Estimula el cerebro de tu hijo by Robert Fisher, Paperback | Barnes & Noble
Estimula el cerebro de tu hijo

Estimula el cerebro de tu hijo

by Robert Fisher
     
 

Product Details

ISBN-13:
9788497779623
Publisher:
Obelisco, Ediciones S.A.
Publication date:
09/30/2013
Edition description:
Spanish-language Edition
Pages:
192
Product dimensions:
5.90(w) x 9.10(h) x 0.70(d)

Read an Excerpt

Estimula el cerebro de tu hijo

Con más de 200 juegos divertidos


By Robert Fisher

EDICIONES OBELISCO

Copyright © 2013 Ediciones Obelisco, S. L.
All rights reserved.
ISBN: 978-84-9777-962-3



CHAPTER 1

Juegos de inteligencia para bebés (0-3 años)


Tu bebé nace con un cerebro que contiene todos los elementos de la inteligencia humana, así que lo único que necesita es ayuda para desarrollarla.

Los bebés recién nacidos reconocen la voz de sus madres, pero les resulta difícil enfocar los ojos o interpretar el mundo durante los primeros dos o tres meses. Averiguan cosas en gran parte a través de los ojos, pero su enfoque está limitado a unos veinte o veinticinco centímetros y cualquier objeto a mayor o menor distancia aparece borroso. Al cabo de unas seis semanas los ojos enfocan pero permanecen miopes durante algún tiempo. Empieza a reconocer caras y después, gradualmente, empieza a ver y a entender el mundo que le rodea. Ayúdale en este proceso de desarrollo jugando desde el nacimiento a juegos como Mira esto, Mira cómo se mueve y ¡Cucú! (véanse juegos 1-9).

Habla con tu bebé mientras juegas con él. Responde a sus balbuceos con respuestas alegres. Repite tus sílabas lentamente con voz aguda cuando digas: «¡Mira esto!» o «¡Qué bebé tan listo!». Habla despacio, con voz cantarina y con un tono ligeramente más agudo, ya que capta la atención de tu bebé durante más tiempo que el tono de voz habitual. Los expertos llaman a este tipo de habla «maternés».

Alrededor de los tres meses de edad un bebé sano es cada vez más consciente de su entorno. Manipula con habilidad el comportamiento de su madre y otras personas que le cuidan para recibir su atención, cuidados y la comida que necesita mediante una mezcla de miradas, expresiones faciales y voz (el llanto). Su cerebro se desarrolla a través del juego y la interacción con otras personas. Los objetos que se mueven o emiten algún sonido le fascinarán, así que colgar móviles donde está el bebé ayuda a su interés visual y a su desarrollo. Después de los tres meses inicia a tu hijo en nuevos tipos de juegos (véanse juegos 10-15).

Los bebés de un mes suelen emitir sus primeros balbuceos a partir de experiencias placenteras como el juego. La capacidad para entender lo que dicen los demás se desarrolla gradualmente desde los seis meses aproximadamente. Desde los seis hasta los nueve meses, los bebés pueden repetir sonidos vocales que empiezan a sonar como el habla, como «dadadada». Ayúdale «adivinando» qué es lo que está intentando decir. Las primeras palabras aparecen normalmente después del primer año, seguidas por una explosión de palabras aproximadamente en la mitad del segundo año, ya que repite cada vez más lo que oye. Hablar con tu hijo y animarle a que responda le ayudará de veras en el desarrollo del lenguaje.

Juega con cuentos, canciones, rimas, juegos de acción, juegos musicales, dibujos y otros juegos activos para fomentar el rango de aptitudes en desarrollo de tu hijo (véase lista de aptitudes en las páginas 12-13. Estos juegos de inteligencia, que incluyen los juegos de simulación, le ayudarán a prepararse para la siguiente etapa de su desarrollo que empieza alrededor de los tres años (véanse juegos 15-30).


Juegos de inteligencia para bebés (0-3 años)

1. ¡Mira esto!

2. Mira cómo se mueve!

3. ¡Cucú!

4. Sonidos divertidos

5. Caras divertidas

6. Hacer música

7. Bla, bla, bla

8. ¡Sigue el ritmo!

