Como convertirse en una iglesia contagiosa: Como avivar el fuego evangelistico

Overview

Descubra un método probado para elevar la temperatura evangelizadora de su iglesia. La evangelización es uno de los valores más altos de la iglesia. Así que, ¿por qué tan pocas congregaciones en realidad se esfuerzan en esto? Tal vez se deba a que no entendemos lo suficiente el potencial evangelizador de la iglesia como para entusiasmarnos al respecto. Conviértase en una iglesia contagiosa cambiará eso. Revisada y actualizada, esta edición compendiada dilucida preconceptos obsoletos y revela a la evangelización ...

See more details below
Other sellers (Paperback)
  • All (8) from $7.01   
  • New (6) from $7.01   
  • Used (2) from $7.20   
Sending request ...

Overview

Descubra un método probado para elevar la temperatura evangelizadora de su iglesia. La evangelización es uno de los valores más altos de la iglesia. Así que, ¿por qué tan pocas congregaciones en realidad se esfuerzan en esto? Tal vez se deba a que no entendemos lo suficiente el potencial evangelizador de la iglesia como para entusiasmarnos al respecto. Conviértase en una iglesia contagiosa cambiará eso. Revisada y actualizada, esta edición compendiada dilucida preconceptos obsoletos y revela a la evangelización como en verdad puede ser. Lo que es más, le lleva por un proceso de seis etapas que incluye una flamante herramienta de evaluación para llevar a su iglesia más allá de las meras palabras a la energía contagiosa, la acción y el compromiso duradero.

Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9780829755794
  • Publisher: Vida
  • Publication date: 11/3/2009
  • Language: Spanish
  • Pages: 256
  • Product dimensions: 5.30 (w) x 8.40 (h) x 0.70 (d)

Meet the Author

Mark Mittelberbg es autor, conferencista y estratega de evangelismo. Es coautor con Bill Hybels de Conviértase en un cristiano contagioso y con Lee Strobel de Aventura Inesperada. Junto a Bill Hybels y Lee Strobel es coautor del programa de estudio Conviértase en un cristiano contagioso. Anteriormente sirvió como líder de evangelismo para Willow Creek Association.
Read More Show Less

Read an Excerpt

CÓMO CONVERTIRSE EN UNA IGLESIA CONTAGIOSA

INCREMENTA LA TEMPERATURA EVANGELÍSTICA DE TU IGLESIA
By Mark Mittelberg

Zondervan

Copyright © 2009 Mark Mittelberg
All right reserved.

ISBN: 978-0-8297-5579-4


Chapter One

TU IGLESIA ALCANZA A LOS PERDIDOS

"Escucha, le he hecho mis preguntas a un pastor, a un sacerdote y a un rabí. Ninguno fue capaz de darme buenas razones para creer en Dios. De hecho, ellos me acaban de felicitar por pensar en esto tan cuidadosamente. Uno de ellos incluso me dijo que le había dado a él algunos puntos para pensar! He gastado mucho tiempo y energía en esto, así que no pienses que me vas a convencer para que creas que tus ideas son correctas".

Tan enérgica fue la discusión entre este joven hombre de negocios judío y mi amigo pastor que incluso un diácono de la iglesia intervino para acabar con la "pelea". Pero tan pronto lo hizo, ambos protestaron. "Está bien", le aseguró mi amigo al diácono, "ambos somos muy apasionados con respecto a esto".

"No solo eso", agregó este serio buscador, "no puedo decirte cuán refrescante es encontrar finalmente un lugar como este donde las personas, parecen preocuparse por la lógica y la verdad. Esto es fantástico!" Este hombre, al igual que muchos otros hoy, estaba muy interesado en descubrir lo que es real enel reino espiritual, y estaba ansioso de hablar sobre esto.

Vemos todo a nuestro alrededor. Desde historias de portada en revistas de noticias nacionales, hasta títulos en libros de mayor venta, temas de programas televisivos y películas, y hasta canciones en las listas de éxitos, las personas están hambrientas de información acerca de Dios.

