Aleph (en español) [NOOK Book]

Overview

Transforma tu vida. Reescribe tu destino.
 
En su novela más personal hasta la fecha, Paulo Coelho regresa con una extraordinaria historia de autodescubrimiento. Al igual que el personaje principal de su gran novela El Alquimista, en Aleph Paulo se enfrenta a una grave crisis de fe. En busca de renovación y crecimiento espiritual, decide comenzar de nuevo: viajar, experimentar y volver a conectarse con el...

See more details below
Aleph (en español)

Available on NOOK devices and apps  
  • NOOK Devices
  • NOOK HD/HD+ Tablet
  • NOOK
  • NOOK Color
  • NOOK Tablet
  • Tablet/Phone
  • NOOK for Windows 8 Tablet
  • NOOK for iOS
  • NOOK for Android
  • NOOK Kids for iPad
  • PC/Mac
  • NOOK for Windows 8
  • NOOK for PC
  • NOOK for Mac
  • NOOK Study
  • NOOK for Web

Want a NOOK? Explore Now

NOOK Book (eBook)
$5.99
BN.com price

Overview

Transforma tu vida. Reescribe tu destino.
 
En su novela más personal hasta la fecha, Paulo Coelho regresa con una extraordinaria historia de autodescubrimiento. Al igual que el personaje principal de su gran novela El Alquimista, en Aleph Paulo se enfrenta a una grave crisis de fe. En busca de renovación y crecimiento espiritual, decide comenzar de nuevo: viajar, experimentar y volver a conectarse con el mundo y las personas.
Empezando en África, y recorriendo Europa y Asia en el tren Transiberiano, Paulo inicia un viaje para revitalizar su energía y su pasión. Aún así, nunca espera conocer a Hilal, una joven violinista a la que amó 500 años antes —y la mujer a la que traicionó en un acto de cobardía tan grande que todavía le impide encontrar la verdadera felicidad en esta vida. El encuentro dará inicio a un viaje místico a través del espacio y del tiempo, del pasado y del presente, en busca del amor, el perdón y el coraje necesario para superar los inevitables desafíos de la vida. Apasionante e inspiradora, Aleph nos invita a considerar el significado de nuestras vidas: ¿Estamos donde queremos estar, haciendo lo que queremos hacer?

Algunos libros se leen. Aleph se vive.

Read More Show Less

Editorial Reviews

From Barnes & Noble

In his novel of spiritual self-discovery, Paulo Coelho returns readers that original moment of illumination after a dark night of the soul. His journey, both literal and figurative, will return him again to an encounter that shaped him centuries before he was born. A moving fiction about mystical spiritual realities; now in a Spanish-language paperback and NOOK Book. (P.S. Paulo Coelho, who writes in Portuguese, is one of the most popular translated authors of all time, having sold more than 100 million copies in other language editions.)

Read More Show Less

Product Details

  • BN ID: 2940000227350
  • Publisher: Sant Jordi Asociados
  • Publication date: 5/8/2012
  • Language: Spanish
  • Sold by: Sant Jordi Asociados Agencia
  • Format: eBook
  • Sales rank: 96,870
  • File size: 983 KB

Meet the Author

Paulo Coelho
Paulo Coelho es autor de numerosos bestsellers internacionales que incluyen El Alquimista, El Peregrino y Las Valkirias. De sus obras se han vendido en todo el mundo más de 130 millones de ejemplares en 170 países y se han traducido a 72 lenguas. Ha recibido destacados premios y menciones internacionales. Es miembro de la Academia Brasileña de Letras y en 2007 fue nombrado Mensajero de la Paz de las Naciones Unidas. Vive en Río de Janeiro, Brasil.
 
http://paulocoelhoblog.com/

Biography

His books have been translated into 56 languages, topped bestseller lists throughout the world, and scored him such celebrity fans as Julia Roberts, Bill Clinton, and Madonna; yet for Brazilian publishing phenom Paulo Colho, the road to success has been strewn with a number of obstacles, many of them rooted in his troubled past.

