Guia Completa Para Organizar el Trabajo de la Iglesia Local 2013-2016: Guidelines for Leading Your Congregation 2013-2016 - Spanish Ministries - eBook [Adobe] [NOOK Book]

Overview

Written completely in Spanish, this ebook gives guidance designed to support the ministries of The Hispanic United Methodist Church.
Read More Show Less
... See more details below
Guia Completa Para Organizar el Trabajo de la Iglesia Local 2013-2016: Guidelines for Leading Your Congregation 2013-2016 - Spanish Ministries - eBook [Adobe]

Available on NOOK devices and apps  
  • NOOK Devices
  • Samsung Galaxy Tab 4 NOOK 7.0
  • Samsung Galaxy Tab 4 NOOK 10.1
  • NOOK HD Tablet
  • NOOK HD+ Tablet
  • NOOK eReaders
  • NOOK Color
  • NOOK Tablet
  • Tablet/Phone
  • NOOK for Windows 8 Tablet
  • NOOK for iOS
  • NOOK for Android
  • NOOK Kids for iPad
  • PC/Mac
  • NOOK for Windows 8
  • NOOK for PC
  • NOOK for Mac
  • NOOK for Web

Want a NOOK? Explore Now

NOOK Book (eBook)
$10.99
BN.com price
(Save 15%)$12.99 List Price

Overview

Written completely in Spanish, this ebook gives guidance designed to support the ministries of The Hispanic United Methodist Church.
Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9781426766916
  • Publisher: Abingdon Press
  • Publication date: 6/18/2013
  • Sold by: Barnes & Noble
  • Format: eBook
  • File size: 980 KB

Read an Excerpt

Guía Completa Para Organizar El Trabajo de la Iglesia Local 2013â"2016


By Julio Gomez

Abingdon Press

Copyright © 2013 Cokesbury
All rights reserved.
ISBN: 978-1-4267-6691-6



CHAPTER 1

Concilio de la iglesia


1. ¿Qué es el concilio de la iglesia?

El Libro de la Disciplina de la Iglesia Metodista Unida dice que el concilio de la iglesia es la agencia ejecutiva de la conferencia del cargo (¶ 244). Esto significa que entre las reuniones de la conferencia del cargo, el concilio de la iglesia es el grupo de líderes que guía y avanza el ministerio de la congregación. El concilio existe para crear y supervisar planes estratégicos para tener una congregación eficiente. Las decisiones que el concilio haga habrán de dar forma al futuro y demostrarán a todos cómo el reino de Dios está en medio de su comunidad.

El trabajo del concilio de la iglesia es prever, es decir, ver con anticipación, planear, implementar y evaluar anualmente el ministerio y misión de su congregación. El trabajo del concilio de la iglesia tiene varias implicaciones. Estas implicaciones son:

1. Este trabajo implica que el concilio debe tener una vista amplia del futuro de su congregación.

2. Que el grupo de líderes maneje y administre la vida actual de la congregación.

3. Que señalen una fecha para evaluar seriamente el ministerio de la congregación.


2. ¿Qué hace el concilio de la iglesia?

El liderato de la iglesia tiene la responsabilidad de planear, implementar y evaluar un ministerio eficaz. Esta Guía le puede ayudar a cumplir con sus responsabilidades, las cuales les han sido confiadas por su congregación y por Dios.

Su concilio necesitará determinar de qué manera estará organizado, cuándo tendrán las reuniones, cómo van a establecer sus prioridades, cómo habrán de evaluar el plan de la congregación para el discipulado y de qué manera van a distribuir los recursos de su congregación.

La Disciplina (¶ 252) da al concilio de la iglesia estas responsabilidades específicas:

• Planear e implementar programas de educación, alcance y testimonio en la iglesia local.

• Proveer para la administración de la iglesia y su vida diaria.

• Llevar a cabo los asuntos aprobados en la conferencia del cargo.

• Reunirse por lo menos trimestralmente.

• Revisar la lista de miembros de la iglesia local.

• Llenar las vacantes interinas de los oficiales laicos entre las reuniones de una conferencia del cargo y la otra.

• Recomendar a la conferencia del cargo el sueldo del pastor y de cualquier personal pagado, después de haber recibido la recomendación de parte del comité de relaciones pastor y parroquia.

• Revisar las recomendaciones del comité pastor y parroquia sobre la vivienda del pastor y hacer un informe ante la conferencia del cargo para su aprobación.


3. La administración ES ministerio

El concilio de la iglesia es un grupo administrativo de liderazgo. Este grupo de líderes organiza y coordina el ministerio.

Recuerde que el trabajo del concilio de la iglesia es una función esencial de discipulado. Como un líder en su iglesia, usted usa sus dones como quien ha sido bautizado en el ministerio de todos los cristianos y como quien ha sido llamado a un liderazgo específico en su congregación.

