Aquí escomienza el duelo que fizo la virgen María el día de la pasión de su fijo Jesuchristo by Gonzalo de Berceo | NOOK Book (eBook) | Barnes & Noble
Aquí escomienza el duelo que fizo la virgen María el día de la pasión de su fijo Jesuchristo

Aquí escomienza el duelo que fizo la virgen María el día de la pasión de su fijo Jesuchristo

by Gonzalo de Berceo
     
 

View All Available Formats & Editions

"Gonzalo de Berceo (Berceo, Logroño, 1195-d. 1264). España.
Pertenece a la tradición literaria llamada "mester de clerecía", integrada por eclesiásticos y hombres de letras. Se educó en el monasterio de San Millán de la Cogolla (La Rioja), en el que ofició como clérigo secular, y fue más tarde di

Overview

"Gonzalo de Berceo (Berceo, Logroño, 1195-d. 1264). España.
Pertenece a la tradición literaria llamada "mester de clerecía", integrada por eclesiásticos y hombres de letras. Se educó en el monasterio de San Millán de la Cogolla (La Rioja), en el que ofició como clérigo secular, y fue más tarde diácono (c. 1120) y presbítero (c. 1237)."

Product Details

ISBN-13:
9788498971200
Publisher:
Linkgua
Publication date:
01/01/2014
Series:
Diferencias
Sold by:
Barnes & Noble
Format:
NOOK Book
Pages:
42
File size:
307 KB

