Dilemas que ensenan

Overview

Esta es una colección de ideas creativas para que tu grupo de jóvenes se mantenga hablando por un largo tiempo. Contiene más de un centenar de sugerencias para programas especiales y grupos de discusión. Lo suficiente para mantener a tu grupo de jóvenes motivado e involucrado en una conversación con sentido y propósito.

¿Es tu grupo de jóvenes silencioso? ¿Necesitas ayudas para conseguir que hablen acerca de lo que es realmente importante? ¿Te gustaría ser un líder de discusión más eficaz? ¡No busques más! ...

See more details below
Paperback (Translatio)
$10.66
BN.com price
(Save 11%)$11.99 List Price
Other sellers (Paperback)
  • All (15) from $6.32   
  • New (12) from $6.32   
  • Used (3) from $6.68   
Dilemas que enseñan

Available on NOOK devices and apps  
  • NOOK Devices
  • Samsung Galaxy Tab 4 NOOK
  • NOOK HD/HD+ Tablet
  • NOOK
  • NOOK Color
  • NOOK Tablet
  • Tablet/Phone
  • NOOK for Windows 8 Tablet
  • NOOK for iOS
  • NOOK for Android
  • NOOK Kids for iPad
  • PC/Mac
  • NOOK for Windows 8
  • NOOK for PC
  • NOOK for Mac

Want a NOOK? Explore Now

NOOK Book (eBook)
$7.99
BN.com price

Overview

Esta es una colección de ideas creativas para que tu grupo de jóvenes se mantenga hablando por un largo tiempo. Contiene más de un centenar de sugerencias para programas especiales y grupos de discusión. Lo suficiente para mantener a tu grupo de jóvenes motivado e involucrado en una conversación con sentido y propósito.

¿Es tu grupo de jóvenes silencioso? ¿Necesitas ayudas para conseguir que hablen acerca de lo que es realmente importante? ¿Te gustaría ser un líder de discusión más eficaz? ¡No busques más! Dilemas que Enseñan te da más de cien ideas probadas que harán que tus jóvenes puedan hablar de temas diversos como: Música, Noviazgo, Servir a Dios, Muerte, Amistad, Presión de los amigos, Enojo, Drogas y Alcohol, Padres, La Iglesia, Valores, Fe, Engaño, Jesús. . . y muchos más!

Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9780829764789
  • Publisher: Vida
  • Publication date: 4/23/2013
  • Language: Spanish
  • Series: Especialidades JuvenilesSeries Series
  • Edition description: Translatio
  • Pages: 160
  • Product dimensions: 6.70 (w) x 9.60 (h) x 1.50 (d)

Meet the Author

Michael Yaconelli (Julio 24, 1942- Octubre 30, 2003), escritor, teólogo y líder, empleó cuarenta y dos años de su vida como pastor y ministro de estudiantes. Era el pastor laico de la Iglesia Grace Community, dueño y cofundador de Youth Specialties, antiguo editor de The Door, autor de Espiritualidad sin hipocresía, y muchos libros más. Michael, Mike, como lo conocían sus amigos, ha sido considerado el pastor de los pastores de jóvenes en los Estados Unidos.
Read More Show Less

Read an Excerpt

Keep 'Em Talking

Especialidades Juveniles


By Mike Yaconelli

ZONDERVAN

Copyright © 2013 Mike Yaconelli
All rights reserved.
ISBN: 978-0-8297-6478-9


Excerpt

CHAPTER 1

CUANDO LA EXPERIENCIA IMPORTA


¿Herpes? ¿Qué Ross tenía herpes genital? Darcie no podía creer lo que estaba escuchando. Ross, un estudiante de segundo año de la universidad, era el presidente del grupo de jóvenes universitarios y dos años mayor que Darcie. Ella pensaba que era el chico más maravilloso que había conocido. Habían estado saliendo durante un mes, y luego de haber hablado por horas Darcie pensaba que sabía todo acerca de Ross. Ambos eran cristianos y Ross estaba planeando ir al seminario. Y Darcie estaba convencida de que había conocido al hombre de sus sueños.

Sin embargo, el sueño se estaba convirtiendo en una pesadilla.

Darcie se escuchó a sí misma preguntando lo impensable.

—¿Como obtuviste el herpes, Ross?

—Bueno, he sido cristiano solo por un año, Darcie —explicó— y antes de eso era bastante fiestero. Tomaba mucho licor. Incluso me involucré en las drogas por un tiempo. Déjame decirlo de esta manera: tuve relaciones con muchas mujeres antes de conocerte. No estoy orgulloso de mi pasado. Y no quería que te enteraras. Sin embargo, cuando salió a relucir esto de mi herpes, pensé que mejor te lo contaba.

