BN.com Gift Guide

El reino del dragon de oro (Kingdom of The Golden Dragon)

( 8 )

Overview

Unas meses después que el joven Alexander Cold se internara con suabuela en el corazón del Amazonas en busca de una legendaria Bestia, vivirá otra aventura. En esta ocasión, la reportera Kate Cold acompaña a su nieto y a Nadia, la mejor amiga de Alexander, junto con los fotógrafos de la International Geographic, en un viaje a otro remoto rincón del mundo. La misión del equipo es adentrarse en un reino prohibido, oculto en los picos helados del Himalaya, y localizar el legendario dragón de oro, una estatua sagrada...

See more details below
Paperback (Spanish-language Edition)
$8.99
BN.com price

Pick Up In Store

Reserve and pick up in 60 minutes at your local store

Other sellers (Paperback)
  • All (20) from $1.99   
  • New (11) from $4.24   
  • Used (9) from $1.99   
Sending request ...

Overview

Unas meses después que el joven Alexander Cold se internara con suabuela en el corazón del Amazonas en busca de una legendaria Bestia, vivirá otra aventura. En esta ocasión, la reportera Kate Cold acompaña a su nieto y a Nadia, la mejor amiga de Alexander, junto con los fotógrafos de la International Geographic, en un viaje a otro remoto rincón del mundo. La misión del equipo es adentrarse en un reino prohibido, oculto en los picos helados del Himalaya, y localizar el legendario dragón de oro, una estatua sagrada y oráculo invaluable capaz de presagiar el futuro del reino.

En su carrera para llegar a la estatua antes de que sea destruida por la avaricia de un intruso, Alexander y Nadia deben usar el poder espiritual de sus animales totémicos: el Jaguar y el Águila. Con la ayuda de un sabio monje budista, su joven discípulo, el príncipe heredero, y una feroz tribu de guerreros Yeti, Alexander y Nadia lucharán para proteger el reino del dragón de oro.

Una vez más, Isabel Allende guía a los lectores en un fabuloso viaje colmado de suspenso, magia y asombrosas aventuras en esta fascinante continuación de La ciudad de las bestias.

Read More Show Less

Editorial Reviews

Criticas
YA-This masterful title is the second book in Allende's adventure trilogy begun in La ciudad de las bestias (The City of the Beasts, Criticas, Sept./Oct. 2002). It tells the story of Alexander Cole, a 15-year-old from California; his grandmother Kate Cole, the dynamic and devoted reporter from the International Geographic and the magazine's team of photographers; and Nadia, a young Brazilian girl who is in touch with nature and can change into an eagle. Their adventure begins with a trip to the Forbidden Kingdom to write an article and photograph the golden dragon, which can predict the future. The book introduces delightful new characters: Tensing, a Buddhist monk and tutor to Dil Bahadur, prince and future king; Tex Armadillo, an American hit man and specialist in the art of stealing; Judit Kinski; and Pema, a young native girl. All bring their cultural values to the Forbidden Kingdom. The story is full of mystery and will take readers into a faraway place of natural wonders. This is a story of greed, mystery, and suspense that explores important themes of war and peace, East and West, new and old, good and evil. The plot is well crafted and believable a well thought out jigsaw puzzle that pieces together all the characters. Readers will be hooked from the very first page. A great addition to any public or school library with a large teen population that reads Spanish. Buy multiple copies. Armando Ramirez, Half Moon Bay Lib., CA Copyright 2003 Reed Business Information.
Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9780060591717
  • Publisher: HarperCollins Publishers
  • Publication date: 9/7/2004
  • Language: Spanish
  • Series: Alexander Cold Series , #2
  • Edition description: Spanish-language Edition
  • Pages: 432
  • Sales rank: 175,113
  • Product dimensions: 7.72 (w) x 10.92 (h) x 0.94 (d)

Meet the Author

Isabel Allende is the author of twelve works of fiction, including the New York Times bestsellers Maya’s Notebook, Island Beneath the Sea, Inés of My Soul, Daughter of Fortune, and a novel that has become a world-renowned classic, The House of the Spirits. Born in Peru and raised in Chile, she lives in California.

