×

Uh-oh, it looks like your Internet Explorer is out of date.

For a better shopping experience, please upgrade now.

Busqueda Sagrada: Descubra La Intimidad Espiritual Con Dios
     

Busqueda Sagrada: Descubra La Intimidad Espiritual Con Dios

by Doug Banister
 

Our hearts were made to pursue God. We feel the longing. We devise countless substitutes when we fail to recognize its Object. But no idol can ever answer our heart's cry for intimacy with our Creator.

Is it even possible, though, to experience a relationship with God that is so intimate, so satisfying, that the lesser gods of our addictions no longer seduce us?

Overview

Our hearts were made to pursue God. We feel the longing. We devise countless substitutes when we fail to recognize its Object. But no idol can ever answer our heart's cry for intimacy with our Creator.

Is it even possible, though, to experience a relationship with God that is so intimate, so satisfying, that the lesser gods of our addictions no longer seduce us? Can Jesus really touch the raw loneliness of our hearts? Can our relationship with Him quench our thirst for love, for approval, for a father's applause?

Doug Banister is convinced the answer is yes. But such fruit is not the product of a moment; it comes over a lifetime of pursuing the God who ardently pursues us.

'Sacred Quest' is a powerful book because it is personal. Banister does not deal in remote theology, but in biblical realities that continue to be proved by trial and error in the crucible of his ministry as a pastor, and in the lives of men and women he has known. In 'Sacred Quest', Banister invites you to join him in pursuing the heart of God. It is a pilgrimage that will, over time, transform how you relate to your heavenly Father, to others, and to life itself.

'All of us are addicts,' writes Banister. 'Each of us is born with a bent heart and a stubborn determination to drink from any cup other than the Holy Grail of intimacy with Christ.' Using illustrations from his own journey, Banister reveals what happens when we fail to bond with Jesus. Then, drawing freely from both evangelical and Pentecostal traditions, he offers a practical and uplifting look at what it means to connect heart-to-heart with a supernatural God.

This book explores the nature of Christ's love for the church. With balance, it probes the mystery of praying to a God who listens and replies. It considers the twin realities of divine healing and human suffering, how intimacy with God begets vision within us, and much more.

Above all, 'Sacred Quest' strips away our distorted image of God and reveals Him as the Bible portrays Him: the God of timeless truth. The God of present power. The God whose love for us is fierce and passionate, who calls us to intimacy with the One who is Life itself.

Product Details

ISBN-13:
9780829735482
Publisher:
Vida Publishers
Publication date:
12/07/2003
Pages:
175
Product dimensions:
5.20(w) x 8.42(h) x 0.48(d)
Age Range:
18 Years

Read an Excerpt

BÚSQUEDA SAGRADA

DESCUBRE LA INTIMIDAD ESPIRITUAL CON DIOS
By DOUG BANISTER

Zondervan

Copyright © 2004 Zondervan
All right reserved.

ISBN: 0-8297-3548-8


Chapter One

CUANDO FALLAMOS EN RELACIONARNOS CON DIOS

Desanimado, Brian atizó las últimas ascuas de fuego que aún ardían en la chimenea. Tomó otro sorbo de café frío y se recargó pesadamente en el sillón. -Ya casi perdí toda esperanza -dijo mientras esquivaba mi mirada-. Si mi esposa se da cuenta de que otra vez he estado viendo pornografía en internet, temo que empaque y se lleve a los niños de regreso a Detroit-. Él y yo estabamos solos en el gran salón de un lugar de retiro donde yo había dado varias platicas. El rocío se acumulaba en las ventanas. Todos los demas se habían ido a dormir hacía ya varias horas.

-Lo he intentado todo -suspiró-. He ayunado durante veintiún días. Han orado por mí. Le he rendido cuentas a otros cristianos, pero simplemente no puedo ... -su voz se diluyó en un silencio cargado de dolor.

