El lider mentor: Secretos para formar a individuos y equipos que triunfan todos los dias

Overview

Tony Dungy, entrenador que ganó el Súper Tazón y autor de la lista de éxitos del New York Times sabe de primera mano que el “liderazgo de mentor” funciona. Él recibió mentoría cuando era un joven atleta. Se hizo famoso como entrenador no sólo por ganar campeonatos sino por su dedicación a sus jugadores. Su reciente trabajo de mentoría (en particular con el famoso mariscal de campo Michael Vick) llegó a las noticias nacionales. Ahora, en El líder mentor, Tony aprovecha su vida y su carrera en la NFL para compartir...
See more details below
Available through our Marketplace sellers and in stores.

Pick Up In Store Near You

Reserve and pick up in 60 minutes at your local store

Other sellers (Paperback)
  • All (2) from $35.24   
  • Used (2) from $35.24   
Close
Sort by
Page 1 of 1
Showing All
Note: Marketplace items are not eligible for any BN.com coupons and promotions
$35.24
Seller since 2014

Feedback rating:

(391)

Condition:

New — never opened or used in original packaging.

Like New — packaging may have been opened. A "Like New" item is suitable to give as a gift.

Very Good — may have minor signs of wear on packaging but item works perfectly and has no damage.

Good — item is in good condition but packaging may have signs of shelf wear/aging or torn packaging. All specific defects should be noted in the Comments section associated with each item.

Acceptable — item is in working order but may show signs of wear such as scratches or torn packaging. All specific defects should be noted in the Comments section associated with each item.

Used — An item that has been opened and may show signs of wear. All specific defects should be noted in the Comments section associated with each item.

Refurbished — A used item that has been renewed or updated and verified to be in proper working condition. Not necessarily completed by the original manufacturer.

Acceptable
Acceptable Book has very light external/internal wear. It may have creases on the cover and some folded pages. This is a USED book.

Ships from: Santa Ana, CA

Usually ships in 1-2 business days

  • Canadian
  • International
  • Standard, 48 States
  • Standard (AK, HI)
  • Express, 48 States
  • Express (AK, HI)
$64.98
Seller since 2014

Feedback rating:

(6)

Condition: Good
2011 Paperback Good Connecting readers with great books since 1972. Used books may not include companion materials, some shelf wear, may contain highlighting/notes, and may not ... include cd-rom or access codes. Customer service is our top priority! Read more Show Less

Ships from: Palatine, IL

Usually ships in 1-2 business days

  • Standard, 48 States
  • Standard (AK, HI)
  • Express, 48 States
  • Express (AK, HI)
Page 1 of 1
Showing All
Close
Sort by
Sending request ...

Overview

Tony Dungy, entrenador que ganó el Súper Tazón y autor de la lista de éxitos del New York Times sabe de primera mano que el “liderazgo de mentor” funciona. Él recibió mentoría cuando era un joven atleta. Se hizo famoso como entrenador no sólo por ganar campeonatos sino por su dedicación a sus jugadores. Su reciente trabajo de mentoría (en particular con el famoso mariscal de campo Michael Vick) llegó a las noticias nacionales. Ahora, en El líder mentor, Tony aprovecha su vida y su carrera en la NFL para compartir los secretos del liderazgo de mentor y cómo puede guiar a una persona al éxito, sin importar el tipo de equipo que dirija. Es un gran recurso para hombres de negocios, padres de familia, entrenadores de equipos, consejeros y cualquier persona que ejerza el liderazgo.

Super Bowl winning coach and New York Times best-selling author Tony Dungy knows firsthand that “mentor leadership” works. He was mentored himself as a young athlete; as a coach, he was famous not just for winning games, but for his dedication to his players; and his recent mentoring work (most notably, with Michael Vick) has made national news. Now, in El lider mentor, Tony draws on his life and NFL career to share the secrets of mentor leadership, and how it can lead you to success, whatever kind of team you lead. A great resource for business people, parents, coaches, and anyone in leadership. Tyndale House Publishers

Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9781414359960
  • Publisher: Tyndale House Publishers
  • Publication date: 9/23/2011
  • Language: Spanish
  • Edition description: Spanish-language Edition
  • Pages: 272
  • Product dimensions: 5.50 (w) x 8.10 (h) x 0.70 (d)

Meet the Author

Tony Dungy
Tony Dungy

Tony Dungy is the #1 New York Times best-selling author of Quiet Strength: The Principles, Practices, & Priorities of a Winning Life, New York Times best-seller Uncommon: Finding Your Path to Significance. He led the Indianapolis Colts to Super Bowl victory in 2007, the first such win for an African American head coach. Dungy joined the Colts in 2002 after serving as the most successful coach in Tampa Bay Buccaneers history. He and his wife, Lauren, are the parents of six children. They live in Tampa, Florida.
Read More Show Less

Read an Excerpt

EL LÍDER MENTOR

Secretos para formar a individuos y equipos que triunfan todos los días
By Tony Dungy Nathan Whitaker

TYNDALE HOUSE PUBLISHERS, INC.