Read an Excerpt

Aquí Escomienza el Duelo


By Gonzalo de Berceo

Red Ediciones

Copyright © 2015 Red Ediciones S.L.
All rights reserved.
ISBN: 978-84-9897-120-0



CHAPTER 1

AQUÍ ESCOMIENZA EL DUELO

1. En el nomne preçioso de la Sancta Reyna,
De qui nasçió al mundo salut e meleçina,
Si ella me guiasse por la graçia divina,
Querria del su duelo componer una rima.
2. El duelo que sufrió del su sancto criado,
En qui nunqua entrada non ovo el peccado,
Quando del su conviento fincó desemparado:
El que nul mal non rizo, era muy mal iuzgado.
3. Sant Bernalt un buen monge de Dios mucho amigo
Quiso saber la coita del duelo que vos digo;
Mas él nunqua podio buscar otro postigo,
Si non a la que disso Gabriel: Dios contigo.
4. Non una vez ca muchas el devoto varon,
Vertiendo vivas lagrimas de firme corazon
Façie a la Gloriosa esta petiçion,
Que ella enviasse la su consolaçion.
5. Diçie el omne bueno de toda voluntat:
Reyna de los çielos de grant autoridat,
Con qui partió Messias toda su poridat,
Non sea defeuzado de la tu piedat.
6. Toda sancta eglesia fará dent grant ganançia,
Abrá maior verguenza ante la tu substançia,
Sabran maiores nuevas de la tu alabançia
Que non renunçian todos los maestros de Françia.
7. Tanto podió el monge la razon afincar
Que ovo a los çielos el clamor a purar:
Disso Sancta Maria: pensemos de tornar,
Non quiere esti monge darnos ningun vagar.
8. Desçendió la Gloriosa, vino a la posada
Do oraba el monge la capiella colgada:
Dissoli: Dios te salve, la mi alma lazdrada,
Por a ti dar confuerto e fecha grant llamada.
9. Duenna, disso el monge: si tu eres Maria,
La que de las tus tetas mamantest a Messia,
Io a ti demandaba, en esso contendia,
Ca toda en ti iaçe la esperanza mia.
10. Fraire, disso la duenna, non debdes en la cosa:
Io so donna Maria de Iosep la esposa:
El tu ruego me trae apriessa e cueitosa,
Quiero que compongamos io e tu una prossa.
11. Sennora, diz el monge: io bien so sabidor
Que toccar non te puede tristiçia nin dolor,
Ca eres en la gloria de Dios nuestro sennor;
Mas tu busca conseio, fesme esta amor.
12. Ruegote que me digas luego de las primeras:
Quando Christo fo presso si tu con elli eras?
Tu commo lo catabas, o con quales oieras,
Ruegote que lo digas por algunas maneras.
13. Fraire, disso la duenna: esme cosa pessada
Refrescar las mis penas, ca so glorificada;
Pero la mi fetila non la he oblidada,
Ca en el corazon la tengo bien fincada.
14. Nin vieio nin mançebo, ni muger maridada
Non sufrió tal laçerio nin murió tan lanzdrada,
Ca io fui biscocha, et fui bisassada:
La pena de Maria nunqua serie asmada.
15. El dia de la çena quando fuemos çenados,
Prissiemos Corpus Domini, unos dulçes bocados:
Fizose un roido de peones armados,
Entraron por la casa commo endiablados.
16. El pastor sovo firme, non dessó la posada,
La grey de las oveias fo toda derramada,
Prisieron al Cordero essa falsa cruzada;
Guiandolos el lobo que príso la soldada.
17. Con esta sobrevienta que nos era venida,
Perdi toda la sangre, iógui amodorrida:
Ouerria seer muerta mas que sofrir tal vida:
Si muerta me oviessen, ovieranme guarida.
18. Ouando cobré el sesso, catem a derredor,
Nin vidi los disçipulos, nin vidi al pastor:
Lo de primas fue queta, mas esta muy maior,
Non havia conseio de haver nul sabor.
19. Fuí en pos los lobos que al pastor levaban
Reptandolos a firmes porque a mi dessaban:
Ellos por las mis voçes tres agallas non daban,
Ca por lo que vinieran con recabdo tornaban.
20. Façien planto sobeio las hermaniellas mías,
Ambas batien sus pechos sobre las almesias,
Andaban aiulando fueras por las erias,
Del mi fiio dulçissimo ambas eran sus tias.
21. María la de Magdalo delli non se partie,
Ca fuera io, de todas ella maes lo querie:
Façie amargo duelo, maior non lo podrie,
todas quebrantaba lo que ella façie.
22. Quando todas las otras avien queta tan fiera,
Qui asmarie la queita de la que lo pariera?
Io sabia el pleito qui fo, o don viniera,
Ca de la leche misma mía lo apaçiera.
23. Pararonlo en bragas, tollieronli la saia,