Cuando se habla de administración puede hacer cambiar la atención de cualquier grupo del hecho de que debemos hacer discípulos de Jesucristo. Los individuos, así como los grupos, pueden enfocarse fácilmente en los detalles de la administración. Debe recordar que el concilio de la iglesia es siempre más grande que la suma de sus partes. Piense del concilio como un equipo de ministerio de la iglesia local. Cada miembro del equipo tiene un papel particular dentro del equipo.

La Disciplina en el ¶ 244.3 señala claramente que los miembros del concilio de la iglesia serán personas de un carácter cristiano genuino quienes aman la iglesia, son disciplinados, son leales a las normas éticas de la iglesia y son competentes para administrar sus asuntos.

Dediquen tiempo, tanto individual como colectivamente, para la adoración, oración, misión y dar. Recuerden que los líderes del concilio son un modelo de vida cristiana para el resto de la congregación.


4. ¿Quienes pertenecen al concilio de la iglesia?

La Disciplina dice claramente que toda congregación se puede organizar así misma de la manera más eficaz para llevar adelante la misión de la iglesia en el sitio en que esté. La conferencia del cargo habrá de determinar el tamaño del concilio de la iglesia y por lo general todos los líderes de evangelismo, misión y administración son parte del concilio. El concilio podrá tener por lo menos once personas hasta un número que la conferencia del cargo considere apropiado.

La congregación debe hacer los arreglos para incluir estas funciones de acuerdo con la Disciplina (¶ 252). Los puestos pueden ser combinados excepto los de función financiera. "Los puestos de tesorero y de secretario de finanzas no deben ser combinados y dados a una sola persona. Además, las personas que tengan estos puestos no deben ser familia" (¶ 258.4).

• Nominaciones

• Comité de relaciones pastor-parroquia

• Síndicos

• Presidente del comité de finanzas

• Líder laico

• Miembro laico de la conferencia anual

• Secretaria de finanzas

• Tesorero de la iglesia

• Secretario de membresía

• Presidente del concilio de la iglesia


Además de los líderes que manejan estas funciones, el concilio de la iglesia habrá de incluir personas que representen los programas de la iglesia, un representante de las unidades organizadas de los Hombres Metodistas Unidos, Mujeres Metodistas Unidas, y Jóvenes Metodistas Unidos, además de un adulto joven y el pastor. El número de miembros que esté presente en la reunión ya constituyen un quórum.

Al celebrar las reuniones de negocio y evaluar la efectividad del ministerio, el concilio de la iglesia podrá proponer una estructura organizacional ante la conferencia del cargo. Recuerde que la manera en que su iglesia esté organizada no tiene que ser igual a la de otras iglesias metodistas unidas.

Para ver una descripción del trabajo de cada líder, puede entrar a www.gbod.org. La información está en inglés.


5. El ministerio de la persona que preside

La Disciplina en ¶ 251.3 presenta una lista de las responsabilidades de la persona que presida el concilio de la iglesia:

a. Dirigirá al concilio en el cumplimiento de sus responsabilidades.

b. Preparará y comunicará la agenda del concilio en consulta con el/los pastor(es), el líder laico y otras personas indicadas.

c. Revisará y asignará responsabilidades para la ejecución de acciones tomadas por el concilio.

d. Se comunicará con los miembros del concilio, y otras peronas indicadas, para permitir decisiones informadas en las reuniones del concilio.

e. Coordinará las distintas actividades del concilio.

f. Proveerá la iniciativa y el liderazgo al concilio al hacer las tareas de planificación, establecimiento de objetivos y metas, y evaluación.

g. Participará en programas de adiestramiento de líderes ofrecidos por la conferencia anual, el distrito o ambos.


La persona que preside el concilio de la iglesia está libre para asistir a las reuniones de todas las juntas y comités de la iglesia a menos que esté limitado por la Disciplina. En lo posible, se espera que asista a la conferencia anual.


6. Dirija el concilio

Esta responsabilidad de dirigir el concilio conlleva un desarrollo de su propio liderazgo así como el de otros líderes. Un buen líder espiritual es una persona que crece en su relación con Dios a la vez que refina sus habilidades de liderazgo. Su liderazgo es el que marca el tono de las reuniones. Usted tiene la tarea de recordarle a todos que el trabajo de la iglesia es santo. Algunas personas se quejan cuando hablan de las reuniones de la iglesia mientras que otros ven las reuniones como una oportunidad de comprometerse con la comunidad cristiana, buscando la dirección de Dios. Si alguien viene a la reunión con una agenda, un asunto personal, usted debe aclarar que la labor del grupo es la de buscar la voluntad de Dios más bien que la voluntad personal.