Darcie estaba más enojada de lo esperado. Si él tiene herpes, ¿qué otro tipo de enfermedad puede padecer? El solo hecho de pensar que Ross había estado con otras mujeres le provocaba nauseas. Darcie era virgen y esperaba que los chicos con los que salía lo fueran también.

—Ross —dijo—, lo siento, pero no puedo continuar con esta relación. Sé que Dios te perdonó y no considero que seas malo ni nada de eso ... pero deseo casarme con alguien que no haya estado con otras chicas.

Al parecer Ross tomó bien la noticia. Se disculpó por no haberle contado al inicio de su relación, e incluso le pidió a Darcie que oraran juntos.


Para pensar:

1. ¿Qué opciones tiene darcie?

2. ¿Estás de acuerdo con la decisión que tomó con respecto a ross?

3. Si dios perdona nuestro pasado, ¿no deberíamos nosotros también hacerlo?

4. Si fueras darcie, ¿qué hubieras hecho al enterarte del pasado de ross?

Un mes después, Darcie se enteró por un amigo de que Ross andaba diciendo que ella había asegurado ser demasiado buena para él. Según Ross, Darcie le dijo que él se había contaminado mucho y que aunque Dios lo había perdonado, ella no podría hacerlo.


Las estadísticas:


Las estadísticas:

[check] Cada año 2,5 millones de adolescentes estadounidenses adquieren enfermedades venéreas. Cuando los adolescentes tienen relaciones sexuales a una temprana edad, no son conscientes de la necesidad de usar anticonceptivos. A las chicas les da pena pedirle a su novio que use un condón. Esta es una de las razones por las que los adolescentes son entre dos y tres veces más propensos a adquirir una enfermedad venérea que los mayores de veinte años.

For Teens Only [Solo para adolescentes] 6 de mayo de 1996

[check] De doce millones de casos de enfermedades venéreas diagnosticadas cada año, tres millones se presentan en adolescentes, de acuerdo al instituto de medicina en Washington. desafortunadamente, por cada dólar que el gobierno invierte en la prevención de enfermedades venéreas, gasta $43 tratándolas. Eso es diez billones al año, sin incluir el dinero invertido en el tratamiento del sida. Otra encuesta descubrió que uno de cada diez estadounidenses ni siquiera puede nombrar una enfermedad venérea, mientras que solo un cuarto tiene conocimiento de alguna, como por ejemplo la clamidia (la más común de las enfermedades venéreas), que ataca a cuatro millones de estadounidenses anualmente.

Chicago Tribune 20 de noviembre de 1996


EL MIEDO AL SEXO

Nadie hubiera sospechado que en la mente de Chip Davis había serias dudas en cuanto al sexo. Chip, un estudiante del penúltimo año, resultaba el joven más popular en su escuela. Sin embargo, la verdad era que Chip no tenía novia, casi no había salido a ninguna cita, y secretamente no deseaba hacerlo en lo absoluto.

¿Por qué? Le tenía miedo al sexo.

Estaba casi seguro de que la única vez que sus padres habían tenido relaciones sexuales fue antes de que él naciera. Los había escuchado pelear por el asunto del sexo muchas veces, y sabía que esa era la causa de sus problemas maritales. Por supuesto, Chip había visto películas, como todo el mundo, pero esas escenas de amor resultaban muy intimidantes para él. Con todos esos cuerpos perfectos y la manera perfecta de hacer el amor. Él sabía que muchos de los actores y actrices usaban dobles, ya que sus cuerpos perfectos no lo eran lo suficiente. Sus amigos le habían contado que muchas de sus experiencias sexuales no habían sido agradables (sexo en la parte trasera del carro, sexo en casa de la novia), sino de prisa y no muy satisfactorias.

Chip pensaba que era un chico normal con impulsos normales. El problema era solo que el sexo lo asustaba. No se trataba del área moral, aunque empezaba a pensar que había muy buenas razones para que las personas esperaran a casarse. Lo que le molestaba más era la comparación, la parte competitiva. ¿Sería él tan bueno como el último chico? ¿Lo compararía ella con alguien más? ¿Una relación no debería ser más que solo sexo? Chip se sentía raro, como si fuera un espécimen extraño por preocuparse así por el sexo. En realidad, a veces se preguntaba si había algo malo en él, si era homosexual.