As a youth, Coelho was expected to follow in the footsteps of his father, a professional engineer. When he rebelled, expressing his intentions to become a writer, his parents had him committed to a psychiatric hospital where he was subjected to electro-shock therapy. He left home to join the 1970s countercultural revolution, experimenting with drugs, dabbling in black magic, and getting involved in Brazil's bohemian art and music scene. He teamed with rock musician Raul Seixas for an extremely successful songwriting partnership that changed the face of Brazilian pop -- and put a lot of money in Coelho's pockets. He also joined an anti-capitalist organization called the Alternative Society which attracted the attention of Brazil's military dictatorship. Marked down as a subversive, he was imprisoned and tortured.

Amazingly, Coelho survived these horrific experiences. He left the hippie lifestyle behind, went to work in the record industry, and began to write, but without much success. Then, in the mid-1980s, during a trip to Europe, he met a man, an unnamed mentor he refers to only as "J," who inducted him into Regnum Agnus Mundi, a secret society that blends Catholicism with a sort of New Age mysticism. At J's urging, Coelho journeyed across el Camino de Santiago, the legendary Spanish road traversed by pilgrims since the Middle Ages. He chronicled this life-changing, 500-mile journey -- the culmination of decades of soul-searching -- in The Pilgrimage, published in 1987.

The following year, Coelho wrote The Alchemist, the inspirational fable for which he is best known. The first edition sold so poorly the publisher decided not to reprint it. Undaunted, Coelho moved to a larger publishing house that seemed more interested in his work. When his third novel (1990's Brida) proved successful, the resulting media buzz carried The Alchemist all the way to the top of the charts. Released in the U.S. by HarperCollins in 1993, The Alchemist became a word-of-mouth sensation, turning Coelho into a cult hero.

Since then, he has gone on to create his own distinct literary brand -- an amalgam of allegory and self-help filled with spiritual themes and symbols. In his novels, memoirs, and aphoristic nonfiction, he returns time and again to the concepts of quest and transformation and has often said that writing has helped connect him to his soul. While his books have not always been reviewed favorably and have often become the subject of strong cultural and philosophical debate, there is no doubt that this self-described "pilgrim writer" has struck a chord in readers everywhere. In the 2009 edition of the Guiness Book of World Records, Coelho was named the most translated living author -- with William Shakespeare the most translated of all time!

Good To Know

Few writers are able to accomplish what Coelho can in just two to four weeks -- which is how long it takes for him to write an entire novel.

Before become a bestselling novelist, Coelho was a writer of a different sort. He co-wrote more than 60 songs with Brazilian musician Raul Seixas.

Coelho is the founder of the Paulo Coelho Institute, a non-profit organization funded by his royalties that raises money for underprivileged children and the elderly in his homeland of Brazil.

In our interview with Coelho, he shared some fascinating facts about himself:

"I have been practicing archery for a long time; a bow and arrow helps me to unwind."

"In writing, I apply my feminine side and respect the mystery involved in creation."

"I love almost everything about my work, except conferences. I am too shy in front of an audience. But I love signings and having eye contact with a reader who already knows my soul."

Read More Show Less
    1. Hometown:
      Rio de Janeiro, Brazil
    1. Date of Birth:
      August 24, 1947
    2. Place of Birth:
      Rio de Janeiro, Brazil
    1. Education:
      Left law school in second year
    2. Website:

Read an Excerpt

Rey de mi reino

¡No!  ¿Otra vez un ritual? ¿Invocar de nuevo a las fuerzas invisibles para que se manifiesten en el mundo visible? ¿Qué tiene eso que ver con el mundo en que vivimos ahora? Los jóvenes salen de la universidad y no consiguen empleo. Los viejos llegan a la jubilación sin tener dinero para nada. Los adultos no tienen tiempo de soñar, pasan de las ocho de las mañana a las cinco de la tarde luchando para sostener a la familia, pagar el colegio de los hijos, enfrentando aquello que todos conocemos con el nombre resumido de “dura realidad”.

El mundo nunca estuvo tan dividido como ahora: guerras religiosas, genocidios, falta de respeto por el planeta, crisis económicas, depresión, pobreza. Todos queriendo resultados inmediatos para resolver cuando menos algunos de los problemas del mundo o de su vida personal. Pero las cosas parecen más negras a medida que avanzamos hacia el futuro.

¿Y yo aquí, queriendo seguir adelante en una tradición espiritual cuyas raíces están en un pasado remoto, lejos de todos los retos del momento presente?

