A Empezar de Nuevo: 23 Mujeres Hablan de Sus Historias, Palabras de Aliento, Recetas y Lecciones al Vivir Solteras Otra Vez

Overview

You're suddenly single again. What do you do now? Where do you turn? Starting From Scratch: When You're Single Again serves up poignant stories from twenty-three widowed or divorced women who survived a horrific deathblow to their dreams for a happy, secure future. Somehow, with white-knuckle faith, each one found enough strength in themselves and in their God to move forward. Let each woman's story and the guiding principles she offers be an encouragement to you, and as a bonus, let the taste and aroma of her ...
See more details below
Available through our Marketplace sellers.
Other sellers (Paperback)
  • All (2) from $9.97   
  • New (1) from $0.00   
  • Used (1) from $0.00   
Close
Sort by
Page 1 of 1
Showing All
Note: Marketplace items are not eligible for any BN.com coupons and promotions
Not Currently Available
$10.99
Seller since 2009

Feedback rating:

(17)

Condition:

New — never opened or used in original packaging.

Like New — packaging may have been opened. A "Like New" item is suitable to give as a gift.

Very Good — may have minor signs of wear on packaging but item works perfectly and has no damage.

Good — item is in good condition but packaging may have signs of shelf wear/aging or torn packaging. All specific defects should be noted in the Comments section associated with each item.

Acceptable — item is in working order but may show signs of wear such as scratches or torn packaging. All specific defects should be noted in the Comments section associated with each item.

Used — An item that has been opened and may show signs of wear. All specific defects should be noted in the Comments section associated with each item.

Refurbished — A used item that has been renewed or updated and verified to be in proper working condition. Not necessarily completed by the original manufacturer.

New
0829751483

Ships from: Hilliard, OH

Usually ships in 1-2 business days

  • Canadian
  • International
  • Standard, 48 States
  • Standard (AK, HI)
  • Express, 48 States
  • Express (AK, HI)
Page 1 of 1
Showing All
Close
Sort by
Sending request ...

Overview

You're suddenly single again. What do you do now? Where do you turn? Starting From Scratch: When You're Single Again serves up poignant stories from twenty-three widowed or divorced women who survived a horrific deathblow to their dreams for a happy, secure future. Somehow, with white-knuckle faith, each one found enough strength in themselves and in their God to move forward. Let each woman's story and the guiding principles she offers be an encouragement to you, and as a bonus, let the taste and aroma of her favorite recipe comfort and nourish your soul.
Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9780829751482
  • Publisher: Vida
  • Publication date: 10/5/2010
  • Language: Spanish
  • Pages: 224
  • Product dimensions: 5.30 (w) x 8.40 (h) x 0.70 (d)

Meet the Author

Sharon Knudson is a graduate of Christian Leaders and Speakers Services (CLASS) and a popular speaker at Christian events and retreats. She has collaborated on five books, published hundreds of articles, and teaches courses on the craft of writing and getting published. She served for four years as president of the Minnesota Christian Writers Guild and holds BME and MM degrees from Michigan State University. She lives with her husband in St. Paul, Minnesota. SPANISH BIO: Sharon Knudson se graduo de CLASS, compania de capacitacion para lideres cristianos en el area de la comunicacion. Frecuentemente, la invitan a hablar en eventos cristianos y retiros. Sharon colaboro en cinco libros, publico cientos de articulos y dicta cursos acerca de la publicacion y el arte del escribir. Sirvio como presidente del Gremio de Escritores Cristianos de Minnesota y tiene una licenciatura en educacion musical y una maestria en musica de la Universidad Estatal de Michigan. Sharon y su esposo residen en St. Paul, Minnesota.

Mary Fran Heitzman is a certified member of Toastmasters International and co-facilitates at Faith Interaction groups at her church. In addition to coauthoring Starting from Scratch When You're Single Again, Mary Fran writes essays, poetry, and magazine articles. She is currently president of the 130-member Minnesota Christian Writers Guild. When she isn't writing, she works with her husband at Heitzman Financial Group in Bloomington, Minnesota. SPANISH BIO: Mary Fran Heitzman es miembro certificado de Toastmasters International, organizacion para capacitacion de comunicadores. Ademas de ser coautora del libro A empezar de nuevo, Mary escribe poesia, articulos para revistas y manuscritos. En este momento, ella es presidente del Gremio de Escritores Cristianos de Minnesota, el cual cuenta con 130 miembros. Cuando no esta escribiendo, Mary trabaja en la empresa de finanzas de su esposo, El Grupo Financiero Heitzman en Bloomington, Minnesota.