Biography

In Isabel Allende's books, human beings do not exist merely in the three-dimensional sense. They can exert themselves as memory, as destiny, as spirits without form, as fairy tales. Just as the more mystical elements of Allende's past have shaped her work, so has the hard-bitten reality. Working as a journalist in Chile, Allende was forced to flee the country with her family after her uncle, President Salvador Allende, was killed in a coup in 1973.

Out of letters to family back in Chile came the manuscript that was to become Allende's first novel. Her arrival on the publishing scene in 1985 with The House of the Spirits was instantly recognized as a literary event. The New York Times called it "a unique achievement, both personal witness and possible allegory of the past, present and future of Latin America."

To read a book by Allende is to believe in (or be persuaded of) the power of transcendence, spiritual and otherwise. Her characters are often what she calls "marginal," those who strive to live on the fringes of society. It may be someone like Of Love and Shadows 's Hipolito Ranquileo, who makes his living as a circus clown; or Eva Luna, a poor orphan who is the center of two Allende books (Eva Luna and The Stories of Eva Luna).

Allende's characters have in common an inner fortitude that proves stronger than their adversity, and a sense of lineage that propels them both forward and backward. When you meet a central character in an Allende novel, be prepared to meet a few generations of his or her family. This multigenerational thread drives The House of the Spirits, the tale of the South American Trueba family. Not only did the novel draw Allende critical accolades (with such breathless raves as "spectacular," "astonishing" and "mesmerizing" from major reviewers), it landed her firmly in the magic realist tradition of predecessor (and acknowledged influence) Gabriel García Márquez. Some of its characters also reappeared in the historical novels Portrait in Sepia and Daughter of Fortune.

"It's strange that my work has been classified as magic realism," Allende has said, "because I see my novels as just being realistic literature." Indeed, much of what might be considered "magic" to others is real to Allende, who based the character Clara del Valle in The House of the Spirits on her own reputedly clairvoyant grandmother. And she has drawn as well upon the political violence that visited her life: Of Love and Shadows (1987) centers on a political crime in Chile, and other Allende books allude to the ideological divisions that affected the author so critically.

But all of her other work was "rehearsal," says Allende, for what she considers her most difficult and personal book. Paula is written for Allende's daughter, who died in 1992 after several months in a coma. Like Allende's fiction, it tells Paula's story through that of Allende's own and of her relatives. Allende again departed from fiction in Aphrodite, a book that pays homage to the romantic powers of food (complete with recipes for two such as "Reconciliation Soup"). The book's lighthearted subject matter had to have been a necessity for Allende, who could not write for nearly three years after the draining experience of writing Paula.

Whichever side of reality she is on, Allende's voice is unfailingly romantic and life-affirming, creating mystery even as she uncloaks it. Like a character in Of Love and Shadows, Allende tells "stories of her own invention whose aim [is] to ease suffering and make time pass more quickly," and she succeeds.

Good To Know

Allende has said that the character of Gregory Reeves in The Infinite Plan is based on her husband, Willie Gordon.

Allende begins all of her books on January 8, which she considers lucky because it was the day she began writing a letter to her dying grandfather that later became The House of the Spirits.

She began her career as a journalist, editing the magazine Paula and later contributing to the Venezuelan paper El Nacional.

Read More Show Less

Read an Excerpt

Capítulo Uno

El Valle de los Yetis

Tensing, el monje budista, y su discípulo, el príncipe Dil Bahadur, habían escalado durante días las altas cumbres al norte del Himalaya, la región de los hielos eternos, donde sólo unos pocos lamas han puesto los pies a lo largo de la historia. Ninguno de los dos contaba las horas, porque el tiempo no les interesaba. El calendario es un invento humano; el tiempo a nivel espiritual no existe, le había enseñado el maestro a su alumno.

