El tercer Ojo

Overview

How can we look at something that we cannot see? Understand how the unseen world moves! This book will bring light to a subject that is rarely discussed by current writers and thinkers.

Read More Show Less
... See more details below
Available through our Marketplace sellers.
Other sellers (Paperback)
  • All (2) from $25.99   
  • New (1) from $25.99   
  • Used (1) from $55.37   
Close
Sort by
Page 1 of 1
Showing All
Note: Marketplace items are not eligible for any BN.com coupons and promotions
$25.99
Seller since 2014

Feedback rating:

(18)

Condition:

New — never opened or used in original packaging.

Like New — packaging may have been opened. A "Like New" item is suitable to give as a gift.

Very Good — may have minor signs of wear on packaging but item works perfectly and has no damage.

Good — item is in good condition but packaging may have signs of shelf wear/aging or torn packaging. All specific defects should be noted in the Comments section associated with each item.

Acceptable — item is in working order but may show signs of wear such as scratches or torn packaging. All specific defects should be noted in the Comments section associated with each item.

Used — An item that has been opened and may show signs of wear. All specific defects should be noted in the Comments section associated with each item.

Refurbished — A used item that has been renewed or updated and verified to be in proper working condition. Not necessarily completed by the original manufacturer.

New
2010 PAPERBACK New 9875573213.

Ships from: San Ysidro, CA

Usually ships in 1-2 business days

  • Canadian
  • International
  • Standard, 48 States
  • Standard (AK, HI)
  • Express, 48 States
  • Express (AK, HI)
Page 1 of 1
Showing All
Close
Sort by
Sending request ...

Overview

How can we look at something that we cannot see? Understand how the unseen world moves! This book will bring light to a subject that is rarely discussed by current writers and thinkers.

Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9789875573215
  • Publisher: Peniel
  • Publication date: 6/15/2011
  • Language: Spanish
  • Pages: 208
  • Product dimensions: 5.40 (w) x 8.20 (h) x 0.60 (d)

Meet the Author

David Yonggi Cho en un ministro cristiano de origen coreano, y pastor principal y fundador de la Iglesia del Pleno Evangelio Yoido (Asambleas de Dios), la congregacion mas grande del mundo con usa membrecia de 830.000 (cifras del 2007). Cho ha dedicado mas de 44 anos a destacar la importancia del ministerio de grupos celulares. el ha sido el fundador y presidente de numerosas organizaciones entre las que figuran el Centro de Beneficencia Social Elim (Elim Welfare Town), cuya mision es la ayudar a jovenes, ancianos, desempleados e indigentes. Ademas de hablar su coreano nativo, Cho domina el idioma ingles. el ha escrito numerosos libros como La Cuarta dimension (dos volumenes); Orando con Cristo; Mucho mas que numeros; y Oracion, clave de avivamiento.

Read More Show Less

Read an Excerpt

EL TERCER OJO


By DAVID YONGGI CHO

PENIEL

Copyright © 2011 Editorial Peniel
All right reserved.

ISBN: 978-987-557-321-5


Chapter One

La persona llena del Espíritu Santo cambia el futuro

¡Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba! De aquel que cree en mí, como dice la Escritura, brotarán ríos de agua viva. Con esto se refería al Espíritu que habrían de recibir más tarde los que creyeran en él. —Juan 7:37-39 La persona llena del Espíritu Santo cambia el futuro

Al decir que de todo aquel que cree en Jesús brotarían ríos de agua viva, La Biblia aclara que se refería al Espíritu Santo que luego recibirían los creyentes. Pero ¿por qué razón Jesús no dijo que brotarían ríos de agua viva de la cabeza o del pecho, sino del "vientre" como figura en Las Escrituras originales?

Esto se debe a que el vientre tiene una similitud muy estrecha con el aspecto espiritual. La gente cataloga de "fuerte de vientre" a aquellas personas que se mantienen firmes aun en la adversidad. Cuando se ora por una persona atormentada y se le impone las manos, muchos de ellos caen al suelo agarrándose el vientre. Y una vez que el espíritu maligno sale, todo se calma. Al analizar todas estas cosas, podemos llegar a la conclusión de que es en el vientre donde se encuentran todos los órganos del cuerpo; es la vasija que contiene todas las cosas espirituales. Es por eso que sentimos la paz de Dios en el vientre cuando Él nos concede su gracia, que luego se traslada a lo más profundo del corazón, y nos sentimos fuertes y firmes.