Read More Show Less

Table of Contents

Contents

Prólogo del Dr. Jim Burns |....................13
Introducción |....................15
UNO: REVOLVER CON FE....................17
Contarlo....................18
Una conversación con Sharon Sopa de verduras sabrosa |....................23
¿Quién necesita a Dios?....................25
Una conversación con Kendra Jockety Las galletas de dátiles de mamá |....................32
Vive el presente....................33
Una conversación con Jennifer Silvera Pastel de pollo |....................40
DOS: REUNIR LOS INGREDIENTES....................43
Simplificar! Simplificar! Simplificar!....................44
Una conversación con Janet Leck Albóndiga de carne |....................50
Me niego a perder....................51
Una conversación con Elizabeth Turner Budín de arroz sueco |....................57
Gracia suficiente....................59
Una conversación con Shary VanDemark Pollo y panecillos |....................64
TRES: GLASEAR CON ESPERANZA....................67
Hitos para una madre sola....................68
Una conversación con Sandra Picklesimer Aldrich Deliciosas panetelitas de chocolate con menta |....................72
Los planes que tengo para ti....................74
Una conversación con Judy Sieps Pastel de bananas con crema |....................81
Jesús es mi novio....................83
Una conversación con Joanna Price Burritos bravucones |....................89
CUATRO: MARINAR CON MISERICORDIA....................91
Libera al prisionero....................92
Una conversación con Elisabeth Haus Ensalada de gelatina de lima |....................98
Forjemos nuestro camino....................99
Una conversación con Hope Rutledge Pan navideño fácil de hacer (Yulekage) |....................106
Dios, necesito ayuda!....................107
Una conversación con Linda Joyce Heaner Atún, macarrones y uvas |....................113
CINCO: TRITURAR HASTA QUE HAYA PAZ....................115
El arte de llorar bien....................116
Una conversación con Nancy Brown Pannekoeken (panqueques holandeses) para dos |....................124
Dios es bueno todo el tiempo....................126
Una conversación con Esther Grafs Chow Mein africano |....................132
Él da y quita....................133
Una conversación con Janis Hackman Barra de cereal saludable |....................141
SEIS: CONDIMENTAR CON AMOR....................143
Quédate quieta....................144
Una conversación con Amy Bishop Torta loca de chocolate |....................151
Esas galletas con coco y cerezas....................153
Una conversación con Sharon Cocadas de cerezas |....................159
El Dios de las segundas oportunidades....................161
Una conversación con Aubrey Claxton Chocolate caliente casero |....................166
SIETE: ESPOLVOREAR CON EL ESPÍRITU....................169
Un centavo proveniente del cielo....................170
Una conversación con Susan Hillstrom Delicias del caballero |....................177
Sentirse abatida, encontrar a Dios....................178
Una conversación con Ann Smith Postre de banana siempre elegante |....................184
Busca una relación....................186
Una conversación con Jeanine Jordan Ensalada Waldorf baja en calorías |....................191
OCHO: ADORNAR CON GRACIA....................193
Métete en el barril, cariño....................194
Una conversación con Maggie Miller Pastel almibarado |....................200
Está bien, Señor, lo entendí....................201
Una conversación con Marie Zender Filete de salmón aderezado |....................208
¿Yo? ¿Una mujer golpeada?....................209
Una conversación con Christine Hagion Rzepka Pan de la libertad |....................218
Epílogo....................221
Notas....................223
Read More Show Less

First Chapter

A EMPEZAR DE NUEVO


By SHARON M. KNUDSON MARY FRAN HEITZMAN

ZONDERVAN

Copyright © 2010 Editorial Vida
All right reserved.

ISBN: 978-0-8297-5148-2


Chapter One

REVOLVER CON FE

Vivir la vida es muy parecido a revolver algo. Cuando una mezcla de ingredientes se deposita en un recipiente, revolvemos en círculos amplios, mirando cómo se unen y forman una masa. Cuando el calor aumenta en nuestras vidas, debemos «revolver constantemente» para que nada se queme en el fondo o se desborde y lo estropee todo. Fe es una palabra de acción también. Cuando miramos y oramos, llevándole con diligencia cada problema y triunfo a Dios, él es fiel para ayudarnos.

La siguiente historia, titulada «Contarlo», proviene de una experiencia que Sharon Knudson registró en su diario. Se refiere a la culpa y la vergüenza que sintió luego de pelear duro para salvar su matrimonio y fracasar en el intento. En una ocasión, cuando se encontró con una amiga de la iglesia en la librería cristiana, quedó tan perturbada por la conversación que no pudo dormir.

