El poder de las relaciones: Lo que distingue a la gente altamente efectiva

Overview

El experto en liderazgo más respetado del mundo ofrece cinco principios y cinco prácticas para sacar a la luz y romper la barrera invisible que se opone al liderazgo y al éxito personal.
Usted tiene una buena idea pero no puede convencer a sus compañeros de sus ventajas. Diseñó una estrategia innovadora, pero el equipo camina arrastrándose de la misma manera antigua de siempre. Cierta gente parece avanzar en sus carreras mientras que usted parece que se ha estancado. Si esto lo ...

See more details below
Paperback (Spanish-language Edition)
$13.83
BN.com price
(Save 7%)$14.99 List Price

Pick Up In Store

Reserve and pick up in 60 minutes at your local store

Other sellers (Paperback)
  • All (6) from $2.36   
  • New (4) from $7.96   
  • Used (2) from $2.36   
El poder de las relaciones: Lo que distingue a la gente altamente efectiva

Available on NOOK devices and apps  
  • NOOK Devices
  • NOOK HD/HD+ Tablet
  • NOOK
  • NOOK Color
  • NOOK Tablet
  • Tablet/Phone
  • NOOK for Windows 8 Tablet
  • NOOK for iOS
  • NOOK for Android
  • NOOK Kids for iPad
  • PC/Mac
  • NOOK for Windows 8
  • NOOK for PC
  • NOOK for Mac
  • NOOK Study
  • NOOK for Web

Want a NOOK? Explore Now

NOOK Book (eBook - Spanish-language Edition)
$9.99
BN.com price

Overview

El experto en liderazgo más respetado del mundo ofrece cinco principios y cinco prácticas para sacar a la luz y romper la barrera invisible que se opone al liderazgo y al éxito personal.
Usted tiene una buena idea pero no puede convencer a sus compañeros de sus ventajas. Diseñó una estrategia innovadora, pero el equipo camina arrastrándose de la misma manera antigua de siempre. Cierta gente parece avanzar en sus carreras mientras que usted parece que se ha estancado. Si esto lo describe a usted o a alguien a quien conoce, el problema no es la calidad de lo que tiene para ofrecer. El problema es cómo se conecta con la gente para crear los resultados que desea.

En El poder de las relaciones, John Maxwell explica a los lectores paso a paso los Cinco Principios y Prácticas para establecer relaciones de los mejores conquistadores de metas. La capacidad de una persona de crear cambio y resultados en cualquier organización está directamente relacionada con su capacidad de usar las enseñanzas de este libro.

Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9781602553095
  • Publisher: Grupo Nelson
  • Publication date: 4/20/2010
  • Language: Spanish
  • Edition description: Spanish-language Edition
  • Pages: 288
  • Sales rank: 655,430
  • Product dimensions: 5.40 (w) x 8.30 (h) x 1.00 (d)

Meet the Author

John C. Maxwelles un experto en liderazgo reconocido a nivel internacional, orador y autor que ha vendido más de 22 millones de libros. Es el fundador de la John Maxwell Company, el John Maxwell Team y EQUIP, organizaciones que han capacitado a más de 5 millones de líderes en 185 países. Se puede seguirlo en Twitter @JohnCMaxwell y leer su blog en JohnMaxwellOnLeadership.com.

Read More Show Less

Table of Contents

Contents

Agradecimientos....................ix
Prólogo....................xi
1. Las relaciones aumentan tu influencia en cualquier situación....................3
2. Las relaciones giran en torno a los demás....................25
3. Las relaciones van más allá de las palabras....................51
4. Las relaciones requieren energía siempre....................77
5. Las relaciones son más una destreza que un talento natural....................103
6. Las personas que se relacionan lo hacen a partir de puntos en común....................129
7. Las personas que se relacionan se esfuerzan por simplificar el mensaje....................157
8. Las personas que se relacionan crean experiencias que todos disfrutan....................179
9. Las personas que se relacionan inspiran al prójimo....................207
10. Las personas que se relacionan viven lo que predican....................237
Conclusión....................257
Colaboradores de JohnMaxwellonLeadership.com....................261
Notas....................265
Acerca del autor....................273
Read More Show Less

First Chapter

EL PODER DE LAS RELACIONES

Qué hacen las personas eficaces para relacionarse
By John C. Maxwell

Thomas Nelson

Copyright © 2010 John C. Maxwell
All right reserved.

