El exito no es casualidad: Cambie sus decisiones; cambie su vida

Overview

El éxito de ventas de Tommy Newberry Success Is Not an Accident (publicado por el autor en 1999) ha ayudado a más de 100.000 lectores a lograr mayores niveles de éxito tanto en su vida personal como en la profesional. Recordando a los exitosos autores Stephen Covey y John Maxwell, Newberry enseña a los lectores el poder de establecer metas, la administración del tiempo, la visualización y “la conversación poder” para la lograr elevados niveles de ren-dimiento en todas las áreas ...

See more details below
Paperback (Spanish Language)
$12.19
BN.com price
(Save 12%)$13.99 List Price

Pick Up In Store

Reserve and pick up in 60 minutes at your local store

Other sellers (Paperback)
  • All (21) from $6.68   
  • New (8) from $7.98   
  • Used (13) from $6.68   
Sending request ...

Overview

El éxito de ventas de Tommy Newberry Success Is Not an Accident (publicado por el autor en 1999) ha ayudado a más de 100.000 lectores a lograr mayores niveles de éxito tanto en su vida personal como en la profesional. Recordando a los exitosos autores Stephen Covey y John Maxwell, Newberry enseña a los lectores el poder de establecer metas, la administración del tiempo, la visualización y “la conversación poder” para la lograr elevados niveles de ren-dimiento en todas las áreas de interna vida.

Tommy Newberry's best-selling Success Is Not an Accident (self-published in 1999) has helped over 100,000 readers achieve higher levels of success in both their personal and professional lives. Reminiscent of best-selling authors Stephen Covey and John Maxwell, Newberry teaches readers the power of goal setting, time management, visualization, and “self-talk” so they can achieve peak levels of performance in all areas of their lives. Tyndale House Publishers

Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9781414319803
  • Publisher: Tyndale House Publishers
  • Publication date: 5/1/2008
  • Language: Spanish
  • Edition description: Spanish Language
  • Pages: 272
  • Sales rank: 221,905
  • Product dimensions: 6.00 (w) x 9.00 (h) x 0.60 (d)

Read an Excerpt

EL ÉXITO NO ES CASUALIDAD

By TOMMY NEWBERRY
Tyndale House Publishers, Inc.
Copyright © 2008 Tommy Newberry
All right reserved.

ISBN: 978-1-4143-1980-3



Chapter One
Elige el éxito Tu éxito bendice a otros!

En esta lección aprenderás a: Clarifi car tu concepto de éxito Aceptar completa responsabilidad Eliminar las excusas Transformarte en un realizador y no en un soñador Desarrollar una mentalidad de prosperidad

El éxito no es casualidad! Sin duda alguna, esta es la lección más importante que debes entender si quieres aprovechar al máximo todo tu potencial y disfrutar por completo la satisfacción y el éxito para los que fuiste creado. El éxito se produce en las vidas de personas específicas por razones específicas. No es algo que te ocurre al azar; es algo que tú haces posible. Esta es una noticia apasionante! Ya sea que quieras fortalecer tu vida familiar, mejorar tu carrera, profundizar tu fe o llevar tu energía física a un nivel completamente nuevo, tú puedes hacerlo. Ralph Waldo Emerson escribió: "Déjalo que aprenda prudencia de un nivel más alto. Déjalo que aprenda que cada cosa en la naturaleza, incluso la paja y las plumas, se atienen a la ley y no a la casualidad, y que todo lo que siembre, cosechará."

No hay magia. Este proceso no es complejo ni sofisticado. Si invirtieras tiempo para descubrir lo que otra gente ha hecho para ser exitosa, personal y profesionalmente, y luego comenzaras a hacer las mismas cosas, tú también lograrías resultados similares a su debido tiempo. Todos tus esfuerzos serían provechosos!

Dar en el blanco!