***

Al lado de J., a quien llamo mi Maestro, y aun comenzando a tener dudas al respecto, camino en dirección al roble sagrado, que ha estado ahí desde hace más de 500 años, contemplando impasible las agonías humanas; su única preocupación es entregar las hojas al invierno y recuperarlas de nuevo en la primavera.

Ya no soporto escribir sobre mi relación con J., mi guía en la Tradición. Tengo decenas de diarios repletos de anotaciones de nuestras conversaciones, que nunca releo. Desde que lo conocí en Ámsterdam, en 1982, aprendí y desaprendí a vivir un centenar de veces. Cuando J. me enseña algo nuevo, creo que tal vez sea el paso que me falta para llegar a la cima de la montaña, la nota que justifica la sinfonía entera, la letra que resume el libro. Paso por un periodo de euforia, que poco a poco va desapareciendo. Algunas cosas se quedan para siempre, pero la mayoría de los ejercicios, de las prácticas, de las enseñanzas, termina por desaparecer en un agujero negro. O, por lo menos, eso es lo que parece.

***

El suelo está mojado; imagino que mis tenis tan meticulosamente lavados dos días antes estarán de nuevo llenos de lodo dentro de algunos pasos, independientemente del cuidado que pueda tener. Mi búsqueda de la sabiduría, la paz espiritual y la conciencia de las realidades visibles e invisibles se transformó ya en una rutina que no da resultado. Cuando tenía 22 años comencé a dedicarme al aprendizaje de la magia; recorrí diversos caminos, anduve a la orilla del abismo durante años importantes, resbalé y caí, desistí y volví. Imaginaba que cuando llegara a los 59 años estaría cerca del paraíso y de la tranquilidad absoluta que creo ver en la sonrisa de los monjes budistas.

Por el contrario, parece que estoy más lejos que nunca. No estoy en paz; de vez en cuando entro en grandes conflictos conmigo mismo, que pueden durar meses. Y los momentos en que me sumerjo en la percepción de una realidad mágica duran apenas algunos segundos. Lo suficiente para saber que ese otro mundo existe, y lo bastante para dejarme frustrado por no lograr absorber todo lo que aprendo.

Llegamos.

Cuando acabe el ritual, hablaré seriamente con él. Ambos colocamos las manos en el tronco del roble sagrado.

***

J. dice una oración sufí:

“Oh Dios, cuando presto atención a las voces de los animales, al ruido de los árboles, al murmullo de las aguas, al gorjeo de los pájaros, al sonido delviento y al estruendo del trueno, percibo en ellos un testimonio de Tu unidad; siento que Tú eres el supremo poder, la omnisciencia, la suprema sabiduría, la suprema justicia.

"Oh Dios, Te reconozco en las pruebas que estoy pasando. Permite, oh Dios, que Tu satisfacción sea mi satisfacción. Que yo sea Tu alegría, esa alegría que un Padre siente por un hijo. Y que me acuerde de Ti con tranquilidad y determinación, aun cuando fuera difícil decir que Te amo.”

Generalmente, en este momento yo sentiría, por una fracción de segundo, pero con eso bastaba, la Presencia Única que mueve el Sol y la Tierra, y que mantiene a las estrellas en su lugar. Pero hoy no quiero conversar con el Universo; basta con que el hombre a mi lado me dé las respuestas que necesito.

***

Él retira las manos del tronco del roble y yo hago lo mismo. Me sonríe, y yo le sonrío a mi vez. Nos dirigimos, en silencio y sin prisa, a mi casa; nos sentamos en la terraza y tomamos un café, todavía sin hablar.

Contemplo el árbol gigantesco quer está al centro de mi jardín, con el listón en torno a su tronco, colocado ahí después de un sueño. Estoy en el villorrio de San Martín, en los Pirineos franceses, en una casa que ya me arrepentí de haber comprado; ella terminó por poseerme, exigiendo mi presencia siempre que fuera posible, porque necesita de alguien que la cuide para mantener viva su energía.

—Ya no puedo evolucionar —digo, cayendo como siempre en la trampa de hablar primero—. Creo que llegué a mi límite.

—Qué interesante. Yo siempre intenté descubrir mis límites, y hasta ahora no logro alcanzarlos. Pero mi universo no colabora mucho, sigue creciendo y no me ayuda a conocerlo por completo —dice J., provocándome.

Está siendo irónico. Pero yo sigo adelante.

