Habilidades de comunicacion escrita: Asertividad + persuasion + alto impacto

Overview

Escribir para ser leído.

Para un liderazgo más asertivo y de alto impacto, hay que empoderar a los profesionales en la competencia de la comunicación. Empoderar al funcionario en la asertividad de su comunicación lleva a la empresa a un mayor nivel de impacto en la rentabilidad de su negocio. Durante quince años como consultora de empresas del sector financiero y de multinacionales, Sonia González ha desarrollado una metodología muy práctica ...

See more details below
Paperback
$11.98
BN.com price
(Save 7%)$12.99 List Price

Pick Up In Store

Reserve and pick up in 60 minutes at your local store

Other sellers (Paperback)
  • All (22) from $1.99   
  • New (13) from $5.57   
  • Used (9) from $1.99   
Habilidades de comunicación escrita: Asertividad + persuasión + alto impacto

Available on NOOK devices and apps  
  • NOOK Devices
  • Samsung Galaxy Tab 4 NOOK
  • NOOK HD/HD+ Tablet
  • NOOK
  • NOOK Color
  • NOOK Tablet
  • Tablet/Phone
  • NOOK for Windows 8 Tablet
  • NOOK for iOS
  • NOOK for Android
  • NOOK Kids for iPad
  • PC/Mac
  • NOOK for Windows 8
  • NOOK for PC
  • NOOK for Mac
  • NOOK for Web

Want a NOOK? Explore Now

NOOK Book (eBook)
$7.99
BN.com price

Overview

Escribir para ser leído.

Para un liderazgo más asertivo y de alto impacto, hay que empoderar a los profesionales en la competencia de la comunicación. Empoderar al funcionario en la asertividad de su comunicación lleva a la empresa a un mayor nivel de impacto en la rentabilidad de su negocio. Durante quince años como consultora de empresas del sector financiero y de multinacionales, Sonia González ha desarrollado una metodología muy práctica para lograr la claridad, fluidez y concreción de la forma de comunicarse de los profesionales.

Este libro, número uno de la serie Comunicación inteligente, ofrece claves prácticas para eliminar los bloqueadores comunes de la expresión escrita,
tales como claves para ordenar las ideas; profundización para una transmisión de ideas más asertiva y persuasiva; puntuación como clave de oro para alcanzar ritmo y armonía de los textos; y casos concretos para apreciar el efecto sorprendente
“antes y después” de los textos.

Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9781602553767
  • Publisher: Grupo Nelson
  • Publication date: 2/15/2011
  • Language: Spanish
  • Pages: 176
  • Sales rank: 1,381,671
  • Product dimensions: 5.40 (w) x 8.80 (h) x 0.20 (d)

Meet the Author

Sonia González A. es autorade la exitosaserie Mentoring Para Comunicadores Inteligentes (Habilidades de Comunicación Hablada -
Escrita - Escucha
). Hoy cuenta conmás de
10.000 líderes entrenados. Ha sido periodista y editora de los primerosdiarios de Colombia: EL
tiempo
yEl Espectador y de revistas como Diners, Credencial y Cambio.

Read More Show Less

Table of Contents

Contents

Introducción....................11
Justificación del nombre de esta serie de libros....................19
Capítulo 1: Cómo corregir su estilo....................21
Capítulo 2: La preparación antes de escribir....................63
Capítulo 3: Desarrollo de las habilidades y destrezas del escritor ejecutivo....................82
Capítulo 4: Puntuación, la clave de oro....................94
Capítulo 5: Persuasión para convencer....................98
Capítulo 6: Cómo lograr la asertividad....................100
Capítulo 7: Liderazgo y comunicación de alto impacto....................103
Capítulo 8: Expresión escrita virtual....................114
Capítulo 9: Comunicación escrita con principios y valores....................123
Capítulo 10: El estilo personal: la identidad y el perfil del escritor....................132
Capítulo 11: Los diferentes lenguajes....................148
Capítulo 12: Testimonios y evaluaciones....................163
Agradecimientos....................167
Notas....................169
Acerca de la autora....................171
Read More Show Less

First Chapter

Habilidades de COMUNICACIÓN ESCRITA


By SONIA GONZÁLEZ A.

Thomas Nelson

Copyright © 2011 Sonia González A.
All right reserved.

ISBN: 978-1-60255-679-9


Chapter One

Cómo corregir su estilo

• Reconocimiento de los vicios y bloqueadores de sus textos

• Claves para erradicar los catorce vicios más comunes de la expresión escrita:

1. Lenguaje arcaico: de lo «jurásico» a lo «tcherásico».

2. «Gerunditis»: generando, produciendo, «gerundiando».