El interés espiritual en nuestra cultura está en un nivel alto, pero así también el desconcierto de qué creer. Y mientras existe desconfianza en el crecimiento de religiones organizadas, muchas personas, como este hombre de negocios judío, están todavía dispuestos a volverse hacia una iglesia con la esperanza de que ellos podrían, tan solo podrían, encontrar algunas respuestas.

Pero, ¿estamos preparados para ayudarles? ¿nos estamos volviendo el tipo de personas, e iglesias, que seremos capaces de ayudarles a seguir adelante en un viaje espiritual hacia Cristo?

* * *

Evangelimo. Es uno de los más altos valores de la iglesia, y uno de los menos practicados.

Todos nosotros creemos en él. Está en nuestros boletines, en nuestros himnos y a través de nuestros credos. Está colocado en nuestras carpas y salpicado a través de nuestras declaraciones de fe. Está explicado en nuestros libros de teología, es promovido en nuestros seminarios y predicado en nuestros púlpitos. La mayoría de los líderes cristianos lo mantienen en la lista como la prioridad número uno. Existe una pequeña duda de que el evangelismo es primordial para lo que se supone debemos ser nosotros.

La ironía es que mientras muchas de nuestras iglesias y denominaciones tienen un rico patrimonio y una firme reputación por el evangelismo, en muchos casos es muy poco lo que realmente está sucediendo. Seamos sinceros: en muchos ministerios muy pocas personas están siendo alcanzadas para Cristo.

Hasta Jesús ordenó: "Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo" (Mateo 28:19-20). Este mandato fue dado para todas las iglesias de todos los tiempos, incluyendo la tuya y la mía.

Puesto que todos estamos de acuerdo en que estamos supuestos a llevar a cabo la Gran Comisión, ¿por qué no hacemos mayor esfuerzo en cuanto a esto? Los estudios muestran que la mayoría de los cristianos no tienen muchas, si es que tienen alguna, amistades con personas no cristianas. La mayoría de miembros de las iglesias no pueden ya citar más las palabras de Juan 3:16 acerca del gran amor de Dios por el mundo, mucho menos pronunciar una ilustración clara del evangelio. Tan solo un catorce por ciento de pastores afirman que sus iglesias están muy involucradas en el evangelismo.

Sabemos qué decir, no obstante nuestras acciones dicen más que nuestras palabras. ¿Realmente nos preocupamos por los perdidos? ¿Estamos convencidos de que todas las personas que conocemos, sin excepción, necesitan encontrar el perdón, la amistad, la vida y el liderazgo que Jesús ofrece? ¿Creemos sinceramente en el infierno y en que nuestros amigos y familiares terminarán allí si ellos no creen en Cristo antes de morir? ¿Realmente creemos eso? Si es así, ¿estamos dispuestos a alcanzarlos y a correr riesgos para advertirlos? Y, ¿estamos dispuestos a invertir nuestro tiempo y energía en desarrollar iglesias que los atraerán, desafiarán y enseñarán a cruzar la línea de la fe?

Jesús nos encargó convertirnos en comunicadores persuasivos de su amor y verdad. Es decir, que él nos pidió que nos volviéramos cristianos contagiosos y que edificáramos iglesias contagiosas que harán lo que sea necesario, con la guía y el poder del Espíritu Santo, para traer más y más personas a él. Si amas a Cristo, estoy seguro que tu espíritu está diciendo: "Si, es correcto. Deseo convertirme en ese tipo de cristianos y ser parte de ese tipo de iglesia. Realmente quiero impactar las vidas y la eternidad de las personas!".

Fuimos hechos para cumplir con la Gran Comisión. Creo que el evangelismo es la principal razón por la que Dios nos dejó aquí en este planeta. Podemos pasar toda la eternidad adorando a Dios, aprendiendo de su Palabra, orando y edificándonos los unos a los otros. Sin embargo, es solamente aquí y ahora que podemos alcanzar a los perdidos para Cristo. Debemos aprovechar la oportunidad!

