El Cucuy de la Manana: En la Cumbre de la Pobreza

El Cucuy de la Manana: En la Cumbre de la Pobreza

by Renan Almendarez Coello, Fernando Schiantarelli
     
 

Es muy difícil encontrar un libro autobiográfico escrito con franqueza y objetividad. Más aún cuando el personaje es un famoso locutor de radio aclamado por las multitudes que hablan español en los Estados Unidos.

Este es el caso del libro sobre la vida de Renán Almenaárez Coello "El Cucuy de la Mañana". El fenómeno

…  See more details below

Overview

Es muy difícil encontrar un libro autobiográfico escrito con franqueza y objetividad. Más aún cuando el personaje es un famoso locutor de radio aclamado por las multitudes que hablan español en los Estados Unidos.

Este es el caso del libro sobre la vida de Renán Almenaárez Coello "El Cucuy de la Mañana". El fenómeno de la radio. El ocurrente locutor que hace gala de humor y picardía. El psicólogo del aire. El poeta del micrófono. El hombre caritativo. El luchador social. El defensor de los pobres y de los oprimidos. Para unos ofensivo, para otros un santo. Pero, ¿ quién en realidad es Renán? ¿De dónde proviene? ¿Cuáles son sus aspiraciones? ¿Cómo alcanzó el éxito?

Todas estas preguntas y más, son reveladas en las páginas de este libro. A veces con un relato crudo, reflejo fíel de la realidad de los pueblos Latinoamericanos, Renán comparte aquellos momentos que fueron forjando su espíritu de luchador indomable. En otros, nos revela tiernamente el lado más frágil del espíritu humano. Y en otros, con inocencia no libre de cierta culpa, nos cuenta las historias pícaras provocadas por la necesidad de la supervivencia. Las alegrías y tristezas, los fracasos temporales y los éxitos, los excesos y las angustias, se tejen milagrosamente dando forma a la historia amena de un niño inquieto y soñador que crece rodeado de la pobreza absoluta. Luego, Renán nos conduce con la alegría de siempre, por sus años jóvenes, los más pícaros. Sus inicios en la radio. La tragedia de alcoholismo y la dependencia de las drogas. Sus aventuras amorosas. Su llegada a los Estados Unidos y el duro camino al éxito. Renán comparte con sus lectores, a pecho descubierto, aquellos detalles que se esconden Det.ás del micrófono en el ambiente de la radio. Las envidias y los celos de sus gentes, las ambiciones, las bajezas, los insultos, y también, por cierto, las cosas buenas y alentadoras de la industria.

Este libro va más allá del mundo de la radio y se convierte en un reflejo de nosotros mismos. De nuestra lucha diaria por salir adelante. De nuestra carrera loca por evitar que nos alcance el fracaso. En estas páginas se verán retratados todos aquellos que migraron de sus países y lo dejaron todo, algunos por necesidad y otros, persiguiendo sus sueños de grandeza. Al transitar por estas páginas, usted descubrirá los secretos nunca antes dichos sobre la vida privada de "El Cucuy de la Mañana" revelados por el mismo Renán Almenaárez Coello.

Read More

Editorial Reviews

Criticas
After years of facing obstacles as a Latino radio host in Los Angeles, Honduran immigrant Almendarez Coello came up with a magic formula. He became "El Cucuy de la Manana" ("The Morning Boogeyman"), a sort of Latino Howard Stern with a philanthropic side, blending off-color humor with fund-raising efforts for the poor and advocacy for Latinos. His morning program soon became America's number one Spanish-language radio show, immensely popular among Mexicans and other Latinos of Los Angeles, Chicago, Las Vegas, and Houston. In this amusing and honest account of his life, Almendarez Coello remembers his poverty-ridden Honduran childhood, his arrival in the United States, and his slow rise to becoming one of the country's most popular radio personalities. Simulating an interview with a journalist, Almendarez Coello mixes jokes with daring revelations about acts of infidelity and domestic violence, along with his alcohol and drug abuse. Other juxtapositions include macho celebrations of his countless love affairs and life as a gigolo alongside claims about his love and respect for women, especially his mother. Despite some Mexican slang, the language is accessible, and the informal prose flows smoothly. Recommended for public libraries and bookstores, especially in Los Angeles, Chicago, Las Vegas, Houston, and their surrounding areas.
—Carmen Ospina, "Criticas"

Product Details

ISBN-13:
9780060009977
Publisher:
HarperCollins Publishers
Publication date:
10/24/2002
Edition description:
First Rayo Edition
Pages:
320
Product dimensions:
6.00(w) x 9.00(h) x 1.05(d)

Read an Excerpt

El Capítulo Uno

El Nacimiento de Renán, su Familia y Otras Cosas Más

¡Doña Virginia! ¡Doña Virginia! ¡Venga rápido que un puerco se está llevando a Renancito!

