BTV # 06: Las parabolas de Lucas: Un acercamiento literario a traves de la mirada de los campesinos de Oriente Medio

Overview

El trabajo extensivo de Bailey en la cultura campesina del Medio Oriente le ha ayudado en su intento de determinar las suposiciones culturales a las que habría llegado su audiencia al contarles las parábolas. Los mismos valores que comunicaron las parábolas en el tiempo de Jesús, sugiere Bailey, pueden ser descubiertos hoy en comunidades aisladas en lugares como Egipto, Líbano, Siria e Irak. Al explorar las visiones mundiales sobre estas culturas, es posible discernir, por ejemplo, lo que significó hace dos mil ...

See more details below
Paperback
$12.66
BN.com price
(Save 15%)$14.99 List Price
Other sellers (Paperback)
  • All (8) from $7.97   
  • New (5) from $7.97   
  • Used (3) from $8.15   
Sending request ...

Overview

El trabajo extensivo de Bailey en la cultura campesina del Medio Oriente le ha ayudado en su intento de determinar las suposiciones culturales a las que habría llegado su audiencia al contarles las parábolas. Los mismos valores que comunicaron las parábolas en el tiempo de Jesús, sugiere Bailey, pueden ser descubiertos hoy en comunidades aisladas en lugares como Egipto, Líbano, Siria e Irak. Al explorar las visiones mundiales sobre estas culturas, es posible discernir, por ejemplo, lo que significó hace dos mil años atrás para un amigo venir a llamar a media noche, o que un hijo pidiera su herencia antes de que su padre muriera. A través de una combinación de análisis literario y cultural, estos estudios logran una gran cantidad de profundos avances en la interpretación de las parábolas de Jesús.

Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9780829753905
  • Publisher: Vida
  • Publication date: 11/23/2009
  • Language: Spanish
  • Series: Biblioteca Teologica VidaSeries Series
  • Pages: 304
  • Product dimensions: 6.06 (w) x 9.00 (h) x 0.75 (d)

Meet the Author

Kenneth E. Bailey, ministro presbiteriano ordenado, vivió y enseñó en seminarios e institutos en Egipto, Líbano, Chipre y Jerusalén por cuarenta años. Durante veinte de estos años, el Dr. Bailey fue director de la división bíblica y profesor de Nuevo Testamento en la Escuela Teológica Near East en Beirut. Fue ahí donde también fundó y dirigió el Instituto de Estudios del Nuevo Testamento del Oriente Medio. Ha enseñado como profesor auxiliar en las academias teológicas de Pittsburg, Mc Cormick y Fuller en California. Sus libros han sido traducidos y publicados en más de veinte idiomas.
Read More Show Less

Read an Excerpt

BTV # 06: Las parábolas de Lucas

Through Peasant Eyes: A Literary-Cultural Approach to the Parables in Luke
By Kenneth E. Bailey

ZONDERVAN

Copyright © 2009 Editorial Vida
All right reserved.

ISBN: 978-0-8297-5390-5


Introduction

En un reciente artículo de investigación, Walter Brueggemann hace un comentario sobre lo que él llama <<la crisis de las categorías>> de los estudios bíblicos. Brueggemann observa de forma inteligente:

Cualquiera que intenta enseñar las Escrituras en el aula hoy es consciente de lo impacientes que los estudiantes se muestran con los métodos académicos, pues estos les resultan pedantes, se centran en cuestiones secundarias y no logran llegar a los elementos clave del material (Brueggemann, 432).