Mientras que usted crece en su vida espiritual, tiene la oportunidad de desarrollar sus habilidades de liderazgo. Afile sus habilidades para organizar actividades múltiples, coordinar un calendario, comunicarse con distintos grupos y prepararse para dirigir las reuniones.

Al comenzar esta jornada de liderazgo, debe saber que le aguardan desafíos. Cambiar la manera en que se dirigen las cosas en la iglesia hará que se hagan preguntas y hasta haya resistencia al cambio. Practicar un liderazgo espiritual es una larga jornada de oración, reflexión y de escuchar y crecer en el conocimiento y amor de Dios. Como presidente del concilio de la iglesia, puede trabajar con su pastor para preparar líderes espirituales en su iglesia.

Se cuenta de una presidenta del concilio de la iglesia que reemplazó la oración de apertura con una breve lectura bíblica y una conversación sobre la misma. Ella dice que por un momento todos se quedaron muy quietos, aceptando el cambio de un tiempo de reflexión bíblica en una reunión de "negocios". Al pasar del tiempo, creció un sentido de comunidad que llevó a un equipo de liderazgo que disfrutaba el poder compartir parte de sus vidas en los asuntos de la iglesia.

Los líderes que están dispuestos a aceptar los desafíos de un liderazgo espiritual y dirigir en esa nueva manera ayudarán a que la iglesia encuentre un camino que les lleve a un lugar en donde Dios los dirige hacia el futuro.


7. Preparar la agenda

El que presida habrá de preparar y comunicar la agenda de las reuniones del concilio después de haber consultado con el pastor, el líder laico y otros líderes. Su puesto hace que sea imperativo que usted sepa todo lo que está pasando en la iglesia. Su conocimiento contribuirá a la planificación y efectividad del concilio.

Establezca una fecha fija para reunirse con el pastor y el líder laico de su congregación. Durante este tiempo escuche con atención lo que estos líderes piensan y entonces comparta sus impresiones sobre la eficacia del concilio. Esté seguro de que todos comparten una comprensión de la realidad actual. También recuerde hacer de este tiempo un tiempo santo, un tiempo para orar y reflexionar sobre la obra de Dios. Cuando hay un equilibrio saludable en estas reuniones se puede reducir el estrés y las frustraciones que a veces suceden.

En el pasado las organizaciones eran más formales, pero la tendencia de hoy es la de tener organizaciones más flexibles de manera que hayan menos reuniones, más ministerio y una mayor espiritualidad. Hoy lo que queremos es tener más ministerios, no más reuniones. La gente no desea dedicar mucho tiempo a reuniones llenas de informes y de poca acción.


8. Crear reglas

Tome tiempo en su primera reunión del año para señalar las reglas que habrán de regir durante las reuniones. Aquí presentamos una manera de desarrollar las reglas.

• Leer 1 Pedro 2:5. Pida a los participantes que definan el discipulado. Pida a cada miembro del concilio que haga una lista de las personas en la congregación que pueden servir.

• Pida al grupo que nombre comportamientos que ayudarán en el concilio de la iglesia para dirigir a la congregación a vivir como discípulos de Jesucristo.

• Dé una oportunidad a los participantes para que hagan preguntas de clarificación. Si hay comportamientos con los cuales algunos participantes no estén de acuerdo, pida a los integrantes del grupo que estén dispuestos a dejar dicho comportamiento fuera del pacto del grupo.

• Al principio de la declaración, escriban algo así, "Con la ayuda de Dios, nosotros, el Concilio de la Iglesia de esta congregación, por este medio entramos en un pacto entre nosotros. Al dirigir esta congregación, prometemos que nosotros haremos: (aquí pueden poner la lista de comportamientos que ya han señalado)".

• Además de este pacto con el grupo, los miembros del concilio pueden agregar cláusulas personales para ellos mismos.


9. Revise y asigne responsabilidades

El presidente o la presidenta del concilio no habrá de llevar a cabo las decisiones y planes del concilio, sino que supervisará lo que otros estarán haciendo. Cuando se tomen decisiones que se escriban en las actas de la reunión, asegúrese de que se ponga una fecha límite o una fecha en la cual las decisiones se realicen. Envíe las actas, resaltando las decisiones, a los miembros del concilio dentro de diez días a más tardar después de la reunión, para que los miembros tengan un recordatorio de sus compromisos y tiempo suficiente para cumplirlos.

Como unas dos semanas antes de la próxima reunión, revise sus notas y haga contacto con cada persona a quien se le asignó una responsabilidad.

A veces, con el entusiasmo de la reunión se hacen compromisos o se generan ideas que no son apropiadas o que no están de acuerdo con la visión de la iglesia. Al dirigir la reunión, ponga atención a los miembros del concilio, tomando en cuenta a aquellos que no hablan o están demostrando cierta resistencia.