9. Juegos táctiles

10. Paquete sorpresa

11. Sácalo y guárdalo

12. Palmas alegres y rimas con dedos

13. Marionetas de dedo y con calcetines

14. Plastilina

15. Ordénalo

16. Cobrar vida

17. Diversión con pintura

18. Cuentos sobre mí

19. Libros para bebés

20. Rompecabezas con formas y dibujos

21. Búsqueda del tesoro

22. Simón dice

23. Construye una torre

24. Juegos de simulación

25. Cuentos musicales

26. ¡Vamos a bailar!

27. Juegos para el baño

28. Recorrido de obstáculos

29. Sonidos ocultos

30. Las torres del poder


1. ¡Mira esto!

Edad 0-18 meses

Reúne varios objetos cotidianos de la casa y enséñale dos o tres objetos nuevos cada pocos días. Trata de escoger objetos coloridos o con motivos llamativos y cosas con las que puedas hacer ruido. Sujeta el objeto a unos treinta centímetros de su cara y pregúntale: «¿Qué es esto?». Dale tiempo para que explore el aspecto de cada objeto. Dile qué es y lo que puedes hacer con él. Deja una muestra de dos o tres objetos colgando sobre su cuna para que pueda verlos y examinarlos en cualquier momento.

Gimnasio para la cuna

Ponle un gimnasio en la cuna para que juegue con él. Puedes colgar objetos de colores vivos de una cuerda o de una barra estable que atraviese la cuna para estimular sus sentidos. Empezará a observar esos objetos interesantes de colores vivos y, más adelante, querrá tocarlos o golpearlos con las manos.

¡Mira esto!

Muéstrale algo a tu bebé y dile qué es, por ejemplo: «¡Mira esto! ¡Es una cuchara!». Recuerda hablarle claro y muy despacio. No entenderá lo que dices, pero estará aprendiendo los sonidos del habla y conociendo cosas de su extraño nuevo mundo.

¿Qué es esto?

Mirad libros de bebés juntos, por ejemplo, libros hechos de tela o de cartón duro. Escoge libros con dibujos simples y claros de objetos cotidianos. Señala un dibujo y di: «¿Qué es esto?». Después háblale sobre él e intenta enseñarle un objeto real que coincida con el dibujo.

¡Mira la luz!

Lleva a tu bebé a una habitación oscura y siéntate con él en una silla o en el suelo. Enciende una linterna y dile: «¡Mira la luz!». Mueve la luz lentamente enfocando varios objetos, como dibujos o juguetes, y dile qué son. Si a tu bebé le da miedo la oscuridad, deja la puerta abierta o enciende una luz tenue. Nunca lleves la luz de la linterna a sus ojos.


Habilidades clave: desarrolla la coordinación del cerebro y los ojos, el oído y las primeras aptitudes lingüísticas.


2. ¡Mira cómo se mueve!

Edad 0-1 año

Cuando ya pueda seguir el movimiento con los ojos juega a ¡Mira cómo se mueve! Sujeta un juguete a un palo y muévelo de lado a lado para que pueda seguirlo con la mirada. Después prueba a moverlo de arriba abajo, de dentro hacia afuera y en otra direcciones.

¡Mira cómo se mueve!

A medida que gane control de su cabeza apóyalo en unos cojines y enséñale todas las direcciones en las que se pueden mover las cosas. Haz pompas de jabón, juega con globos, bota y haz rodar pelotas y después enséñale cómo se pueden derribar bolos con una bola.

Golpea un móvil

Dale un móvil que pueda golpear con los dedos. Cuelga los objetos a unos treinta centímetros de los ojos de tu bebé en el lado derecho o izquierdo de la cuna. Al principio lo mirará pero no lo tocará. Más tarde aprenderá a chuparlo y golpearlo con la mano.

Mastica un libro

Cuando tu hijo tenga unos cuatro meses dale unos libros de cartón duro. Aprenderá no sólo a masticar libros sino también a pasar las páginas. La acción de masticar ayudará a sus encías y el pasar páginas, mucho antes de que sepa leer, le enseñará que los libros son divertidos y que las páginas se pueden mover.