Imagina que estás tratando de arrojar dardos a un blanco en una habitación a oscuras. Incluso en la oscuridad, tarde o temprano le darías al blanco, y si continuaras haciéndolo por un tiempo, probablemente acertarías en el centro del blanco. Pero si encendieras las luces, consiguieras una gran cantidad de dardos, procuraras que alguien te enseñara e invirtieras mucho tiempo practicando, reducirías significativamente el tiempo que te tomaría dar en el blanco. Finalmente, cuando dieras en el centro del blanco, mucha gente diría que tuviste suerte. Pero tú no tuviste suerte. Tan sólo estuviste dispuesto a hacer más cosas a fin de asegurarte de dar en el blanco.

Este libro fue pensado para ayudarte a identificar los factores que puedes controlar y que aumentarán las posibilidades de que des en el blanco en tu propia travesía por la vida.

¿Cuál es tu sueño?

Cuando estabas creciendo, ¿soñaste alguna vez con ser un atleta profesional? Yo quería ser jugador de béisbol. Puedo recordar con facilidad cuando jugaba con mis amigos en el patio de atrás reviviendo situaciones de la Serie Mundial hasta que era tan oscuro que no podíamos ver la pelota. Pero, ¿qué es lo que separa a los niños que sueñan con jugar la Serie Mundial de aquellos que verdaderamente crecen para ganar el título? Seguro que esto tiene que ver con el talento, la habilidad y un poco con el momento oportuno, pero también creo que tiene mucho que ver con el empeño y la ética de trabajo.

Si lo hubieras visto jugar en la liga infantil, nunca hubieses imaginado que Orel Hershiser llegaría a ser un día uno de los grandes lanzadores de la historia del béisbol. Pero cuando tenía ocho años, mientras visitaba el Yankee Stadium de Nueva York, Hershiser fijó su meta. Decía: "Fue mientras caminaba por el histórico estadio en una noche fresca y ventosa cuando decidí que quería ser jugador de la liga mayor de béisbol." Es un sueño que muchos niñitos han tenido, pero fue una meta que Hershiser se proponía alcanzar en serio.

PRIMER STRIKE, SEGUNDO STRIKE

Cuando cursaba el primer año de la escuela secundaria, Hershiser comenzó a desarrollar un plan para alcanzar su meta. Primero, quiso llegar a formar parte del equipo de béisbol de la escuela. Pero no pudo alcanzar su meta en dos oportunidades y apenas en el tercer año pudo obtener un puesto en el equipo de la escuela.

Al llenar solicitudes de ingreso para las universidades, Hershiser puso la mira en jugar para la universidad Bowling Green State. Pero una vez más, las cosas no salieron como las había planeado. Cuando llegó el momento de presentarse para ingresar al equipo, Hershiser no reunió las condiciones académicas. Dejó la universidad con sus aspiraciones de estudiar en su punto más bajo. Cuando volvía a casa en autobús, Hershiser tomó una decisión crucial: "El niño que viajaba en autobús a Michigan no era el hombre que yo quería ser." No sería uno de los que abandonan.

Hershiser volvió a Bowling Green para la sesión de verano y jugó para un equipo de béisbol no profesional. En su tercer año fue finalmente aceptado en el equipo más competitivo de la universidad y se convirtió en abridor. Ahora esperaba que los cazatalentos que estuvieran en las tribunas notaran su presencia.

EL LLAMADO

Alguien se percató de Hershiser. En 1979, el equipo de Los Angeles Dodgers lo seleccionó en la ronda diecisiete del draft de aficionados. Pero, como jugador de Clase A, sus posibilidades de acceder a la liga mayor eran escasas. Sólo 4 por ciento de quienes son reclutados logran alguna vez salir de las ligas menores. Hershiser pasó cuatro años y medio jugando en la liga menor antes de recibir la llamada por la que había estado trabajando desde que tenía ocho años. En 1983 fue llamado para participar en la liga mayor.

NUEVAS METAS

Como jugador de la liga mayor, Hershiser continuó trabajando duro para mejorar su técnica, y después de cinco años en la liga mayor, se fijó una nueva meta. Quería ser el lanzador más joven e inteligente de la liga mayor jamás visto.