Todos por una boca ti diçien baia baia:
Quebrantaba los sabados: qual mereçió, tal haia:
Será enforcado hasta la siesta caya.
24. Fiçieron grant crueza los falsos desleales,
Dabanli azotadas con asperos dogales,
Corrienli por las cuestas de sangre regaiales,
Lazdraba en comedio io de tiemblas mortales.
25. Al fezo mas peor esa gent rehertera:
Calcaronli espinas redor de la mollera,
Pusieronli en mano çeptro de canna vera
Diçien: ave rex noster, lo que elli se era.
26. Nunqua podie el omne por grant cueita morir:
Io pidia la muerte, non me queria venir,
Io a todo mi grado non queria vevir;
Mas non queria mi ruego Domni Dios reçibir.
27. Sufrie el sennor bueno el martirio de grado,
Ca lo habie por esso el padre embiado:
El oraba por ellos maguer que soverivado,
Que non lis demandase Domni Dios el pacado.
28. Io mesquina estaba catando mío Fiiuelo,
Batiendo mies massiellas, rastrando por el suelo:
Otras buenas mugeres façient muy grant duelo
Con las mis hermanas que io contarvos suelo.
29. lo cataba a elli porque tanto lazdraba,
E él cataba a mi que tanto me quesaba:
Entre todas las cueitas a mi non oblidaba,
Quando io daba voçes, elli bien me cataba.
30. El mi Fiio preçioso sennor de grant imperio
Mas se dolie de mi que non de su laçerio,
Façie complida-mientre todo su ministerio,
Commo nos lo demuestra el Santo Evangelio.
31. Non querien los iudios las manos sangrientar,
Ca lei lis mandaba tal sacrilegio far,
Ca ia era meydia, o ia querie passar:
Dieronlo a los moros que lo fuesen colgar.
32. Tomaronlo los moros en un dogal legado,
Sacaronlo de la villa bien fuera del mercado,
Echaronli a cuestas un madero pesado,
Ende fue la cruz fecha en que él fue aspado.
33. Pusieronlo ayna en la cruz los paganos,
Cosieronli con clavos los piedes e las manos,
Façient muy grant crueza commo cruos villanos.
Ont oi ellos ploran, e rien los christianos.
34. Io con rabia de Fiio estabali çerquiella,
La cabeza colgada, triste, mano en massiella,
Andabame delante la companna negriella;
Pero non me echaba ninguno al oriella.
35. Estaba estordida, non podia fablar,
Con la rabia del Fiio non podia folgar,
Ca era un mal muesso pesado de tragar,
Mas que la sierva cruda que es un mal maniar.
36. Estando en la cruz la santa creatura
Tendió a todas partes la su dulz catadura:
Vío a mi mezquina triste con grant cochura,
Clamando: Fiio Fiio, a una grant pressura.
37. Vío al su disçipulo que él mucho amaba,
Fiio de Zebedeo, vío commo ploraba,
Diom a él por Fiio ca mucho li costaba,
A mi a él por Madre, trabónos con tal traba.
38. Estando en la cruz los brazos bien tirados
Non por mal que él fezo, mas por nuestros pecados,
Disso que havie sede, los labros dessecados,
Ca havie grant cobdiçia de salvar los errados.
39. Quando esta palabra udieron los trufanes,
Que sedien mas rabiosos que carniçeros canes,
Abrieron grandes bocas commo unos alanes,
Dieronli mal bebraio commo malos e chanes.
40. Dieronli mal bebraio amargo sin mesura,
Fiel vuelta con vinagre, una crua mixtura:
El non lo quiso tragar, ca era cosa dura,
Todo fincó en ellos e en la su natura.
41. Façien los alevosos mucha alevosia,
Lo que revolvien ellos io todo lo vedia,
Lazdraba el maestro e ploraba Maria,
Ambos uno por otro avien amargo dia.
42. Façien otro escarnio essa gent renegada:
Vendabanli los oios que non vidiesse nada,
Dabanli los garzones quisque su pescuzada,
Diçien: adruna, Christo, qui te dió la colpada.
43. Fraire, non contendamus en tan luengo rodeo,
Ca vos bien lo leedes todo esti torneo:
Todo iaz en el libro que fizo Sant Matheo,
E en ei de Iuan fiio de Zebedeo.
44. Conviene que fablemos en la nuestra privanza
Del pleito del mi duelo, de la mi mal andanza,
Commo sufri martirio sin gladio e sin lanza,
Si Dios nos aiudara fer una remembranza.
45. Fraire, verdat te digo, debesme tu creer:
Querrie seer muerta mas que viva seer;
Mas al Rey del çielo nol cadió en plaçer,
Oviemos del absinçio larga-mente a beber.
46. Con rabia del mi Fiio, mi padre, mi sennor,
Mi lumne, mi confuerto, mi salut, mi pastor,