Dámelo

Jugad a pasaros cosas. Sujeta un peluche fuera de su alcance y muévelo para que «baile» delante de él. Si tu bebé emite un sonido o se mueve como respuesta, dáselo y dile: «Aquí tienes. Puedes jugar con ...». Después extiende tu mano y dile: «Dámelo».

Sé un copión

Jugad a imitar. Siéntate delante de tu bebé en su trona y dale una cuchara. Coge tu propia cuchara y golpea una bandeja con ella. Observa si copia lo que haces, si no coge su mano y enséñale cómo dar golpes con la cuchara. Deja que imite cómo mueves los dedos, cómo dices que no con la cabeza, cómo sacas la lengua, cómo te tocas las orejas, cómo agitas la mano o cómo aplaudes. Dile qué estás haciendo mientras lo haces. Más adelante tu bebé aprenderá que los objetos existen no sólo cuando se mueven, sino también cuando no están a la vista.


Habilidades clave: percepción visual, coordinación del cerebro y las manos.


3. ¡Cucú!

Edad 2-18 meses

Enséñale a tu bebé cómo los objetos pueden permanecer en su mente aunque no estén a la vista jugando a ¡Cucú! Tápate los ojos con las manos, ábrelas y grita: «¡Cucú!». Varía el juego echando un vistazo por cualquiera de los lados de las manos y cambiando de posición. Prueba a volver la cabeza y darte la vuelta de repente y a esconderte detrás de objetos o muebles. Pronto aprenderá a anticiparse a tu reaparición.

¡Cucú!

Cúbrete la cabeza con un pañuelo y di: «¿Dónde ha ido mamá/papá?». Espera unos segundos y quítate el pañuelo rápidamente diciendo: «¡Cucú!». Puedes jugar escondiéndote detrás de una silla, de una puerta, de las cortinas o de otra persona. Juega mientras haces varias actividades como las tareas del hogar, mientras planchas o limpias. Tómate las tareas de casa como una oportunidad para jugar a esconderte. Haz sonidos divertidos mientras lo haces.

¡Aquí está!

Enséñale un juguete a tu bebé y después escóndelo, por ejemplo debajo de una manta o detrás de tu espalda y pregunta: «¿Dónde ha ido?». Hazlo aparecer de nuevo y di: «¡Aquí está! Estaba debajo de la manta/detrás de mí». Al principio es mejor ser predecible para que tu bebé se pueda anticipar a la reaparición del juguete. ¡Después prueba a hacer aparecer el juguete en sitios extraños!

¿Adónde ha ido?

Esconde un objeto pequeño en una mano y juega a: «¿En qué mano está?». Una variante consiste en poner una uva debajo de una taza y decir: «¿Adónde ha ido?». Después levantas la taza y dices: «¡Está aquí!». Más adelante, cuando tenga alrededor de un año, prueba a esconder una uva debajo de una o dos tazas y pregúntale dónde ha ido. Después comprueba si tu hijo puede esconder un objeto debajo de una taza para que lo encuentres.

Juega a otros juegos de este tipo, como esconder juguetes debajo de un trapo, y pregunta: «¿Dónde se ha escondido el osito?».


Habilidades clave: desarrolla la percepción, la memoria, la predicción y la resolución de problemas.


4. Sonidos divertidos

A partir de 2 meses

Encuentra cosas que hagan sonidos divertidos como sonajeros, campanas, papel, objetos de cristal o latas. Haz ruido desde posiciones diferentes. Por ejemplo, agita un bote pequeño de arroz a su izquierda y después a su derecha. Espera a que mire para averiguar de dónde proviene el sonido.

Los sonidos más divertidos pueden salir de tu voz. Los humanos podemos emitir una mayor variedad de sonidos que ningún otro animal. Tu hijo puede emitir un sonido en cualquier idioma humano si le animas a ello. Compruébalo emitiendo sonidos divertidos y observando si te imita.


(Continues...)

Excerpted from Estimula el cerebro de tu hijo by Robert Fisher. Copyright © 2013 Ediciones Obelisco, S. L.. Excerpted by permission of EDICIONES OBELISCO.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Customer Reviews

Average Review:

Write a Review

and post it to your social network

     

Most Helpful Customer Reviews

See all customer reviews >