ISBN: 978-1-4185-6278-6


Chapter One

Las relaciones aumentan tu influencia en cualquier situación

Según los expertos, todos los días sufrimos el bombardeo de treinta y cinco mil mensajes. Vayamos donde vayamos, miremos donde miremos, alguien intenta captar nuestra atención. Todos los políticos, publicistas, periodistas, miembros de nuestra familia y conocidos tienen algo que decirnos. Todos los días nos encontramos con correos electrónicos, mensajes de texto, carteles publicitarios, la televisión, las películas, la radio, el Twitter, el Facebook y los blogs. A esto debemos sumar los periódicos, las revistas y los libros. Nuestro mundo está atestado de palabras. ?De qué modo decidimos qué mensajes recibir y qué mensajes rechazar?

Al mismo tiempo, nosotros también deseamos transmitir ciertos mensajes a los demás. Leí que, en promedio, la mayoría de las personas pronuncia unas dieciséis mil palabras por día. Si transcribieras esas palabras, llenarías un libro de trescientas páginas por semana. A fin de año, tendrías varios anaqueles llenos de palabras. En una vida, ocuparías todo el edificio de una biblioteca. Pero, ?cuántas de esas palabras serían significativas? ?Cuántas marcarían una diferencia? ?Cuántas llegarían a los demás?

Hablar es fácil, todo el mundo habla. El asunto es cómo puedes hacer para que tus palabras tengan importancia. ?Cómo puedes comunicarte realmente con los demás?

Las relaciones te hacen o te deshacen

Si no nos comunicamos de manera eficaz, no podemos triunfar en la vida. Trabajar duro no es suficiente, tampoco lo es ser excelentes en lo que hacemos. Para ser exitoso, debes aprender a establecer una verdadera comunicación con los demás.

?Alguna vez te sentiste frustrado durante una presentación porque tu público no la entendía? ?Alguna vez esperaste que tu jefe comprendiese cuánto valor agregas a la compañía para que te diera un merecido aumento o ascenso? Si tienes hijos, ?alguna vez deseaste que te escucharan para poder ayudarlos a tomar buenas decisiones? ?Alguna vez quisiste mejorar tu relación con un amigo o ejercer una influencia positiva en tu comunidad? Si no hallas la manera de comunicarte con eficacia, no podrás desarrollar todo tu potencial, no triunfarás de la forma en que lo deseas y siempre te sentirás frustrado.

?Cuál es el secreto? Establecer relaciones con las personas! Después de más de cuarenta años de matrimonio, una larga y exitosa carrera de orador, décadas de trabajo como líder de organizaciones y vasta experiencia en la formación de muchas personas en los Estados Unidos y en docenas de otros países, puedo asegurarte que si deseas tener éxito, debes aprender a relacionarte con los demás.

La clave es relacionarse

Cada vez estoy más convencido de que para tener una buena comunicación es necesario establecer una relación con el interlocutor. Si puedes interaccionar con los demás en todas las situaciones comunicativas, ya sea con un solo individuo, con grupos o con un auditorio, tus relaciones serán más sólidas, te sentirás más integrado a la comunidad, aumentará tu capacidad para promover el trabajo en equipo, se incrementará tu influencia y se disparará tu productividad.

?A qué me refiero cuando hablo de <<relacionarse>>? Relacionarse es la aptitud de identificarse y establecer lazos con las personas de modo tal que aumente la influencia que se tiene sobre ellas. ?Por qué es importante esto? Porque la habilidad para comunicarse e interaccionar con los demás es un factor esencial y determinante para alcanzar nuestro máximo potencial. Para tener éxito, debes trabajar con otras personas, y para hacerlo de la mejor manera posible debes aprender a relacionarte con ellas.

?Cuánto más sanas serían tus relaciones si tu capacidad para establecer lazos con los demás fuera excelente? ?Cómo mejorarían tu matrimonio y tu vida familiar? ?Cuánto más felices serían tus relaciones de amistad? ?Cuánto mejor te llevarías con tus vecinos si fueras capaz de interaccionar con ellos?

