×

Uh-oh, it looks like your Internet Explorer is out of date.

For a better shopping experience, please upgrade now.

52 maneras de tener relaciones sexuales divertidas y fabulosas
     

52 maneras de tener relaciones sexuales divertidas y fabulosas

by Joyce J. Penner (With), Clifford L. Penner
 

See All Formats & Editions

Como matrimonios, todos deseamos pasión en nuestras relaciones, pero con el apremio de la profesión, los niños y los compromisos diarios, ¿quién tiene el tiempo o la energía para alcanzarlo?

Overview

Como matrimonios, todos deseamos pasión en nuestras relaciones, pero con el apremio de la profesión, los niños y los compromisos diarios, ¿quién tiene el tiempo o la energía para alcanzarlo?

Product Details

ISBN-13:
9781602556225
Publisher:
Grupo Nelson
Publication date:
05/31/2011
Pages:
160
Product dimensions:
5.65(w) x 8.59(h) x 0.39(d)

Read an Excerpt

52 MANERAS DE TENER RELACIONES SEXUALES DIVERTIDAS Y FABULOSAS


By CLIFFORD PENNER JOYCE PENNER

Thomas Nelson

Copyright © 2011 Grupo Nelson
All right reserved.

ISBN: 978-1-60255-623-2


Chapter One

Un nuevo comienzo

Es la víspera de año nuevo. Usted se encuentra en una fiesta en casa de su amigo, en otra actividad festiva, en la iglesia o en una pequeña cena. Ya sea esta su celebración preferida o la salida que más espanto le produce, siente una combinación de entusiasmo y expectativa al aproximarse el año nuevo ... como también esa conocida sensación de agotamiento al finalizar las interminables carreras de la temporada festiva. Al mismo tiempo, hay una tendencia a reflexionar acerca de los gozos y las desilusiones del año que pasó.

A medida que recuerda sus experiencias sexuales del año pasado, tal vez experimente sensaciones que van desde profunda satisfacción al aburrimiento, o incluso a una increíble desesperación.

Sea cual fuere su caso, propóngase susurrar al oído de su cónyuge a las 11:30 P.M. que realmente le agradaría que ambos fuesen a casa y le diesen la bienvenida al nuevo año solos los dos.

Si tienen hijos pequeños, haga arreglos previos para que pasen la noche en casa de amigos o parientes. Si sus hijos tienen edad suficiente como para salir solos, pídales que no regresen a casa antes de la 1 A.M., luego cierre las puertas con llave para que no sean interrumpidos por un retorno sorpresivo de algún miembro de la familia.

Haga que su cónyuge estacione el automóvil mientras usted entra y rápidamente coloca una manta junto a la chimenea o en el sitio más cálido de su casa. Encienda el fuego, toque alguna música favorita, y encienda algunas velas. Luego, dependiendo de su situación sexual, invite a su cónyuge a compartir con usted un momento que resulte placentero y sin exigencias para ambos.

Tal vez pueda preparar unas rosetas de maíz, un plato de queso y manzanas, y servir su bebida preferida que puede ser caliente o fría.

Para los recatados: Si ha habido tensión de índole sexual entre los dos, este es el momento indicado para reconocer la parte que le toca de esa dificultad y acordar esmerarse para cambiar ese comportamiento. Por ejemplo: si ha estado enojado por la falta de contacto sexual, cuéntele a su cónyuge su plan de ser menos exigente en lo que a sexo respecta y de proponer expresar mayor afecto y lograr una comunicación más efectiva el uno con el otro. Por otro lado, si ha estado evitando o resistiéndose al contacto sexual, exprese su intención de iniciar en forma regular el tipo de acercamiento físico que no le resulte una violación. Posiblemente ambos quieran esperar hasta la siguiente semana para elaborar los detalles de estos cambios, pero ahora desea dar a conocer a su pareja su deseo de cambiar para que ambos puedan pasar un momento íntimo y cálido en el entorno agradable, sin exigencias que podrían provocar tensión. Una vez que hayan acabado sus bocadillos y un período de conversación romántica, afirmen su amor y pasen un rato dándose abrazos y caricias hasta el punto que sea placentero para ambos. Den la bienvenida al año nuevo con su recién afirmada intimidad.

Para los arriesgados: Si están básicamente satisfechos con su relación sexual, es decir, si no existe tensión entre los dos en lo que respecta al sexo, ¡proceda con mayor vigor! Asegúrese de que la habitación esté bien cálida. Luego de pasar un rato conversando y comiendo unos bocadillos en el agradable ambiente preparado, comiencen a besarse, acariciarse, y a desvestirse mutuamente. Tomen el tiempo necesario para disfrutar plenamente del cuerpo del otro. Que cada uno mantenga anhelante al otro, pero procedan libremente a una plena experiencia sexual para dar la bienvenida al año nuevo.