Personalmente, lo que experimento en el púlpito es que cada vez que el Espíritu Santo me unge, lo siento desde lo más profundo de mi vientre. Y cada vez que tengo esta experiencia, la manifestación de la obra de Dios es grande.

La razón por la que Jesús dijo: "Del vientre de aquel que cree en mí brotarán ríos de agua viva" se basa en que el poder del Espíritu Santo fluirá en nuestro espíritu y sobreabundará de tal manera, que sentiremos, literalmente, la fuerza en el vientre y, de esta manera, se manifestará la obra del Espíritu Santo en nuestras vidas. Por lo tanto, uno mismo sabe si los ríos de agua viva, es decir, la llenura del Espíritu Santo brota o no. No piense de manera ambigua que usted es lleno del Espíritu Santo, sino discierna con sabiduría.

El hablar en lenguas es la primera evidencia de la llenura del Espíritu Santo. Pero el hablar en lenguas no es la llenura del Espíritu Santo en esencia. Esto se debe a que alguien puede hablar en lenguas una vez que se acostumbra a hacerlo, aun sin la llenura del Espíritu Santo. Obviamente, no es la manifestación de las lenguas que proviene del vientre, sino de los labios.

Las lenguas son un lenguaje espiritual. Cuando ejercemos este don como resultado de la llenura del Espíritu Santo, significa que es el Él quien habla con nuestro espíritu. Pero una vez que nos acostumbramos a hablar en lenguas, uno puede hacerlo aun sin la presencia del Espíritu Santo. Es por eso que tenemos que distinguir si este don está acompañado por el Espíritu Santo o no. No podemos distinguir si de nuestro vientre corren ríos de agua viva, por el solo hecho de hablar en lenguas. Entonces, ¿cómo podemos discernir esto?

En primer lugar, la persona llena del Espíritu Santo no cesa de dar gracias y de alabar a Dios.

Aquella persona que en algún momento del día recuerda las bondades del Señor, y dice: "Dios Padre, gracias. Gloria a ti, Señor", es sin lugar a dudas una persona llena del Espíritu Santo. Esta clase de personas da gracias a Dios aun en los momentos en que no hay razón para hacerlo, porque cree que Dios hará que todas las cosas ayuden para bien.

Por otra parte, aquella persona que al despertarse dice: "Ay, ¿qué hay de esta vida hoy?". "¿Por qué mi vida es siempre la misma?", no tenga dudas de que por más que hable en lenguas no es una persona llena del Espíritu Santo.

Todavía tengo en mente las palabras de un hermano en la época en que estábamos en Seodaemun, nuestra antigua ciudad. Su hijo se había despedido de él, diciéndole que iba a estudiar a la casa de un amigo, pero nunca regresó. El padre salió a buscarlo, pero la sorpresa fue grande al ver que su hijo estaba en la comisaría, por algún supuesto delito que había cometido junto a una banda callejera.

Este hermano salió junto a su mujer a pedir socorro a todas partes. En medio de tanta desesperación, se olvidó de cerrar la puerta de su casa, y al regresar descubrió que le habían robado todos sus ahorros. No lo podía creer. Era poco y nada lo que ganaba, y de ahí apartaba apenas algo para ahorrar.

Ante la noticia, lo llamé inmediatamente con el objetivo de consolarlo, sin embargo, dijo algo que me conmovió muchísimo. Me dijo:

"Pastor, esto ha sucedido porque junto a mi esposa no hemos llevado a cabo nuestra vida cristiana como corresponde. Nos quedamos con diezmos, razón por la que nuestro hijo ha quedado preso por 'robo', y han 'robado' todos nuestros ahorros. Nos arrepentimos de no haber hecho lo correcto hasta hoy. Creemos que nuestro hijo va a arrepentirse y salir, y que Dios nos bendecirá de una manera mayor".