Para ellos lo importante era la travesía, que el joven realizaba por primera vez. El monje recordaba haberla hecho en una vida anterior, pero esos recuerdos eran algo confusos. Se guiaban por las indicaciones de un pergamino y se orientaban por las estrellas, en un terreno donde incluso en verano imperaban condiciones muy duras. La temperatura de varios grados bajo cero era soportable sólo durante un par de meses al año, cuando no azotaban fatídicas tormentas.

Aun bajo cielos despejados, el frío era intenso. Vestían túnicas de lana y ásperos mantos de piel de yak. En los pies llevaban botas de cuero del mismo animal, con el pelo hacia adentro y el exterior impermeabilizado con grasa. Ponían cuidado en cada paso, porque un resbalón en el hielo significaba que podían rodar centenares de metros a los profundos precipicios que, como hachazos de Dios, cortaban los montes.

Contra el cielo de un azul intenso, destacaban las luminosas cimas nevadas de los montes, por donde los viajeros avanzaban sin prisa, porque a esa altura no tenían suficiente oxígeno. Descansaban con frecuencia, para que los pulmones se acostumbraran. Les dolía el pecho, los oídos y la cabeza; sufrían náuseas y fatiga, pero ninguno de los dos mencionaba esas debilidades del cuerpo; se limitaban a controlar la respiración, para sacarle el máximo de provecho a cada bocanada de aire.

Iban en busca de aquellas raras plantas que sólo se encuentran en el gélido Valle de los Yetis, y que eran fundamentales para preparar lociones y bálsamos medicinales. Si sobrevivían a los peligros del viaje, podían considerarse iniciados, ya que su carácter se templaría como el acero. La voluntad y el valor eran puestos a prueba muchas veces durante esa travesía. El discípulo necesitaría ambas virtudes, voluntad y valor, para realizar la tarea que le esperaba en la vida. Por eso su nombre era Dil Bahadur, que quiere decir «corazón valiente» en la lengua del Reino Prohibido. El viaje al Valle de los Yetis era una de las últimas etapas del duro entrenamiento que el príncipe había recibido por doce años.

El joven no conocía la verdadera razón del viaje, que era más importante que las plantas curativas o su iniciación como lama superior. Su maestro no podía revelársela, tal como no podía hablarle de muchas otras cosas. Su papel era guiar al príncipe en cada etapa de su largo aprendizaje, debía fortalecer su cuerpo y su carácter, cultivar su mente y poner a prueba una y otra vez la calidad de su espíritu. Dil Bahadur descubriría la razón del viaje al Valle de los Yetis más tarde, cuando se encontrara ante la prodigiosa estatua del Dragón de Oro.

Tensing y Dil Bahadur cargaban en las espaldas bultos con sus mantas, el cereal y la manteca de yak indispensables para subsistir. Enrolladas a la cintura llevaban cuerdas de pelo de yak, que les servían para escalar, y en la mano un bastón largo y firme, como una pértiga, que empleaban para apoyarse, para defenderse, en caso de ser atacados, y para montar una improvisada tienda en la noche. También lo usaban para probar la profundidad y la firmeza del terreno antes de pisar en aquellos sitios donde, de acuerdo a su experiencia, la nieve fresca solía cubrir huecos profundos. Con frecuencia enfrentaban grietas que, si no podían saltar, los obligaban a hacer largos desvíos. A veces, para evitar horas de camino, colocaban la pértiga de un lado al otro del precipicio y, una vez seguros de que se sostenía con firmeza en ambos extremos, se atrevían a pisarla y brincar al otro lado, nunca más de un paso, porque las posibilidades de rodar al vacío eran muchas. Lo hacían sin pensar, con la mente en blanco, confiando en la habilidad de sus cuerpos, el instinto y la buena suerte, porque, si se detenían a calcular los movimientos, no podían hacerlo. Cuando la grieta era más ancha que el largo del palo aseguraban una cuerda a una roca alta, luego uno de los dos se ataba el otro extremo de la cuerda a la cintura, se daba impulso y saltaba, oscilando como un péndulo, hasta alcanzar la otra orilla. El joven discípulo, quien poseía gran resistencia y coraje ante el peligro, siempre vacilaba en el momento de usar cualquiera de estos métodos.

