Cabala para principiantes

Overview

La sabiduría de la Cábala es un método antiguo y experimentado mediante el cual el ser humano puede recibir una conciencia superior y alcanzar la espiritualidad. La Cábala muestra un método práctico para aprender a conectar con el mundo superior y la fuente de nuestra existencia mientras formamos parte de este mundo. A través de ese método el hombre alcanza la perfección, toma las riendas de su vida y trasciende los límites del tiempo y del espacio, logrando así llenar de sentido su vida y alcanzar la serenidad y...
See more details below
Paperback (Spanish-language Edition)
$12.95
BN.com price

Pick Up In Store

Reserve and pick up in 60 minutes at your local store

Other sellers (Paperback)
  • All (7) from $9.15   
  • New (6) from $14.81   
  • Used (1) from $9.15   
Sending request ...

Overview

La sabiduría de la Cábala es un método antiguo y experimentado mediante el cual el ser humano puede recibir una conciencia superior y alcanzar la espiritualidad. La Cábala muestra un método práctico para aprender a conectar con el mundo superior y la fuente de nuestra existencia mientras formamos parte de este mundo. A través de ese método el hombre alcanza la perfección, toma las riendas de su vida y trasciende los límites del tiempo y del espacio, logrando así llenar de sentido su vida y alcanzar la serenidad y el gozo infinito e ilimitado desde el mundo terrenal
Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9788497777698
  • Publisher: Obelisco, Ediciones S.A.
  • Publication date: 1/1/2012
  • Language: Spanish
  • Edition description: Spanish-language Edition
  • Pages: 88
  • Sales rank: 792,736
  • Product dimensions: 5.10 (w) x 8.10 (h) x 0.40 (d)

Read an Excerpt

Cábala PARA PRINCIPIANTES


By Rabí Michael Laitman

EDICIONES OBELISCO

Copyright © 2002 Ediciones Obelisco, S.L.
All rights reserved.
ISBN: 978-84-9777-769-8



CHAPTER 1

¿Qué es la Cábala?


La Cábala es un método sencillo y preciso que investiga y define la posición del ser humano en el universo. La sabiduría de la Cábala nos dice por qué existe el hombre, por qué nace, por qué vive, cuál es el propósito de su vida, de dónde viene y adónde va cuando completa su vida en este mundo. La Cábala es el único método para alcanzar el mundo espiritual. Nos enseña acerca del mundo espiritual y, al estudiarlo, desarrollamos un sentido adicional. Con la ayuda de este sentido podemos establecer contacto.

La Cábala no es un estudio abstracto o teórico, sino, por el contrario, muy práctico. El hombre aprende acerca de sí mismo, quién es y cómo es. Aprende lo que debe hacer ahora para cambiar, etapa por etapa, paso a paso. Enfoca su investigación hacia su propio interior con los mundos superiores.

Toda la experimentación se realiza sobre sí mismo, en sí mismo. Es por eso que la Cábala se denomina «la sabiduría oculta». A través de ella, la persona sufre cambios internos, ocultos a los ojos de los demás, que sólo ella percibe y conoce. Esta actividad, propia, específica y peculiar ocurre en su interior, y sólo ella la comprende.

La palabra «Cábala» viene de la palabra laykabbel, recibir. La Cábala describe los motivos de las acciones como «el deseo de recibir». Este deseo se refiere a recibir diversas clases de placeres. Para ello, cada uno está dispuesto, en general, a invertir un gran esfuerzo. La cuestión es: ¿cómo alcanzar el máximo placer pagando el mínimo precio? Cada cual intenta responder a esta pregunta a su manera.

Este deseo de recibir se desarrolla y crece según un orden determinado. Al principio, desea el placer de los sentidos. Luego busca el dinero y el honor. Un deseo aún más poderoso lo vuelve sediento de poder. Más adelante apuntará quizás al pico de la pirámide: la espiritualidad. Quien reconoce la fuerza de este deseo, comienza a buscar los medios para satisfacerlo.

Al pasar por las etapas del deseo, la persona se familiariza con sus habilidades y limitaciones. La Cábala se ocupa de lo que no podemos apresar ni controlar. No sabemos cómo son creados los sentimientos. Nos maravillamos ante las experiencias de lo dulce, lo amargo, lo agradable, lo áspero, etc. No logramos construir instrumentos científicos para examinar nuestros sentimientos, ni siquiera en el campo de la Psicología, de la Psiquiatría y demás ciencias humanas. Los factores de la conducta permanecen ocultos a nuestro entendimiento.