Copyright © 2011 Tony Dungy
All right reserved.

ISBN: 978-1-4143-5996-0


Chapter One

EL MANDATO DE UN LÍDER MENTOR: ENFOQUE EN LA IMPORTANCIA

Tienes que crecer por ti mismo; no importa qué tan alto fue tu abuelo. ANTIGUO PROVERBIO IRLANDÉS

El 24 de enero de 2010, mientras estaba sentado en las gradas del estadio Lucas Oil mirando cómo los Indianapolis Colts celebraban su victoria sobre los New York Jets en la final del campeonato de la AFC [American Football Conference (la Conferencia Americana de Fútbol)], no podía dejar de reflexionar sobre mi relación con los cinco hombres que ahora estaban sobre el podio en el centro del campo, pasándose entre ellos el trofeo del campeonato: Jim Irsay, el dueño del equipo; Bill Polian, el gerente general; Jim Caldwell, el entrenador principal, y los capitanes del equipo, Peyton Manning y Gary Brackett.

Ese día sentí cierta satisfacción, sabiendo que cada uno de esos líderes, junto con el resto del equipo, se había comprometido con una visión y con un objetivo común al comienzo de la temporada. El objetivo, por supuesto, era el de ganar un campeonato, pero además de eso, todo el mundo se preocupaba por elevar el rendimiento de los demás, por ayudarse a ser mejores jugadores, mejores entrenadores y mejores hombres. Cada uno tenía un papel y una responsabilidad diferente en el cumplimiento de ese objetivo, pero todos se habían comprometido en el propósito y en la búsqueda de la excelencia. Ahora, podían celebrar juntos su éxito.

Estos hombres no sólo eran líderes dentro del organigrama de la organización (y de este modo disfrutaban del éxito del equipo) sino que también abrazaron los principios del liderazgo mentor y eran líderes en un sentido relacional. Si no hubieran establecido el tipo de relación que había entre ellos, con otros entrenadores y miembros del equipo, sino que sólo hubieran contado victorias y derrotas, no habrían tenido el mismo nivel de influencia positiva en los demás y la temporada no habría sido tan exitosa. Sin embargo, yo sabía que estos hombres eran personas buenas y equilibradas, cuyo deseo en todo lo que hacían era el de mejorar mutuamente, lo que en mi opinión es una manera más exacta de medir el éxito que el de evaluar simplemente victorias y derrotas. Es también una característica que define al líder mentor.

Si estos objetivos van a repercutir en toda la organización, la unidad de propósito y el deseo de que las personas mejoren deben empezar desde arriba. No obstante, por desgracia, lo contrario es igualmente cierto. Creo que todos hemos visto ejemplos de entrenadores principales que se sientan a la mesa en la sala de prensa después del partido, regodeándose en el brillo de una gran victoria. Detrás de él está el telón de fondo con el logotipo del equipo y el patrocinador corporativo del día, y al responder a las preguntas de los periodistas, él utiliza palabras como nosotros y nuestro, pero lo que él realmente quiere decir es yo y mío. Todos en su equipo lo saben, desde los entrenadores asistentes, que a menudo son dejados de lado o menospreciados en los entrenamientos; pasando por los jugadores, que provocan la ira del entrenador si no se desempeñan exactamente como se esperaba; hasta los miembros del personal de apoyo, a quienes consideran como menos que humanos; o las familias, a las que no se permite acceso al lugar de entrenamiento por temor a que causen una pérdida de concentración, o peor aún, a que su presencia pudiera reorientar las prioridades del equipo más allá de ganar partidos. Después de un tiempo, la gente se da cuenta de que la conversación no se alinea con la acción.

Cuando un equipo gana o una empresa tiene éxito, las familias de los jugadores o los trabajadores se pueden entusiasmar por un momento, pero cuando evalúan las consecuencias, me pregunto cuántos dirían que el logro temporal supera todos los recuerdos perdidos o los vínculos que no se establecieron. Peor aún, tal vez fueron programados con el tiempo para creer que el sacrificio colectivo de la familia, de la comunidad, de tiempo o de cualquier otra cosa que se necesite para ganar partidos, realizar ventas o construir un negocio es una parte aceptable de la vida, es decir, es simplemente lo que se requiere para alcanzar la prioridad número uno: ganar.

