El mejor comienzo: El primer año de tu bebé

El mejor comienzo: El primer año de tu bebé

by Deborah D. Stewart, Linda Ungerleider, Christine Thomas
     
 

View All Available Formats & Editions

Shorter hospital stays-not much time for new mothers to learn. That's the reality of birth in today's hospitals. Young mothers need sound and supportive material on infant care and this companion book to Baby & Me is designed to guide new mothers through the especially difficult experience of dealing with a new baby in its first year. Written with the same care and

Overview

Shorter hospital stays-not much time for new mothers to learn. That's the reality of birth in today's hospitals. Young mothers need sound and supportive material on infant care and this companion book to Baby & Me is designed to guide new mothers through the especially difficult experience of dealing with a new baby in its first year. Written with the same care and concern for accessible content, Best Start is meant to appeal to this same audience of women as an easy-to-use resource for these crucial first months of development

Product Details

ISBN-13:
9781936693009
Publisher:
Bull Publishing Company
Publication date:
09/01/2001
Sold by:
Barnes & Noble
Format:
NOOK Book
Pages:
278
File size:
3 MB

Read an Excerpt

El Mejor Comienzo

El Primer Año de Tu Bebé


By Deborah D. Stewart, Linda S. Ungerleider, Christine Thomas, Amanda Trujillo Morán y José A Morán

Bull Publishing Company

Copyright © 2001 The Willapa Bay Company, Inc. (Texto)
All rights reserved.
ISBN: 978-1-936693-00-9



CHAPTER 1

Cómo Brindar el Mejor Comienzo a Tu Familia


Una nueva familia empieza cuando un nuevo bebé nace. Aun si ya tienes otros niños, añadir una personita nueva trae consigo cambio. Esto brinda nuevas oportunidades para aprender y crecer. Por la emoción de ayudar a tu bebé a crecer, todo el esfuerzo vale la pena.

Tú puedes prepararte para la llegada de tu bebé. Esto ayudará a que los cambios sean fáciles de manejar.

Muchos nuevos padres no están seguros de que serán buenos padres. Quizás no han tenido la oportunidad de aprender acerca del cuidado infantil. De repente descubren que sus vidas están controladas por las necesidades de un bebé indefenso. Muchos padres también se dan cuenta que su relación cambia. Con frecuencia ellos necesitan descubrir nuevas maneras de apoyarse mutuamente.

Los padres solteros tienen otros desafíos. Tú también puedes descubrir el gozo de criar a tus hijos. Tus amistades, familiares y la comunidad serán tu apoyo.


En este capítulo se incluye:

• Cómo ajustarse a vivir con un bebé

• Cómo enfrentar los sentimientos ("la tristeza") y la depresión

• Los papás aprenden nuevas destrezas

• Cómo mantener sencillo tu estilo de vida

• Cómo buscar apoyo en tu comunidad

• Cómo lidiar con los abuelos

• Padres solteros


El Ajuste a las Necesidades de Tu Bebé

El ser un padre nuevo significa la adaptación de tu vida de acuerdo a las necesidades de tu bebé. La rutina de tu vida anterior desaparecerá, especialmente durante los primeros meses. Las necesidades del bebé controlarán cuándo puedes dormir, visitar a tus amigas y si los quehaceres domésticos se hacen o no. Te sentirás a veces muy cansada y frustrada. Esto es parte de tener un nuevo bebé.

El ajuste de estar en casa puede ser difícil si es que estabas acostumbrada a salir a trabajar todos los días. Es normal que extrañes a tus amigas del trabajo y tu antigua rutina. Toma en cuenta, sin embargo, que algún día volverás a tener tu vida propia.

Con el nuevo bebé, tu vida como pareja también cambia. Si la mamá ocupa la mayor parte de su tiempo en atender al bebé, el papá puede que se sienta aislado. A medida que aprendas a compartir con tu pareja el cuidado del bebé, los dos compartirán tanto las preocupaciones como los placeres.


Cómo Trabajar Unidos como Padres

La crianza de los hijos conlleva trabajo en equipo: planear, hablar y trabajar juntos. El compartir el trabajo y el gozo les ayudará a ustedes dos a conocer a su bebé. Si tienen gemelos o trillizos, el trabajo en equipo es todavía más importante.

Encuentren el tiempo para hablar juntos acerca de la crianza de los hijos y de su bebé. Puede ser difícil decir algunas cosas, pero puede ayudar si hablan respecto a sus preocupaciones y problemas. Ustedes serán una pareja más fuerte si pueden escucharse y confiarse uno al otro.

Si están en desacuerdo en algunas cosas, traten de trabajarlas juntos. Aprendan a escuchar y ver el punto de vista de la otra persona. Los bebés crecen felices en un ambiente de paz. Ellos parecen entender cuando sus padres están enojados.