Ciertamente, esto ha sido una obra del Espíritu Santo. Si no hubiese sido por Él, tampoco hubiese escuchado esta clase de confesión. Una persona que no está llena del Espíritu Santo, se hubiera quejado y murmurado a Dios en lugar de arrepentirse. Pero esta pareja pudo arrepentirse de sus pecados porque el Espíritu Santo obró de una manera muy fuerte. En lugar de mirar la circunstancia adversa y frustrarse, este matrimonio decidió arrepentirse y creer que el Dios bueno les iba a dar un futuro mejor.

Esta clase de vida evidencia mejor la llenura del Espíritu Santo que el simple hecho de hablar en lenguas. El que puede aun dar gracias en momentos de prueba y de dificultad es, sin lugar a dudas, una persona llena del Espíritu Santo.

En segundo lugar, la persona llena del Espíritu Santo ama y tiene misericordia del prójimo.

Hay veces que algunas líderes de células y de zona se me acercan con la siguiente pregunta:

"Pastor, mi esposo se congrega fielmente en la iglesia, y es bondadoso con las demás personas, pero de puertas para adentro es airado y violento. ¿En dónde está el problema?"

Sucede que esta clase de gente lleva una vida basada en el formalismo, y no en la llenura del Espíritu Santo. El esposo que experimenta la llenura del Señor, ama y tiene misericordia de otras personas, esté en donde esté. No rebaja ni critica a otras personas por el simple hecho de que se vean más vulnerables que él, sino que ama y tiene compasión de otras personas sin tener en cuenta ni el sexo ni el estatus social; es más, puede orar por la bendición de aquellos enemigos que le han causado algún mal.

En tercer lugar, la persona llena del Espíritu Santo mantiene una actitud activa en todas las cosas, en fe y esperanza.

El que pronuncia palabras de derrota, murmuración y negativismo, es porque se le han secado los ríos de agua viva. El Espíritu Santo concede visiones a los jóvenes y sueños a los ancianos. Esas visiones y sueños no son ambiguos. Son sueños que parecen ser inalcanzables, pero que son alcanzados en el futuro.

Muchos tienen un sueño ambiguo. El simple hecho de soñar no garantiza la realización del sueño. El sueño otorgado por el Espíritu Santo hace que el soñador diga: "¿Qué tengo que hacer para alcanzar este sueño?", y no: "Me gustaría que esto fuera así".

Todo ser humano piensa: "Me gustaría tener una familia feliz". Sin embargo, esta clase de sueños no deja de ser un mero pensamiento. El sueño que proviene del Espíritu Santo nos hace preguntar: "¿Cómo puedo lograr una familia feliz?" Esta clase de sueños permite que usted sea activo, positivo, a fin de hacer realidad sus sueños mediante acciones concretas.

Jesucristo murió en la cruz y resucitó al tercer día. De manera que todo aquel que crea en Él, puede recibir perdón de sus pecados y entrar en el Reino de los cielos. Además, de su vientre brotarán ríos de agua viva siempre y cuando viva en armonía con La Palabra. De esta manera, se logra una vida de gratitud y de alabanza, de amor y de misericordia para con el prójimo, y una vida activa mediante el sueño y la esperanza. Como resultado de este estilo de vida, todas las cosas le sale bien, así como su espíritu es prosperado, goza de salud física y de una vida abundante.

Para poder vivir por fe, es fundamental que usted verifique si lleva una vida llena del Espíritu Santo. Observe con atención el estado de su vientre. Uno sabe perfectamente si de él brotan ríos de agua viva o no.

Ríos de agua viva deben fluír desde nuestro vientre para poder vivir una vida transformada en el día de mañana. Tenemos que ser llenos del Espíritu Santo para que estos ríos fluyan, porque solo aquella persona llena de Dios podrá cambiar el futuro.