El autor citado expresa una preocupación por <<la vitalidad y el dinamismo>> (Ibíd.). En este estudio usamos los métodos académicos, pero a la vez intentamos llegar a <<los elementos clave del material>>. Este estudio está escrito desde dentro del <<círculo hermenéutico>>, es decir, desde la familia de la fe hacia la comunidad de creyentes, con la esperanza de recuperar algo de la <<la vitalidad y el dinamismo del texto>> que uno encuentra cuando se acerca a él teniendo en cuenta la cultura de Oriente Próximo. Nuevas realidades salen a la luz cuando tomamos enserio ese contexto y lo tenemos en cuenta a la hora de analizar tanto la forma como el contenido. El propósito de este estudio es, por tanto, redescubrir todo lo que perdemos cuando no tenemos en cuenta el mundo en el que el texto fue escrito. La comunidad de creyentes desde la que escribo es la comunidad árabe cristiana de Oriente Próximo. Vivo y trabajo en medio de esta comunidad desde hace treinta años. Ellos son mi familia en la fe más cercana. Aunque en nuestro estudio no vamos a evitar las cuestiones más polémicas, no es nuestra intención recoger ni debatir todas las opiniones académicas más recientes. Por ello, el lector no encontrará en esta obra mucha de la documentación típica de una publicación especializada. Ya realicé un acercamiento más técnico a las parábolas en mi obra anterior (Bailey, Poet). [Nota del Editor: al final del libro hemos incluido un capítulo de esa obra anterior de Bailey]. No tengo palabras para expresar lo agradecido que estoy a las obras de otros estudiosos; no obstante, nuestro propósito no ha sido hacer un compendio de las interpretaciones ya existentes, sino aportar nuevos datos.

La mayor parte del estudio sobre las parábolas se ha centrado en las cuestiones que tienen que ver con su redacción: la forma en la que cada uno de los evangelistas usa, recopila o crea un material al servicio de su interés teológico particular para cubrir las necesidades de la iglesia de su tiempo. En este estudio examinamos diez de las parábolas de Jesús como relatos palestinos que forman parte de su ministerio. Se podría argumentar que se trata de un material creado o manipulado en gran parte por la comunidad palestina en obediencia al Señor resucitado que continúa enseñándoles a través del Espíritu. Como ha dicho Bultmann, el material que surge del Jesús histórico es culturalmente indistinguible de cualquier creación de la comunidad palestina (Bultmann, Jesus, 12-14). Sin embargo, después de vivir durante muchos años en una comunidad campesina y de tradición oral de Oriente Próximo, no encontramos ninguna razón convincente para cuestionar que el creador de las parábolas de los Evangelios fue el mismo Jesús de Nazaret. Ciertamente se trata de un material palestino. No hay duda de que los evangelistas usaron este material con unos propósitos teológicos concretos. Pero creemos que el hecho de que usaran este material no oscurece de forma significativa la intención original del mismo, intención que podemos determinar cuando examinamos cuidadosamente la forma literaria y la cultura subyacente. La búsqueda de la teología de los evangelistas realizada por la Crítica de la redacción es una búsqueda válida y digna de esfuerzo, pero no es el tema que nos ha movido a nosotros. El objetivo de nuestro estudio es el escenario original palestino junto con el contenido teológico atemporal. Hemos elaborado este estudio con la firme convicción de que la forma literaria de las parábolas y la cultura que hay detrás de ellas merecen una mayor atención de la que los estudios contemporáneos les han prestado hasta ahora. Nuestro deseo es que esta obra sea comprensible para el lector no especializado y, también, de interés para el especialista.

Antes de adentrarnos en la tarea mencionada es necesario aportar algunas definiciones y algunos apuntes sobre la metodología. Empezaremos con la espinosa pregunta: <<¿Qué es una parábola?>>.

¿QUÉ ES UNA PARÁBOLA?

Existe un gran debate en torno a esta pregunta. Hay estudiosos que dicen que en los Evangelios Sinópticos hay más de setenta parábolas y, otros, que no hay más de treinta. Para clasificar los tipos de parábolas, los intérpretes han usado diferentes categorías como parábola, símil, ilustración, etcétera. En ese sentido, Jeremias, el intérprete de las parábolas más influyente del siglo XX, comenta:

Este término [parábola] designa figuras retóricas de toda clase, sin que se pueda establecer un esquema: símil, comparación, alegoría, fábula, proverbio, revelación apocalíptica, enigma, seudónimo, símbolo, ficción, ejemplo (paradigma), motivo, argumentación, disculpa, objeción, chiste (Jeremias, Parábolas, 24-25, p. 20 de la edición en inglés).