Mi vida, mi conseio, mi gloria, mi dulzor,
Nin avia de vida nin cobdiçia nin sabor.
47. Tant era la mi alma cargada de tristiçia.
Non avia de vida nin sabor nin cobdiçia,
Qui fablarme quissiesse palabras de letiçia.
Non serie de buen sesso, nin sabrie de iustiçia.
48. Vediendo al mi Fiio seer en tal estado,
Entre dos malos omnes seer cruçifigado,
El mal non mereçiendo seer tan mal iudgado,
Ia nunqua podie seer mi corazon pagado.
49. Vedia correr sangre de las sus sanctas manos,
Otrosí de los piedes, ca non eran bien sanos:
El costado abierto, paresçian los livianos,
Façiendoli boçines iudios e paganos.
50. Iudios e paganos vençiendoli boçines,
Dando malos respendos commo malos roçines,
Tenian mal afectadas las colas e los clines,
Cantando malas viesperas e peores matines.
51. Matandome el Fiio a tan grant traiçion,
Commo podria pagado seer mi corazon?
Compraronlo primero del de su criazon,
Mataronlo en cabo, dieronli grant passion.
52. De pies e de manos corria la sangre viva,
Sangrentaba la cruz de palma e de oliva,
Echabanli en rostro los malos su saliva,
Estaba muy rabiosa la Madre captiva.
53. Corrie delli la sangre a grandes zampunuelos,
Resçibiala la Madre en muy blancos lenzuelos,
Dexaron heredat bien de estonçes los abuelos,
Que combrán agraçes siempre los netezuelos.
54. En quanto mas de penas daban al mi sennor,
Tanto la mi almiella sufria cuita maior:
Façia a menudo preçes al Criador
Que me diesse la muerte, ca me seria meior.
55. Façia a menudo preçes multiplicadas,
Non podria tal muerte soffrir tantas vegadas:
Querria en la tiesta levar grandes mazadas
Mas que soffrir las cuitas, tantas eran granadas.
56. Diçia a los moros: gentes fee que debedes,
Matat a mi primero que a Christo matedes:
Si la Madre mataredes, maior merçet abredes:
Tan buena creatura, por Dios, non la matedes,
57. Diçia a los iudios: parientes e amigos,
Una natura somos de los padres antigos:
Reçebit el mi ruego e los mis apellidos,
Matatme, si veades, criados vuestros fiios.
58. Si veades criados los que engendrastes,
E logredes los cuerpos porqui mucho lazdrastes,
Que soltedes el cuerpo que de Iudas comprastes,
Feçistes mal de la Madre que non la matastes.
59. Si ante me oviessedes muerta o soterrada,
O en fuego metida, o en pozo echada,
Abriadesme guarida, ca non sintrie nada,
Non serie tan cocha oi, nin tan asada.
60. Feliçes son las madres e de buena ventura
Que non veden de fiio tal mal nin tal cochura;
Pero non asmarie nadi la mi rencura,
Ca nunca parió Madre Fiio de tal natura.
61. Fiio de tal natura de Madre non nasçió:
Demas, mal nunca fizo nin mal non mereçió,
Siempre derecho fizo, derecho cobdiçió,
Nunca tal creatura babtismo resçibió.
62. Nunca tal creatura podio omne veer:
Siempre buscó a todos ganançia e plaçer,
A malo nin a bueno non tollio su haber,
Nin nunca a mal dicho non quiso responder.
63. Porque lo denostaban tanto era mesurado,
El non recudia nada, estaba bien quedado:
Omne de la su boca nunca fue denostado,
Non fue de la su graçia ninguno repoiado.
64. Nunca repoió omne justo nin pecador
Que non li dió conseio el complido sennor:
A que de comer ovo copdiçia o sabor,
Çevólo a su guisa muy de buen amor.
65. Los que venien enfermos de salut deseosos,
Enviabalos sanos, alegres e gozosos:
De fechos e de dichos tenialos tan viçiosos,
Que de tornar a elli estaban cobdiçiosos.
66. Los sos sanctos sermones eran tan adonados,
Sanaban los enfermos, soltaban los pecados,
Çevaban los aiunos, guiaban les errados:
Quantos que los oien todos eran pagados.
67. Maguer los fariseos non lo querian creer,
A las sus questiones non podian responder:
Si en alguna cosa lo querien deprender,
¡Quomo se sabie dellos guardar e defender!
68. Bien vos lo contarie María Magdalena,
Quomo la reçibió estando a la çena:
Non cató a sus yerras do venie bien plena.
Perdonoielas todas e soltóli la pena.
69. Nunqua omne coitado lo vino a veer
Que non trovó conseio qual li fue menester:
En él havien conseio los que querien comer,