LA NECESIDAD DE IGLESIAS CONTAGIOSAS

¿Qué necesitará hacer para lograr extender el impacto para el que fuimos hechos?

El evangelismo relacional juega un papel vital. Es por eso que escribí Conviértase en un cristiano contagioso con Bill Hybels y luego desarrollé y recientemente revisé y actualicé el curso de entrenamiento con el mismo nombre y Contagious Campaign con Lee Strobel y Bill Hybels. Queríamos preparar a los creyentes habituales a comunicar su fe de manera natural y efectiva. Las personas vienen a Cristo de uno en uno, y por lo general a través de la influencia de uno o dos cristianos auténticos quienes han establecido relaciones genuinas con ellos. Todos los creyentes pueden y deben tener ese tipo de impacto en las personas a su alrededor.

Sin embargo, necesitamos algo más que cristianos entusiastas y preparados. También necesitamos la sinergia de las iglesias que en apariencia estén concentradas y activas evangelísticamente. Iglesias que se asocien pro activamente con sus miembros para lograr aumentar la cantidad de personas que están lejos de Dios. Iglesias que estén convencidas de que "... las puertas del reino de la muerte no prevalecerán" contra ellos (Mateo 16:18) y que actúen de esa manera. Necesitamos iglesias contagiosas.

Creo en la importancia de estos tipos de iglesias por dos razones. Primera, he experimentado lo difícil que es alcanzar a las personas que se encuentran fuera del contexto de una iglesia contagiosa. Segunda, he experimentado también los beneficios de tener un mayor alcance conjuntamente con una iglesia contagiosa.

LAS LIMITACIONES DEL EVANGELISMO SOLITARIO

Cuando comprometí mi vida para Cristo a la edad de diecinueve años, de inmediato Dios me dio el deseo de guiar a mis amigos hacia él. Estaba más que dispuesto a hablarles acerca de mi fe. Les di libros y grabaciones acerca del cristianismo, conduje estudios bíblicos evangelísticos, organicé actividades para un mayor alcance, y junto con algunos amigos, formé un ministerio que durante cinco años trajo a nuestro pueblo grupos musicales cristianos contemporáneos a dar conciertos como una forma de comunicación con nuestros amigos no cristianos. Fue una aventura espiritual emocionante, aunque en parte fue malinterpretada en los confines rurales norteños de Dakota del Norte a fines de los setentas y principios de los ochentas!

Llegué a ser conocido entre mis amigos cristianos por lo que ellos, a manera de broma, se referían como el "carro de la evangelización". De manera rutinaria invitaba a personas espiritualmente receptivas a dar un paseo en carro de manera que pudiéramos discutir asuntos espirituales o escuchar una grabación acerca del cristianismo. Con frecuencia viajábamos largas distancias a lo largo de las carreteras secundarias de Dakota mientras escuchábamos los mensajes grabados del evangelio y comentábamos sobre lo que habíamos escuchado. Poco ortodoxo, tal vez. Y claro, gastaba mucho combustible. Pero, hey!, la gasolina era barata entonces, y muchos de ellos se comprometieron a Cristo y hoy aun le sirven a él!

Sin embargo, había un inconveniente. Este tipo de alcance era aislado e independiente. Para muchas de las personas que yo estaba tratando de alcanzar, yo era el único enlace en la cadena espiritual. Tuvimos algún impacto hasta tanto que unos pocos amigos con ideas similares y yo pudimos mantener nuestros esfuerzos. Pero muchas veces las personas quedan en el olvido. ¿Por qué? Porque fuimos desordenados, un grupo pobremente organizado, y no fuimos integrados con fuerza a una iglesia local que pudiera apoyar o dar continuidad a nuestros esfuerzos de alcance.

