El Poder de Creer Correctamente: 7 Factores Clave para ser Libre del Temor, la Culpa y la Adiccion

Overview

What you believe is everything!

Believing the right things is the key to a victorious life. In THE POWER OF RIGHT BELIEVING, Joseph Prince, international bestselling author and a leading voice in proclaiming the gospel of grace, unveils seven practical and powerful keys to help you find freedom from every fear, guilt, and addiction.

These keys come alive in the precious testimonies you'll read from people across America and around the world who...

See more details below
Paperback
$9.83
BN.com price
(Save 29%)$14.00 List Price

Pick Up In Store

Reserve and pick up in 60 minutes at your local store

Other sellers (Paperback)
  • All (12) from $7.73   
  • New (11) from $7.73   
  • Used (1) from $9.82   
Sending request ...

Overview

What you believe is everything!

Believing the right things is the key to a victorious life. In THE POWER OF RIGHT BELIEVING, Joseph Prince, international bestselling author and a leading voice in proclaiming the gospel of grace, unveils seven practical and powerful keys to help you find freedom from every fear, guilt, and addiction.

These keys come alive in the precious testimonies you'll read from people across America and around the world who have experienced breakthroughs and freedom from all kinds of bondages-from alcoholism to chronic depression-all through the power of right believing.

God intends for you to live with joy overflowing, peace that surpasses understanding, and an unshakable confidence in what He has done for you. Get ready to be inspired and transformed and learn how to win the battle for your mind by developing habits for right believing.

Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9781455581498
  • Publisher: FaithWords
  • Publication date: 10/22/2013
  • Language: Spanish
  • Pages: 368
  • Sales rank: 513,704
  • Product dimensions: 5.20 (w) x 7.90 (h) x 1.10 (d)

Read an Excerpt

El Poder de Creer Correctamente

7 Factores Clave para ser Libre del Temor, la Culpa y la Adicción


By Joseph Prince

FaithWords

Copyright © 2013 Joseph Prince
All rights reserved.
ISBN: 978-1-4555-8149-8


CHAPTER 1

LO QUE USTED CREE ES PODEROSO


Lo que usted cree es poderoso. Si puede cambiar lo que cree, ¡puede cambiar su vida! He conocido a muchas personas preciosas que siguen luchando por controlar sus conductas y acciones. No importa lo mucho que lo intenten y cuánto esfuerzo, tiempo y recursos pongan en el empeño, como un boxeador maltratado terminan regresando a su esquina, con sus cuerpos derrotados, la moral por los suelos y la confianza destruida, atrapados de nuevo en la culpa, el temor y las adicciones que simplemente se niegan a irse.

Después suena la campana para el siguiente asalto. La lucha continúa, y sueltan todo lo que tienen contra su adversario. Izquierda, derecha. Izquierda, derecha. Parece que están progresando; pero entonces su contrincante comienza a soltar golpes a la cabeza, y cada golpe está cargado de un juicio venenoso de condenación:

¿Quién te crees que eres? ¿Se te han olvidado todos los errores que has cometido?

Las cosas nunca mejorarán. Deberías aceptar tu suerte.

No va a funcionar, ¡volverás a fracasar!

Nadie te ama. Estás completamente solo.

He visto cómo el enemigo ha usado esas tácticas engañosas montones de veces. También he visto a demasiadas personas intentando salir de debajo de la sombra de su pasado o ser libres de sus adicciones, sólo para terminar sucumbiendo a esas mentiras acerca de ellos mismos, de su identidad y su destino.

Ese es el poder de creer equivocadamente.

Creer equivocadamente encierra a las personas en una prisión. Aunque no hay grilletes físicos, creer equivocadamente hace que los prisioneros se comporten como si estuvieran encarcelados en una prisión de máxima seguridad. Marchan inexorablemente a sus frías y húmedas celdas de adicciones. Se dan el lujo de que les lleven a mazmorras de conductas destructivas. Se han convencido a sí mismos de que nunca soñarán con un lugar mejor, creyendo que no tienen otra opción que vivir en desesperación, frustración y derrota.

Creer correctamente, por el contrario, es una luz que ilumina el camino hacia la libertad de esta prisión.

Creer equivocadamente encierra a las personas en una prisión. Creer correctamente es una luz que ilumina el camino hacia la libertad de esta prisión.


Dios quiere iluminar su camino

Ahora bien, antes de que catalogue este libro como otro libro que afirma que todo se arreglará por sí mismo si se piensa en positivo, espere un momento. Esto no se trata de psicología humana. Se trata de creer correctamente sobre la base de una relación muy personal e íntima con un Salvador amoroso y fundamentado en su Palabra que da vida e iluminación. El salmista lo dice de este modo: "Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino" (Salmos 119:105). La versión The Message dice: "Por tus palabras puedo ver por donde voy, vierten un rayo de luz en mi camino oscuro" (traducción del inglés).