Cómo relajarte con tu nuevo bebé

• Deja lo que estás haciendo en el momento, cierra tus ojos y respira profundamente.

• Toma unos minutos, varias veces cada día, para estirar tus hombros, brazos y la espalda.

• Pídele a tu compañero que masajee tus hombros o pies. Después, también dale a él un masaje.

• Lleva a tu bebé a pasear.

• Toma un tiempo libre para ti. Toma un baño caliente mientras tu bebé duerme su siesta. Pídele a alguien en quien confías que se quede con tu bebé mientras tú vas a caminar o a una clase de gimnasia.

• Acepta la ayuda de otras personas quienes te la ofrezcan.

• Recuerda que el descanso es más importante que los quehaceres.

• Aprende a decir "no" cuando tienes demasiadas cosas que hacer.

• Si te sientes triste, habla con tu compañero o una amiga íntima acerca de tus sentimientos. A veces, simplemente hablando con alguien puede ayudarte a sentirte mejor. Llorar puede ayudarte a sentirte mejor.

• Escribe en un diario o libreta personal acerca de tus sentimientos. Más adelante podrás leer y ver cómo han cambiado las cosas.


Maneras de trabajar juntos:

• Tomen turnos para cuidar al bebé y para los quehaceres.

• Si no están de acuerdo, hablen acerca del problema. Traten de encontrar una solución que los dos puedan aceptar.

• Habla de lo que te preocupa. No trates de esconder tus sentimientos.


El papá aprende a ser "padre"

Tu bebé necesitará un padre tanto como una madre. El mejor tiempo para empezar a envolverte en la vida de tu hijo es al momento de nacer tu niño. ¡Es increíble cuán rápido llegarás a amar a tu bebé!

¡Recuerda, tú podrás hacer todo lo que la madre de tu bebé puede, excepto darle el pecho!

Este libro no es sólo para mamás. Éste ayudará a los papás a comprender el cuidado básico del bebé y su desarrollo. El Capítulo 5 cubre muchos aspectos de la paternidad.


Consejo práctico para mamá

Deja que tu compañero aprenda sus propias maneras de cuidar al nuevo bebé. Uno de ustedes puede ser que tenga más práctica con el cuidado del bebé. Cada uno de ustedes necesita descubrir qué es lo mejor para cada uno. El papá necesita tener un tiempo para cuidar al bebé él solo.

¡Si el papá pide ayuda, dásela, pero evita criticarle por la forma en que hace las cosas! En muchos casos, existen varias maneras para cuidar a un bebé. Por supuesto, si cualquiera de los dos hace algo peligroso, como poner a su bebé a dormir boca abajo, es importante decirlo.


Si eres una madre soltera

Ayuda al padre de tu bebé a compartir el cuidado de su hijo lo más posible. Una relación sana con el padre le ayudará a tu bebé a desarrollarse bien. Mientras más tiempo el padre le dedique a su bebé, se sentirán más cercanos el uno del otro.

La mayoría de las mamás solteras también necesitarán la ayuda de la familia, amistades y la comunidad. Tu bebé puede crecer con una familia amorosa que es más extensa que simplemente una madre y un padre.

Lee la página 9 para más información acerca de la crianza de los hijos.


Cómo Dedicar Tiempo a Tu Bebé

El tiempo que tú tienes con tu bebé volará, como cualquier padre de niños ya grandes te puede decir. Estos primeros años son los del desarrollo de tu hijo. Lo que tú haces durante los primeros años le afectará para siempre.

Nuestro mundo de hoy exige mucho de la gente joven. Quizás descubrirás que ahora tienes que escoger diferentes opciones acerca de cómo usar tu tiempo y gastar tu dinero.

Es difícil encontrar tiempo para hacer todo, sin embargo, los bebés necesitan pasar tiempo con sus papás. Planea tomar la licencia por maternidad más larga que sea posible para que le brindes a tu bebé un buen comienzo. Muchos padres usan su tiempo de vacaciones para estar en casa con sus bebés. Por supuesto que la mayoría de los padres tienen que regresar a sus empleos en un tiempo determinado. Si tienes alternativa, considera encontrar la forma de pasar más tiempo en casa, aunque sea a tiempo parcial.

A algunos papás se les hace posible tomar licencia por paternidad para que puedan cuidar de sus bebés. Algunos padres pueden también trabajar a tiempo parcial o compartir trabajos. Otros trabajan diferentes turnos, de esta forma los dos puedan cuidar de sus niños. Los padres hacen esto usualmente cuando no pueden encontrar el cuidado infantil adecuado. Si ellos descubren que el costo del cuidado infantil toma la mayor parte de sus salarios, generalmente buscan maneras de hacer dinero desde la casa.