Habían llegado a uno de esos despeñaderos y el lama estaba buscando el sitio más adecuado para cruzar. El joven cerró brevemente los ojos, elevando una plegaria.

-¿Temes morir, Dil Bahadur? -inquirió sonriendo Tensing.

-No, honorable maestro. El momento de mi muerte está escrito en mi destino antes de mi nacimiento. Moriré cuando haya concluido mi trabajo en esta reencarnación y mi espíritu esté listo para volar; pero temo partirme todos los huesos y quedar vivo allá abajo -re-plicó el joven señalando el impresionante precipicio que se abría ante sus pies.

-Posiblemente eso sería un inconveniente ... -concedió el lama de buen humor-. Si abres la mente y el corazón, esto te parecerá más fácil -agregó.

-¿Qué haría usted si me caigo al barranco?

-Llegado el caso, tal vez tendría que pensarlo. Por el momento mis pensamientos están distraídos en otras cosas.

-¿Puedo saber en qué, maestro?

-En la belleza del panorama -replicó, señalando la interminable cadena de montañas, la blancura inmaculada de la nieve, el cielo resplandeciente ...

Read More Show Less

Table of Contents

Capitulo 1 El Valle de los Yetis 1
Capitulo 2 Tres Huevos Fabulosos 38
Capitulo 3 El Coleccionista 59
Capitulo 4 El Aguila y el Jaguar 73
Capitulo 5 Las Cobras 90
Capitulo 6 La Secta del Escorpion 105
Capitulo 7 En el Reino Prohibido 120
Capitulo 8 Secuestradas 147
Capitulo 9 Boroba 178
Capitulo 10 El Aguila Blanca 198
Capitulo 11 El Jaguar Totemico 211
Capitulo 12 La Medicina de la Mente 233
Capitulo 13 El Dragon de Oro 254
Capitulo 14 La Cueva de los Bandidos 269
Capitulo 15 El Acantilado 284
Capitulo 16 Los Guerreros Yetis 302
Capitulo 17 El Monasterio Fortificado 318
Capitulo 18 La Batalla 345
Capitulo 19 El Principe 385
Read More Show Less

First Chapter

Reino del Dragon de Oro, El

Capítulo Uno

El Valle de los Yetis

Tensing, el monje budista, y su discípulo, el príncipe Dil Bahadur, habían escalado durante días las altas cumbres al norte del Himalaya, la región de los hielos eternos, donde sólo unos pocos lamas han puesto los pies a lo largo de la historia. Ninguno de los dos contaba las horas, porque el tiempo no les interesaba. El calendario es un invento humano; el tiempo a nivel espiritual no existe, le había enseñado el maestro a su alumno.

Para ellos lo importante era la travesía, que el joven realizaba por primera vez. El monje recordaba haberla hecho en una vida anterior, pero esos recuerdos eran algo confusos. Se guiaban por las indicaciones de un pergamino y se orientaban por las estrellas, en un terreno donde incluso en verano imperaban condiciones muy duras. La temperatura de varios grados bajo cero era soportable sólo durante un par de meses al año, cuando no azotaban fatídicas tormentas.

Aun bajo cielos despejados, el frío era intenso. Vestían túnicas de lana y ásperos mantos de piel de yak. En los pies llevaban botas de cuero del mismo animal, con el pelo hacia adentro y el exterior impermeabilizado con grasa. Ponían cuidado en cada paso, porque un resbalón en el hielo significaba que podían rodar centenares de metros a los profundos precipicios que, como hachazos de Dios, cortaban los montes.