Non havien nulla mengua si non traien haver.
70. El Sennor piadoso sobre todo lo al,
Resusçitó los muertos el Sennor natural:
A los que él bien fezo commo padre leal,
Essos ti buscaron de echarlo a mal.
71. En logar de buscarli serviçio e amor
Buscaronli bulliçio e toda desonor:
Buscaronli en cabo muerte que es peor,
Fiçieron las oveias despessar al pastor.
72. Fiçieron las oveias al pastor enforcar,
A Barraban pidieron digno de iustiçiar,
A su rey misme fiçieronlo damnar,
Ovi io dura-mientre por ello a lazdrar.
73. Ai Fiio querido sennor de loS sennores!
Io ando dolorida, tu pades los dolores;
Dante malos serviçios vasallos traydores:
Tu sufres el laçerio, io loS malos sabores.
74. Fiio el mi querido de piedat granada,
Por qué es la tu Madre de ti desemparada?
Si levarme quisieses seria tu pagada,
Que fincaré sin ti non bien acompannada.
75. Fiio, çerca de ti querria io finar,
Non querria al sieglo sin mi Fiio tornar:
Fiio Sennor e Padre, denna a mi catar:
Fiio ruego de Madre no1 debe rehusar .
76. Fiio dulz e sombroso, tiemplo de caridat,
Archa de sapiençia, fuente de piedat,
Non desses a tu Madre en tal soçiedat,
Qua non saben conoçer mesura nin bondat.
77. Fiio, tu de las cosas eres bien sabidor,
Tu eres de los pleitos sabio avenidor,
Non desses a tu. Madre en esti tal pudor
Do los sanctos enforcan e salvan al traydor.
78. Fiio, siempre oviemos io e tu una vida,
Io a ti quissi mucho, e fui de ti querida:
Io siempre te crey, e fui de ti creyda,
La tu piadat larga ahora me oblida.
79. Fiio, non me oblides e lievame contigo,
Non me finca en sieglo mas de un buen amigo,
Iuan quem dist por fiio, aqui plora conmigo:
Ruegote quem condones esto que io te digo.
80. Ruegote quem condones esto que io te pido,
Assaz es pora Madre esti poco pidido:
Fiio, bien te lo ruego, e io te me convido
Que esta petiçion non caya en oblido.
81. Recudió el Sennor, dixo palabras tales:
Madre, mucho me duelo de los tus grandes males,
Muevenme tos lagrimas, los tus dichos capdales,
Mas me amarga esso que los colpes mortales.
82. Madre, bien te lo dixi, mas aslo oblidado,
Tuelletelo el duelo que es grant e pesado.
Porque fui del Padre del çielo enviado
Por reçibir martirio, seer cruçifigado.
83. Madre, tu bien lo sabes de omnes bien çerteros
De qual guisa pecaron los parientes primeros,
Commo los deçibieron los diablos arteros
Diçie dolis mentiras los malos losengeros.
84. Perdieron paraiso e perdieron la vida,
Toda su generaçion por ellos fue perdida,
La puerta del buen uerto luego fue concluida,
Nunqua fue mas abierta fasta la mi venida.
85. Todos fueron al tartaro por general sentençia,
Hi ioguieron çerrados en luenga pestilençia,
Non podieron quitarse por nulla penitençia;
Pero alquantos delos avien buena creençia.
86. El Padre de los çielos de grant podestadia,
De grant misericordia e de grant connoçia
Membroli de las almas de la su confradia,
Non quiso que ioguiessen en tal enfermeria.
87. Non quiso que ioguiessen en tan pudio valleio,
Do façen los diablos mucho suçio trebeio:
Envió a su Fiio angel de grant conseio
Que los cambiase ende en otro logareio.
88. Madre, la poridat tu la sopist primero,
Gabriel te la disso esi buen messagero,
Tu bien la encobriste en el tu buen çelero,
Bien atesti las claves en el tu buen çintero.
89. Madre, agora somos en ora de rancar,
Qua ia los enemigos quieren cuestas parar:
Madre, cógi esfuerzo, non quieras dessarrar:
El planto que tu façes puedenos estorvar.
90. Madre, tu plena eres de graçia espirital:
Madre eres de Fiio preçioso e cabdal:
Plegate a ti esto que sufro io tal mal,
Qua esto non lo puede guareçer otra sal.
91. Otra guisa non puede esti mal guareçer
Nin por otro escanto, nin por otro saber,
Fuera por esti vaso que debemos beber:
Io e tu Madre mia, nol podemos verter.
92. Yo e tu, Madre mia, lo debemos gostar,
Io sufriendo las penas e tu el grant pesar:
Deben todas las gentes por ende te loar,
Lazdrar tu e tu Fiio por las almas salvar.
93. Madre, será aina el vaso agotado,
Lo que mandó el padre aina recabdado,