-¿Qué sucede cuando sientes que estas batallando? -pregunté.

-Lucho mas cuando estoy demasiado cansado. Nuestro bufete jurídico ha tenido un pésimo año y los socios principales nos estan presionando a trabajar mas horas. Ademas, Becky y yo hemos peleado mucho. Solo quiero escapar. A veces, cuando voy manejando de regreso a casa imagino que me sigo por la carretera hasta llegar a Wyoming.

-Pero sabes que no lo puedes hacer, así que en cambio te conectas a internet, ¿no?

-Creo que sí. Incluso he encontrado una forma de evadir la protección de nuestra computadora contra los sitios pornograficos. Me siento impotente ... Antes de darme cuenta, ya estoy viendo fotos que sé que no debería ver.

Mas tarde ese fin de semana le pedí a Brian que me describiera cómo había sido su relación con su padre.

-Fue un hombre bastante bueno -contestó.

Le pregunté si podía orar por él para específicamente pedirle al Espíritu Santo que le revelara cualquier recuerdo sobre su padre que pudiera ayudarlo a entender su atadura hacia la pornografía.

-Sí, hazlo ... claro.

En cuestión de segundos, muchas imagenes de su infancia comenzaron a aflorar en su mente. Brian me las describía como si estuviera viendo una película.

-Acababa de llegar de mi estancia en la universidad. Era estudiante de primer año en la Universidad de Michigan ... Había estado ausente mucho tiempo. Mi papa estaba sentado en la sala, viendo la película de los viernes ... Al llegar yo, alzó la mano para saludar pero no se levantó.

Brian se detuvo, evidentemente conmovido, mientras volvía a vivir ese momento doloroso.

-Creo que la película era mas importante que yo.

El Espíritu Santo siguió revelando con suavidad todo un album de recuerdos que hacía muchos años estaban guardados en lo mas profundo de su corazón. El tema era recurrente: ese hijo desesperado por tener el amor y la aprobación de su padre nunca los obtuvo. Brian se quedó ahí sentado, en silencio, por un largo rato.

-Dios te hizo para relacionarte con otros, Brian -le dije-. Fuiste creado para establecer lazos con Dios y con las personas. Los psicólogos llaman a esto "crear lazos". En un hogar saludable, el hijo crea lazos con su padre. Luego, el padre le enseña a su hijo cómo crear lazos con el Padre celestial.

-Eso no ocurrió conmigo.

-Es cierto, pero de cualquier manera necesitas esa cercanía. No podemos funcionar sin una relación íntima con Dios. Cuando esta necesidad de intimidad no se ve satisfecha de la forma que Dios quiere, empiezas a buscarla en otros lugares.

-¿Estas diciendo que mi lucha por dejar la pornografía en realidad tiene que ver con mi relación con Dios? -Brian preguntó mientras en su cara se reflejaba el asombro.

-Sí -contesté-, igual que la mayor parte de los problemas.

Creados para adorar

Todos necesitamos tener intimidad con Dios. Si ignoras esa necesidad, terminas como Brian: buscando a Dios en el lugar equivocado. Dios nos creó para establecer lazos emocionales con él. Todos estamos en una búsqueda que dura toda la vida para conocerlo mas íntimamente. Si hemos de convertirnos en las personas que Dios nos ha llamado a ser, debemos aprender a relacionarnos con él.

El precio que debemos pagar si no creamos lazos con Dios puede ser increíblemente alto. Las adicciones, la baja autoestima, la depresión, la religiosidad, el agotamiento y los problemas de relación son solo algunas consecuencias que enfrentaremos si fallamos en establecer esa intimidad con Dios. Lo sé por experiencia propia. El mal manejo de mis deseos de intimidad casi me costó el ministerio: hablaré mas sobre mi peregrinaje espiritual en el siguiente capítulo. Y es que mucho de lo que he aprendido sobre la intimidad lo he obtenido de mi propia búsqueda dolorosa para crear lazos con Dios. Por ahora, consideremos lo que dice la Biblia sobre la importancia crítica de acercarnos íntimamente a nuestro Creador.