Teniendo esto en mente, nosotros preferimos centrarnos en la función que la parábola tiene en el texto del Nuevo Testamento, en lugar de centrarnos en los diferentes tipos. Así, enseguida queda claro que las parábolas no son ilustraciones. Manson describe esta idea de una forma muy profunda cuando comenta que <<las mentes formadas al modo del pensamiento occidental>> están acostumbradas a los argumentos teológicos expuestos de forma abstracta. Entonces, para ayudar a <<popularizar esas conclusiones>>, se pueden ilustrar con referencias de la vida cotidiana. Pero:

La verdadera parábola ... no es una ilustración para ayudarnos a entender una argumentación teológica, sino que es un modo de experiencia religiosa (Manson, Teaching, 73).

Una parte de lo que entiendo que Manson está diciendo quizá pueda verse mejor creando una comparación. En Lucas 9:57-58 el texto dice: <<Iban por el camino cuando alguien le dijo: "Te seguiré a dondequiera que vayas">>. Si Jesús hubiera sido de Occidente, habría contestado algo parecido a esto:

Es fácil hacer declaraciones así de valerosas, pero tienes que considerar seriamente el precio que vas a tener que pagar para seguirme. Es evidente que aún no lo has pensado bien. Tienes que saber que no te puedo ofrecer un salario ni ningún tipo de seguridad. Si no lo has entendido bien, quizá sea útil utilizar una ilustración: por ejemplo, ni siquiera tengo una cama propia donde dormir.

Pero Jesús responde:

Las zorras tienen madrigueras y las aves tienen nidos, pero el Hijo del hombre no tiene dónde recostar la cabeza (Lucas 9:58).

En lugar de contestar con una explicación abstracta seguida de una ilustración clarificadora, Jesús recurre a una confrontación directa, pronunciada de forma sucinta y drástica. La respuesta parabólica está impregnada del carácter sublime de Jesús. El oyente/lector queda impactado y se siente llamado a responder. Las implicaciones teológicas obligan a nuestra mente a pensar en las diferentes direcciones que podemos tomar. El texto no incluye la respuesta de aquel discípulo. Le toca responder al lector. Todo esto ocurre en un instante, en un intenso enfrentamiento. Esto es una parábola! Pensar que podemos captar todo lo que ocurre en una parábola en una definición abstracta es no haber entendido la naturaleza de este rico recurso literario. No obstante, lo hemos de intentar.

Las parábolas de Jesús son una forma de lenguaje teológico concreta y dramática que apremia al oyente a dar una respuesta. Las parábolas revelan la naturaleza del reino de Dios o indican la forma en la que un hijo del reino debería actuar. Con esta definición en mente, ahora toca preguntarnos dónde están las parábolas.

LAS PARÁBOLAS ESTÁN DONDE LAS ENCUENTRAS

En cuanto a los formatos en los que encontramos las parábolas de Jesús, hay al menos seis tipos diferentes. Para su interpretación, es crucial ver de qué forma funcionan en cada uno de los diferentes escenarios. Los seis escenarios son los siguientes:

1. La parábola en un diálogo teológico

2. La parábola en la narración de un suceso

3. La parábola en el relato de un milagro

4. La parábola en una colección temática

5. La parábola en un poema

6. La parábola aislada

Cada uno de ellos requiere un breve análisis. Un ejemplo del primer escenario lo encontramos en la discusión teológica entre Jesús y el joven rico (Lc 18:18-30). El clímax de la discusión llega, como ya veremos, con la narración de la parábola del camello y la aguja. La función de la parábola es clave como clímax del escenario en el que aparece, y no la podemos analizar si no tenemos en cuenta dicho escenario.

El banquete en casa de Simón el fariseo (Lc 7:36-50) es un ejemplo de una parábola en la narración de un suceso. La parábola del acreedor y los dos deudores funciona como parte de la narración del suceso. Hay diálogo, pero el elemento central de la escena está formado por las acciones calladas de la mujer.

El relato de la curación de la mujer que estaba encorvada por causa de un demonio (Lc 13:10-17) se convierte en un debate teológico entre el principal de la sinagoga y Jesús, por lo que se solapa con el tipo 1. Sin embargo, se encuentra dentro de la narración de un milagro, y de nuevo la parábola del buey y del burro funciona como una parte clave del todo.