La Cábala es como la matemática de los sentimientos: toma todos nuestros sentimientos y deseos, los divide y ofrece una fórmula matemática exacta para cada fenómeno, a cada nivel, para cada tipo de comprensión y de sentimiento.

Es un trabajo de sentimientos combinados con intelecto. Para los principiantes, utiliza geometría, matrices y diagramas. Los que avanzan encontrarán una ciencia muy exacta que analiza los sentimientos. Al estudiar, sentirán cada sentimiento, y a la vez lo comprenderán. Sabrán qué nombre darle, según su poder, dirección y carácter.

La sabiduría de la Cábala es un método antiguo y probado, mediante el cual el ser humano puede recibir una conciencia superior, alcanzando la espiritualidad. Éste es su real objetivo en el mundo. Si alguien siente un deseo y un anhelo de espiritualidad, podrá darle cauce mediante la sabiduría de la Cábala, otorgada por el Creador.

La palabra «Cábala» describe la meta del cabalista: alcanzar todo aquello de lo que el ser humano sea capaz, como ser pensante, la más elevada de todas las criaturas.

CHAPTER 2

¿Por qué estudiar la Cábala?


Al estudiar los textos cabalísticos, una persona común aprende cosas que antes le estaban veladas. Sólo tras adquirir el sexto sentido mediante este estudio, podrá ver y sentir lo que previamente no estaba revelado.

Los cabalistas no transmiten el conocimiento de la estructura del mundo superior o espiritual sin un motivo válido. Existe un fenómeno de máxima importancia en sus escritos: todos tenemos la posibilidad interna de desarrollar este sexto sentido.

Puede suceder que, al acercarse a las materias cabalísticas, uno al principio no comprenda lo que está leyendo. Para entenderlas correctamente hay que invocar la llamada «luz circundante», la luz correctora, que muy gradualmente nos mostrará nuestra realidad espiritual. Los términos «corregir» y «corrección» se utilizan en la Cábala para describir un cambio en el deseo de recibir, esto es, de recibir las cualidades del mundo espiritual y del Creador.

Todos poseemos un sexto sentido aún dormido, conocido como «el punto del corazón» y la luz que habrá de llenarlo se encuentra enfrente.

El sexto sentido es también llamado «vasija espiritual» (kli), y sigue existiendo aún sin realidad material. La vasija espiritual de una persona común no se encuentra todavía lo suficientemente desarrollada como para percibir el mundo espiritual. Si uno estudia adecuadamente los escritos originales de la Cábala, esta luz ilumina el punto del corazón y comienza a desarrollarlo. El punto se agranda, expandiéndose hasta permitir la entrada de la luz circundante. La entrada de la luz en el punto del corazón provoca en uno la percepción espiritual. Este punto es el alma de la persona.

Nada es posible sin la ayuda de arriba, sin el descenso de la luz circundante que nos ilumine gradualmente el camino. Aunque no reconozcamos dicha luz, existe una conexión directa entre el punto del corazón y la luz que ha de llenarlo, según el plan de arriba. Estudiar libros de Cábala le permite a uno conectarse con la fuente de la luz, sintiendo poco a poco un deseo de espiritualidad. Este proceso se conoce como «segula» (remedio).

Rabí Yehuda Ashlag escribió en la Introducción al estudio de las Diez Sefirot:

«En efecto, ¿por qué los cabalistas ordenaron a todos estudiar Cábala? Es grandioso y meritorio divulgar la incomparablemente maravillosa cualidad del estudio de la sabiduría de la Cábala; aunque no entiendan lo que están estudiando, el tremendo deseo de entender despertará las luces que rodean su alma. Esto significa que todos tienen garantizada la posibilidad de acceder eventualmente a los maravillosos logros que Dios previó para nosotros al planificar la Creación. Quienes no lo logren en esta encarnación, lo harán en otra, hasta que se cumpla la intención del Creador. Aún cuando no se consiga esta realización, las luces están destinadas a ser suyas; la luces de alrededor esperan a que se prepare su recipiente para recibirlas. Así pues, aún cuando le falte el recipiente, cuando la persona está involucrada en esta sabiduría y recuerda los nombres de las luces y recipientes preparados para pertenecerle, brillarán en él aunque de una manera limitada. Pero no penetrarán en su alma, ya que sus recipientes no están preparados para aceptarlas. La Cábala es la única manera de crear el recipiente para recibir la luz del Creador. La luz que la persona recibe cuando está involucrada en la sabiduría le concede una gracia de arriba, produciendo una abundancia de santidad y pureza en él, acercándolo a alcanzar la realización.»