Lamentablemente, esos "logros" sin importancia resultarán ser, en última instancia, irrelevantes y sin valor duradero. Los líderes mentores insisten en algo más y definen el éxito de una manera mucho más sólida y completa.

LOS LÍDERES MENTORES PONEN A LAS PERSONAS EN PRIMER LUGAR

No imiten las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta. ROMANOS 12:2

El liderazgo que tiene poca visión se centra principalmente en resultados inmediatos y lucrativos. En el fútbol, son victorias, derrotas y participación en las eliminatorias. En los negocios, son ganancias trimestrales, patrimonio neto y objetivos de venta. No es que estas cosas no sean importantes, pues lo son, pero cuando se convierten en el foco principal de un negocio o de un equipo, conducen inevitablemente a una organización desequilibrada. Los líderes cuya definición de éxito depende de ese enfoque a corto plazo (y por corto plazo me refiero a algo temporal, no eterno) se despertarán un día y descubrirán que se han perdido lo que es verdaderamente importante en la vida, es decir, las relaciones significativas.

Cuando la vida en el lugar de trabajo está centrada sólo en resultados y en utilidades, es fácil trasladar esa mentalidad a otros lugares. Así, tenemos padres gritando a los árbitros en los partidos de las ligas infantiles, o intimidando a sus hijos para que obtengan las mejores calificaciones, o insistiendo que los niños que ellos entrenan en las ligas infantiles sean "mentalmente sólidos." En casa, en el poco tiempo que les queda para la familia, se sienten tentados a criticar si la casa no está perfectamente arreglada o de apiñar todo lo que quieren que sus cónyuges o hijos sepan, en lugar de tomar tiempo para construir el tipo de relaciones familiares que Dios quiere.

En nuestra sociedad, lo admitamos o no, la actitud que prevalece es que el fin justifica los medios. Nos decimos que el "tiempo de calidad" puede compensar la falta de tiempo en cantidad, y que todo estará bien siempre y cuando logremos cualquier meta temporal y mundana que estemos persiguiendo. Simplemente sigue escalando. Creemos que nuestras esposas e hijos necesitan que primero tengamos éxito y luego tendremos tiempo para ser una parte importante de sus vidas.

Racionalizamos este tipo de pensamiento confuso hasta que realmente empezamos a creer que nuestro ejemplo, nuestro impacto y nuestro valor para con los demás (familia, amigos y compañeros de trabajo) se miden por lo que producimos y por las cosas mundanas que acumulamos. Nuestra sociedad ama y respeta los premios, los títulos, el dinero, el estatus, los logros y la imagen. Basta con ver los elogios con los que colmamos a los magnates, estrellas de cine, atletas profesionales ... y entrenadores de fútbol.

No obstante, sin relaciones significativas, relaciones en las que invertimos algo de nosotros mismos, ¿a qué equivale todo esto? Eso es fácil de responder: equivale a polvo.

Si entiendes sólo una cosa de este libro, que sea la siguiente: Las relaciones son en última instancia lo que importa, es decir, nuestra relación con Dios y con las demás personas. La clave para convertirse en un líder mentor es aprender cómo poner a los demás en primer lugar. ¿Sabes? La pregunta que arde en el corazón del líder mentor es simplemente esta: ¿Qué puedo hacer para que los demás puedan mejorar, para que sean todo lo que Dios los creó para ser?

Una vida centrada en las cosas del mundo no añadirá valor a las vidas de otros.

En lugar de preguntar: ¿Cómo puedo conducir mi empresa, mi equipo o mi familia a un mayor nivel de éxito?, tendríamos que preguntarnos: ¿Cómo progresan los que me rodean como resultado de mi liderazgo? ¿Progresan en algún modo? ¿De qué manera mi liderazgo y mi participación en sus vidas (en cualquier trasfondo en el que nos encontremos) tienen una influencia positiva, duradera e impactante en ellos?

Si la influencia, la participación, la mejoría y el impacto son los principios fundamentales del liderazgo mentor, ¿cómo podemos hacer que sean el centro de todo lo que hacemos? Esa es la pregunta que me propongo responder en las páginas que siguen.