Su nueva meta se hizo realidad en 1988. Después de recuperarse de una operación de rodilla y de una operación de apendicitis, Hershiser pasó a tener una temporada única en su vida. Batió el récord "irrompible" de Don Drysdale al lanzar cincuenta y nueve entradas consecutivas sin puntos. Fue nombrado mejor jugador del Campeonato de la Liga Nacional y de la Serie Mundial; además recibió el Guante de Oro y el premio Cy Young.

DESPUÉS DEL PARTIDO

Durante la emocionante temporada de 1988, Robert Fraley, amigo y representante deportivo de Hershiser, le dijo: "Estás a punto de ganar mucho dinero. Pero ese no es el éxito verdadero. El éxito se medirá al final de tu carrera, no en su punto más alto. Cuando termines tu carrera, si amas a Dios, si aún estás enamorado de tu esposa, si tus hijos saben quién eres y si tu reputación aún está intacta, entonces podrás considerarte exitoso." Hershiser adoptó la definición del éxito de su amigo y la enfatizó en sus entrevistas: "Cuando haya terminado mi carrera en el béisbol, mi meta más exitosa no será llegar al Salón de la Fama, sino ver el éxito de mi familia como resultado de mi influencia en sus vidas."

En junio de 2000, Hershiser se jubiló del béisbol con un récord de 204 victorias como lanzador, diecinueve años de esposo fiel y quince años de padre involucrado en la vida de sus hijos. Él dijo una vez: "Soy la prueba de que le pueden suceder cosas extraordinarias a la gente común, si trabaja duro y nunca se da por vencida." Esa es la realidad del éxito.

¿Sólo tuvo suerte Orel Hershiser? No lo creo! Tenga en cuenta estos otros héroes que tuvieron éxito:

¿Sólo tuvo suerte Tiger Woods?

¿Sólo tuvo suerte Bill Gates?

¿Sólo tuvo suerte Edison Arantes do Nascimento (Pelé)?

¿Sólo tuvo suerte Carrie Underwood?

¿Sólo tuvo suerte J. K. Rowling?

¿Sólo tuvo suerte Rick Warren?

¿Sólo tuvo suerte Lance Armstrong?

¿Sólo tuvieron suerte los inmigrantes que vinieron a Estados Unidos con nada más que empeño en los bolsillos y sin embargo amasaron una fortuna sirviendo a otros?

¿Sólo tienen suerte los campeones de la Copa Mundial cada cuatro años?

¿Sólo tienen suerte los medallistas olímpicos?

El éxito no es una casualidad y no se basa en la suerte. Esa frase es simple y es la verdad. En el momento que la aceptes por completo, tu vida y la de aquellos a quien amas nunca más volverá a ser la misma. El éxito, de cualquier manera que se defina, es absolutamente predecible.

Comprende el éxito

¿Qué significa el éxito para ti? Una de las primeras tareas que doy a los clientes que entreno en el Club del 1% es responder a esta pregunta. Invertir tiempo y esfuerzo para definir el éxito en tus propios términos es uno de los ejercicios espirituales y mentales más útiles que puedas llevar a cabo. Si estás tratando de acelerar tu éxito, sólo tiene sentido definir primero el objetivo, que en muchos casos es impreciso y a menudo mal entendido.

¿Qué significa exactamente el éxito para ti? He observado que la mayoría de la gente tiene mucha dificultad para definirlo. Pero si no tienes una visión clara del éxito, ¿cómo puedes perseguirlo genuinamente o esperar lograrlo y después disfrutarlo? El éxito ha sido definido de muchas maneras en la literatura:

El éxito es la materialización progresiva de un ideal digno.

El éxito es el cumplimiento de la voluntad de Dios en tu vida.

El éxito es aprovechar al máximo lo que tienes.

El éxito es aquello en lo que te conviertes.

El éxito es vivir la vida a tu manera.

El éxito es una jornada.

Estas definiciones varían, pero supongo que hay una medida de verdad en cada una de ellas. Las personas más exitosas del mundo son aquellas que han dedicado tiempo a descifrar exactamente quién quieren llegar a ser y qué quieren lograr. Invierten las horas de sus días en actividades consecuentes con estos ideales.