Contra el cielo de un azul intenso, destacaban las luminosas cimas nevadas de los montes, por donde los viajeros avanzaban sin prisa, porque a esa altura no tenían suficiente oxígeno. Descansaban con frecuencia, para que los pulmones se acostumbraran. Les dolía el pecho, los oídos y la cabeza; sufrían náuseas y fatiga, pero ninguno de los dos mencionaba esas debilidades del cuerpo; se limitaban a controlar la respiración, para sacarle el máximo de provecho a cada bocanada de aire.

Iban en busca de aquellas raras plantas que sólo se encuentran en el gélido Valle de los Yetis, y que eran fundamentales para preparar lociones y bálsamos medicinales. Si sobrevivían a los peligros del viaje, podían considerarse iniciados, ya que su carácter se templaría como el acero. La voluntad y el valor eran puestos a prueba muchas veces durante esa travesía. El discípulo necesitaría ambas virtudes, voluntad y valor, para realizar la tarea que le esperaba en la vida. Por eso su nombre era Dil Bahadur, que quiere decir «corazón valiente» en la lengua del Reino Prohibido. El viaje al Valle de los Yetis era una de las últimas etapas del duro entrenamiento que el príncipe había recibido por doce años.

El joven no conocía la verdadera razón del viaje, que era más importante que las plantas curativas o su iniciación como lama superior. Su maestro no podía revelársela, tal como no podía hablarle de muchas otras cosas. Su papel era guiar al príncipe en cada etapa de su largo aprendizaje, debía fortalecer su cuerpo y su carácter, cultivar su mente y poner a prueba una y otra vez la calidad de su espíritu. Dil Bahadur descubriría la razón del viaje al Valle de los Yetis más tarde, cuando se encontrara ante la prodigiosa estatua del Dragón de Oro.

Tensing y Dil Bahadur cargaban en las espaldas bultos con sus mantas, el cereal y la manteca de yak indispensables para subsistir. Enrolladas a la cintura llevaban cuerdas de pelo de yak, que les servían para escalar, y en la mano un bastón largo y firme, como una pértiga, que empleaban para apoyarse, para defenderse, en caso de ser atacados, y para montar una improvisada tienda en la noche. También lo usaban para probar la profundidad y la firmeza del terreno antes de pisar en aquellos sitios donde, de acuerdo a su experiencia, la nieve fresca solía cubrir huecos profundos. Con frecuencia enfrentaban grietas que, si no podían saltar, los obligaban a hacer largos desvíos. A veces, para evitar horas de camino, colocaban la pértiga de un lado al otro del precipicio y, una vez seguros de que se sostenía con firmeza en ambos extremos, se atrevían a pisarla y brincar al otro lado, nunca más de un paso, porque las posibilidades de rodar al vacío eran muchas. Lo hacían sin pensar, con la mente en blanco, confiando en la habilidad de sus cuerpos, el instinto y la buena suerte, porque, si se detenían a calcular los movimientos, no podían hacerlo. Cuando la grieta era más ancha que el largo del palo aseguraban una cuerda a una roca alta, luego uno de los dos se ataba el otro extremo de la cuerda a la cintura, se daba impulso y saltaba, oscilando como un péndulo, hasta alcanzar la otra orilla. El joven discípulo, quien poseía gran resistencia y coraje ante el peligro, siempre vacilaba en el momento de usar cualquiera de estos métodos.

Habían llegado a uno de esos despeñaderos y el lama estaba buscando el sitio más adecuado para cruzar. El joven cerró brevemente los ojos, elevando una plegaria.

-¿Temes morir, Dil Bahadur? -inquirió sonriendo Tensing.