En «¿Quién necesita a Dios?», la madre de Kendra Jockety es obligada a absorber una doble pérdida cuando tanto su esposo como un hijo de veintiún años fallecieron con tan solo unas semanas de diferencia. Ella era una granjera en ese tiempo y tuvo que tomar decisiones difíciles que afectaron a su familia y su rancho.

Jennifer Silvera enfrentó el desastre cuando su esposo policía fue asesinado cumpliendo el deber. Con solo treinta y dos años de edad y dos hijos pequeños, ella se vio forzada a seguir adelante en la vida sin él. «Vive el presente» era su lema, el cual se convirtió en el motor impulsor de Jennifer para sortear su futuro como madre soltera.

¿Nos aferraremos al Señor cuando la crisis golpee o dejaremos que esas pruebas feroces destruyan nuestra fe? El valor es un requisito indispensable, y la intrepidez se precisa en todo tiempo. No obstante, si revolvemos y seguimos revolviendo, si creeremos que a pesar de todo Dios está allí, él verá nuestra aflicción y actuará a nuestro favor. Entonces, a medida que nos gozamos en nuestra propia transformación, nuestro guisado sustancial alimentará a otros, y Dios será glorificado sin medida.

Contarlo ...

Una conversación con Sharon

Tenme compasión, Señor, que estoy angustiado; el dolor está acabando con mis ojos, con mi alma, con mi cuerpo!

-Salmo 31:9

Hora de ir a la cama ... cómo le temo! Me recuerda que estoy completamente sola.

Apilo varios libros y mi Biblia en su lado de la cama, esperando que de algún modo eso disminuya el sentimiento de vacío que hay allí. Ayuda un poquito. Levantando las frazadas, trepo entre las sábanas azules y acomodo tres grandes almohadas detrás de mí. «Haces un nido entre las frazadas, como un gato», solía decirme mi esposo. Es por la noche cuando lo extraño más, cuando los pensamientos que he mantenido a raya durante el día comiencen a vociferar y se vuelvan imposibles de controlar.

Leer la Biblia ayuda, así que abro los Salmos y rumio algunos de ellos. Subrayo y resalto varios. Dibujo estrellas y lágrimas en los márgenes.

Escribiré mi diario esta noche, decido. Esto me ayuda a poner las cosas en perspectiva. En realidad, escribiré sobre el encuentro con Lisa Hayes en la librería cristiana hoy. Fue extremadamente raro y no puedo apartarlo de mi mente.

Y así comienzo.

Ah, no! Me ves y avanzas en mi dirección, sonriendo. No nos hemos visto por un largo tiempo, y no tienes idea de la tragedia que ha ocurrido en mi vida. Podrías preguntarme cómo está mi esposo. ¿Qué diré? ¿Cómo empezaré?

«¿No te enteraste?» o tal vez simplemente: «Ya no estamos juntos». ¿Qué tal esto: «Nuestro matrimonio de treinta años acaba de terminar. Es algo terrible»? Preferiría guardar el secreto, sin dar explicaciones, sin relatar la historia de los sucesos, sin palabras audibles ni indicios de cómo mi devastación se entremezcla con mi vergüenza. Sin embargo, eso no sería justo para ti, ¿no es cierto? Nos conociste siendo una pareja estable y eterna. Sonreíamos en público, asistíamos a la iglesia, conducíamos estudios bíblicos y mostrábamos la dosis justa de relación. Nadie hubiera dicho que existía una crisis en nuestro hogar. Así que ahora tengo que ver tu rostro cambiar de un amigable: «Hola, qué bueno verte» a un asombro y una incredulidad palpables. No sabrás qué preguntar, y yo no sabré qué contarte. «Di lo menos posible», pienso para mis adentros. Sé que lo admiras, tal vez más de lo que me admiras a mí. Sí, tu mundo será sacudido por este estallido de verdad y tal vez llegues a pensar: «Si esto les sucedió a ellos, podría ocurrirme a mí también». Y allí, a pesar de todo lo que he sufrido, querrás que te consuele.

«La tristeza es devastadora», me digo a mí misma mientras cambio de posición en la cama. Pongo a un lado mi diario y mi lapicero para poder meterme debajo del cubrecama. He descubierto que una persona necesita varias frazadas cuando duerme sola.

Se está haciendo tarde. He estado escribiendo por un largo rato. Mi cuello traquea al volverme a mirar al reloj, y los números rojos de neón me dicen que es más de la medianoche. Desearía poder dormir, pero no tiene caso intentarlo todavía; no con mi mente aún obsesionada por el día de hoy.