Amigo, Dios quiere verter un rayo de luz en su camino hoy. Sea cual sea su lucha en la actualidad, a pesar de lo descomunales que parezcan sus desafíos, cuando comience a creer correctamente, ¡las cosas van a comenzar a cambiar para bien!

Las victorias por las que ha peleado durante años pueden producirse en un instante sobrenatural. Lo sé porque he aconsejado y he orado por muchas personas que me han contado cómo sus años de adicción al tabaco, al alcohol o a la pornografía se desvanecieron cuando permitieron que Jesús entrase en sus situaciones. Se despertaron una mañana, y el deseo de esas cosas ¡había desaparecido!

Si somos sinceros, todos tenemos alguna medida de creencias equivocadas en nuestra vida. Si no lo cree, lo único que tiene que hacer es preguntarse: "¿Me he sentido a menudo ansioso, preocupado o temeroso de que me pueda ocurrir lo peor a mí o a alguno de mis seres queridos?". Querido amigo, esas emociones negativas y agotadoras son meramente banderas rojas que indican lo que verdaderamente creemos acerca de nosotros mismos, de nuestras vidas y de Dios.

Cuando estamos temerosos y preocupados todo el tiempo, vivimos como si no creyéramos que tenemos un Pastor fuerte y capaz que es bueno con nosotros, que sólo nos guía a lugares buenos, que nos protege y cuida tiernamente. Por tanto, si preocuparse o tener miedo le paree ser su estado natural, lo que tiene que hacer es seguir oyendo y aprendiendo lo mucho que Dios le ama y lo precioso que usted es para Él. Cuanto más firmemente crea esto, cuanto más interiorice esta verdad, más cambiará sus pensamientos y sentimientos y menos caerá presa de emociones y conductas dañinas.

En varios grados, todos tenemos creencias erróneas en nuestro corazón que tienen que ser expuestas a la verdad de la Palabra de Dios. Por eso necesitamos al Salvador. Nuestras creencias erróneas sólo pueden ser derribadas cuando son expuestas ante la gracia de Él y la verdad de su Palabra.


Conocer la verdad que le hace libre

La premisa de este libro está basada en el versículo tan frecuentemente citado que dice: "Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres" (Juan 8:32). Este es un versículo que se ha usado extensamente, incluso en literatura secular. Pero ¿qué significa realmente? ¿Cuál es la verdad que nos hace libres?

Es sencial reconocer que Jesús les dijo esto a los judíos de su tiempo. Ellos eran personas que desde pequeños crecieron estudiando y aprendiendo la ley. Sin embargo, esas personas, de modo muy parecido a nosotros hoy, seguían luchando con temores, ansiedades, enfermedades y todo tipo de opresión, ataduras y adicciones.

Entonces, ¿cuál es esta verdad de la que Jesús estaba hablando, esta verdad que si sus oyentes conocían, les haría libres de todas esas cosas destructivas? Bueno, claramente no puede ser la ley porque esas personas ya conocían muy bien la ley. Ya estaban cumpliendo la ley lo mejor que podían y, sin embargo, no podían encontrar libertad en la ley. La libertad, querido amigo, sólo se puede encontrar en la gracia de Él. Cuando crea de manera correcta en su gracia y su amor por usted, los grilletes del temor, la culpa y las adicciones se soltarán.


Gracia: el antídoto para la mente envenenada

La gracia es la verdad que Jesús vino a darnos. Su Palabra proclama que "la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo" (Juan 1:17).

En el griego original, "gracia y verdad" se consideran una misma cosa porque el verbo siguiente "vinieron", se usa en singular. Gracia y verdad son la misma cosa. Gracia es la verdad que tiene el poder para liberarle del temor, la culpa y todas las adicciones". "Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres" (Juan 8:32).

Es la verdad de la gracia y no de la ley lo que le da la verdadera libertad. La verdad de la ley sólo le ata. De hecho, la atadura religiosa es una de las ataduras más incapacitantes con las que una persona se puede cargar. La atadura religiosa mantiene al individuo en constante temor, culpabilidad y ansiedad.

La buena noticia es que la gracia vino para liberarle de la maldición de la ley. La gracia no es una doctrina o un tema teológico. Cuando Jesús habla acerca de la gracia, está hablando de sí mismo. La gracia es una persona. La gracia es Jesús mismo. "Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo" (Juan 1:17). La verdad que tiene el poder para abrir la puerta de su prisión de par en par es su gracia. ¡Su gracia es el antídoto que contrarresta cualquier veneno en su mente! Cuando usted gusta el amor de Jesús y saborea su bondad y tierna misericordia, toda creencia errónea comienza a disolverse en la gloria de su amor.