La Cábala es especial en el sentido en que le otorga a la persona un sabor de espiritualidad mientras la estudia. Y a partir de esa experiencia acaba prefiriendo la espiritualidad al materialismo. En proporción a su espiritualidad se aclara su voluntad, aprende a distanciarse de aquellas cosas por las que se sentía atraído. Es como un adulto que ya no se siente atraído por los juegos de niños.

¿Por qué necesitamos la Cábala? Porque la Cábala se nos ha dado como un trampolín para el cambio. Se nos ha dado para conocer al Creador. Éstas son las únicas razones por las que se ha dado la Cábala. Quien estudia la Cábala para cambiarse y mejorarse a sí mismo, a fin de conocer al Creador, consigue llegar a un estado en el cual empieza a darse cuenta de cómo puede mejorar.

CHAPTER 3

¿Quién es cabalista?


Un cabalista es una persona común como cualquier otra. No posee ninguna habilidad, talento, u ocupación especial. No tiene porqué ser ya un sabio ni ostentar una expresión beatífica en su rostro.

El cabalista es un investigador que estudia su propia naturaleza utilizando un método preciso, probado y que ha resistido la prueba del tiempo. A lo largo de la historia, los cabalistas han estudiado la esencia de sus existencias utilizando herramientas simples que todos podemos emplear hoy en día: sentimientos, intelecto y corazón.

En algún momento de su vida, tomó la decisión de buscar un camino que le ofreciera respuestas creíbles a las preguntas que lo perturbaban. Mediante un método de estudio preciso, pudo adquirir un sentido adicional, un sexto sentido, el sentido espiritual.

Mediante este sentido, percibe las esferas espirituales tan claramente como nosotros nuestra realidad aquí y ahora; recibe conocimiento acerca de las esferas espirituales, los mundos superiores y la manifestación de las fuerzas superiores. Estos mundos se denominan «superiores» porque se encuentran más allá, más arriba que el nuestro.

El ser humano asciende paulatinamente desde su nivel espiritual actual al siguiente, o mundo superior. Este movimiento lo va llevando de un mundo superior a otro. Estos niveles espirituales o mundos superiores constituyen las raíces a partir de las cuales se ha desarrollado todo lo que existe aquí, todo lo que llena nuestro mundo, incluyéndonos a nosotros mismos. El cabalista se encuentra al mismo tiempo en nuestro mundo y en los mundos superiores. Esta cualidad es común a todos los cabalistas.

Los cabalistas reciben la información real que nos circunda, y perciben dicha realidad. Por eso pueden estudiarla, familiarizarse con ella y transmitírnosla. Nos proponen un método nuevo para conocer la fuente de nuestras vidas y conducirnos hacia la espiritualidad. Nos ofrecen este conocimiento en libros escritos en un lenguaje especial. Leídos de cierta forma especial, estos libros se convertirán en naves que nos permitirán descubrir también a nosotros la verdad por nuestros propios medios.

En los libros que han escrito, los cabalistas nos transmiten técnicas basadas en experiencias personales. Desde su amplísima perspectiva, encontraron la manera de ayudar a quienes vendrían después, para que suban la misma escalera que ellos. Este método se denomina «la sabiduría de la Cábala».

CHAPTER 4

La historia de la Cábala y el Zohar


El primer cabalista que conocemos fue el patriarca Abraham. Él percibió las maravillas de la existencia humana, planteó preguntas acerca del Creador, y los mundos superiores le fueron revelados. Transmitió a las generaciones posteriores el conocimiento adquirido y el método usado para adquirirlo. La Cábala se transmitió oralmente durante muchos siglos. Cada cabalista agregó su experiencia única y su personalidad a este cuerpo de conocimiento acumulado, en los términos de las almas de su generación.