En pocas palabras, el liderazgo es influencia. Al influir en otra persona, la lideramos. El liderazgo no depende de una posición o papel formal. Podemos encontrar oportunidades de liderazgo dondequiera que vayamos. Del mismo modo, el liderazgo no se basa en la manipulación o en una receta, aunque a veces eso le pueda parecer a un observador externo. Al mantener nuestros motivos alineados con hacer lo mejor para con los que nos rodean, nos mantendremos enfocados en ser una influencia positiva.

Reconozco que al mundo no necesariamente le faltan libros sobre liderazgo. Ciertamente, no hay escasez en las librerías, y todos desde profesores con doctorados a ejecutivos "exitosos" en los negocios, políticos y empresarios se han sumado. Incluso los entrenadores de fútbol se han unido a la multitud de voces que adoptan los principios de liderazgo, o al menos las ideas para ganar partidos de fútbol. Muchos de estos autores tienen cosas buenas para compartir, pero en mi opinión, la mayoría no está suficientemente orientada hacia los demás. Tal vez me he perdido de algo, pero la mayoría de los libros sobre liderazgo que he visto habla demasiado sobre el líder, demasiado sobre el "yo." Hablan demasiado sobre mejorar los resultados o elevar el estado de los lectores a líderes en lugar de tener un impacto positivo en aquellos a los que son llamados a liderar. Una vez oí decir a un ejecutivo en una entrevista: "Por supuesto que sé cómo liderar. He estado a cargo de una cosa u otra en los últimos treinta años." Es muy posible que esta persona sepa cómo liderar, pero simplemente "estar a cargo" no es evidencia de liderazgo o de capacidad de liderazgo.

De manera que mucho de lo que se ha escrito sobre el liderazgo se centra en el liderazgo posicional, es decir, el estatus propio o el estar a cargo determina si uno es líder. Sin embargo, no tienes que mirar muy lejos para ver ejemplos de personas que tienen muy pocas habilidades de liderazgo ubicadas en la parte superior de un organigrama. Piensa en esto: Es muy fácil parecerse a un líder cuando tus seguidores saben que pueden ser despedidos en caso de incumplimiento o desobediencia. No obstante, ese tipo de supervisión, gestión y dirección no es a lo que me refiero cuando hablo de liderazgo, y en particular, de liderazgo mentor. Los líderes mentores entienden que si perdemos de vista a la gente, perdemos de vista el verdadero propósito del liderazgo.

La posición de uno o el estatus puede formar parte de la ecuación, pero eso es sólo una variable. De hecho, muchos de los líderes más eficaces que he visto no tienen autoridad posicional sobre la gente que lideran. En mi experiencia, algunos de los mejores ejemplos de liderazgo mentor provienen de hombres y mujeres cuya influencia se extiende a las personas que no son sus subordinados.

El liderazgo mentor se centra en las relaciones y en la influencia positiva porque el éxito en las cosas temporales puede ser efímero. Al final, a veces alcanzas las metas organizacionales que has establecido y a veces no. Sin embargo, de cualquier manera, si eres líder, la vida de las personas debería mejorar debido a la influencia que has tenido a lo largo del camino.

LOS LÍDERES MENTORES LUCHAN POR OBTENER SIGNIFICADO EN LA VIDA

Los niños pequeños con ejemplos masculinos positivos tienen un motivo para vivir, alguien que se sienta orgulloso de ellos, alguien que se preocupe por su bienestar. DONALD MILLER

Si sigues el fútbol profesional, o si simplemente lees las noticias, probablemente estás familiarizado con la historia de Michael Vick. Un mariscal de campo estrella con una velocidad difícil de igualar y una agilidad notable, Michael fue reclutado por los Atlanta Falcons en 2001 y rápidamente ganó reputación por desequilibrar partidos en la NFL (National Football League [Liga Nacional de Fútbol Americano]). Luego, en abril de 2007, surgió el rumor de que una organización de peleas de perros había sido descubierta en una casa de propiedad de Michael en su estado natal de Virginia. Aunque Michael inicialmente negó cualquier participación en la organización de peleas de perros, más tarde se declaró culpable de los cargos federales y cumplió una condena de veintiún meses en prisión. Después de su liberación, tuve la oportunidad de reunirme con Michael y de aconsejarlo, estableciendo una relación que continúa en la actualidad.

Debido a la naturaleza controvertida de los delitos de Michael y de su reincorporación posterior a la National Football League, me han preguntado más veces de lo que puedo recordar por qué me involucré con él. He respondido a las preguntas con la mayor franqueza que he podido, una y otra vez, pero quiero ampliar mi respuesta aquí, porque es integral para la discusión sobre el liderazgo mentor.