—¿Y qué viniste a hacer aquí hoy? Tratar de convencerme de que estoy equivocado, como siempre. Di lo que quieras, pero sabe que las palabras no cambiarán nada. No estoy bien.

—Fue exactamente por eso que vine hoy. Presentí lo que estaba ocurriendo hace ya tiempo. Pero siempre existe un momento exacto para actuar —afirma J., tomando una pera de encima de la mesa y haciéndola girar en sus manos—. Si hubiésemos conversado antes, tú todavía no estarías maduro. Si conversáramos después, tú ya estarías podrido —da una mordida a la fruta, saboreando su gusto—. Perfecta. El momento correcto.

—Tengo muchas dudas. Y las mayores son mis dudas de fe —insisto.

—Excelente. La duda es lo que empuja al hombre hacia delante.

Como siempre, buenas respuestas y buenas imágenes, pero hoy no están funcionando.

—Voy a decirte lo que sientes —continúa—. Que todo lo que aprendiste no echó raíces, que eres capaz de sumergirte en el universo mágico, pero no logras quedar inmerso en él. Que tal vez todo eso no pase de ser una gran fantasía que el ser humano crea para alejar su miedo a la muerte.

Mis preguntas son más profundas: son dudas de fe. Tengo una única certeza: existe un universo paralelo, espiritual, que interfiere con este mundo en que vivimos. Fuera de eso, todo el resto, los libros sagrados, las revelaciones, las guías, los manuales, las ceremonias, todo eso me parece absurdo. Y lo que es peor, sin efectos duraderos.

—Te voy a decir lo que ya he sentido —continúa J.—. Cuando era joven, me deslumbraba con todas las cosas que la vida podía ofrecerme, pensaba que era capaz de obtener cada una de ellas. Cuando me casé, tuve que elegir un solo camino, porque necesitaba mantener a la mujer que amo y a mis hijos. A los 45 años, después de convertirme en un ejecutivo muy exitoso, vi a mis hijos crecer y salir de casa y creí que, de ahí en adelante, todo sería una repetición de lo que ya había experimentado.

”Fue ahí cuando comenzó mi búsqueda espiritual. Soy un hombre disciplinado y me dediqué a ella con toda la energía. Pasé por periodos de entusiasmo y de incredulidad hasta que llegué al momento que tú estás viviendo ahora.”

—J., a pesar de todos mis esfuerzos, no logro decir: “Estoy más cerca de Dios y de mí mismo” —digo, con cierta exasperación.

—Eso es porque, como el resto de las personas en el planeta, tú creíste que el tiempo te enseñaría a acercarte a Dios. Pero el tiempo no enseña; sólo nos trae la sensación de cansancio, de envejecimiento.

El roble ahora parecía estar mirándome. Debía tener más de cuatro siglos, y todo lo que aprendió fue a permanecer en el mismo lugar.

—¿Por qué hicimos un ritual en torno al roble? ¿En qué nos ayuda eso a convertirnos en mejores seres humanos?

—Porque las personas ya no hacen rituales alrededor de los robles. Y actuando en una forma que puede parecer absurda, tocas algo profundo en tu alma, en tu parte más antigua, la más cercana al origen de todo.

Es verdad. Le pregunté lo que sabía y recibí la respuesta que esperaba. Debo aprovechar mejor cada minuto a su lado.

—Es hora de salir de aquí —dice J., abruptamente.

Miro el reloj. Le explico que el aeropuerto está cerca, podríamos seguir conversando un poco más.

—No me refiero a eso. Cuando pasé por lo que estás viviendo, encontré la respuesta en algo que ocurrió antes de que yo naciera. Es lo que estoy sugiriendo que hagas.

¿Reencarnación? Él siempre había desalentado las visitas a mis vidas pasadas.

—Ya fui al pasado. Lo aprendí por mí mismo, antes de conocerte. Ya hablamos de eso; vi dos reencarnaciones: un escritor francés en el siglo XIX y un…

—Sí, lo sé.

—Cometí errores que no puedo remediar ahora. Y tú me dijiste que no volviera a hacer eso, pues sólo aumentaría mi culpabilidad. Viajar a vidas pasadas es como abrir un hueco en el suelo y dejar que el fuego del piso de abajo incendie el presente.

J. lanza los restos de la pera a los pájaros del jardín y me mira, irritado:
 
—No digas tonterías, por favor. No me hagas creer que realmente tienes razón y que no aprendiste nada durante esos 24 años que pasamos juntos.