La Cábala se siguió desarrollando después de que la Biblia (los 5 libros de Moisés) fue escrita. En el período comprendido entre el Primer Templo y el Segundo (586 – 515 aC.), ya se la estudiaba en grupos. Tras la destrucción del Segundo Templo (70) y hasta nuestra generación, hubo tres períodos particularmente importantes en el desarrollo de la Cábala, en los que aparecen los más importantes escritos acerca de sus métodos de estudio.


El primer período tuvo lugar durante el siglo III, cuando el libro del Zohar fue escrito por Rabí Shimón Bar Yochai (150–230), el «Rashbi», un alumno de Rabí Akiva (40–160). Sólo Rabí Shimón Bar Yochai y otros cuatro sobrevivieron. Tras la matanza de 24.000 discípulos de Rabí Akiva, el Rashbi fue autorizado por Rabí Akiva y Rabí Yehuda Ben Baba a transmitir a las generaciones futuras la Cábala que le habían enseñado. Tras la captura y encarcelamiento de Rabí Akiva, el Rashbi escapó con su hijo Eliezer. Vivieron en una cueva durante 13 años.

Salió de la cueva con el Zohar, un método acabado para el estudio de la Cábala y el logro de la espiritualidad. Alcanzó los 125 niveles que un ser humano puede lograr durante su vida en este mundo. El Zohar nos relata que él y su hijo alcanzaron el nivel denominado «Eliahu el Profeta», lo cual significa que el propio profeta en persona vino a enseñarles.

El Zohar es uno, escrito en forma de parábolas y en arameo, un idioma que se hablaba en los tiempos bíblicos. El Zohar nos dice que el arameo es el «reverso del hebreo», el lado oculto del hebreo. Pero no fue el mismo Rabí Shimón Bar Yochai quien lo escribió sino que él transmitió la sabiduría y la forma de alcanzarla metódicamente dictando sus contenidos a Rabí Aba. Aba redactó el Zohar de modo que sólo pudieran entenderlo quienes fueran dignos de ello.

El Zohar explica que el desarrollo humano se divide en 6.000 años, durante los cuales las almas transitan un proceso de desarrollo continuo en cada generación. Al final del proceso, todas las almas alcanzan la posición de «fin de la corrección», esto es, el nivel más elevado de espiritualidad y el más completivo.

Rabí Shimon Bar Yochai fue uno de los más grandes de su generación. Escribió e interpretó muchos temas cabalísticos que fueron publicados y son conocidos hasta el día de hoy. El libro del Zohar, por su parte, desapareció después de ser escrito.

Cuenta la leyenda que los escritos del Zohar permanecieron ocultos en una cueva cerca de Safed en Israel. Fueron encontrados varios siglos después por residentes árabes de la zona. Un día, un cabalista de Safed compró pescado en el mercado, descubriendo con sorpresa el valor inconmensurable del papel en el que estaba envuelto. De inmediato se dedicó a comprar a los árabes el resto de las piezas, reuniéndolas en un libro.

Esto sucedió porque está en la naturaleza de las cosas ocultas el que sean descubiertas en el momento oportuno, cuando las almas adecuadas reencarnan e ingresan en nuestro mundo. De este modo es revelado el Zohar a lo largo del tiempo.

Pequeños grupos de cabalistas estudiaron estos escritos en secreto. Rabí Moshé de León publicó este libro por primera vez en el siglo XIII en España.


El segundo período es muy importante para la Cábala de nuestra generación. Es el período del Ari, Rabí Isaac Luria, autor de la transición entre los dos métodos de estudio de la Cábala. En los escritos del Ari aparece por primera vez el lenguaje puro de la Cábala. El Ari proclamó el comienzo de un período de estudio abierto y masivo de la Cábala.

El Ari nació en Jerusalén en 1534. Su padre murió siendo él pequeño y su madre lo llevó a Egipto, donde se crió en la casa de su tío.

Durante su vida en Egipto, se mantenía gracias al comercio, pero dedicaba la mayor parte de su tiempo al estudio de la Cábala. Según la leyenda, pasó siete años aislado en la isla de Roda en el Nilo, estudiando el Zohar, los libros de los primeros cabalistas y los escritos de otro miembro de su generación, el «Ramak», Rabí Moisés Cordovero.