3. Terminaciones en ... mente: cordialmente, generalmente ...

4. «Queísmo»: una entidad que, a medida que, cada vez que ...

5. «Dequeísmo» y «Dequefobia»: ¿cuándo usar el «de que»?

6. «Seísmo»: «se percibe», «se verifica», «se le tiene ...»

7. «Deísmo»: «a pesar de los precios del mercado de valores ...»

8. «Yotacismo: "líder y confiable, y que además ... y por eso ..."»

9. Cacofonía: una hamaca café, cálida y hermosa.

10. Monotonía: teniendo en cuenta ... la cuenta.

11. Neologismos, barbarismos y esnobismos.

12. Verbos empobrecedores: «tener», «poner», «hacer».

13. Conectores como «muletillas»: «adicionalmente», «cabe aclarar».

14. Párrafos largos: ladrillos interminables.

¿Por qué vicios?

Son vicios porque aparecen de manera ansiosa. ¡Siempre los mismos! Con los síntomas evidentes de una conducta viciosa: se repiten con insistencia y ... ¡no puede parar!

La mayoría de las personas los utilizan en forma casi compulsiva, a través de sus documentos.

Para poderlos erradicar, lo primero es reconocerlos, como en cualquier vicio. Después de salir de la negación, podrá comenzar a eliminarlos sin problemas. Enfréntelos. No les tema.

Los vicios más comunes de los textos

Primer vicio: Lenguaje arcaico

Escribir con palabras arcaicas y anticuadas es uno de los vicios que más afecta a la comunicación en las entidades.

El paradigma de los arcaísmos consiste en creer que escribir con un lenguaje jurásico, y «fosílico», es escribir bien. Aunque no le entiendan nada. Pero que le crean por su formalismo clásico y rígido.

Quien escribe en una entidad, debe enfocarse en los resultados. En la efectividad. En el impacto para el negocio. No en tratar de lucirse con una retórica grandilocuente.

Hasta los jóvenes de veinticinco años padecen este vicio y, por acudir a ese lenguaje arcaico, pasan por prepotentes. No porque lo sean, sino porque el «tono» empleado con los arcaísmos suena un tanto arrogante.

Están sumergidos en una cultura en la que todos piensan que escribir bien es usar ese lenguaje obsoleto y que si no lo utilizan, los podrán tildar de poco formales y hasta de «irrespetuosos».

Quienes trabajan en las entidades, traen el paradigma desde las aulas del colegio y la universidad. Escriben así porque así escribían algunos de sus profesores y los profesores de sus profesores, durante generaciones.

Y porque algunos de sus importantes jefes y compañeros todavía escriben así.

Un asunto cultural

El asunto es generacional. Cultural. Para transformar las culturas empresariales de la comunicación escrita debemos cambiar el lenguaje de sus textos. Y para cambiar estos, es necesario crear primero conciencia sobre la necesidad de hacerlo.

Un desafío casi que quijotesco. Pero después de estos años de lucha con el tema, ahora son muchos más los que están dispuestos a seguir en la batalla contra los molinos de viento gigantes que amenazan la fluidez de la comunicación.

Ya hemos avanzado bastante. Pero falta mucho más. En la era del Facebook, del chat y de la comunicación electrónica, no podemos continuar con saludos empresariales pesados y enmohecidos.

Las frases acartonadas de «cordialmente me dirijo a usted ...», «de acuerdo con la pasada reunión» o «le reiteramos nuestra irresoluta voluntad de servicio ...», no tienen nada que ver con la mentalidad de las nuevas generaciones.

Jóvenes ejecutivos que vienen con todo el impulso, escriben con rapidez alarmante, a la velocidad del pensamiento y utilizan en el chat palabras abreviadas como «kiubo», «psbn» y muchas más.

Obvio que tampoco se trata de escribirle así al jefe. ¡Ni más faltaba! Pero es necesaria la innovación urgente del lenguaje empresarial.

O existirá una cada vez peor incongruencia del lenguaje arcaico con la herramienta veloz de la intranet empresarial.

Los medios de comunicación virtuales de la empresa, y del mundo entero, exigen sencillez, claridad, brevedad y modernidad. Para eso fueron diseñados, para facilitar, no para entorpecer o dificultar los procesos con un lenguaje anticuado y reforzado.

Minimalismo puro

Si a la arquitectura, al diseño de interiores, al diseño de modas, a la publicidad y a todas las formas de la comunicación se les aplica hoy la tendencia del minimalismo, con el lema de «menos es más», ¿por qué no comenzamos a aplicarla también a la comunicación escrita?

Los jóvenes ejecutivos, abogados, ingenieros, economistas, administradores de empresas, contadores, médicos, arquitectos, deben pasar de los textos vestidos como «de corbatín», a los textos libres, frescos, actuales, sencillos.