10. Comunicar

Como dirigente del concilio de la iglesia, usted será una especie de conector de los distintos ministerios de su congregación. Usted trabajará con los miembros del concilio y otros que puedan tomar decisiones bien claras. Preste atención a los asuntos que bloquean el ministerio y, si es posible, haga llegar la información necesaria para que el ministerio continúe. Cada vez que vea posibles conflictos en el calendario de los distintos grupos de la iglesia, dígalo.

Otro medio de comunicación es el de hacer preguntas. Usted debe preguntar con frecuencia cómo las decisiones que hace un grupo o individuo ayudarán a que la congregación sea más efectiva en la tarea de hacer discípulos. Hay proyectos que se han hecho en el pasado y que ayudaron a que se llegara a muchas personas con el mensaje de fe. Por otro lado, ha habido actividades que fueron buenas en el pasado pero que ya no logran las metas establecidas y necesitan ser revitalizadas o quitadas.

Sólo unas pocas congregaciones –que tienen mucha gente con dones y recursos– lo pueden hacer todo bien. La mayo-ría de las congregaciones tienen que poner prioridades. Para eso, el concilio tiene que aclarar qué significa ser discípulo de Jesucristo. La conversación, oración y el estudio de la Biblia le pueden ayudar a pensar cómo es que se ve en su contexto el discipulado cristiano.


11. Planear, medir y evaluar

Al evaluar los ministerios de su congregación podrá descubrir que una parte del papel del concilio es el de eliminar o ajustar programas y actividades que no se enfocan debidamente en la misión de la iglesia o que se repiten en otros lugares en la comunidad. Eso no significa que esos programas y actividades no sean buenas o que fueron mal concebidas, y puede ser que hayan sido más efectivas en el pasado, pero ahora no lo son o que no lleven al propósito de hacer discípulos. Si su congregación está duplicando ministerios de otras congregaciones o de organizaciones de la comunidad, y usted tiene otro don para el ministerio, seguro que está llamado a comenzar otro ministerio en vez de duplicar los que ya existen.

Muchos concilios de la iglesia tienen una reunión larga en el otoño o en enero para evaluar ministerios del pasado y planear nuevos ministerios para el año entrante.

Vea una riqueza de ayuda (en inglés) para la planificación de ministerios vitales en www.umvitalcongregations.com.


12. Participe en capacitación de líderes

La persona que preside el concilio debe aprovechar las oportunidades de adiestramiento ofrecidas por la conferencia anual, el distrito o alguna entidad hispana para ampliar sus conocimientos y liderazgo. También debiera contratar a una persona con conocimientos de las funciones de la iglesia local para que dirija un seminario para líderes de su iglesia. Hay cuatro áreas en las cuales se puede auto evaluar y buscar la capacitación necesaria.

• ¿Qué sabe acerca del trabajo de su iglesia local y de la Iglesia Metodista en general? ¿Sabe lo que hacen los comités, equipos y otros líderes y también su propio papel?

• ¿Cuál es su conocimiento de Dios y Jesucristo y su fe en general? ¿Puede hablar a otros de su testimonio espiritual como un discípulo de Cristo?

• ¿Qué sabe acerca de cómo hacer las cosas, cómo dirigir reuniones, organizar recursos, planificar actividades especiales fuera de la rutina local?

• ¿Cuál es su experiencia de trabajo con otras personas, resolver conflictos, motivar a otros líderes y compartir con otros lo que sabe?


13. Responsabilidades del concilio

El concilio de la iglesia habrá de proveer lo necesario para la planificación y la implementación de programas de educación, alcance y testimonio en la iglesia local además de la capacitación de líderes (vea ¶ 252). Así que el concilio existe para crear y supervisar un plan estratégico para su congregación local de manera que ésta pueda cumplir con su misión de hacer discípulos de Cristo. Esta doble función incluye tanto liderazgo como administración. Por medio del liderazgo se evalúa la situación actual de la congregación, y ver hacia qué futuro la llama Dios y qué recursos serán necesarios para llevarla de la realidad actual a un futuro deseado. La administración es el "trabajo detallado" que debe realizarse diariamente para hacer que la congregación sea efectiva.


(Continues...)

Excerpted from Guía Completa Para Organizar El Trabajo de la Iglesia Local 2013â"2016 by Julio Gomez. Copyright © 2013 Cokesbury. Excerpted by permission of Abingdon Press.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Table of Contents

Contents

Bienvenido,
Concilio de la iglesia,
Comité de relaciones pastor-parroquia,
Síndicos,
Comité de finanzas,
Postulaciones y desarrollo de líderes,
Evangelismo,
Educación cristiana,
Adoración,
Comunicaciones,
Ministerio con la niñez,
Ministerio con la juventud,
Mujeres Metodistas Unidas,
Hombres Metodistas Unidos,
El líder laico y el miembro laico,
Mayordomía,
Pastor,
Una palabra final,

Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)