En 1570 llegó a Safed en Israel. A pesar de su juventud, comenzó inmediatamente a enseñar Cábala. Su grandeza fue pronto reconocida; todos los sabios de Safed, muy versados en la Toráh revelada y en la oculta, vinieron a estudiar con él, y su fama se extendió. Durante un año y medio, su discípulo Haim Vital volcó al papel las respuestas a muchas de las preguntas que surgían durante sus estudios.

Algunos de estos escritos son escritos del Ari, conocidos por nosotros como Etz Hahayim (El Árbol de la Vida), Sha'ar Hakavanot (El Portal de las Intenciones), Sha'ar Hagilgulim (El Portal de la Reencarnación) y otros. El Ari nos legó un sistema básico para estudiar la Cábala, que sigue vigente hasta el día de hoy. El Ari murió siendo aún joven, en 1572. Acorde a su última voluntad, sus escritos fueron archivados, para no revelar su doctrina antes de tiempo.

Los grandes cabalistas suministraron el método y lo enseñaron, pero sabían que su generación era todavía incapaz de apreciar el cambio. Por ello prefirieron muchas veces esconder o incluso quemar sus escritos. Sabemos que Baal Hasulam quemó y destruyó la mayor parte de sus escritos. Resulta significativo que el conocimiento fuera confiado al papel y luego destruido. Lo que se revela en el mundo material afecta el futuro y será más fácilmente revelado una segunda vez.

Rabí Vital ordenó que ciertas secciones de los escritos del Ari fueran ocultas y enterradas con él. Una parte fue legada a su hijo Maharash Vital, quien la organizó como Las Ocho Puertas. Mucho después, un grupo de estudiosos encabezados por el nieto de Rabí Vital rescataron de la tumba otra parte de los escritos.

Recién en tiempos del Ari se comenzó a estudiar el Zohar abiertamente en grupos. A partir de allí, el estudio del Zohar prosperó durante doscientos años. En el gran período de la Hassidut (1750 – finales del s. XIX) prácticamente todo gran rabino era un cabalista. Aparecieron cabalistas principalmente en Polonia, Rusia, Marruecos, Irak, Yemen y otros países. Luego, a comienzos del siglo XX, el interés por la Cábala decayó hasta casi desaparecer por completo.


El tercer período agrega un método adicional a las doctrinas del Ari, redactado en nuestra generación por Rabí Yehuda Ashlag, autor de la interpretación Sulam (escalera) del Zohar y de las enseñanzas del Ari. Este método resulta particularmente apropiado para las almas de nuestra generación.

Rabí Yehuda Ashlag, conocido como «Baal Hasulam» por su versión Sulam del Zohar, nació en 1885 en Lodz, Polonia. Durante su juventud, absorbió un profundo conocimiento de la ley oral y escrita, siendo luego juez y maestro en Varsovia. En 1921 emigró a Israel con su familia, ocupando el puesto de rabino de Givat Shaul, en Jerusalém. Ya estaba inmerso en la redacción de su propia doctrina cuando comenzó a escribir el comentario al Zohar en 1943. Baal Hasulam terminó de redactar su comentario al Zohar en 1953. Murió al año siguiente, siendo enterrado en el cementerio de Givat Shaul en Jerusalém.

Le sucedió su hijo mayor, Rabí Baruch Shalom Ashlag, el «Rabash». Sus libros se estructuran según las instrucciones de su padre. Elaboran con elegancia los escritos paternos legados a nuestra generación, facilitando su comprensión.


(Continues...)

Excerpted from Cábala PARA PRINCIPIANTES by Rabí Michael Laitman. Copyright © 2002 Ediciones Obelisco, S.L.. Excerpted by permission of EDICIONES OBELISCO.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Table of Contents

Contents

Introducción, 9,
¿Qué es la Cábala?, 13,
¿Por qué estudiar la Cábala?, 17,
¿Quién es cabalista?, 21,
La historia de la Cábala y el Zohar, 23,
¿Quien puede estudiar Cábala?, 31,
Cómo estudiar Cábala, 35,
Cábala y espiritualidad, 41,
Reencarnación y Cábala, 43,
Ramas: el lenguaje de los cabalistas, 49,
Observando la realidad a través de la Cábala, 53,
Música cabalística, 59,
Preguntas más frecuentes sobre la Cábala, 61,
Epílogo, 69,
Información sobre el centro Bnei-Baruch, 75,

Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)