Si, todos estábamos involucrados en diferentes iglesias. Pero al mismo tiempo, la mayoría de esas iglesias estaban enfocadas hacia su interior y tenían una visión limitada o poca energía para alcanzar a los de afuera, especialmente cuando se trataba de los nuevos métodos que estábamos usando. Las iglesias no sabían qué hacer con nosotros, y nosotros no sabíamos cómo trabajar con ellos. Como resultado, no había transferencia natural de buscadores que querían proseguir al próximo nivel de búsqueda, o de nuevos creyentes que necesitaban crecer en su fe recién adquirida. Estas personas tampoco se identificaban con nuestro estilo de comunicación, no obstante, muchos tenían dificultad para identificarse con la cultura de las iglesias tradicionales. A veces, parecía más fácil guiar a las personas a Cristo que mantenerlos dentro de una iglesia! Por consiguiente, mis amigos y yo nos encontrábamos de manera independiente inventando soluciones, juntando poco a poco los elementos necesarios para mantener a las personas avanzando en su caminar con Cristo. Sentíamos el dolor de intentar ser cristianos contagiosos sin la colaboración y apoyo de una iglesia contagiosa. Dios bendijo muchos de nuestros esfuerzos, sin embargo, los resultados a largo plazo fueron limitados al compararlos con lo que pudo haber sido.

EL PODER DEL EVANGELISMO BASADO EN LA IGLESIA

Qué diferencia años más tarde cuando mi esposa, Heidi, y yo nos fuimos a vivir al área de Chicago y llegamos a formar parte del cuerpo de creyentes que estaban aprendiendo a ser una iglesia contagiosa! Las cosas que habíamos estado tratando de hacer de forma aislada: evangelismo personal, creativas actividades de mayor alcance, discipulado, enseñanza bíblica, importante adoración y mucho más, se estaban realizando bajo el techo de una iglesia local. Qué gran poder y potencial evangelístico!

Al establecer amistad con personas no cristianas, contábamos con un lugar donde traerlos a experimentar un servicio religioso con el que pudieran identificarse. Cuando los amigos hicieron preguntas espirituales, nosotros pudimos acudir a seminarios, clases, maestros, grabaciones y otras herramientas de ayuda disponibles. Cuando ellos al final hicieron un compromiso con Cristo, la iglesia tenía un curso de acción permanente para encontrar la comunidad, el crecimiento y la responsabilidad en un grupo pequeño.

Los nuevos creyentes podrían aprender a honrar y a exaltar a Dios en servicios de adoración que incluían estilos de música con los que ellos podrían identificarse y con la enseñanza que podrían comprender y poner en práctica. Ellos podrían tomar clases para descubrir sus dones espirituales y dar sus primeros pasos en el compromiso en un servicio importante. Tenían un lugar donde invertir su tiempo y recursos para ayudar a extender el reino de Dios. Todo esto estaba disponible en el mismo lugar que los había ayudado a ellos a venir a la fe en Cristo!

Heidi y yo nos regocijábamos mientras observábamos cómo Dios producía fruto en nuestra iglesia. Las personas llegaban a Cristo con frecuencia. Los testimonios de cambio de vida eran comunes, los bautismos de nuevos creyentes eran numerosos y las expectativas de un impacto evangelístico se acrecentaban. Existe un "doble impacto" sinérgico cuando los cristianos contagiosos hacen evangelismo relacional en asociación con una iglesia contagiosa que da prioridad al alcance.

¿Qué pasa con tu iglesia? No importa cuál tipo, sabor, color, ubicación o edad tenga esta, hay poder y potencial en las iglesias contagiosas en todo lugar donde permanece el mensaje de Cristo y toman riesgos para alcanzar a los perdidos.

Jesús prometió: "... edificaré mi iglesia, y las puertas del reino de la muerte no prevalecerán contra ella" (Mateo 16:18). ¿Por qué una enorme mayoría de iglesias no están creciendo, o creciendo casi exclusivamente mediante la transferencia de cristianos desde otras iglesias? ¿Por qué muchas iglesias están perdiendo terreno y ni siquiera están alcanzando a las personas en proporción al crecimiento de la población a su alrededor? ¿Por qué algunas iglesias incluso están clausurando y cerrando sus puertas? ¿Por qué tantos cristianos están conformes cuando sus iglesias simplemente "se sostienen firmes" y mantienen su membresía y sus cifras presupuestarias? ¿Podría ser realmente eso lo que Jesús tenía en mente cuando nos dio la Gran Comisión? Definitivamente no lo creo.