La gente exitosa es aquella que ha aprendido a aplicar consistentemente las leyes de Dios en su vida. Le atribuye sus logros al enfoque, el trabajo duro, las buenas relaciones, la perseverancia y la bendición de Dios. Quienes fracasan o son mediocres son los que no tienen una dirección obvia. Tienden a ir "con la corriente" o a moverse en la dirección que el viento sople. Sus vidas están dominadas por las circunstancias y les sobran las excusas. Le echan la culpa de sus pobres logros a la mala suerte. La vida, aseguran ellos, les ha repartido una mano mala y decidieron retirarse del juego.

¿ERES EXITOSO?

¿Cómo defines el éxito? Esa es la verdadera pregunta! ¿Lo equiparas con la riqueza? ¿Crees que tienes éxito si tienes muchos amigos, o es tu posición social lo que importa? ¿Piensas que eres exitoso si posees una casa hermosa, un automóvil u otras posesiones importantes? Si estás involucrado en tu iglesia y das el diezmo habitualmente, ¿significa eso el éxito? ¿Piensas que el poder trae el éxito, o que lograr la siguiente meta en tu lista hará que empiece el éxito? Tal vez el éxito sea la jubilación anticipada, o quizás que todos tus hijos se hayan ido a estudiar a la universidad o que estén casados y hayan empezado sus propias familias. ¿Qué significa exactamente el éxito para ti? Antes que te presione aún más, permíteme hacerte una pregunta diferente pero de vital importancia.

¿QUIERE DIOS QUE TENGAS ÉXITO?

Muchas personas de fe se preguntan si está mal ir en pos de la riqueza o de ciertos tipos de éxito secular. Algunos incluso se sienten culpables de querer lo que otros no tienen. ¿Y tú? ¿Piensas que Dios quiere que tengas éxito? Medítalo y responde esta pregunta.

Aquí está mi respuesta en forma de pregunta: ¿Quieres que tus hijos sean mediocres?

Por supuesto que no! Tú sí quieres que tus hijos tengan éxito! En particular, quieres que tus hijos tengan una relación personal con Jesús, que se casen con la persona correcta y que luchen por su propósito en la vida con excelencia. Ese es un muy buen comienzo, ¿no es cierto? Truett Cathy, fundador de Chick-fil-A, se refiere a esas tres grandes prioridades de los padres como Señor, Pareja y Misión. Si guías a tus hijos a la verdad espiritual, los preparas para elegir a la persona correcta con quien casarse y los alientas a perseguir y vivir sus sueños, entonces estás usando tu tiempo inteligentemente. En suma, quieres que tus hijos lleguen a ser todo aquello para lo que fueron creados. Y eso es exactamente lo que Dios también quiere para ti.

¿Alientan los padres a que sus hijos se esfuercen en lograr la mediocridad? ¿Esperas que tu hijo o hija crezca y consiga un empleo medio, tolere un matrimonio medio y después críe hijos medios que perpetúen el mismo ciclo en la próxima generación? No creo que Dios haga nada "medio." La luz tenue de una vida media es algo que nos imponemos. A veces, hacemos difíciles aquellas cosas que no deberían serlo. Convertimos lo simple en complejo y no sólo nos confundimos nosotros sino que también confundimos a la gente que nos rodea. No te equivoques: Tu Padre celestial quiere que tengas éxito.

Todos tenemos el deseo normal e inherente de alcanzar todo nuestro potencial. A veces este anhelo se apaga transitoriamente por nuestra falta de sabiduría o por una sucesión de malas decisiones, pero permanece allí, esperando ser activado. Considera la manera en que esperamos y oramos para que ocurran cosas buenas en las vidas de quienes amamos. Considera cómo oramos siempre para que nosotros y nuestras circunstancias mejoren y nunca empeoren. Este es nuestro deseo intrínseco de éxito, nuestro deseo de ver avanzar los distintos aspectos de nuestra vida. ¿Has orado alguna vez para que tu vida se desmorone, para que termine una relación preciada o para que se enferme un amigo? Espero que no! Tú, después de todo, fuiste creado para el éxito.