Según las apariencias, Michael Vick era increíblemente exitoso y rico, en la cumbre de su profesión y ante los ojos del público. Sin embargo, como nos hemos enterado, había algo más en la historia. A pesar de su éxito en el mundo, ¿estaba construyendo él una vida significativa?

El liderazgo, como creo que debe ser entendido y presentado, debe reconocer ante todo que no es suficiente tener éxito ante los ojos del mundo. He escuchado al sociólogo Tony Campolo decir que el mundo ha "cambiado las etiquetas de los precios," dando valor a lo que no lo tiene y devaluando lo verdaderamente importante. La acumulación de cosas es algo muy apreciado en nuestra sociedad, como también lo son el estatus y la fama. Por otro lado, las cosas verdaderamente importantes de la vida suceden a menudo en momentos de quietud e intimidad, en momentos de fe, de familia y de desarrollar relaciones.

Antes de pasar tiempo en la cárcel, estoy seguro de que hubo momentos en los que Michael pensó en la gran oportunidad que Dios le había dado. Sé que pensó en su familia, en sus compañeros de equipo y en los aficionados de todo el país que lo admiraban. Sin embargo, no creo que considerara jamás la responsabilidad que acompaña a una posición de liderazgo, ya sea al frente de su familia o de su equipo o en ser un ejemplo a imitar por muchos otros jóvenes.

Cuando la exitosa carrera de Michael fue suspendida y tuvo tiempo para pensar en ello, llegó a la conclusión de que no había cumplido su parte como líder. Dios lo había bendecido con un talento poco común, y Michael lo había utilizado para llegar a la cima de su profesión. Lamentablemente, se dio cuenta de que no había ayudado a la gente que estaba a su alrededor tanto como podría haberlo hecho. Él quería hacer eso, comenzando con su familia y luego, tal como esperaba, con otro equipo de fútbol, si se le diera la oportunidad. No obstante, también quería llegar a todos los chicos jóvenes que lo admiraban, que llevaban puesta su camiseta y le escribían cartas mientras estaba en prisión preguntando por qué no jugaba más. ¿Podría hacer esas cosas todavía? ¿Podría aún tener un impacto para bien?

Por eso opté por trabajar con Michael Vick. Por eso me involucré en su vida. Vi a un hombre joven en necesidad y tuve una oportunidad para hacer algo. Pero más que eso, acepté la responsabilidad de proporcionar, tal vez, un momento de significado en su vida, es decir, un momento que lo ayudara a volver a encarrilar su vida. Hice lo que tantos otros habían hecho por mí, las cosas que me han ayudado a ser más la persona que soy y la persona que quiero ser, algo que jamás podría haber hecho por mi cuenta. Nunca se sabe cómo saldrán las cosas, pero tienes que estar dispuesto a intentarlo. Mi objetivo era edificar en la vida de Michael Vick aquello que creo que es importante, las cosas que el propio Michael dice que quiere en su vida: estar cerca de su familia, ser un ejemplo de valores buenos para los niños e incluso hablar en contra de la crueldad hacia los animales, algo que ahora sabe que está mal. Si Michael nunca recupera el estatus y la posición que una vez tuvo en la NFL, no será tan importante como la clase de hombre en que se convierta. El liderazgo mentor se centra en edificar a la gente, dar significado a sus vidas y crear líderes para la próxima generación.

(Continues...)



Excerpted from EL LÍDER MENTOR by Tony Dungy Nathan Whitaker Copyright © 2011 by Tony Dungy. Excerpted by permission of TYNDALE HOUSE PUBLISHERS, INC.. All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Table of Contents

Contents

Prefacio por Jim Caldwell....................vii
Agradecimientos....................xiii
Introducción....................xv
Capítulo 1: El mandato de un líder mentor: Enfoque en la importancia....................1
Capítulo 2: La mentalidad de un líder mentor: "No se trata de mí"....................21
Capítulo 3: La madurez de un líder mentor: Una mirada interior....................49
Capítulo 4: Las marcas de un líder mentor: Características significativas....................73
Capítulo 5: Los momentos de un líder mentor: Influencia e impacto....................107
Capítulo 6: El modelo de un líder mentor: Vivir el mensaje....................133
Capítulo 7: Los medios de un líder mentor: Maximizar el rendimiento del equipo....................151
Capítulo 8: Los métodos de un líder mentor: Los siete pasos para mejorar el potencial....................179
Capítulo 9: La medida de un líder mentor: Edificar otras vidas de impacto....................211
Preguntas y respuestas con Tony Dungy....................223
Acerca de los autores....................249
Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)