Chapter Two

Determinaciones de año nuevo

¡Este es el año indicado para encender su vida sexual! La sugerencia de la semana pasada les llevó a través de un tiempo especial juntos. Esta semana es la ocasión apropiada para elaborar planes sobre cómo les gustaría a ambos mejorar su vida sexual. Como se han terminado las fiestas, probablemente ya hayan vuelto a su rutina diaria normal, pero sugerimos que no vuelvan a su rutina sexual "normal".

Planifiquen un tiempo íntimo para conversar de sus determinaciones sexuales para el nuevo año. Aparten unas dos horas. (Si el solo pensar en dos horas dedicadas a hablar los hace salir disparados, reduzcan el tiempo a una hora, a media hora ... o a sólo quince minutos si eso es todo lo que aguantan.) Programen ese tiempo para cuando no vayan a ser interrumpidos y no estén fatigados.

Posiblemente cada uno descubra que ayudará en la planificación prepararse mediante la reflexión sobre los aspectos positivos de su relación sexual y también sobre los aspectos que deberían ser fortalecidos.

En el tiempo que pasen juntos, hablen de lo que sienten con respecto a las diversas dimensiones de su vida sexual y de lo que a cada uno le agradaría, no del cambio que quisieran ver en su cónyuge. En otras palabras, hablen utilizando el "yo" en lugar del "tú".

Juntos, conversen de toda su experiencia sexual. ¿Con qué frecuencia mantienen relaciones sexuales? ¿Están ambos satisfechos con esa frecuencia? De no ser así, ¿qué les gustaría? ¿Cuánta diferencia hay entre lo que cada uno ve como frecuencia ideal deseable? ¿Cuál sería un justo término medio?

¿Y en lo que respecta a iniciación? ¿Qué porcentaje de los momentos que pasan juntos son iniciados por cada uno? ¿Le agradaría que su cónyuge fuese el que tomase la iniciativa con mayor frecuencia? ¿De qué modo comunican su deseo el uno al otro? ¿Cómo podría mejorarse eso?

¿En qué momento del día suelen estar juntos sexualmente? ¿En qué sitio suele suceder la relación sexual? ¿Sienten que están en lugar privado? ¿Qué preparación se efectúa? ¿Preparan sus cuerpos, la habitación, el estado de ánimo? ¿Les gustaría hacerlo? ¿Cuál de los dos tendrá mayor facilidad para recordar o disfrutar de la responsabilidad de la preparación? ¿O preferirían turnarse?

¿En qué forma la relación sexual satisface física y emocionalmente a cada uno? ¿Cómo podría ser incrementada su satisfacción? ¿Cuánto tiempo le dedican a sus experiencias? ¿Qué tal son los besos? ¿Qué grado de excitación experimentan? ¿Con cuánta libertad expresan esa excitación? ¿Sienten que se establece una conexión emocional? ¿Hablan durante el acto sexual? ¿Sería de su agrado más o menos conversación y de qué tipo?

¿Y en lo que respecta al período cuando pasa la pasión? ¿Cómo se sienten después del acto sexual? ¿Cómo podrían ser más afirmativos el uno para con el otro durante este tiempo posterior al acto sexual?

Cuando hayan conversado sobre cada uno de estos temas, juntos anoten sus conclusiones; estas serán sus determinaciones sexuales para el año. Refiéranse a ellas por lo menos una vez al mes.

Chapter Three

Sorpresa de día feriado

Ya que esta semana los niños estarán en casa un día extra por causa del feriado en honor de Martin Luther King, planifiquen un tiempo especial para ellos por la mañana para que tengan una actitud comprensiva hacia los arreglos que hagan de pasar un tiempo en privado más tarde. Si uno de los dos debe trabajar todo el día, el otro puede hacer los arreglos necesarios para "ubicar" a los niños por espacio de unas horas en la casa de la abuela, en un cine, o en la casa de amigos cercanos. Cuando el esposo regrese a casa después de haber llevado a los niños a su actividad vespertina, la esposa lo recibe en la puerta con el abrigo puesto. No es necesario que él se entere inmediatamente que debajo del tapado ¡no lleva nada puesto!

Esposa, hágale saber que irán a un sitio que es muy especial, un lugar del cual él siempre disfruta. Es gratis, no tiene calorías y no causará un impacto negativo en el medio ambiente. Siga adelante con la broma lo más que pueda o mientras le resulte divertida o cómoda.