ALIMENTO ESPIRITUAL

¡Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba! De aquel que cree en mí, como dice la Escritura, brotarán ríos de agua viva. Con esto se refería al Espíritu que habrían de recibir más tarde los que creyeran en él. —Juan 7:37-39

REFLEXIÓN

* ¿Quién es el Espíritu Santo? * ¿Por qué dijo Jesús que si alguno tiene sed vaya a Él? * ¿Qué significa que del vientre brotarán ríos de agua viva? * ¿Por qué una persona llena del Espíritu Santo tiene abundancia de gozo y denuedo en su vida?

APLICACIÓN

* ¿Qué debe hacer para que de su vientre broten ríos de agua viva? * ¿Qué decisión debe tomar usted ahora, para llegar a ser una persona llena del Espíritu Santo, capaz de cambiar el futuro?

Chapter Two

El Espíritu Santo obra como el viento

El viento sopla por donde quiere, y lo oyes silbar, aunque ignoras de dónde viene y a dónde va. Lo mismo pasa con todo el que nace del Espíritu. —Juan 3:8

El Espíritu Santo obra como el viento

En la vida cristiana, es importante mantener una íntima comunión con el Espíritu Santo. Esto se debe a que Él nos ayuda a obtener la victoria por medio de La Palabra de Dios, en un mundo donde las cosas se tornan cada vez más difíciles.

Pedro no tenía la intención de negar a Jesús tres veces. Es más, al oírlo decir: "Antes de que cante el gallo, me negarás tres veces" (Mateo 26:34). Pedro dijo con convicción:

"Aunque tenga que morir contigo (...) jamás te negaré" (Mateo 26:35).

A pesar de esto, por causa de la debilidad de la carne, Pedro lo negó en tres ocasiones, aun maldiciendo y jurando. Luego de oír el canto del gallo, Pedro se acordó de las palabras de Jesús, salió y lloró amargamente.

"No, ¡no puede ser! Pero si esto no es lo que yo quería. ¿Cómo es que me atreví a negar al Señor? ¡Pero lo hice! ¡No! ¡Soy un traidor!"

No obstante, en el día del Pentecostés, luego de recibir la llenura del Espíritu Santo, Pedro nunca volvió a ser el mismo. Cuando el Consejo le advirtió a Pedro que si seguía en su camino de anunciar el Evangelio de Jesucristo no lo iba a dejar en paz, él dijo con denuedo:

"¿Es justo delante de Dios obedecerlos a ustedes en vez de obedecerlo a él? ¡Júzguenlo ustedes mismos!" (Hechos 4:19).

Una vez iniciada una íntima comunión con el Espíritu Santo, Pedro se convirtió en un hombre de Dios, quien a pesar de la aflicción y de la amenaza de muerte no se deshizo de su voluntad. No volvió a ser más el Pedro que negociaba con el mundo por causa de su debilidad carnal, sino que se convirtió en un hombre que el mundo no merecía, a tal punto, que no temía la muerte si era para guardar y anunciar la verdad.

Es así de imprescindible mantener una íntima comunión con el Espíritu Santo. Sin embargo, no podemos tener esta clase de intimidad sin antes conocerlo. Así como logramos mantener una profunda amistad con el prójimo mediante el conocimiento de su persona, lo mismo sucede en la relación con el Espíritu Santo.

En Juan 3:8, Jesús explica que el Espíritu es como el viento. Esto significa que Él obra como tal. Quiero presentar cuáles son los atributos del Espíritu Santo que el mismo Jesús quiso explicarnos.

En primer lugar, el Espíritu Santo es como el viento porque está en todas partes.

El viento se encuentra en todas partes. Asimismo, el Espíritu Santo es omnipresente. Sabemos que el viento está en todas partes, porque podemos sentirlo, aun sin la necesidad de verlo. De igual manera, el Espíritu Santo es un Dios que habita en el plano espiritual, a pesar de que no lo podamos ver con nuestros ojos físicos.

El viento penetra en nuestro cuerpo sin esfuerzo, excepto que dejemos de respirar. Asimismo, el Espíritu Santo está con nosotros, y entra en la vida de toda aquella persona que lo reconozca y le dé la bienvenida.