Sí, sé de lo que habla. En la magia, y en la vida, hay sólo un momento presente, el AHORA. El tiempo no se mide como se calcula la distancia entre dos puntos. El “tiempo” no pasa. El ser humano tiene una gigantesca dificultad para concentrarse en el presente; siempre está pensando en lo que hizo, cómo podría haberlo hecho mejor, cuáles fueron las consecuencias de sus actos, por qué no actuó como debería haber actuado. O si no se  preocupa por el futuro, por lo que va a hacer mañana, qué providencias debe tomar, cuál es el peligro que le espera a la vuelta de la esquina, cómo evitar lo que no desea y cómo conseguir lo que siempre soñó.

J. retoma la conversación.

—Por lo tanto, aquí y ahora tú comienzas a preguntarte: ¿existe realmente algo equivocado? Sí, existe. Pero en este momento entiendes también que puedes cambiar tu futuro trayendo el pasado al presente. El pasado y el futuro sólo existen en nuestra memoria.

"Pero el momento presente está más allá del tiempo: es la Eternidad. Los indios usan la palabra ‘karma’ a falta de algo mejor. Pero el concepto está mal explicado: no es lo que hiciste en tu vida pasada lo que afectará el presente. Es lo que haces en el presente lo que redimirá el pasado y, lógicamente, cambiará el futuro.”

—Es decir…

Él hace una pausa, cada vez más irritado porque yo no logro entender lo que está intentando explicarme.

—De nada sirve quedarme aquí utilizando palabras que nada quieren decir. Experimenta. Es hora de que tú salgas de aquí. A reconquistar tu reino, que ahora está corrompido por la rutina. Deja de repetir siempre la misma lección, no es eso lo que hará que aprendas algo nuevo.

—No se trata de rutina. Soy infeliz.

—El nombre de eso es rutina. Crees que existe porque eres infeliz. Otras personas existen en función de sus problemas y viven hablando compulsivamente sobre ellos: problemas con los hijos, maridos, escuela, trabajo, amigos. No se detienen a pensar: yo estoy aquí. Soy el resultado de todo lo que sucedió y sucederá, pero estoy aquí. Si hice algo equivocado, puedo corregirlo o por lo menos pedir perdón. Si hice algo correcto, eso me hace más feliz y conectado con el ahora.

J. respiró hondo antes de concluir:

—Tú ya no estás aquí. Es hora de salir para volver de nuevo al presente.

Read More Show Less

Customer Reviews

Average Rating 4
( 12 )
Rating Distribution

5 Star

(5)

4 Star

(3)

3 Star

(3)

2 Star

(1)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously
Sort by: Showing all of 7 Customer Reviews
  • Posted October 5, 2011

    Higly Recommended

    Como todos los libros de Paulo Coelho es excelente y nos trasporta en la imaginacion a vivir cada pagina con el y palabras que nos invitan a reflexionar sobre lo que podemos cambiar en nosotros mismos, lo siguiente es un extracto de su libro
    Si tuviera que darte un unico consejo, seria este: no te dejes intimidar por la opinion ajena. Solo la mediocridad es segura, por eso corre tus riesgos y haz lo que deseas.

    5 out of 5 people found this review helpful.

    Was this review helpful? Yes  No   Report this review
  • Posted September 27, 2011

    Paulo el mejor >>FELIZ<<<

    Empezandolo a leer y ya estoy facinada con ALEPH.

    2 out of 2 people found this review helpful.

    Was this review helpful? Yes  No   Report this review
  • Anonymous

    Posted January 30, 2013

    Good book for somebody who is ready to get the message

    You need to be ready .... otherwise you won't get the message on the book.

    1 out of 1 people found this review helpful.

    Was this review helpful? Yes  No   Report this review
  • Anonymous

    Posted November 17, 2011

    (en español)

    (en español)

    0 out of 2 people found this review helpful.

    Was this review helpful? Yes  No   Report this review
  • Anonymous

    Posted January 8, 2013

    No text was provided for this review.

  • Anonymous

    Posted July 22, 2013

    No text was provided for this review.

  • Anonymous

    Posted November 7, 2011

    No text was provided for this review.

Sort by: Showing all of 7 Customer Reviews

If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
Why is this product inappropriate?
Comments (optional)