La Ley de Licencia por Razones Familiares ("Family Leave Act") le da a los padres el derecho a tomar permiso del trabajo, sin sueldo, para cuidar de un miembro de la familia, tal como un bebé.

Encontrar un cuidado infantil bueno debe ser una prioridad si los dos padres deben trabajar a tiempo completo o si eres madre soltera. El tener los mismos proveedores por el mayor tiempo posible, le ayuda a tu bebé a sentirse seguro. Comienza a buscar antes del nacimiento ya que toma bastante tiempo para encontrar un proveedor, una guardería familiar o guardería infantil que te guste. (Capítulo 2, página 18)


Los Servicios Comunitarios y el Apoyo Fortalecen a las Familias

Muchas comunidades ofrecen clases y grupos de apoyo para nuevos padres. Si tú nunca has usado estos servicios, puedes averiguar acerca de éstos antes de que tu bebé llegue.

Los grupos de apoyo son reuniones donde tú puedes conocer y hablar con otros nuevos padres. Junto con ellos tú puedes enfrentar problemas prácticos de la paternidad y encontrar la solución.

La Leche League, es una organización sin fines de lucro que apoya a madres que dan el pecho y tiene reuniones de grupo en muchos lugares para apoyar a las mamás que dan el pecho. El consejo de las integrantes del grupo que han tenido experiencia en amamantar, por lo menos durante seis meses, puede servir de mucha ayuda.

Algunos servicios proveen cuidado infantil a corto plazo. Esto puede darte tiempo para que hagas gestiones o simplemente para que tomes un descanso. Otros ofrecen ayuda particular para familias que tienen necesidades especiales tales como los bebés con afecciones médicas o que tienen mellizos y trillizos.

Pregunta acerca de esta clase de servicios en:

• La oficina de tu doctor o enfermera, o la clínica

• La maternidad local o el departamento de salud pública

• La iglesia, sinagoga, templo o mezquita

• La clínica comunitaria para salud mental

• Organización para partos

• El boletín local para crianza de los hijos o el periódico comunitario

• El consejero de la escuela o universidad

• La oficina del Programa Alimenticio para Mujeres, Bebés y Niños (WIC)

• El colegio comunitario local

• Las agencias sociales (tales como "Deaconess", "Goodwill", Servicios Comunitarios Católicos)


Puedes encontrar más información acerca de servicios locales en el Capítulo 18, página 253.

Juntarse con otras familias que conoces y confías puede ser beneficioso. Algunos padres se juntan para compartir el cuidado infantil. Éstas generalmente se llaman cooperativas de cuidado infantil o grupos de juego. Las integrantes toman turnos cuidando los bebés de las demás.

"Mi hija adulta todavía es amiga de las personas con quienes ella jugó cuando eran todos bebés. Nosotras, las mamás, formamos un grupo de juego en nuestro barrio. Nos hicimos amigas y nos apoyamos una a la otra a medida que nuestros niños crecían."


Los Abuelos y los Bebés

Los abuelos forman una parte importante en la vida de tu bebé. El tener un nuevo bebé en la familia acerca más a los padres y abuelos.

Usualmente los abuelos desean ayudar, especialmente si ellos viven cerca. Esto funciona bien si les dices lo que necesitas. Comienza con tareas que son útiles tales como cocinar, lavar la rropa o hacer compras. Esto te permitirá tener más tiempo para estar con tu bebé.

Los abuelos quizás te den sus opiniones acerca de la crianza de los hijos. Si tú deseas hacer las cosas en una forma diferente, debes hacer lo que te parece que es mejor para ti.

Muchos aspectos del cuidado del bebé han cambiado mucho desde el tiempo en que tus padres tuvieron sus bebés. Tú necesitarás darles información en cuanto a la forma de cuidar a tu bebé que tú deseas. Podrías quizás invitar a uno de ellos a ir contigo a uno de los exámenes de buena salud para que él o ella pueda hacerle preguntas al doctor o enfermera. Una abuela o abuelo quizás desee leer este libro para aprender las ideas actuales sobre cuidado infantil.


Ejemplos de ideas nuevas sobre cuidado infantil:

Amamantar: Si tu madre no dio el pecho, ella puede pensar que tú no podrás hacerlo bien. Si se presentan problemas durante los primeros días, ella quizás no te va ser de mucha ayuda. Asegúrate de hablar con una especialista de lactancia acerca de tus preocupaciones. (Capítulo 7, página 70)

Prevención del SMIS (SIDS): Ahora sabemos que cuando los bebés duermen boca arriba, el riesgo del Síndrome de Muerte Infantil Súbita (SMIS) es menor que cuando duermen boca abajo. Un abuelo puede creer que los bebés deben dormir boca abajo (en sus estómagos) para evitar que se atraganten, si es que vomitan. Sin embargo, hoy sabemos que el atragantamiento no sucede con más frecuencia cuando los bebés duermen de espaldas. (Capítulo 6, página 56)

Asientos de auto: Muy pocos abuelos de hoy usaron asientos de auto para sus propios bebés. Aun aquellos quienes sí los usaron, pueden maravillarse de cómo estos aparatos han cambiado. Ellos necesitarán aprender cómo usar correctamente el asiento de auto de tu bebé, en tu auto y en el de ellos.