Bill Hybels le dijo esto a un grupo de líderes de iglesias:

Si fueras al aeropuerto y no hubieran aviones aterrizando ni despegando, dirías: "hay un problema!". Si fueras a la estación de tren y no hubieran trenes llegando ni saliendo, dirías: "hay un problema!".

Entonces por qué es que podemos ser parte de iglesias que continúan año tras año con personas casi no religiosas que llegan a la fe en Cristo y con muy pocas personas que realmente llegan a ser parecidas a Cristo y aun así pensar que no hay problema. Amigos, si eso describe a tu iglesia: "hay un problema!".

Por esta misma naturaleza y propósito, la iglesia debe ser un lugar contagioso que extiende la fe cristiana a más y más personas de afuera. De hecho, tiene que ser una epidemia de personas que confían en Cristo. ¿Por qué no está ocurriendo esto?

ACLARACIÓN DE LA MISIÓN

Un problema es que muchas iglesias han sido conocidas durante tanto tiempo que han perdido de vista el motivo principal para el que fueron creadas. Al preguntar a sus miembros: "¿Qué estamos tratando de hacer?" evocaremos miradas extraviadas o perplejas que parecen decir: "No estamos tratando de hacer algo, somos una iglesia, por el amor de Dios!".

En una posición diametralmente opuesta, algunas personas responderán con una lista detallada. "Ah, nosotros estamos aquí para cumplir el plan de Dios, tú sabes, enseñar a la gente y edificar el cuerpo de Cristo, y adorar y crecer, y también para instruir a los jóvenes acerca de Dios y ayudar a los necesitados en la comunidad, y para enviar misioneros al extranjero". Estas metas no son malas, pero son dirigidas por un monólogo interior, no por un sentido claro de misión o prioridad. Y debes de haber notado que el evangelismo generalmente queda rezagado al último lugar de la lista, si es que del todo aparece en ella.

Algunas iglesias tratan de justificar su falta de actividad en el campo del evangelismo señalando otros aspectos en los que se muestran fuertes. "Somos una iglesia educativa; si quieres una iglesia evangelística, deberías averiguar en la que está al otro lado del pueblo". Otros también dirán: "Por supuesto, nosotros creemos en el alcance, pero nuestro énfasis es la alabanza y la adoración".

(Continues...)



Excerpted from CÓMO CONVERTIRSE EN UNA IGLESIA CONTAGIOSA by Mark Mittelberg Copyright © 2009 by Mark Mittelberg. Excerpted by permission.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Table of Contents

Contents

Prólogo por Bill Hybels....................7
Introducción....................9
CAPITULO 1 Tu iglesia alcanza a los perdidos....................13
Capítulo 2 ETAPA 1: VIVE una vida evangelística....................31
Capítulo 3 ETAPA 2: INCULCA valores evangelísticos en las personas a tu alrededor....................53
Capítulo 4 ETAPA 3: CAPACITA un líder de evangelismo....................75
Capítulo 5 ETAPA 4: ENTRENA a la iglesia en aptitudes de evangelismo: el cien por ciento....................99
Capítulo 6 ETAPA 5: MOVILIZA a los especialistas de evangelismo de la iglesia: El diez por ciento....................119
Capítulo 7 ETAPA 6: DESATA una selección de ministerios y actividades de alcance....................147
Capítulo 8 Comunicar el evangelio sin compromiso....................183
Capítulo 9 Iglesias contagiosas y la imparable diseminación de la fe cristiana....................209
Reconocimientos....................237
Apéndice: Instrumento de evaluación para el proceso de 6 etapas....................241
Notas....................250
Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)