La cercanía espiritual

El Dios de las Escrituras es un Dios que establece relaciones. Los tres miembros de la Trinidad (Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo) existen en una relación entre ellos. Jesús describe la relación que mantienen como profundamente íntima. Le dice al Padre: "Tú estas en mí y yo en ti".

El relato de la creación presenta a un Dios de relaciones que crea a un hombre y a una mujer con los que puede establecer lazos. Cuando leemos: "Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza" nos damos una idea de que él es un Dios de relaciones, que vive en una relación y que crea a un hombre y a una mujer semejantes a él en este aspecto.

Dios no creó solo un ser humano, sino dos. Cuando Adan era la única persona en el universo dijo Dios: "No es bueno que el hombre esté solo". ¿Por qué no? ¿No era suficiente para él su relación con Dios? Obviamente que no. Adan necesitaba tener una relación tanto con Dios como con otras personas. Por eso Jesús resumió todas las enseñanzas de las Escrituras en dos mandamientos sencillos: ama a Dios y ama a tu prójimo. "De este modo, establecer relaciones es uno de los fundamentos de la naturaleza de Dios", opina el psicólogo cristiano Henry Cloud. "Como fuimos creados a su imagen, relacionarnos con otros es nuestra necesidad mas fundamental, la base misma de quienes somos. Sin relacionarnos ni crear lazos con Dios y con los otros no podemos ser fieles a nuestra verdadera esencia. No podemos ser plenamente humanos".

Si no logramos crear lazos con otras personas, nos privamos de los nutrimentos que necesitamos para crecer. Un estudio realizado en 1945 analizó, a lo largo de los años, la salud de los bebés que eran atendidos en instituciones estatales. Las necesidades físicas de todos los niños y las niñas eran satisfechas; sin embargo, por falta de suficientes enfermeras solo algunos bebés recibían caricias, eran cargados en brazos y se les hablaba con regularidad. Los investigadores encontraron que los niños que no habían tenido contacto físico con una enfermera se enfermaban mucho mas seguido y tenían un índice de mortalidad mucho mas alto que los demas; su desarrollo emocional se había retrasado o incluso se había detenido. Establecer relaciones también es importante para los adultos. Durante los últimos 12 años he notado que algunas personas en mi iglesia crecen y cambian, mientras otras no. Sin excepción, lo que distingue a ambos grupos es el deseo de dedicar tiempo y esfuerzo a crear relaciones auténticas con otras personas. Crecen quienes entregan su corazón a los demas. Quienes no lo hacen, se estancan. Mi consejo pastoral para Brian cuando nos despedimos ese fin de semana fue que buscara compañeros de viaje que también lucharan con el mismo tipo de problemas y que quisieran acompañarlo en su búsqueda para ser sanado.

Y aunque es sumamente importante crear lazos con amigos, no es suficiente. También debemos establecer una relación con Dios. Relacionarnos con él a un nivel íntimo es todavía mas difícil que conectarnos íntimamente con nuestros amigos, pero las consecuencias de no aprender a crear lazos con Dios pueden ser mucho mas destructivas que las de no acercarnos a nuestro prójimo. Así como aquellos bebés sufrían y morían tanto emocional como físicamente porque les hacía falta el contacto humano, nuestra alma se marchita y se pudre cuando no sabemos cómo tocar y ser tocados por Jesucristo de una manera profunda y personal.

Se han escrito muchos libros excelentes sobre la significativa necesidad de establecer lazos con otros. Mi corazón esta puesto en este libro para que juntos exploremos la necesidad igualmente importante tarea de desarrollar lazos con Dios.

Jesús nos enseñó que nuestra amistad con él es la verdadera fuente de vida espiritual.

Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador ... Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Así como ninguna rama puede dar fruto por sí misma, sino que tiene que permanecer en la vid, así tampoco ustedes pueden dar fruto si no permanecen en mí. Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dara mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada. El que no permanece en mí es desechado y se seca, como las ramas que se recogen, se arrojan al fuego y se queman.

Vamos a ver qué sucede cuando no establecemos una relación cercana con el Señor Jesús.

Adicciones

Brian es adicto al sexo. Crear lazos con otros puede ayudarle, pero incluso los mejores amigos no pueden soportar el peso de la necesidad que una persona tiene de Dios. Las adicciones aparecen cuando se tuerce nuestro mas profundo anhelo de intimar con Dios; y comenzamos a buscar relaciones ilegítimas que nos brinden intimidad. Si esa conducta se vuelve habitual y compulsiva nos atrapa por completo.

Dios describe la conducta de su pueblo cuando se lamenta: "Dos son los pecados que ha cometido mi pueblo. Me han abandonado a mí, fuente de agua viva, y han cavado sus propias cisternas, cisternas rotas que no retienen agua". Estamos diseñados para beber del agua pura que brota de una relación con Dios, pero torpemente nos alejamos de ese manantial de agua viva y preferimos cisternas rotas, llenas de lodo, que no retienen agua y que nos envenenan.

"Todos somos adictos, en todo el sentido de la palabra", escribe el Psicólogo Gerald May. "Simplemente, la adicción al alcohol y a las otras drogas es mas evidente y tragica ... Las adicciones no se limitan a las sustancias que se ingieren; yo fui adicto al trabajo, al rendimiento excelente, a la responsabilidad, a la intimidad, a gustar, a ayudar a otros y a otras conductas que forman una lista casi infinita".

Todo en la vida es espiritual y todo en la vida esconde una búsqueda de Dios. Cualquier conducta compulsiva que no pueda controlar es una adicción, es decir, una búsqueda falsa de una relación íntima.

Otra expresión que describe el concepto de crear lazos es "apego" . En inglés es la palabra "attachment" que a su vez viene del francés "attaché", que significa "clavado a algo". Dios nos diseñó para estar "clavados" a él. Si estamos clavados en el lugar incorrecto, nuestros anhelos estaran atados a objetos específicos, y eso produce adicción.

"Llenaba con comida el hueco de mi corazón".

El fracaso de Jackie en crear lazos con Dios tuvo como consecuencia un desorden alimenticio. "Había tenido sobrepeso durante toda mi vida", señala. "Hice todo lo posible por bajar de peso. Probé el Slim Fast, los Weight Watchers, la dieta de 1200 calorías, la dieta de la sopa de col y las pastillas de hierbas: estaba desesperada. Cuando nacieron mis hijos, mi peso aumentó hasta casi llegar a los cien kilos".

(Continues...)



Excerpted from BÚSQUEDA SAGRADA by DOUG BANISTER Copyright © 2004 by Zondervan . Excerpted by permission.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Meet the Author

Dr. Doug Banister is pastor and mentor to businessmen in Knoxville, TN. He has a Doctorate of Ministry from Gordon Conwell Theological Seminary and is working on a Ph.D. in Medieval History at the University of Tennessee. In addition, he is the author of Sacred Quest and The Word and Power Church. He and his wife, Sandi, have four children. SPANISH BIO: El Dr. Doug Banister es pastor y mentor de hombres de negocios en Knoxville, TN. El tiene un Doctorado en Ministerio del Seminario Teologico Gordon Conwell y esta en proceso de obtener un Doctorado en Historia Medieval de la Universidad de Tennessee. Ademas, es autor de Busqueda Sagrada y La iglesia de la palabra y el poder. El y su esposa Sandi, tiene cuatro hijos.

Customer Reviews

Average Review:

Post to your social network

     

Most Helpful Customer Reviews

See all customer reviews