-- ¡Ay Dios mío, ¿cómo puede ser si lo acabo de bañar ayer?! ¡A este cipote todo le pasa!

Es la primera taza de café. Otras dos más vendrán antes del final de esta conversación. Up poco de azúcar artificial -- siempre las del sobrecito azul, que es la única que toma -- y mientras la cuchara se sumerge y empieza a dar vueltas tratando de mezclar el dulce con el amargo, Renán se sumerge en sus recuredos que también son dulces y amargos. Sin mirarme, con sus ojos negros puesos en la taza al frente suyo, aspira el aroma que asciende arropado en humo, y la memoria que también es etérea y vuela, se transforma en suspiro como preámbulo de las palabras viejas que ya llegan.

-- Pues empecemos por el principio -- me dijo con la resignación del sentenciado. Yo nací un 18 de noviembre de 1953 en Honduras, en un pequeño pueblo llamado Lepaterique que queda creo a cuarenta o cincuenta minutos de Tegucigalpa. Ya no recuerdo bien. Tegucigalpa es la capital, por cierto. Yo nací a los dos de la tarde. Mientras todos estaban echando la siesta, mi mamá estaba pujando. Ella decía que a todos los que nacen de día les encanta la vida nocturna. Y así salí yo. Yo viví muchos años de noche. Desde adolescente me gustaba refugiarme en la penumbra de la noche y convertirme en una de sus sombras. Tanto así que mishermanos me decían el nocturno. Y aunque algunos dicen que "nada bueno sale de los seres de la noche", yo soy una excepción. No seré bueno como el pan, pero odio las injusticias. De Lepaterique tengo bagos pero gratos recuerdos pues allí pasé los primeros cinco años de mi niñez. El pueblo, creo que era muy bonito. Y nosotros éramos muy felices. A mi santa madre la ayudó una partera para traerme al mundo. Porque no había ni cómo llegar al hospital. Mi mamá nunca fue al médico para que le controle el embarazo ni tuvo cuidado prenatal. Lo único que hacía después de dar a luz era la "cuarentena".

-- ¿ Y eso qué es? -- interrumpí intrigado.

Sin casi tomar aire y sobre mi pregunta, Renán siguió su relato.

-- La "cuarentena" es un periodo de cuarenta días después del parto en que la mujer se mantiene acostada alimentándose con tortilla y queso o cuajada y toma cocoa de lata -- que por cierto era muy cara en ese tiempo -- para tener bastante leche y alimentar al bebé hasta cierta edad. Y de veras que sí funciona. Por cierto que mi madrecita tenía tan gran corazón, que ella no quería dejar de darnos de lactar porque no podía vernos sufrir. El destete, como le llaman a esa época donde el niño tiene que dejar de lactar, es una de las etapas más traumáticas de la infancia. Mi papá le gritaba y le decía que no dejara llorar, que cuando nos llegue el hambre íbamos a comer hasta sacate con frijoles. Entonces, para evitar que mi papá se enojara con ella, buscaba los lugares más recónditos de la finca para darnos su pecho o nos daba a escondidas en la noche. Y así mi mamá me dio de lactar hasta que yo tenía cuatro años.

-- Mire, yo estaba jugando pelota o a lost hoyitos por ahí afuera con mis amigos y en medio del partido me daba ganas y me iba corriendo donde ella que simpre estaba ocupada pero también siempre estaba dispuesta a darme gusto con ese amor infinito de madre, y se abría su blusa y me ofrrecía uno de sus pechos santos y yo bebía del néctar de vida y regresaba a jugar pelota con más ganas todavía.

-- Nole puedo creer -- le dije incrédulo y admirado.

-- Y eso no es todo -- agregó con su mirada pícara --. Le voy a contar algo. Mi papá tenía una cabra que daba leche. Y de esa leche nos dabad a nosotros, sin pasteurizar ni nada. Cuando la cabra tuvo sus crías, estaba lista siempre para dar leche. Entonces, yo solito me metía debajo de la cabra, le agarraba la teta y de ahí mismo mamaba la leche. Al final, escupía los pelos y órale a seguir jugando. Quizás por eso soy tan sanoy tan mamón --. Y se lanza a reírcon tantas ganas y gusto que las mejillas se le suben hasta los párpados y le enchinan los ojos.

El Cucuy de la Manana. Copyright © by Renan Almendarez Coello. Reprinted by permission of HarperCollins Publishers, Inc. All rights reserved. Available now wherever books are sold.

Read More

Meet the Author

Born in Honduras, Renan Almendarez Coello began his radio career at age 15. He moved to the United States in 1982 and is currently the top radio personality in Southern California. Features on him have been written in Time magazine, Brill’s Content, with extensive coverage of his domination of California airwaves featured in the LA Times.

Customer Reviews

Average Review:

Write a Review

and post it to your social network

     

Most Helpful Customer Reviews

See all customer reviews >