Cuando usted gusta el amor de Jesús y saborea su bondad y tierna misericordia, toda creencia errónea comienza a disolverse.

He visto ocurrir eso una y otra vez, dondequiera que voy proclamando sin disculparme el evangelio sin adulterar de la gracia y el incesante amor de nuestro Señor Jesús. Cuando una persona comienza a calibrar su creencia de tal forma que recibe con alegría el sobreabundante, excesivo y abrumador amor de Dios, las mentalidades o fortalezas destructivas comienzan a desmoronarse. Y en un instante sobrenatural, experimenta liberación de hábitos destructivos, temores y ataduras. No puede usted procesar su gracia de manera lógica en su mente, ¡la tiene que experimentar en su corazón!

Amigo, su libertad se encuentra en creer correctamente en el amor de Él, su gracia y su favor en su vida. Cuando usted crea correctamente en su gracia, comenzará a vivir correctamente. Creer correctamente siempre produce vivir correctamente.


La gracia de Dios arranca las creencias erróneas

Conocí a una señora en una conferencia donde estaba hablando. Desearía que usted mismo hubiera podido ver a Kate. Era una joven segura y atractiva, con un rostro radiante y resplandeciente. Por eso no podía creerlo cuando me contó que había sido liberada de más de cuatro años de adicción al alcohol.

Había sido una persona con ambición empresarial, pero el estrés del trabajo y la carga de mantener su éxito y su imagen le llevaron a consumir al menos un litro de alcohol al día como una vía de escape. En poco tiempo, el hecho de tener que mantener unas intensas demandas en su trabajo se convirtió en una lucha constante. Unido a la presión autoimpuesta de mantener su apariencia de éxito intacta, esta lucha le llevó a una gran depresión.

Una cosa condujo a otra, y en poco tiempo, además de ser adicta al alcohol, Kate comenzó a ser dependiente de un coctel de fuertes antidepresivos, tranquilizantes y pastillas para dormir. Ella compartía que había intentado por todos los medios dejar de beber. Visitó psiquiatras y psicólogos, e incluso asistió fielmente a grupos de apoyo para alcohólicos. A través de esas interminables citas y reuniones experimentó lo que ella llama "unos cuantos episodios de recuperación", pero sólo duraban varios días como máximo.

Un día, el esposo de Kate decidió llevarla de vacaciones. Esto le produjo incluso mayor ansiedad porque no sabía cómo iba a mantener en secreto su "ingesta" de alcohol mientras viajaba con su esposo. Ahora bien, había intentado una y otra vez dejar de beber y estaba bastante familiarizada con cómo los síntomas del síndrome de abstinencia le habían derrotado cada vez. Sus manos temblaban y se movían tan incontrolablemente que no podía ni tan siquiera sostener una cuchara para alimentarse. Se sentía mareada y comenzaba a sentir un sudor frío y vomitaba constantemente, y no era capaz de tragar ningún alimento.

Todos esos síntomas desaparecían con un trago o dos, así que salía a escondidas para comprar alcohol cuando se supone que debía estar en el gimnasio, y tragaba licor fuerte en secreto cuando su esposo estaba trabajando.

Para el resto del mundo, Kate parecía tener todo resuelto. Pero ella lo sabía. Sabía que estaba atrapada en la prisión del alcoholismo y que no había forma de salir de ese círculo vicioso de derrota.

Así que después de intentar varias veces vencer su adicción sin éxito, Kate estaba a punto de tirar la toalla. Pero Dios tenía otros planes. Él le guió a uno de los líderes de mi iglesia que le enseñó a sumergirse en la Palabra y seguir orando en el Espíritu. A medida que siguió escuchando mis mensajes acerca de la gracia de Dios, Dios comenzó a arrancar las creencias erróneas que se habían instalado en su mente y a reemplazarlas por creencias correctas.

Cuando le llegó el momento de salir de vacaciones, aunque estaba llena de inquietud y casi se retira del viaje en el último minuto, decidió ir. Le pidió al Señor que le ayudara a poner sus ojos en Él en vez de intentar vencer los síntomas del síndrome de abstinencia. Estaba decidida a disfrutar su tiempo con su esposo y darle gracias a Jesús por cada bendición, por muy pequeña que fuese.

Kate me dijo que durante todo el viaje estuvo descansando, orando en el Espíritu, y escuchando continuamente mis mensajes en su iPod. Para su asombro, no sufrió ningún síntoma. ¿Y sabe qué? Hace más de dos años de ese viaje, y desde entonces no ha vuelto a probar ni una gota de alcohol. ¡Aleluya!