Lisa y yo una vez fuimos a la misma iglesia, pero ella se mudó. Unos años más tarde yo también dejé de asistir a esa iglesia ... era demasiado vergonzoso enfrentar a las otras personas después del divorcio. Mi esposo y yo habíamos sido miembros durante más de diez años. Al estar establecidos como líderes, teníamos multitudes de amigos. Él enseñaba en las clases de adultos y nuestros hijos asistían a la escuela dominical y el grupo de jóvenes. Yo era directora de música, entre otras cosas, y con el correr de los años el coro creció de trece personas a treinta y ocho.

No obstante, todo cambió cuando se corrió la noticia de que nos estábamos divorciando. Si una bomba hubiera explotado en el centro del santuario, no hubiera sido tan escandaloso. La gente no lo creía, y con justa razón. Nunca dejamos ver que existía algún problema. No nos habíamos animado; después de todo, no era algo aceptable.

Desde entonces he tomado un trabajo como organista en otra iglesia porque necesito con desesperación el dinero. Eso significa que estoy comprometida los domingos. No se trata de que alguien hubiera murmurado o pensado mal de nosotros. Su preocupación era genuina, pero ellos no tenía manera de saber lo que es cierto y lo que no.

Y tal vez yo estoy un poquito paranoica también. Pienso en el salmo que dice: «Si un enemigo me insultara, yo lo podría soportar; si un adversario me humillara, de él me podría yo esconder. Pero lo has hecho tú, un hombre como yo, mi compañero, mi mejor amigo, a quien me unía una bella amistad, con quien convivía en la casa de Dios» (Salmo 55:12-14).

Contarlo es tal vez la parte más difícil para una persona que está atravesando un divorcio. Sin dudas es difícil para el que enviuda también. Una cosa es lidiar con el trauma, pero tener que informarles a tus amigos le agrega un nivel completamente diferente de dolor insoportable. Alguien podría escribir un libro acerca de lo que la gente experimenta cuando de repente se encuentra sola.

Miro el reloj otra vez. Son la una de la madrugada y el sueño aún me esquiva. ¿Perdí una hora entera mirando al espacio? Es evidente que sí.

Cierro mi Biblia y con una caricia amorosa la abrazo a mi pecho. He experimentado un dolor físico en mi interior por meses, y sostener mi gastada Biblia cerca del pecho me hace sentir como si disfrutara de un masaje al corazón; como si las palabras que hay dentro fueran tibias, vivas y medicinales. «No es un cliché», me digo. «La Palabra de Dios realmente suaviza mi alma cansada.» Decido dormir con mi Biblia esta noche otra vez.

Sin embargo, todavía estoy medio despierta. Tal vez me atraparía el sueño si escribiera un poco más. De modo que recojo mi diario y agarro mi lapicero de entre los pliegues de las gruesas cobijas azules. Muy bien, ¿por dónde andaba? Ah, sí ... Lisa.

«Eres una amiga muy querida», le digo a Lisa, «pero no le he contado a muchos. Por favor, no te ofendas porque no te llamé». Ella todavía no queda convencida y me obliga a darle una explicación. Mientras hablo, me pregunto cuánto de lo que diga será demasiado. ¿Sueno un poco amargada ... enojada ... resentida? ¿Parezco irracional o equivocada ... loca, fuera de mis casillas? ¿Mi relato es creíble o no? Mientras más digo, peor suena. ¿Qué tan poco puedo decir y todavía aprobar tu examen? Luego de un rato dejo de hablar y miro mis pies. Me observas largo y tendido, con mirada dura, como si estuvieras adivinando muchas cosas. Decido que debo apresurarme a una conclusión. Necesito acabar con esta cantinela. Recordar me ha hecho sentir fatal: me duele el estómago, mi boca está seca, mis rodillas temblequean y podría decir que la sangre se ha evaporado de mi rostro. Me llevará varias horas sentirme bien otra vez. A los tumbos termino la conversación y espero haber dicho lo suficiente. Me pregunto si he mostrado la cantidad correcta de pesar. ¿Me atrevo a dejarte ver que estoy comenzando a sanar? Probablemente no. Nos decimos adiós y mientras te marchas soy consciente de que he estropeado tu semblante alegre. Caminas hacia la puerta. Al irte me pregunto qué juicios emitirás ... a quién le contarás ... qué dirás.

Ahí está! Lo saqué de mi sistema y lo plasmé en la página. Se siente bien así. Le echo un vistazo al reloj y veo que son las dos y media. Por eso estoy cansada! Me recuesto, apago la luz y me acurruco entre las frazadas.