-No, honorable maestro. El momento de mi muerte está escrito en mi destino antes de mi nacimiento. Moriré cuando haya concluido mi trabajo en esta reencarnación y mi espíritu esté listo para volar; pero temo partirme todos los huesos y quedar vivo allá abajo -re-plicó el joven señalando el impresionante precipicio que se abría ante sus pies.

-Posiblemente eso sería un inconveniente ... -concedió el lama de buen humor-. Si abres la mente y el corazón, esto te parecerá más fácil -agregó.

-¿Qué haría usted si me caigo al barranco?

-Llegado el caso, tal vez tendría que pensarlo. Por el momento mis pensamientos están distraídos en otras cosas.

-¿Puedo saber en qué, maestro?

-En la belleza del panorama -replicó, señalando la interminable cadena de montañas, la blancura inmaculada de la nieve, el cielo resplandeciente ...

Reino del Dragon de Oro, El . Copyright © by Isabel Allende. Reprinted by permission of HarperCollins Publishers, Inc. All rights reserved. Available now wherever books are sold.
Read More Show Less

Reading Group Guide

Guía de Lectura Bilingüe

El Reino del Dragón de Oro Por Isabel Allende

Acerca del libro

En esta continuación de La Ciudad de las Bestias, el joven de 16 años Alexander Cold y su amiga Nadia Santos, acompañan a Kate, la abuela de Alex y reportera de International Geographic, a una expedición al Himalaya. Visitan el lejano Reino del Dragón de Oro, al que Kate va en busca del secreto de la estatua del dragón. Kate descubre que sólo el rey y su heredero saben cómo eludir las trampas de los corredores del palacio para entrar al salón donde se encuentra el dragón incrustado de piedras preciosas.Pronto se arma el alboroto en la capital del reino por el secuestro de varias jóvenes, entre ellas Nadia. Nadia escapa a las montañas y antes de caer a una cueva, es rescatada por Alex y el monje budista Tensing y su discípulo, el Príncipe Dil Bahadur. Haciendo uso de sus poderes totémicos – el jaguar y el águila - para ayudarles a navegar, Alex y Nadia se unen al monje para impedir que el mercenario y los Guerreros Azules saquen al invaluable Dragón de Oro fuera del reino.

En esta segunda entrega de la trilogía, Allende fortalece la relación entre los dos jóvenes protagonistas y conduce al lector a través de otra aventura a un paraje exótico donde también se aprende acerca de la flora, la fauna y el pueblo del Himalaya.

