesito tu perdón. ¿Podrías reemplazar la culpa y la vergüenza que siento?

Acércate a mis familiares y amistades que esconden su vergüenza y temen revelarla. Te ruego que permitas que puedan encontrar una persona confiable y fiel, así como un sentido de perdón en sus vidas.

Gracias por llevar sobre ti nuestras preocupaciones y cargas. Gracias por prometernos que siempre cuidarás de nosotros.

En el nombre de Jesús, amén.

CHAPTER 16

Ellos le dijeron: Señor, que sean abiertos nuestros ojos. Entonces Jesús, compadecido, les tocó los ojos, y en seguida recibieron la vista; y le siguieron.

Mateo 20.33-34


Padre, eres el Sanador y el Hacedor de milagros. Puedes devolverle la vista al ciego y la voz al mudo.

¿Podrías sanar mi cuerpo? Me siento adolorido y necesito la sanidad que solo tú puedes dar. Permíteme tener una actitud optimista a pesar de mis debilidades.

Para mi familia, te ruego una sanidad de cuerpo y mente milagrosa. Fortalece su fe y aliéntalos.

Te doy gracias porque siempre escuchas mi clamor por tu ayuda. Elevo esta oración en el nombre del gran Sanador, amén.

CHAPTER 17

Ahora, que el Dios de paz los haga santos en todos los aspectos, y que todo su espíritu, alma y cuerpo se mantenga sin culpa hasta que nuestro Señor Jesucristo vuelva. Dios hará que esto suceda, porque aquél que los llama es fiel.

1 Tesalonicenses 5.23-24 (NTV)


Querido Dios, tu fidelidad es segura y constante. Tu ser es perfecto e íntegro. Cuando me siento incompleto, como si hubiera huecos dentro de mí, intento llenarlos con cosas que no son tuyas. Sin embargo, tú me has llamado a algo mayor. Muéstrame qué es y permíteme encontrar mi realización en ti.

Protege los corazones de mis amistades que han mantenido relaciones destructivas. Ellos se sienten quebrantados y asustados. Sana sus heridas y dales paz.

Te doy gracias por tu fidelidad. Esa es mi roca. Cuando todo parece moverse como la arena, gracias por permanecer firme.

En el nombre de Jesús, amén.

CHAPTER 18

Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

Isaías 53.5


Dios Padre, tú me redimes del pecado. Te has llevado el pecado lejos de mí. Representas el amor perfecto.

Ayúdame en mi búsqueda de valor personal. A veces siento que no merezco amor y necesito tu ayuda para descubrir dónde reside mi verdadero valor.

Sé la fortaleza de mis amigos que todavía no creen que hayas cubierto sus pecados y que siguen llevando ese peso innecesario sobre sus hombros.

¿Cómo puedo agradecerte por tu sacrificio? ¿Cómo puedo expresarte mi gratitud por mi libertad? Mis palabras no parecen suficientes, pero te agradezco por haberme sanado y rescatado.

Es en el nombre de Jesús que oro, amén.

CHAPTER 19

Oye, oh Jehová, y ten misericordia de mí; Jehová, sé tú mi ayudador. Has cambiado mi lamento en baile; desataste mi cilicio, y me ceñiste de alegría.

Salmos 30.10-11


Padre, eres un Dios de reconciliación y redención. Eres capaz de mucho más de lo que jamás podría pedir o imaginar.

¿Serías hoy mi ayudador? Transforma mi pena en alegría. Es muy fácil quedarse en las profundidades de la tristeza y la autocompasión, pero te ruego que me saques de la oscuridad.

Te suplico que protejas a mi familia y reconfortes sus corazones. Muéstrales lo que es la alegría.

Gracias por desear solo lo mejor para nosotros y no dejarnos solos en nuestra miseria.

En el nombre de Cristo, amén.

CHAPTER 20

Oh Dios, ¡escucha mi clamor! ¡Oye mi oración! Desde los extremos de la tierra, clamo a ti por ayuda cuando mi corazón está abrumado. Guíame a la imponente roca de seguridad.

Salmos 61.1-2 (NTV)


Padre que estás en los cielos, eres el Dios del rey David y también mi Dios. Tú reinas por siem-pre y por encima de todo.

Trae paz a mi corazón cuando me siento abrumado. No tengo idea de cómo voy a llevar a cabo todo lo que tengo que hacer. Ilumina mi camino, y muéstrame las actividades y obligaciones a las que puedo decirle que no. Ayúdame a liberarme de las cargas que agobian mi mente y te mantienen arrinconado. Acércate a mí.

Dios, te ruego que escuches el clamor de aquellos que te sirven, pero se sienten abrumados. Muchos de ellos no experimentan tu presencia en sus vidas en este momento. Recuérdales tu fidelidad.

Gracias por tu cercanía y constancia. Gracias por escuchar mis ruegos sin importar dónde me encuentre.


(Continues...)

Excerpted from 40 Oraciones Sencillas Que Traen Paz Y Descanso by Max Lucado, Andrea Lucado. Copyright © 2014 Grupo Nelson. Excerpted by permission of Grupo Nelson.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)