Cuando haya captado completamente su interés, quítese el abrigo y llévelo a ese sitio. Podría ser la habitación de huéspedes, el desván, el sótano, el piso de la sala, la casa rodante previamente calefaccionada o refrigerada, o el asiento posterior de su automóvil.

Luego inicie el lento proceso de disfrutar de aquello que produzca a ambos el mayor placer.

Esposos creativos pueden planificar sorpresas similares si la esposa es la que debe trabajar todo el día o es quien sirve de chofer a los niños. (Sin embargo, si el esposo la recibe a la entrada vistiendo únicamente un sobretodo, ¡sus piernas descubiertas pueden delatar parte de la sorpresa!)

Chapter Four

Citas sexuales

El primer mes del año nuevo llega a su fin. ¿Qué tal les va con el plan de agregar chispa a su vida sexual? Al aproximarse febrero, muchas buenas intenciones pueden quedar botadas en el camino. Las exigencias de su carrera y vida familiar o el fracaso al intentar convertir su vida sexual en una prioridad fácilmente pueden adueñarse de la situación. Uno de los dos o ambos pueden encontrarse desilusionados porque sigue estando presente la necesidad de una chispa. Por otro lado, es posible que estén actuando con un buen enfoque y gran energía.

Cualquiera sea el estado de sus esfuerzos por prender la chispa de su vida sexual, desearíamos alentarlos a sacar sus calendarios y programar sus citas sexuales para el resto del año.

Probablemente reaccionen diciendo: "¿Sexo programado? ¡Puaj. De ninguna manera!" Nos gustaría animarles a que diesen una oportunidad a las citas sexuales. No es necesario que programen todos sus encuentros sexuales, pero asignen un bloque de tiempo por semana que sea únicamente para estar los dos solos en un lugar apartado. Utilicen ese tiempo para probar la actividad que hemos recomendado para esa semana.

Es posible que decidan turnarse para asumir la responsabilidad de planificar y preparar el tiempo que pasarán juntos. ¡Eso es maravilloso! Quienquiera que sea el instigador designado planifica la ambientación. Cada uno debe prepararse, tanto mental como físicamente. Hablen con anticipación de sus expectativas, de modo que entren a la experiencia con sentimientos similares en ese sentido. Planifiquen formas de liberarse de cualquier exigencia que pueda sentir cualquiera de los dos en los ratos que compartan. Ustedes se conocen. Piensen cuáles exigencias son las que tienen mayor probabilidad de salir a la superficie. Luego dedíquense con diligencia a impedir que las mismas nublen esos momentos especiales.

Recuerden sus años de noviazgo. Sea cual fuere el grado de expresión de afecto que haya tenido el uno para con el otro, la intimidad física evolucionó del hecho de haber programado pasar tiempo juntos alejados de los demás compromisos de sus vidas. Estaban allí con el único fin de estar juntos. Eso puede haber incluido tiempo de conversación, de realizar juntos alguna actividad, o simplemente besarse, abrazarse y acariciarse. Resulta tan fácil olvidar el buen resultado que producía eso y pensar que, en el matrimonio, la intimidad física se dará de manera automática. Bueno, tal vez se dé y tal vez no. Para la mayoría de nosotros, la calidad de nuestra relación física se incrementa grandemente cuando ocurre por designio.

Habiendo dicho esto, les recordamos que mantengan sus planes flexibles. Es importante que sus citas programadas no se vuelvan expectativas rígidas. Dediquen a estos tiempos la misma consideración que darían a otros momentos deleitables en sus vidas. ¿Cómo programan almuerzos con amigos o fiestas del deporte u otras actividades deportivas o una salida al cine o una cena con otra pareja amiga? En ocasiones estos contactos se dan espontáneamente, pero la mayoría de las veces se establece una fecha y un horario específicos. ¿Y qué hacen cuando surge algún conflicto? Se pesa la facilidad de volver a programar comparando la importancia de ambos eventos y se trata de lograr la situación más adecuada.

El mismo equilibrio de flexibilidad y compromiso puede caracterizar los tiempos que planifican pasar juntos sexualmente. Sus citas sexuales deben ocupar una alta prioridad sin conformar una expectativa rígida.

¡Hagan el intento! ¡Les gustará! Los encuentros sexuales programados pueden ser el secreto que encienda su relación sexual.

Chapter Five

Tarzán y Juana

¿Son sus genitales "fáciles de usar"? ¿Alguna vez les ha asignado un nombre? ¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de sus genitales? ¿Cuál fue la primera vez que notó que había una diferencia entre usted y el sexo opuesto? ¿Sintió curiosidad por esa diferencia? ¿De qué manera demostró esa curiosidad? ¿Cómo reaccionaron sus padres y otros adultos ante su curiosidad? En su hogar, ¿cuáles nombres se usaban para los genitales? ¿De qué modo se refería su familia a la orina y a la defecación? ¿Cómo describiría ahora sus genitales? ¿Qué significado han tenido en su matrimonio?