  1. Alex y Nadia recurren a sus poderes totémicos cuando es necesario. El apacible Alex se convierte en un jaguar y Nadia, quien le teme a las alturas, se convierte en un águila blanca.¿Cuál cree usted que podría ser el animal de su tótem? ¿Por qué?
  2. Cuando Dil Bahadur le pregunta a Tensing por los Yetis, Tensing le dice "Son como dragones, les sale fuego por las orejas y tienen cuatro pares de brazos" (pág. 7). El joven príncipe le cree a su maestro, que entonces se ríe y le dice que no debe creer en todo lo que escucha y debe "buscar su propia verdad" (pág. 7). ¿Qué cree usted que Tensing está tratando de decirle a Dil Bahadur? ¿Ha estado usted en una situación en la que haya tenido que buscar la verdad con relación a lo que ha escuchado?
  3. En 1950, cuando el gobierno de la China destruyó los monasterios, creyó que estaba destruyendo el Budismo. Pero en cambio, los monjes se fueron al exilio y propagaron el Budismo a lo largo del mundo (pg. 18). ¿En qué se parecen los resultados de la acción del gobierno de la China a otros movimientos políticos a lo largo de la historia?
  4. Al cumplir dieciséis años, Alex recibió la piel de una serpiente de diez pies de largo como regalo de su abuela (pág. 54). Piense en todas las cosas raras descritas en El Reino del Dragón de Oro. ¿Cuál le gustaría recibir como regalo de cumpleaños? ¿Por qué?
  5. De acuerdo con la leyenda, el Dragón de Oro predice el futuro (pg. 63). ¿Por qué es esta habilidad más valiosa para el coleccionista que el valor monetario real de la estatua incrustada de piedras preciosas?
  6. Después que Alex casi muere pisoteado por los intocables en las calles de Nueva Delhi tratando de repartir dinero, Kate le dice "No puedes cambiar nada con unos pocos dólares. India es la India, tienes que aceptarla tal cual es" (pág. 96). Alex no está de acuerdo con esta filosofía en relación con el sistema de castas de la India. ¿Con quién estás de acuerdo, con Alex o con Kate?
  7. El rey se enamora de Judit Kinski y ante su muerte inminente pone su fe en ella cuando no debía (pág. 350). ¿Cómo afecta a Judit Kinski su fe en ella? ¿Qué papel desempeña la inscripción de su medallón, "El cambio debe ser voluntario, no impuesto" (pág. 194), en el posible cambio en el corazón de Judit?
  8. Los Guerreros Azules son una secta despiadada del norte de la India que adoran al escorpión y absorben su veneno en dosis que no son mortales hasta inmunizarse a la mordedura del escorpión. ¿En qué se parece esto a las vacunas que se utilizan para prevenir las enfermedades y los virus?
  9. Los Yetis se están muriendo lentamente, haciéndose más pequeños en estatura y menos capaces de combatir la enfermedad. ¿Por qué les está pasando esto? ¿Hay algo que se pueda hacer para salvarles?
  10. Cuando Alex va a dejar el reino, Dil Bahadur le da un regalo muy especial. Alex se ofende inicialmente por la naturaleza del regalo y por lo que el nuevo rey sugiere que haga con el regalo (pág. 414). ¿Qué es eso? ¿Cómo reaccionaría usted al recibir un regalo así?

Acerca de la Autora:

Nacida en el Perú, Isabel Allende se crió en Chile. Sus libros, La Casa de los Espíritus, De Amor y de Sombra, Eva Luna, Cuentos de Eva Luna, El Plan Infinito, Paula, Afrodita, Hija de la Fortuna, y más recientemente Retrato en Sepia y Mi País Inventado encabezan la lista de bestselles en varios países del mundo entero. El Reino del Dragón de Oro, la continuación de La Ciudad de las Bestias, es su segunda novela para jóvenes. Isabel Allende vive actualmente en California.

Read More Show Less

Customer Reviews

Average Rating 5
( 8 )
Rating Distribution

5 Star

(7)

4 Star

(1)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously
Sort by: Showing all of 8 Customer Reviews
  • Anonymous

    Posted December 17, 2007

    Vivir la experiencia

    Una de mis escritoras preferidas y aunque es un libro para adolescentes me hizo vivir e imaginar cada paso de la historia.

    Was this review helpful? Yes  No   Report this review
  • Anonymous

    Posted January 2, 2004

    Una aventura prodigiosa

    Los monjes expertos en artes marciales con poderes paranormales son un poco reminiscentes de la película 'Matrix'. Esta historia repleta de acciones también trata de ecología y filosofía budista.

    Was this review helpful? Yes  No   Report this review
  • Anonymous

    Posted October 16, 2003

    Awsome!

    It is a perfect second part from La Ciudad de las Bestias. She teaches us some of the culture of different places around the world with these books. I can't wait to the third part to come out!

    Was this review helpful? Yes  No   Report this review
  • Anonymous

    Posted February 27, 2010

    No text was provided for this review.

  • Anonymous

    Posted March 26, 2009

    No text was provided for this review.

  • Anonymous

    Posted November 2, 2009

    No text was provided for this review.

  • Anonymous

    Posted July 1, 2009

    No text was provided for this review.

  • Anonymous

    Posted October 26, 2008

    No text was provided for this review.

Sort by: Showing all of 8 Customer Reviews

If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
Why is this product inappropriate?
Comments (optional)