Sin embargo, me gustan las chicas, pensaba. Quiero pasar tiempo con ellas, conocerlas, ser su amigo, reír, divertirnos juntos sin toda la presión sexual. Solo quiero salir a una cita, no besarnos toda la noche. Deseo hacerle una carta a una joven, comprarle regalos, hablar toda la noche. ¿Hay algo malo en eso? ¿En mí?


Para pensar:

1. ¿Sucede algo malo con chip?

2. ¿Qué tipo de presiones sexuales experimentas en la escuela?

3. ¿Cómo manejas la presión sexual?

4. Si una persona manifiesta públicamente que el sexo no es como todos dicen, ¿sería criticada? ¿Ridiculizada? ¿Acusada de ser homosexual?


Las estadísticas:

[check] El 61% de las chicas y el 23% de los chicos mencionan experimentar presiones sexuales por parte de la persona con la que salen.

[check] El 59% de las chicas y el 51% de los chicos dicen que tuvieron relaciones sexuales porque pensaron que estaban listos.

[check] El 45% de las chicas tuvieron sexo porque lo relacionaron con el amor, el 28% de los chicos por la misma razón.

[check] El 38% de las chicas tiene miedo de ser clasificadas como vírgenes. El 43% de los chicos le teme a esa categoría.

Youthworker Update, agosto de 1996


FRACASO ANTICONCEPTIVO

Raquel no se acostaba con cualquiera. Claro, ella estaba pensando en tener relaciones con su novio, pero eso no era "acostarse con cualquiera". Amaba a su novio y pensaban casarse. Ella tenía dieciocho años y era lo suficiente mayor para tomar sus propias decisiones.

Así que cuando Raquel finalmente decidió que había llegado la hora de tener relaciones sexuales, fue a una clínica de salud para conseguir píldoras anticonceptivas. Lo que la chica no sabía era que una enfermera de la clínica era una buena amiga de su madre.

Cuando Raquel llegó a casa de la clínica, tenía una sorpresa esperándola.

—Siéntate —dijo su madre con severidad—. Sé que compraste pastillas anticonceptivas.

Raquel se vio sorprendida con la guardia baja.

—Bueno, mamá, ya que tengo dieciocho años.

—Ya que yo todavía estoy pagando todos los gastos aquí —la interrumpió su madre— déjame explicarte cómo funciona nuestra casa. Siempre que pague por tu comida, tu auto y tu seguro, y siempre y cuando estés en esta casa, vas a vivir según mis normas. Pensé que te había criado de modo que creyeras en los valores cristianos. Creí que eras cristiana. Al parecer has decidido amar a tu novio más que a Dios, más que a tus padres, y supongo que no puedo detenerte. Sin embargo, sí puedo evitar que tomes pastillas anticonceptivas. Así que tienes una opción. Puedes elegir tener relaciones sexuales con Tomás y conseguir tu propio apartamento, un trabajo, y pagar todos sus gastos. O puedes prometerme que no tendrás relaciones con Tomás, no vas a comprar pastillas anticonceptivas, y vas a vivir según los valores de tu padre y míos. Todo depende de ti.

La conversación continuó hasta bien entrada la noche, pero al final Raquel aceptó renunciar a las pastillas anticonceptivas, abstenerse de tener relaciones sexuales con Tomás, y vivir según las reglas de su mamá y su papá. ¿Qué otra cosa podría hacer?, pensó. Así que ella prometió que no habría nada de sexo.

Su madre nunca se enteró de que Raquel pronto se volvió sexualmente activa con Tomás, y de que tres meses más tarde tuvo un aborto. Se graduó de la escuela secundaria, rompió con Tomás, fue a una universidad cristiana y conoció a un joven cristiano. Sus padres estaban muy orgullosos de ella.


Para pensar:

1. ¿Estas de acuerdo en que si tus padres te mantienen, ellos tienen el derecho de obligarte a vivir según sus valores?

2. ¿Qué opciones tenía raquel?

3. ¿Todos tienen secretos que sus padres nunca sabrán? ¿los tienes tú? ¿es en realidad mejor para los padres no saberlo todo?