Pasar a los textos como vestidos «de corbata» verde ácida y moderna. Consecuentes con los tiempos.

¡Por favor!, arcaísmos como «evidentemente», «en efecto» o «cabe aclarar», ¡no caben! en la redacción virtual de hoy.

Hay que remodelar la redacción. Pasar del rococó y el barroco de los textos, a la simplicidad del loft (sencillez) en la comunicación escrita. Aunque nos duela, sacar de nuestro glosario diario el baúl lleno de palabras viejas.

Es urgente pasar de lo recargado a lo sencillo. Entrar en la dimensión de la simplicidad en la redacción. Por el bien de la claridad y de la fluidez.

El Helm Bank, antes Banco de Crédito, es un modelo ejemplar en este asunto. Incluso en su nueva imagen, en Colombia, utiliza este lema encantador: ¡El valor de lo simple!

En esta entidad, capacito profesionales en la competencia de la comunicación —escrita y oral—, desde hace cinco años. En varias vicepresidencias y con once promociones de Helm University, para nuevos gerentes.

La nueva imagen y el lema del Helm Bank en Colombia es cada vez más consecuente con su comunicación escrita. Sencilla, moderna, clara y de alto impacto.

Allí, y en todos los escenarios empresariales y académicos enseño que, en sentido figurado, debemos pasar de lo «jurásico» a lo «tcherássico».

Es decir, del estilo como con «corpiño» anticuado y rígido de los textos, a los que yo llamo de tendencia Tcherassi: sin costuras fruncidas, libre, como para una pasarela en Milán, como homenaje a la famosa diseñadora colombiana Silvia Tcherassi.

Es el arte de escribir con fluidez. Puro flow (flujo). Simple, fácil y sencillo. Se puede describir con una onomatopeya divertida: ¡zas!

El concepto de flow en castellano se traduce como «fluir» o «flujo». En psicología, lo ha desarrollado el Mihaly Csikszentmihalyi. Y lo define como «un estado en el que la persona se encuentra completamente absorta».

Una actividad para su propio placer y disfrute, durante la cual el tiempo vuela y las acciones, pensamientos y movimientos se suceden unos a otros sin pausa.

Todo el ser está involucrado en esa actividad. La persona utiliza sus destrezas y habilidades llevándolas hasta el extremo. Se dice que alguien está en o tiene flow cuando se encuentra completamente absorbido por una actividad durante la cual pierde la noción del tiempo y experimenta una enorme satisfacción.

EJEMPLO

No diga:

Cordialmente me dirijo a usted para solicitarle el favor de servirse enviar al área de crédito financiero los documentos pertinentes a la reunión celebrada en días pasados en el recinto de la presidencia del banco.

Diga:

Para agilizar el proceso de crédito financiero, solicito enviar a nuestra oficina los documentos sobre la reunión en la presidencia.

Segundo vicio: Exceso de gerundios

Los gerundios son la forma verbal terminada en «ando», «endo». Una de las más abusadas en los textos. Por el mismo paradigma de pensar que escribir bien es utilizar un lenguaje anticuado, muy formal.

Un ejecutivo prefiere decir: «Una entidad que ha venido realizando» a «una entidad que realiza», o «una entidad que realizó», porque le parece que el presente normal y sencillo no es suficiente.

El gerundio no es malo. Hay frases en las que debe ir porque son en presente continuo. El problema es el abuso. Es tratar de decir todas las acciones como «gerundiando».

Con los vicios de la redacción, sucede lo mismo que con todas las adicciones. El café no es malo. El problema es el exceso. Y lo mismo sucede con el vino, las harinas y el dulce.

El exceso de gerundios es un vicio muy generalizado en la redacción empresarial. Es demasiado frecuente encontrarse con párrafos plagados de «gerunditis» como, por ejemplo:

«Teniendo en cuenta lo anterior, le confirmamos que nuestra empresa está construyendo una cultura de cambio, que le permita ir generando un mejoramiento continuo, concibiendo así un crecimiento que le lleve a seguir transformando a sus profesionales».

¿Cuándo se usan los gerundios?

Para saber si las terminaciones ando y endo están bien usadas, es clave una pregunta acerca del sujeto.

EJEMPLO

El presidente llegó corriendo.

La pregunta es: ¿Cómo llegó el presidente? La respuesta es: Corriendo.

En ese caso está bien empleado el gerundio.

Otra clave para evitar confusiones es escribir el gerundio lo más cerca posible al sujeto. Es diferente decir: «Vi al gerente escribiendo», que «escribiendo vi al gerente». En este último caso, parece que fuera yo quien estaba escribiendo, no el gerente.