En Lucas 11:1-13 encontramos una colección temática sobre el tema de la oración. La parábola del amigo a medianoche (Lc 11:5-8) es una parte de esa colección. En este tipo de colección, se debe distinguir entre las diferentes unidades de la tradición que se han incluido en la colección. Es decir, dado que se trata de una agrupación de diversos dichos sobre un tema concreto, es fácil no percibir el lugar en el que debería haber un cambio de párrafo y, por tanto, es muy fácil hacer una interpretación errónea del material (cf. Bailey, Poet, 110ss., 134ss.).

En Lucas 11:9-13, encontramos un poema cuidadosamente elaborado sobre la oración. En la estrofa central del poema, Jesús introduce tres parábolas sorprendentes (Ibíd., 134-141). Su función en ese punto climático es la clave para entender todo el poema.

Por último, en algunas ocasiones podemos encontrar una parábola de forma aislada. En Lucas 17:1-10 aparecen tres temas que se suceden de forma rápida, y cada uno de ellos tiene algo de discurso parabólico. La primera es la parábola de la piedra de molino y el tema del juicio sobre el temperamento. Le sigue la parábola del grano de mostaza y el clamor de los apóstoles pidiendo más fe. Por último aparece la dramática parábola del siervo obediente en los vv. 7-10. Las tres están relativamente aisladas, no poseen una clara conexión con lo que las rodea, ni tienen un contexto concreto.

Así, en todos menos en el último tipo, la parábola funciona como parte crucial de la unidad literaria a la que pertenece, unidad que debe examinarse cuidadosamente para determinar el sentido de la parábola. Con estas definiciones de <<la parábola en el Nuevo Testamento>> y <<dónde las podemos encontrar>>, pasamos a preguntarnos cómo debemos interpretarlas.

LA INTEPRETACIÓN DE LAS PARÁBOLAS

La literatura sobre este tema es tan extensa que puede llevar al intérprete a la desesperación. En esta sección no vamos a hacer un recopilatorio de todo lo que ya se ha dicho, sino que propondremos nuestra perspectiva particular desde el análisis de la cultura de Oriente Próximo e indicaremos nuestra propia metodología. Es necesario explicar algunos aspectos de la interpretación de parábolas. La primera idea consiste en ver la parábola como una pieza teatral dentro de otra pieza teatral.

(1) Una pieza teatral dentro de otra pieza teatral

En su famosa obra Hamlet, Shakespeare usa el fenómeno relativamente poco común de una pieza teatral dentro de la pieza teatral mayor. En el acto 3, escena 2, Hamlet está desesperado por <<apelar a la conciencia del rey>>. Hamlet hace entrar a una tropa de actores para que interpreten el asesinato de su padre, perpetrado por el rey. El espectador de esta escena está siguiendo la acción en dos niveles. Por un lado, la actuación de los actores. Por otro, el conflicto entre Hamlet y su tío el rey. Hamlet usa a los actores y su actuación para transmitirle algo a su tío. Mientras los actores continúan con su <<pieza teatral dentro de la pieza teatral principal >>, nosotros, el auditorio, pasamos de centrarnos en esa actuación a centrarnos en Hamlet y su tío.

En las parábolas de Jesús ocurre algo similar. La pieza teatral tiene lugar entre Jesús y sus oyentes. En muchas ocasiones, su auditorio está compuesto por sus enemigos teológicos y, por eso, nos encontramos inmersos en un tenso conflicto. Normalmente, la parábola aparece como <<la pieza teatral dentro de una pieza teatral>>. Es decir, tal como lo expresa Hunter, las parábolas son <<armas de guerra en una gran campaña contra los poderes de las tinieblas que llevaron a Jesús a la cruz>> (Hunter, Then, 9). En algunos casos, como en la escena en casa de Simón el fariseo, tenemos toda la pieza teatral mayor (una escena relativamente larga) y dentro de esa pieza aparece la parábola. En otros casos, la <<pieza >> es bastante corta, como en Lucas 18:9, donde se reduce a una parte del versículo. A veces, ni siquiera aparece, como en Lucas 17:7-10. Siempre que sea posible hemos de establecer quién es la audiencia e intentar entender la actitud de la audiencia original ante el tema de la parábola. Algunos estudiosos creen que estos escenarios de las parábolas se añadieron posteriormente y que debemos ignorarlos para así poder descubrir el mensaje original de la parábola. Es cierto que los escenarios son obra del evangelista o su fuente. No obstante, ¿no es nuestra responsabilidad tomar en serio dichos escenarios y ver si nos ayudan a entender el mensaje original de la parábola? Es decir, puede que hayan sido escritos por cristianos de la iglesia que se formó después de la resurrección de Jesús. Es muy probable que se trate de interpretaciones. Pero, ¿no es posible que sean interpretaciones correctas? ¿No es posible también que algunos de estos escenarios formaran parte junto con las parábolas de la tradición que se transmitió? Este estudio está elaborado dando por hecho que eso es perfectamente viable. Por tanto, hay dos niveles de interés que no podemos perder de vista: el debate teológico entre Jesús y sus oyentes y el uso que Jesús hace de las parábolas para transmitir algo a sus oyentes sobre el debate en cuestión. Eso nos lleva a considerar otro aspecto de la relación entre Jesús y su auditorio: la relación entre el narrador de historias y sus oyentes.