?Qué efecto tendría en tu carrera el poder de relacionarte mejor con las personas? ?Qué sucedería si pudieras establecer relaciones maravillosas con tus colegas? ?Cómo cambiaría la situación en el trabajo si lograras relacionarte mejor con tu jefe? Según la publicación Harvard Business Review, <<El factor decisivo para que los profesionales puedan crecer y ascender es la habilidad para comunicarse de forma eficaz>>. Eso equivale a relacionarse! Si aprendes a relacionarte mejor con los demás, cambiarás tu vida!

Relacionarse es fundamental para los líderes

Probablemente, soy más conocido por mis libros y mis conferencias sobre liderazgo. Si deseas ser más productivo e influyente, debes aprender a ser un mejor líder porque todo surge o se desploma a causa del liderazgo. Los mejores líderes siempre son sumamente habilidosos para relacionarse con los demás.

Si te interesa estudiar un caso práctico sobre la cuestión de las relaciones respecto al liderazgo, sólo tienes que observar a los presidentes de los Estados Unidos de los últimos treinta años. Dado que cada uno de sus movimientos está documentado en la prensa estadounidense y mundial, la mayoría de las personas sabe quiénes son.

Robert Dallek, historiador dedicado al estudio de los presidentes, asegura que los mandatarios exitosos tienen cinco cualidades que les permiten lograr cosas que otros no consiguen: visión, pragmatismo, capacidad para generar consenso, carisma y confiabilidad. Como observa John Baldoni, consultor de liderazgo y comunicación:

Cuatro de estos factores dependen más que nada de la habilidad para comunicarse en diversos niveles. Los presidentes, al igual que todos los líderes, deben ser capaces de informar hacia dónde se dirigen (visión), convencer a las personas para que los acompañen (consenso), establecer relaciones con las personas (carisma) y demostrar credibilidad, es decir, hacer lo que dicen que harán (confianza). Incluso el pragmatismo depende de la comunicación ... Entonces, no mentimos cuando decimos que la eficacia del liderazgo, tanto en el caso de los presidentes como en el de cualquier persona que ocupe un puesto de autoridad, depende en gran medida de tener buenas habilidades comunicativas.

?De qué dependen esas habilidades comunicativas? De la capacidad para establecer relaciones!

Olvídate de tu tendencia y prejuicios políticos por un instante y presta atención a las aptitudes de algunos ex presidentes de los Estados Unidos. Observa las diferentes habilidades para establecer relaciones que tenían Ronald Reagan y Jimmy Carter cuando se disputaron la presidencia. El 28 de octubre de 1980, en su debate final, Carter se mostró frío e impersonal. A todas las preguntas que le formulaban, Carter respondía con cifras y datos. Walter Cronkite dijo que Carter <<carecía de humor>>. Según Dan Rather, Carter tuvo una actitud estoica e indiferente. La táctica de Carter para que lo reeligieran parecía oscilar entre impresionar al público con meros datos e intentar que su audiencia sintiera compasión por el pesado trabajo que cargaba sobre los hombros. En un momento, afirmó: <<Yo solo tuve que ocuparme de los intereses de mi patria y del beneficio de mi país>>, y agregó: <<Es un trabajo solitario>>. Nunca se enfocó en la audiencia ni en las preocupaciones de esta.

Por el contrario, Reagan se involucró con el público e incluso con Carter. Antes del debate, Reagan se acercó a Carter y le estrechó la mano, actitud que pareció sorprender al mandatario. Durante el debate, cuando su oponente hablaba, Reagan escuchaba y sonreía, y cuando era su turno, solía hablarle directamente al público. Si bien brindó algunas cifras y cuestionó algunos de los datos mencionados por Carter, Reagan no intentaba sonar como un experto, intentaba relacionarse. Muchos recuerdan las frases con las que finalizó el debate: <<?Estamos mejor que hace cuatro años?>> Reagan dijo al público: <<Este pueblo engrandeció al país>>. Tenía el enfoque puesto en los ciudadanos. No podría haber existido una diferencia mayor entre el gran comunicador y su predecesor.

Puede observarse un contraste similar entre Bill Clinton y su sucesor, George W. Bush. Durante sus años de mandato, Clinton llevó la comunicación un paso más allá. Era igual de habilidoso que Reagan cuando se trataba de relacionarse tanto con un solo individuo como con la cámara. Cuando afirmó: <<Yo siento tu dolor>>, la mayoría de las personas del país se relacionaron con él. Clinton tenía la misma capacidad de Reagan para interaccionar con las personas y además dominaba el formato de los programas de entrevistas, algo de importancia crítica durante su candidatura. Parecía que nunca desperdiciaba una oportunidad para crear lazos. Hasta ahora, ningún político superó su capacidad para establecer relaciones con los demás.