4. Si raquel hubiera ido a verte después de la discusión con su mamá, ¿qué consejo le habrías dado?


INFIDELIDAD EN LA IGLESIA

La Iglesia Comunidad Cristiana era una de las más grandes en la ciudad (cerca de cinco mil miembros, con quinientos chicos asistiendo al grupo de jóvenes). Angie se había hecho cristiana y durante su primer año de secundaria se convirtió en una de las chicas más activas de la iglesia. Todas las semanas iba a las actividades del grupo de jóvenes, los estudios bíblicos, los grupos de discipulado y las reuniones de planeación de liderazgo. Sin embargo, sus padres no asistían a la iglesia cuando ella empezó a ir. Su matrimonio no estaba bien. Después de muchas oraciones del grupo de jóvenes, la mamá de Angie finalmente accedió a visitar la iglesia, y hasta le gustaba. Luego de varios meses incluso fue a ver al pastor para recibir consejería, y parecía que su matrimonio estaba mejorando también.

La vida de Angie había cambiado genuinamente después de su conversión. Rompió con su novio de largo tiempo, con el que había mantenido relaciones sexuales de forma activa, y se volvió una voz fuerte en el grupo de jóvenes a favor de la abstinencia sexual. Cristo había cambiado en verdad su vida y parecía que también había transformado la de sus padres. Angie estaba muy contenta con el giro que su vida estaba dando. El cristianismo en realidad cambió su existencia para bien.

Hasta una noche en la que Angie llegó al grupo de jóvenes. Todos los chicos estaban hablando, se veían preocupados, algunas de las chicas lloraban y varios chicos se veían enojados.

—¿Qué está sucediendo? —preguntó Angie.

—¿No has oído nada? El pastor Daniels ha estado teniendo una infidelidad y se ha ido de la iglesia. Todos están hablando de eso.

Angie no lo podía creer. No el pastor Daniels. Él era un pastor genial. Sus sermones resultaban en verdad interesantes y divertidos. Cierto, era un poco atractivo, pero tenía una familia genial. En realidad, Angie era muy amiga de una de sus hijas. Él había dado recientemente un curso de cuatro semanas del punto de vista cristiano acerca del sexo, el cual ayudó mucho a Angie. Y ahora esto. No podía ser. La información debía estar equivocada.

—Él renuncio voluntariamente, admitió haber estado teniendo una infidelidad.

Angie no sabía cómo responder. Se sintió traicionada. El grupo de jóvenes era un desorden esa noche, así que Angie se fue antes de que terminara la reunión. Cuando llegó a la casa, su madre estaba triste y llorando.

—Angie, yo ... yo necesito hablar contigo. El pastor Daniels renuncio a la iglesia hoy.

—Ya lo sé mamá, todos lo saben. Eso fue todo lo que hablamos en el grupo de jóvenes hoy. Creo que ha estado cometiendo infidelidad. Él mismo lo admitió.

—Sí, ha estado teniendo una aventura conmigo.

Al principio, las palabras de su madre parecían indefinidas. Angie se sintió mareada y enferma. Su cerebro no había registrado lo que su cuerpo ya había entendido. Todo lo que Angie sabía era que prefería estar muerta antes de escuchar lo que estaba oyendo. Era demasiado, un engaño demasiado profundo, una realidad muy dura. Sería imposible vivir la vida después de darse cuenta de todo esto. Su propia madre se había involucrado con un ministro a quien ella amaba y en quien había confiado. Su propia madre.

Angie nunca más fue a la iglesia. A ninguna iglesia. Se negó a hablar con los chicos de su grupo de jóvenes. Sus padres se divorciaron y Angie nunca más volvió a confiar en nadie. ¿Quién la podría culpar?


Para pensar:

1. ¿Qué le hubieras dicho a angie cuando se enteró de lo de su madre? Escribe una carta para angie.

2. ¿Podrías ser capaz de defender el cristianismo después de lo que sucedió?

3. Si fueras angie, ¿qué habrías hecho?

4. ¿Qué hubiera podido hacer el grupo de jóvenes por angie?


Las estadísticas:

[check] De acuerdo a un estudio hecho por Tom W. Smith, del Centro de Investigación de la Opinión Nacional, aproximadamente 15% de los estadounidenses casados o previamente casados han cometido adulterio. Los resultados concuerdan con las encuestas de ABC News y Washington Post en 1987, las cuales encontraron que el 89% de los cónyugues son fieles. Otros gurús de la cultura pop, por otro lado, han tenido reportes de infidelidad desenfrenada: Kinsey dice que el 37% de los hombres han cometido adulterio; Joyce Brothers reporta el 50% de las mujeres; y shere hite el 75% de las mujeres que estuvieron casadas por cinco años.

Concejo de Investigación Familiar Washington Watch 29 de octubre de 1993
(Continues...)


Excerpted from Keep 'Em Talking by Mike Yaconelli. Copyright © 2013 by Mike Yaconelli. Excerpted by permission of ZONDERVAN.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)