Así como nuestro cuerpo respira aire, nuestro espíritu respira al Espíritu Santo. Así como respiramos por medio de los pulmones, nuestro espíritu respira al Espíritu Santo por medio de la oración. De manera que si relegamos la oración en un segundo plano, la llenura del Espíritu Santo se desvanece. De no mantener una actitud de oración durante las veinticuatro horas del día, el Espíritu Santo no obra a través de nosotros.

Personalmente, puedo sentir la obra del Espíritu Santo a través de mi voz. Cuando soy Él me llena, puedo sentir el poder de Dios al orar o al hablar. Por el contrario, cuando el Espíritu Santo deja de obrar, percato un olor humano en mi propia voz. Sobre todo al orar por los enfermos. Cuando sé que fluye la unción del Espíritu Santo, siento que mi cuerpo está totalmente cubierto. Así como en el sacrificio de libación en el Antiguo Testamento, donde la harina se mezclaba con el aceite a tal punto que se encontraba dentro del aceite, y este dentro de la harina, puedo sentir que el Espíritu Santo domina mi mente, mi pensamiento y mi voz, de manera tal que Él está en mí, y yo en Él. Ha sido en esa instancia cuando he experimentado los mayores milagros y sanidades.

El Espíritu Santo es Dios y al igual que el viento está en todas partes, y hace cosas maravillosas.

En segundo lugar, el Espíritu Santo es como el viento por su fluidez.

Así como el viento no se mantiene estático en un único lugar sino que se mueve constantemente, el Espíritu Santo se mueve y obra continuamente. No podemos atarlo en un lugar, sino que tenemos que seguir sus pasos en el fluir de su obra.

Por otra parte, el Espíritu Santo vino a la Tierra para continuar la obra de Jesucristo, en su lugar y en su nombre. Es por eso que el Espíritu Santo es "el otro Consolador". Jesucristo es el primero, mientras que el Espíritu Santo es el otro. En el idioma griego existen dos términos para referirse a "otro". Uno es "alos", y el otro "heteros". El primero se refiere a un objeto distinto pero de igual calidad, mientras que el segundo se relaciona con un objeto totalmente distinto en todos los aspectos. La Biblia dice que el Espíritu Santo es "alos parakletos", es decir, es igual en esencia que Jesucristo, pero distinto en persona.

Por esta sencilla razón, el Espíritu Santo salva a los pecadores, echa fuera a los demonios, sana a los enfermos y resucita a los muertos también hoy. La razón por la que muchos que llegan en camilla a un evento evangelístico salen caminando, y por la que muchos son sanados de algún nódulo y cáncer, se debe a que Dios obra a través del Espíritu Santo hoy. Es por eso que Él es como el viento.

(Continues...)



Excerpted from EL TERCER OJO by DAVID YONGGI CHO Copyright © 2011 by Editorial Peniel. Excerpted by permission of PENIEL. All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Table of Contents

Contents

Prólogo....................5
Aclaraciones del traductor....................7
La persona llena del Espíritu Santo cambia el futuro....................11
El Espíritu Santo obra como el viento....................19
La prueba es el preludio de la bendición....................27
La espina como señal de Dios....................35
La obediencia es como la locomotora; la fe es como el vagón de pasajeros....................43
En busca del camino de Dios....................51
El fundamento de una vida creativa....................59
El hombre creativo....................65
La oración en lenguas como medicina para el alma....................71
Limpie el aposento del subconsciente....................77
La Palabra y la oración, la clave para vencer al diablo....................85
Cuatro pasos para recibir una respuesta a la oración....................91
El principio de atar y desatar....................99
El tercer ojo: el ojo espiritual....................105
Forjar al hombre espiritual....................113
El remedio del gozo y la alegría....................119
La fe que avanza....................127
La fe del "si", la fe del "cómo"....................135
Para Dios no existe nada gratis....................141
Cuatro pasos para hallar el atajo que nos guiará hacia el éxito....................147
El cielo es de los que se esfuerzan....................157
El tiempo de Dios....................165
Hablar y oír....................171
Un estilo de vida que va más allá de la responsabilidad....................177
Todo ayuda para bien....................185
Las tres armas....................193
Adorar en espíritu y en verdad....................199
Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)