(2) El narrador de historias y su oyente

Si un inglés oye a otro inglés que narra una historia sobre los días del rey Arturo y su corte, entre el narrador y el oyente se da una conexión mental invisible. Todos los ingleses saben cómo actúan los personajes en el mundo de los caballeros y de la mesa redonda. Se espera que el caballero Lancelot respete a las damas, obedezca al rey, rescate a los oprimidos y proteja su propio honor. Es como si el narrador tuviera una <<música de fondo>> que acompañara su narración. Esa música de fondo está compuesta por las costumbres y conductas de los días del rey Arturo. La idea principal, el clímax, los toques de humor y la ironía se pueden percibir por <<las variaciones musicales de un tema>>, es decir, al cambiar, reforzar, rechazar, intensificar, etcétera, las costumbres y conductas conocidas. Imaginémonos a un inglés que le cuenta la misma historia sobre el caballero Lancelot a un auditorio formado por esquimales de Alaska. Está claro que la <<música de fondo>> no se oirá porque esta solo existe en las mentes de los oyentes ingleses que tienen la misma historia y la misma cultura que el narrador. En el caso de las parábolas de Jesús, nosotros somos los esquimales. Los que pudieron escuchar la <<música de fondo>> de las parábolas fueron los campesinos palestinos del siglo I. Nosotros los occidentales nos encontramos muy lejos, tanto en tiempo como en espacio. Han pasado dos mil años, y nuestra cultura occidental es muy diferente a la cultura oriental. Entonces, ¿qué tenemos que hacer?

(Continues...)



Excerpted from BTV # 06: Las parábolas de Lucas by Kenneth E. Bailey Copyright © 2009 by Editorial Vida . Excerpted by permission.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Table of Contents

Contents

PRESENTACIÓN DE LA <<BIBLIOTECA TEOLÓGICA VIDA>>....................9
PREFACIO....................17
INTRODUCCIÓN....................19
¿Qué es una parábola?....................20
Las parábolas están donde las encuentras....................22
La interpretación de las parábolas....................23
Capítulo 1. Los dos deudores (Lucas 7:36-50)....................39
Capítulo 2. La zorra, el funeral y el arado (Lucas 9:57-62)....................67
Capítulo 3. El buen samaritano (Lucas 9:57-62)....................81
Capítulo 4. El rico insensato (Lucas 12:13-21)....................113
Capítulo 5. Pilato, la torre y la higuera (Lucas 13:1-9)....................133
Capítulo 6. El gran banquete (Lucas 14:15-24)....................151
Capítulo 7. El siervo obediente (Lucas 17:7-10)....................185
Capítulo 8. El juez y la viuda (Lucas 18:1-8)....................203
Capítulo 9. El fariseo y el recaudador de impuestos (Lucas 18:9-14)....................223
Capítulo 10. El camello y la aguja (Lucas 18:18-30)....................243
Capítulo 11. El amigo a media noche (Lucas 11:5-8)....................261
CONCLUSIÓN....................281
BIBLIOGRAFÍA EN ESPAÑOL....................283
BIBLIOGRAFÍA EN OTRAS LENGUAS....................284
VERSIONES ORIENTALES USADAS EN ESTE ESTUDIO....................293
ABREVIATURAS DE REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS....................295
Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)