Admitió que aunque el pensamiento de tomar un trago lo tiene de vez en cuando, cree que Dios le ha dado la fuerza para resistir la tentación. Y por su gracia, ¡sabe que nunca más volverá a sucumbir ante la botella!

Querido amigo, en un instante sobrenatural, cuatro largos y peligrosos años de adicción al alcohol desaparecieron para Kate. Ella no lo sabía entonces, pero Dios le estaba liberando de su adicción (y mucho más) llenándole con el Espíritu cuando ella apartó su mirada del problema y fijó sus ojos en Jesús. También compartió cómo había descubierto recientemente que la respuesta a su problema con la bebida había estado en la Palabra de Dios todo el tiempo: "No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu" (Efesios 5:18).

Yo aplaudo a esta joven por tener el valor de compartir su poderosa historia conmigo. Oro para que su testimonio le anime, le inspire y le dé esperanza.


Un encuentro con Jesús puede liberarle espiritualmente

Quizá se esté preguntando: "¿Cómo puede ser? ¿Cómo pueden desaparecer así cuatro años de adicción al alcohol? ¿Cómo puede perder su fuerza un deseo tan poderoso en tan poco tiempo?".

La respuesta es simple aunque poderosa.

Kate permitió que el amor de Dios invadiera su mente al escuchar los mensajes de gracia en su iPod que estaban llenos de Jesús y su amor. Cuando usted permite que el amor de Dios sature su mente, no importa qué creencias equivocadas, temores o adicciones le estén manteniendo atado. Su gracia comenzará a romperlas. Eso es lo que ocurre cuando usted tiene un encuentro con su buen Salvador. Todo aquel que encuentra a Jesús nunca se queda igual. Él vino para liberar a los cautivos.

Escuche lo que dice Jesús: "El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos" (Lucas 4:18).

Amigo, quiero decirle que cualquiera que sea su opresión, Jesús vino para liberarle. Podría ser una enfermedad física debilitante, o como Kate, a quien conocí en la conferencia, quizá esté enredado en una adicción que le ha mantenido preso durante años.

Cualquiera que sea su opresión, Jesús vino para liberarle.

Cualquiera que sea su condición, al margen de cuánto tiempo haya estado usted atado, dos años, diez años o treinta años, sepa esto: Dios puede liberarle en un instante sobrenatural. Aquel que creó el tiempo no está sujeto al tiempo. Aquel que en una fracción de segundo cambió el agua en el mejor de los vinos puede saltarse un proceso natural y acelerar su liberación de cualquier atadura.

Conozco a muchas personas que lucharon con adicciones durante décadas, pero cuando tuvieron un encuentro sobrenatural con Jesús, sencillamente se despertaron una mañana y vieron que eran libres, sin ninguna de esas urgencias o deseos tan conocidos de practicar su comportamiento negativo. Frank, que vive en el estado de Maryland, me escribió y compartió cómo fue liberado de la drogadicción. Le habían dicho que "una vez adicto, siempre adicto", y se lo había creído.

Pero cuando conoció la verdad acerca del amor y la gracia transformadora de Jesús mediante una de mis enseñanzas, eso destruyó las cadenas que le ataban. Me dijo: "Podría haber saltado a través del tejado cuando descubrí que ¡lo único que tenía que hacer era aceptar la obra terminada de Jesús y su gracia! Después de treinta años de drogadicción, pensaba que no había esperanza para mí. Pero gloria a Jesús, ahora estoy libre de las drogas, y estoy en una buena iglesia que predica la gracia con mi esposa, que también ha sido liberada de su drogadicción".

Querido amigo, ¡ese es el poder de creer correctamente!


La verdad de Dios desencadena su liberación

En el instante en que Kate y Frank comenzaron a oír y creer las cosas correctas acerca de Dios, eso desencadenó su liberación de una forma acelerada. Conocer la verdad fue el catalizador. Compare esto con aquellos que se enfocan en vivir correctamente sin prestar atención al hecho de creer correctamente. Tristemente, sólo experimentan mejoras transitorias hasta donde les alcanza su fuerza de voluntad, autocontrol o hasta donde persiste la disciplina. Pero los que se enfocan en la verdad de Dios y la creen, experimentan una libertad duradera sin esfuerzo alguno. Jesús ciertamente no estaba bromeando o exagerando cuando dijo que conocer la verdad le hace libre.
(Continues...)


Excerpted from El Poder de Creer Correctamente by Joseph Prince. Copyright © 2013 Joseph Prince. Excerpted by permission of FaithWords.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)