Pero el principal vicio del gerundio es repetirlo en exceso en un mismo párrafo.

EJEMPLO

El director del área llegó corriendo, hasta que se miró las manos sonriendo, como si estuviera mirando una cascada brotando agua, generando así un ambiente de armonía y proyectándose como una persona siempre amable.

Los gerundios no se deben erradicar por completo por temor, pero tampoco se puede abusar de ellos, «creyendo que exagerando estaremos encontrando una forma de escribir adornando más el texto, lo cual va, más bien, empobreciéndolo y acabándolo».

EJEMPLOS DE GERUNDIOS MAL EMPLEADOS

• Llegó a la reunión sentándose.

Porque la acción de llegar y la de sentarse no se pueden dar en forma simultánea. ¡Y ese no es un modo de llegar a ningún lado!

Es correcto: «Llegó y se sentó» o «Llegó, se sentó y dijo...»

• El banco nació en Bogotá, Colombia, siendo hijo de una de las entidades más prestigiosas de Suiza.

Porque nada nace ya «siendo» hijo, ¡es una extraña manera de nacer!

Es correcto: «Nació en Bogotá, Colombia. Es hijo de una de las entidades ...»

• Un archivo conteniendo.

Viene del galicismo «une bote contenaint».

La mejor forma en español sería: «Un archivo que contiene» o mejor: «un archivo con ...»

• Vi un departamento creciendo bien.

Está mal empleado, porque el gerundio en español no expresa cualidades.

Además, por temporalidad, no es posible quedarse todo el tiempo para ver un departamento mientras crece.

Es mejor decir: «Un departamento creciente ...» o «Un departamento que crece ...»

• El avión se estrelló siendo encontrado ... el agresor huyó siendo detenido.

La acción que indica el gerundio no puede ser posterior a la del verbo principal.

Es correcto: «El avión se estrelló y fue encontrado» o «El agresor huyó y fue detenido».

Tercer vicio: Terminaciones en «mente»

Otro vicio muy común es el exceso de las terminaciones en «mente». Se considera abuso, cuando:

• Se repiten: cordialmente, generalmente, básicamente, respectivamente ... en el mismo párrafo.

• Cuando su uso se nota compulsivo, durante todo el documento. Inicia una frase con comedidamente, continúa con evidentemente y termina con atentamente. Mejor dicho, un texto de ... mente.

EJEMPLO 1

No diga:

Cordialmente me dirijo a usted para solicitarle su atención a esta petición que repetidamente le he enviado, pero que realmente no ha tenido éxito hasta la fecha. Cordialmente ... firma.

Diga:

Solicito su atención a esta petición. La he enviado varias veces, pero no he obtenido respuesta.

EJEMPLO 2

No diga:

Me dirijo a usted atentamente, para informarle acerca del «Taller de redacción», para aprender la forma como se escribe correctamente y así alcanzar mayores logros diariamente en la empresa.

Diga:

Un taller de redacción para aprender la forma correcta de escribir y así alcanzar mayores logros diarios en la empresa.

EJEMPLO 3 No diga:

El crédito inicialmente eliminó el saldo diferido de los consumos adecuados el 30 de mayo, como se indicó anteriormente. Adicionalmente, el consumo nuevo realizado ...

Diga:

El crédito eliminó el saldo diferido de los consumos adecuados el 30 de mayo, tal como se indicó. Además, el consumo nuevo realizado ...

EJEMPLO 4

No diga:

Así mismo, le ratificamos lo expuesto en nuestra comunicación de junio 17, en la cual le manifestamos que para realizar la transacción en forma efectiva, necesariamente hubo presencia de la tarjeta y técnicamente identificación de la banda magnética y de la clave ingresada por el usuario.

Diga:

Para realizar la transacción en forma efectiva, se utilizó la tarjeta con la identificación técnica de la banda magnética y de la clave ingresada por el usuario.

Cuarto vicio: Queísmo: abuso del «que»

El que empleado en exceso es otro de los vicios más frecuentes en la redacción. Se detecta aun en los mejores redactores empresariales.

EJEMPLO 1

No diga:

En el caso que nos ocupa, creemos que la empresa debe cancelar la totalidad de la deuda al cliente, puesto que entendemos la situación y sabemos que le asiste la razón, pero que, sin embargo, no fue en forma intencional, sino involuntaria.

Diga:

La empresa debe cancelar la totalidad de la deuda al cliente. Entendemos la situación y le damos la razón. Sin embargo, la falla no fue intencional, sino involuntaria.

(Continues...)



Excerpted from Habilidades de COMUNICACIÓN ESCRITA by SONIA GONZÁLEZ A. Copyright © 2011 by Sonia González A.. Excerpted by permission of Thomas Nelson. All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)