Por el contrario, parecía que Bush se perdía casi todas las oportunidades de llevarlo a cabo. Pero hubo un único e indudable momento de interacción: fue inmediatamente después del 11 de septiembre de 2001, cuando Bush dio un discurso en la Zona Cero. De allí en más, normalmente tartamudeaba y se expresaba con torpeza cuando intentaba comunicarse. Su incapacidad para relacionarse se ganó la antipatía de las personas y opacó todo lo que hizo como presidente.

Todos los años, el experto en comunicación Bert Decker publica una lista con los diez mejores y los diez peores comunicadores del año. Adivina quién fue el peor comunicador de la lista todos los años de su último mandato. Así es, el presidente George W. Bush. En 2008, Decker escribió sobre Bush: <<Poco después de ese acontecimiento [11/9] volvió a caer en sus sonrisas de suficiencia, sus encogidas de hombros y sus enredos con la sintaxis y la gramática. Quizás su peor momento fue cuando habló después del huracán Katrina. Ese no es el estilo de comunicación propio de un líder. Este último año tuvo muy poca influencia; es triste tener que ubicar a nuestro presidente en el primer puesto de la lista de los peores comunicadores de 2008>>.

Si te interesa la política, seguramente tienes una opinión muy definida acerca de Jimmy Carter, Ronald Reagan, Bill Clinton y George W. Bush. Podrás decir lo que quieras, ya sea algo positivo o negativo, sobre la personalidad, la filosofía o las políticas de estos ex presidentes. Sin duda, su eficacia como líderes se vio afectada por su capacidad o incapacidad para relacionarse con los demás.

Establecer relaciones es fundamental, ya sea para criar a un niño o para dirigir una nación. En una ocasión, el presidente Gerald Ford comentó: <<Si asistiera de nuevo a la universidad, me concentraría en dos áreas: aprendería a escribir discursos y a hablar en público. No hay nada más importante en la vida que la capacidad de comunicarse de manera efectiva>>. El talento no es suficiente, con la experiencia no basta. Para dirigir a otros, debes ser capaz de comunicarte bien, y para esto es crucial crear lazos.

Relacionarse es útil en todas las áreas de la vida

Por supuesto, establecer relaciones con los demás no sólo es útil para los líderes; lo es para cualquiera que desee ser más eficaz en lo suyo y disfrutar de mejores relaciones. Muchas personas lo afirmaron en mi blog, JohnMaxwellOnLeadership.com, y dejaron allí sus comentarios al respecto.

Me escribieron personas vinculadas con el mundo de los negocios, por ejemplo, Tom Martin, quien describió la importancia de establecer relaciones en su trabajo: <<Relacionarse es unir, pero para establecer una relación debe haber confianza>>, escribió Tom. <<Intento que nuestro equipo de ventas comprenda que eso es lo que deben lograr desde su lugar para luego poder hacer que un dato se convierta en un cliente potencial, que un cliente potencial se convierta en un cliente ocasional, y que un cliente ocasional se convierta en cliente habitual. Son los clientes con los que tenemos una relación quienes más nos recomiendan y nos ayudan a expandir nuestro negocio>>.

También me escribieron muchos maestros. Cassandra Washington comentó: <<En el aula, enseño a los alumnos que la relación entre las personas es clave. El liderazgo tiene que ver con establecer vínculos con los demás. Para atender a los clientes hay que relacionarse con ellos, para criar niños también hay que interaccionar>>. Lindsay Fawcett enseña inglés como segunda lengua y escribió que cuando estuvo en Hong Kong y en China continental observó que, antes de cualquier reunión, siempre había un momento programado para establecer lazos: servían comida y bebida para que los participantes pudieran conocerse de antemano. Eso cambió su perspectiva. <<Soy una de esas personas que crecieron siendo capaces de hacer las <<cosas>> bien, pero nunca comprendí del todo de qué se trataba relacionarse con los demás. Finalmente aprendí a hacerlo con mis alumnos, y eso me ayudó a ser mejor maestra>>.