«Gracias por acompañarme durante el día, Señor», susurro una y otra vez. Oro para dormir.

Principios rectores

Una pizca de sal

* Lee las Escrituras, lee las Escrituras, lee las Escrituras. Aférrate a la verdad de Dios y deléitate en su amor consolador. «Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana» (Mateo 11:28-30).

* Escribe un diario, escribe un diario, escribe un diario. Es muy terapéutico sacar tus sentimientos y pensamientos de tu cabeza y ponerlos por escrito en una página. «Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes» (1 Pedro 5:7).

* Sé cuidadosa en cuanto a quién le cuentas tu situación. Trata de no dejarte arrastrar por tus emociones y decir cosas que deberían mantenerse en privado. * Pídele a Dios que te perdone por las cosas en las que has fallado en tu matrimonio. Nadie es perfecto, aunque queramos hacerles creer a nuestros amigos que lo somos. A su vez, guarda la reputación de tu antiguo marido y sé cuidadosa con lo que dices de él. Debemos perdonar a los demás de la misma manera en que hemos sido perdonados. «Porque si perdonan a otros sus ofensas, también los perdonará a ustedes su Padre celestial. Pero si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco su Padre les perdonará a ustedes las suyas» (Mateo 6:14-15).

* Si eres amiga de alguien que está angustiado, sé cuidadosa de no hurgar en busca de detalles. En cambio, ofrécele comprensión y un amor incondicional. En caso de divorcio, no juzgues quién tiene la razón y quién está equivocado. (La vida por lo general no es tan simple, y eso solo lleva a chismes). Brinda tus condolencias y una ayuda específica si es requerida de alguna manera. Y recuerda orar por tus amigos que sufren. Ellos lo necesitan!

Recetas caseras con el corazón

Una de las recetas preferidas de Sharon

Un tazón caliente de sopa es la solución perfecta si no tienes mucho apetito. Durante los meses en que estaba de duelo comía sopa con frecuencia. Es sencilla de preparar, razonable en costos y nutritiva. Esta receta es rápida porque no tienes que cortar las verduras, y como queda una gran olla, puedes congelar una parte para otro momento.

Sopa de verduras sabrosa

1 cucharada sopera de aceite de oliva 1 cucharada sopera de ajo picado 1 kilo de carne para guisar (o «falda») 2 litros aproximadamente de jugo cien por ciento vegetal V8 (bajo en sodio) 1 paquete de verduras congeladas (450 gramos). Pueden ser zanahorias, arvejas y verduras mixtas. 2 latas (450 gramos) de papas cortadas en cubos escurridas (o pela y corta en cubos 3 o 4 papas medianas) 1 sobre de sopa deshidratada de carne/cebolla 1 cucharada sopera de perejil deshidratado 1/4 de cucharadita de ají molido (opcional)

Pimienta negra a gusto

Calienta el aceite de oliva y el ajo en una olla con capacidad para seis litros. Corta la carne para guisar (o falda) en cubos de dos centímetros y agrégalas a la cacerola. Saltea hasta que la carne esté dorada. Agrega los ingredientes restantes a la mezcla de carne. Lleva a punto de ebullición. Tapa y deja hervir por 3 o 4 horas, revolviendo de vez en cuando. Sírvela caliente con cubos de pan tostado. Congela porciones en pequeños recipientes para un uso posterior.

Qué sucede hoy

La cereza del postre

Mientras escribía su diario, Sharon descubrió que le gustaba escribir. Se unió a un grupo de escritores y comenzó a publicar artículos en boletines y revistas cristianas. A pesar de su creencia anterior de que el estigma del divorcio arruinaría cualquier plan futuro de servir a Dios, en la actualidad tiene un ministerio de predicación y sus escritos brindan ayuda y aliento a muchas personas. Sharon es muy activa en su iglesia en los ministerios de liberación y consejería de matrimonios, siendo la última presidenta de laAsociación de Escritores Cristianos de Minnesota. Vista su página web en www.sharonknudson.com

Sharon tiene dos hijas ya mayores, tres nietos y un yerno maravilloso. Su historia llamada «Esas galletas con cerezas» (véase capítulo 6) habla sobre la manera inesperada en que Dios la bendijo con un marido. Ahora Dios está usando sus días de «contarlo» para ayudar y fortalecer a otros.

(Continues...)



Excerpted from A EMPEZAR DE NUEVO by SHARON M. KNUDSON MARY FRAN HEITZMAN Copyright © 2010 by Editorial Vida. Excerpted by permission.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)