Los vivos e los muertos todos nos abrán grado,
Será el tu grant planto en grant gozo tornado.
94. Si io el vaso bebo commo me es mandado,
Satan será venzudo, el Patre mi pagado,
Saldran Adan e Eva el con viento ondrado
De fondon del infierno a todo su mal grado.
95. Lo que Caifás disso, boca tan enconada,
Non de voluntat buena, e de paz bien menguada,
Por nos es a complir todo esta vegada;
Mas non ganará ende Caifás grant soldada.
96. Debo a los infiernos io por mi desçender,
A Sant Juan el Baptista la dubda li toller,
Cuidolis dar tal muesso, tal bocado prender,
De que siempre se duelan e aian que planner.
97. Querré end trasladar los que bien me quisieron,
Darlis meior posada, ca bien la mereçieron,
Abrir las sanctas puertas que çerradas sovieron,
Volver omnes e angeles que nunqua se volvieron.
98. Madre, cata mesura, atiempra mas to planto:
Madre, por Dios te sea, non te crebrantes tanto.
A todos nos crebantas con essi tu quebranto:
Madre, que tu lo hagas por Dios el Padre sancto.
99. Disso la Madre: Fijo, lo que vos me fablades,
Quomo de muert a vida asi me revisclades,
Con esso que diçides mucho me confortades,
Qua io bien veo que vos por todos nos lazdrades.
100. Por todos nos lazdrarles. Fijo, sobre mesura,
Vos bebedes por todos vinagre e amargura,
Fecheslo por salvar la humanal natura,
Que avie luengos tiempos que sufrie grant rencura.
101. Avie commo leemos, luengos tiempos passados,
Bien v. mil annos, e los çiento doblados
Que iustos e iniustos iaçien todos mesclados;
Pero non eran todos egual-mientre lazdrados.
102. Sennor, tu los connoçes quales son de sacar,
O quales son perdidos que deben y fincar:
Sennor, tu que lo sabes todo determinar,
Acorri a los tuios los que veniste buscar.
103. Fijo, hyt suelta-mientre allá do ir queredes,
Que en est martirio tan mucho non lazdredes:
Requerit las oveias las que menos avedes;
Mas con todas las priessas a mi non oblidedes.
104. Acorred a la Madre, non finque oblidada,
Qua vos bien entendedes commo está lazdrada:
Fiio, si de vos fuere assin desemparada,
Avrá de mi venganza esta gent renegada.
105. Fijo, non vos podemos nos estorvar la ida,
Ca la vuestra cruzada serie mal esperdida;
Ca todos vos esperan que avrán por vos vida,
Mas tardarse nos a nos la vuestra venida.
106. Si la vuestra venida non fuere presurada,
Que dedes recodida a la vuestra mesnada,
A mi fallarme pueden de cueyta enfogada,
Qua non prendré buen sueno hasta vuestra tornada.
107. Madre, disso el Fijo, de oy a terçer dia
Seré vivo contigo, verás grant alegria,
Visitaré primero a ti, Virgo Maria,
Desende a don Peidro con la su compannia,
108. Madre, de ti con tanto me quiero despedir,
Todo te lo e dicho lo que he de deçir,
Inclinó la cabeza commo qui quier dormir,
Rendió a Dios la alma, e dessóse morir.
109. Quando rendió la alma el Sennor glorioso,
La gloriosa Madre del merito preçioso
Cadió en tierra muerta commo de mal rabioso,
Noli membró del dicho del su sancto Esposo.
110. Noli membró del dicho de su Esposo sancto,
Tanto príso grant cueyta e tan manno crebanto,
Ca nunqua li viniera un tan fiero espanto,
Nin reçibió colpada que li uslase tanto.


(Continues...)

Excerpted from Aquí Escomienza el Duelo by Gonzalo de Berceo. Copyright © 2015 Red Ediciones S.L.. Excerpted by permission of Red Ediciones.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Meet the Author

Gonzalo de Berceo belongs to the literary tradition called "mester de clerecía," composed of clergy and men of letters. He was educated in the monastery of San Millan (La Rioja), where he acted as a secular clergyman, and was later a deacon and a priest.
Gonzalo de Berceo belongs to the literary tradition called "mester de clerecía," composed of clergy and men of letters. He was educated in the monastery of San Millan (La Rioja), where he acted as a secular clergyman, and was later a deacon and a priest.

Customer Reviews

Average Review:

Write a Review

and post it to your social network

     

Most Helpful Customer Reviews

See all customer reviews >