Individualmente, dediquen un tiempo a escribir sus respuestas a estas preguntas. Luego hablen el uno al otro de sus respuestas.

El descubrimiento de los genitales se inicia en la primera infancia. Es natural que los niños se los toquen así como meten sus dedos en cada orificio del cuerpo. Cuando tocan sus genitales, descubren una sensación placentera. Si ese descubrimiento genital fue permitido en su caso y aceptado como una secuencia natural de desarrollo, el tocar sus genitales será asociado con sensaciones positivas y placenteras. Si su mano fue quitada y le fue propinado un golpe, considerará que sus genitales son intocables, tal vez incluso una parte de su cuerpo que deba ser temida. De manera semejante, si sus genitales eran nombrados con orgullo, los habrá declarado obra creativa de Dios. Si no fue así, es posible que los vea no sólo como intocables, sino también como innombrables. Si fue al matrimonio con una sensación de disgusto o de fealdad en relación con sus genitales, quizás sea eso lo que se le comunicó mientras crecía.

En una amorosa relación matrimonial, una asociación negativa en relación con los genitales puede ser convertida en una asociación positiva. Eso puede comenzar con el encuentro sexual de esta semana. La tontería de dar nombre a sus genitales y también a los de su cónyuge puede producir un profundo efecto en lo que respecta a su aceptación de sus genitales y su habilidad de compartirlos abierta y libremente.

Esta semana, luego de leer juntos sus respuestas a las preguntas, empiecen a pensar nombres para sus genitales y los del otro. Diviértanse explorando diversas posibilidades. Busquen siempre nombres que tengan una connotación positiva. Por ejemplo, una pareja nombró a los de ella Toyota y a los de él Pontiac por asociación con los comerciales televisivos del momento de esos autos. (El de Toyota era: "¡Oh, qué sensación!", y el de Pontiac: "¡Nosotros creamos emoción!") Tarzán y Juana son otros nombres que han escogido algunas parejas.

Cuando hayan encontrado nombres que ambos disfruten, pueden empezar a hablarle a los genitales de uno y de otro llamándolos por su nombre. "¿Cómo está Juana hoy? Tarzán la ha estado extrañando". Esta apertura hacia los genitales de uno y de otro puede aportar sanidad y alegría a la expresión sexual del uno para con el otro.

Chapter Six

Mensajes de amor

Al aproximarse el Día de los Enamorados, prepárese enviando a su cónyuge una seguidilla de mensajes de amor cada vez más explícitos. Dígale lo que desea hacer para él o ella o lo que le agradaría que él o ella le hiciera a usted. Por ejemplo, hágale saber a ella que está dispuesto a ser su esclavo de amor para servirle de cualquier forma que le aporte gozo. Hágale saber a él que puede estar a la expectativa de realizar pronto su actividad favorita, pero no explique con claridad. ¡Que siga adivinando! Por ahora ya saben lo que agrada a sus cónyuges, de modo que si les resulta divertido, hagan bromas con el asunto mientras se aproxima el día.

(Continues...)



Excerpted from 52 MANERAS DE TENER RELACIONES SEXUALES DIVERTIDAS Y FABULOSAS by CLIFFORD PENNER JOYCE PENNER Copyright © 2011 by Grupo Nelson. Excerpted by permission of Thomas Nelson. All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Meet the Author

El Dr.
Clifford y Joyce Penner
son autores, educadores y terapeutas sexuales reconocidos a nivel internacional. Clifford L. Penner es psicólogo clínico,
graduado en Teología y Psicología, y Joyce J. Penner es enfermera certificada,
con una Maestría en Enfermería de la UCLA. Juntos, trabajan como terapeutas sexuales. Son autores de The Gift of Sex, Getting Your Sex Life Off to a Great Start y Restoring the Pleasure.

El Dr.
Clifford y Joyce Penner
son autores, educadores y terapeutas sexuales reconocidos a nivel internacional. Clifford L. Penner es psicólogo clínico,
graduado en Teología y Psicología, y Joyce J. Penner es enfermera certificada,
con una Maestría en Enfermería de la UCLA. Juntos, trabajan como terapeutas sexuales. Son autores de The Gift of Sex, Getting Your Sex Life Off to a Great Start y Restoring the Pleasure.

Customer Reviews

Average Review:

Post to your social network

     

Most Helpful Customer Reviews

See all customer reviews