HAS SIDO LIBERADO PARA TENER ÉXITO!

¿Por qué tanta gente lucha con la idea del éxito? ¿Será porque casi nunca escuchan a su pastor predicar un sermón sobre el éxito? A menos que el sermón esté basado en Mateo capítulos 5 a 7, comúnmente denominado el Sermón del Monte, en la mayoría de las iglesias raramente escuchamos enseñar sobre el éxito bíblico. Sin embargo, en el Sermón del Monte Jesús destila los principios espirituales que preceden y promueven el éxito verdadero. La práctica de estos principios te libera para aprovechar al máximo tus posibilidades y llegar a ser todo lo que Dios quiere que seas. Después que termines de leer El Éxito No Es Casualidad, te animo a que leas nuevamente el Sermón del Monte y pienses en lo importantes y prácticos que son verdaderamente los dichos de Jesús. Desafortunadamente, estos principios de éxito son a menudo mal presentados o tergiversados en nuestro tiempo, llevando a algunos, a la conclusión de que "ese asunto del éxito no parece bíblico." Por ejemplo: ¿Se supone que fijemos metas o que no pensemos en el mañana? ¿Se supone que desarrollemos nuestra confianza o que no confiemos en la carne? ¿Deberíamos esforzarnos por lograr la grandeza o estar satisfechos en cualquier circunstancia? ¿Tenemos que mejorar la autoestima o deberíamos negarnos a nosotros mismos? Estas aparentes contradicciones han impedido que muchos cristianos alcancen el máximo de su potencial. Sin embargo, luego de un análisis profundo, no se puede defender seriamente el concepto de que el éxito esté mal o que incluso sea contrario a la verdad bíblica.

Como mucho de la obra del enemigo, el descrédito y el rechazo del éxito ha sido gradual y sutil. Dale un giro negativo al éxito, retrata al éxito como no bíblico y ahuyenta a los cristianos, y entonces el liderazgo cristiano se disolverá lentamente en una sociedad que tiene una clara necesidad de la dirección divina. Qué estratagema más ingeniosa.

El éxito le ha sido robado a la misma gente que cree en el libro original del éxito: la Biblia. Con el transcurso del tiempo, se ha contaminado y distorsionado tanto el concepto del éxito que el audaz éxito divino parece haberse atrofiado. Su influencia apenas se siente. Muchos creyentes bien intencionados parecen estar alejándose rápidamente del potencial con el que fueron bendecidos al nacer. Por lo tanto, los hombres y mujeres inspirados por Dios están teniendo cada vez menos efecto sobre el país que construyeron. De manera interesante, durante la última década un movimiento y ministerio completo ha intentado cambiar el nombre del éxito verdadero con la palabra significado. ¿Es esto realmente necesario? ¿Estamos tan atemorizados por la palabra éxito? En mi mente y en la mente de mis clientes, el éxito auténtico necesita significado. El significado no va después del éxito. Es la suma y la sustancia del éxito.

(Continues...)



Excerpted from EL ÉXITO NO ES CASUALIDAD by TOMMY NEWBERRY Copyright © 2008 by Tommy Newberry. Excerpted by permission.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Table of Contents

Contents
Reconocimientos....................xi
Introducción....................xiii
LECCIÓN 1: Elige el éxito....................1
LECCIÓN 2: Decide quién quieres llegar a ser....................31
LECCIÓN 3: Decide escribir metas convincentes....................55
LECCIÓN 4: Decide invertir tu tiempo sabiamente....................97
LECCIÓN 5: Decide no ser un obstáculo para ti mismo....................137
LECCIÓN 6: Elige la visualización positiva....................177
LECCIÓN 7: Elige un estilo de vida de energía máxima....................199
Epílogo: El mañana se cambia hoy!....................233
Apéndice: Generadores de ideas....................239
Notas....................245
Acerca del autor....................247
Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)