Necesidades particulares de salud: Tus padres pueden sentirse muy inseguros de cómo ayudar. Ellos quizás necesiten práctica y que les animes para que puedan ayudarte a cuidar a tu bebé.


Tus padres y tú

La llegada de un nieto puede hacerle pensar a tu mamá o suegra acerca del tiempo cuando fue una nueva mamá. Ella puede tratar de recompensar por las cosas que ella piensa hizo mal hace mucho tiempo.

Si tú deseas hacer las cosas en una forma diferente a la de tu madre, ella puede mirar esto como una crítica. Trata de encontrar la forma de hablar acerca de estas cosas. De esta forma ustedes dos pueden gozar del nuevo bebé.

Los papás y sus padres pueden tener sentimientos similares. Anímales para que hablen acerca de sus diferencias también.


Cómo Incluir a Tus Hijos Mayores

Tus otros hijos seguramente están bien entusiasmados de tener un nuevo bebé en la familia. Ellos pueden pensar que el bebé será un muñeco o un compañero de juego. Ayúdales siendo honesta y realista con ellos en cuanto a cómo será el bebé.

Algunos niños pueden estar enojados por el arribo del nuevo bebé. Pueden tener problemas en dormir o dificultad en el entrenamiento para ir al baño. Tú puedes prepararte para esta reacción normal.

Una vez que llegue el bebé, a continuación están algunas formas de ayudar a tus niños a manejar sus sentimientos tan variados:

• Permite que tu niño presente al bebé a las visitas.

• Trata de pasar un tiempo especial con cada uno de los niños cuando el bebé duerme.

• Déjales abrir los regalos para el bebé.

• Acepta sus sentimientos. Evita decirles que ellos deben amar a su hermanito. Este sentimiento vendrá más adelante.

• Pon en palabras sus sentimientos: "Es difícil gozar cuando tu hermanito está llorando ¿verdad?"

• Si un niño mayor expresa antipatía por el bebé, dile que tú entiendes que a él probablemente no siempre le va gustar su nuevo hermano. Dile firmemente que tú no le dejarás hacerle daño al bebé.


El Cambio a Ser una Madre Soltera

Muchas mujeres son madres solteras. Aun sin un compañero, tú puedes criar un bebé sano y feliz. Tú no tienesque hacerlo completamente sola.

Busca unas amistades que tengan hijos para que puedas discutir con ellas los detalles del cuidado de un bebé. Ellas podrán comprender los gozos y las preocupaciones que enfrentas. Si no tienes amigas con hijos, busca un grupo de apoyo para padres y comienza nuevas amistades.

Encuentra un tiempo para hacer actividades de adultos con amigos. De esa manera no te sentirás completamente abrumada por el cuidado del bebé. Esto está bien y te puede ayudar a ser una madre más tranquila.

Si tienes escasos ingresos económicos, tú puedes acudir a los servicios comunitarios. El departamento de salud de tu localidad o agencia de servicio social, puede ayudarte a conocer qué tipo de asistencia existe en tu área.

A continuación están preguntas de ejemplo para hacer:

• ¿Existen algunos grupos de apoyo para la crianza de los hijos que son especialmente para madres solteras?

• ¿Existen cooperativas de cuidado infantil de bajo costo o guarderías infantiles cercanas?

• ¿Cuáles agencias proveen ayuda financiera y ayuda con vivienda, si uno lo necesita?

• ¿Puedo cualificar para el Programa para Mujeres, Bebés y Niños* (WIC)?

• ¿Cómo puedo recibir certificados (cupones) para recibir comida?

• ¿Existe alguna ayuda de transportación para llegar a la clínica, como boletos para el autobús o compartimiento de transporte?

Coloca en este espacio un dibujo o fotografía de la nueva familia. Si tienes un niño mayor, déjale que dibuj un cuadro de su familia o del nuevo hermano o hermana.


(Continues...)

Excerpted from El Mejor Comienzo by Deborah D. Stewart, Linda S. Ungerleider, Christine Thomas, Amanda Trujillo Morán y José A Morán. Copyright © 2001 The Willapa Bay Company, Inc. (Texto). Excerpted by permission of Bull Publishing Company.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Customer Reviews

Average Review:

Write a Review

and post it to your social network

     

Most Helpful Customer Reviews

See all customer reviews >