Jennifer Williams, quien acababa de mudarse a un nuevo barrio, contó que se tomó el trabajo de conocer a sus nuevos vecinos, hablar con ellos, averiguar a qué se dedicaban y aprender los nombres de sus hijos y mascotas. En consecuencia, los vecinos comenzaron a relacionarse entre sí. Un vecino le comentó: <<Vaya, antes de que llegaras, apenas si nos hablábamos, no nos conocíamos y, por las noches, jamás habríamos salido a sentarnos fuera de casa a conversar y socializar. Tú vives aquí desde hace menos de dos meses y ya nos conoces a todos!>> Jennifer dice que eso se debe a que <<las personas desean sentirse enlazadas, sentir que forman parte de algo>>. Estoy de acuerdo con Jennifer, pero además hay que reconocer que ella es muy buena para relacionarse!

Cuando las personas son capaces de relacionarse, eso marca una diferencia abismal en lo que pueden lograr. No hace falta ser presidente ni un ejecutivo de gran jerarquía para interaccionar con los demás y agregar valor a lo que se hace. Crear lazos es fundamental para cualquiera que desee alcanzar el éxito, es esencial para todo aquel que desee construir excelentes relaciones. Sólo serás capaz de alcanzar tu máximo potencial, sea cual fuere tu profesión o camino elegido, cuando aprendas a relacionarte con los demás. De lo contrario, serás como una planta de energía nuclear desconectada de la red eléctrica: contarás con recursos increíbles y con un gran potencial, pero nunca podrás utilizarlos.

EL DESEO DE RELACIONARSE

Estoy convencido de que casi todo el mundo puede aprender a establecer vínculos con los demás. ?Por qué? Porque yo mismo aprendí cómo hacerlo. Relacionarme con los demás no era algo que me saliera de manera natural. De niño, deseaba comunicarme con mis padres, no sólo porque los quería, sino porque sospechaba que, si tenía una buena comunicación con mi madre, quizás me salvaría de alguna zurra cuando me portase mal.

También aprendí que el humor podía resultar muy útil a la hora de relacionarme con alguien. Recuerdo que en una ocasión, Larry, mi hermano mayor, y yo, nos metimos en problemas, y la risa me salvó. A menudo, cuando nos castigaban, nos hacían inclinar sobre una silla. Luego mi mamá nos daba un par de azotes en el trasero con una espátula de cocina. Como Larry era el mayor, le solía tocar primero; en una ocasión, cuando mi mamá le asestó el primer golpe, se oyó un sonoro pum y del trasero de Larry salió una nube de polvo. ?Cuál es la explicación? Larry tenía un rollo de municiones para pistola de juguete en el bolsillo trasero. Mi mamá pegó un alarido. Todos terminamos riendo y lo mejor del asunto fue que ese día no me castigaron! Durante tres semanas llevé municiones de juguete en los bolsillos traseros, por si acaso.

Cuando fui un poco mayor y comencé a ir al colegio, me di cuenta de que algunos niños se relacionaban con los maestros mientras que yo no lo hacía. En primer grado, la alumna que se relacionaba con los profesores era Diana Crabtree. En segundo grado era Elaine Mosley, y en tercero, Jeff Ankrom. Yo notaba que los maestros los adoraban; quería que mis maestros me adorasen a mí también y comencé a preguntarme qué es lo que hacían mis compañeros que yo no hacía.

Durante los primeros años de secundaria sucedió lo mismo. Cuando me probaron para el equipo de basquetbol logré entrar, aunque no pude comenzar a jugar a pesar de que yo era mejor que dos de los otros jugadores novatos. Sentía que había una barrera invisible que me impedía llegar adonde me proponía. Me sentía frustrado. Me preguntaba por qué esos estudiantes le agradaban al entrenador Neff más que yo y descubrí que habían establecido una interacción con el entrenador el año anterior, cosa que yo no había hecho. Lo que me impedía avanzar era mi falta de relación.

(Continues...)



Excerpted from EL PODER DE LAS RELACIONES by John C. Maxwell Copyright © 2010 by John C. Maxwell. Excerpted by permission.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously
Sort by: Showing 1 Customer Reviews
  • Anonymous

    Posted March 17, 2012

    No text was provided for this review.

Sort by: Showing 1 Customer Reviews

If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
Why is this product inappropriate?
Comments (optional)