Hacia la Meta (Nueva Edicion): Como estudiar con exito

Hacia la Meta (Nueva Edicion): Como estudiar con exito

by Floyd C. Woodworth
     
 
Ya sea que estudie en una sala de clases o en la comodidad de su hogar, Hacia la Meta le orientará de una manera clara y sencilla en el logro de sus propósitos. Debido a la gran demanda de un pueblo de Dios más capacitado en el desarrollo de su obra es necesario contar con la herramienta adecuada para su logro. Un medio que esté al alcance

Overview

Ya sea que estudie en una sala de clases o en la comodidad de su hogar, Hacia la Meta le orientará de una manera clara y sencilla en el logro de sus propósitos. Debido a la gran demanda de un pueblo de Dios más capacitado en el desarrollo de su obra es necesario contar con la herramienta adecuada para su logro. Un medio que esté al alcance de cada uno de los países enfrascados en el entendimiento del reino de Dios. Una obra práctica y útil para guiar a los alumnos que desean obtener mejores resultados en sus estudios.

En este libro, el autor responde algunos interrogantes como:
¿Por qué estudiar?
¿Qué es lo más importante?
¿Cómo estudiar con éxito?
¿Cómo aprovechar las clases?

Asimismo, nos conduce a través de una guía de estudio muy útil para la conservación de los resultados. Por lo tanto, Hacia la Meta es un libro que debe tener todo cristiano decidido a dar lo mejor de sí al Señor.

Product Details

ISBN-13:
9780829731507
Publisher:
Vida
Publication date:
12/01/2000
Edition description:
Spanish-language Edition
Pages:
176
Product dimensions:
5.31(w) x 8.50(h) x 0.50(d)
Age Range:
18 Years

Read an Excerpt

Hacia la Meta


By Floyd Woodworth W.

ZONDERVAN

Copyright © 2013 Floyd Woodworth W.
All rights reserved.
ISBN: 978-0-8297-3150-7


CHAPTER 1

¿POR QUÉ ESTUDIA?


Pregunta extraña

Quizás le parezca extraño que se le pregunte por qué estudia; pero es sorprendente ver cuántos hay que estudian sin saber por qué. Algunos han pasado muchas dificultades para llegar al instituto: unos han venido a pesar de la oposición de su familia; otros han renunciado a su empleo, comodidades y perspectivas halagüeñas para llegar a este lugar. Pero el hecho de haber vencido obstáculos para venir no les garantiza el éxito; tienen que saber por qué están estudiando. Si no, desperdician el tiempo.

Por eso se le pregunta: ¿Por qué se encuentra en el instituto bíblico? ¿Qué provecho piensa sacar? ¿Qué se propone hacer al salir de este lugar? ¿Cuál es su meta?


La meta

Por supuesto, no sabe exactamente lo que va a hacer hoy o mañana; pero cuando menos debe tener una meta, un blanco, en su vida estudiantil. Dirá que ha venido con el propósito de profundizarse en las cosas del Señor, de conocerlo mejor y servirlo más eficazmente. Si no pierde de vista esta meta, puede hacer que cada hora de estudio, cada experiencia en el instituto bíblico, le lleve un poco más adelante hacia ella. Aun las mismas dificultades le pueden servir de ayuda si no se olvida por qué está estudiando.


¿Qué dificultades?

Debe recordar que el instituto no es un lugar donde pasar unas vacaciones; es un lugar de entrenamiento, prueba y preparación. Por lo tanto, hay que esforzarse para trabajar y vencer las dificultades. Es parte de su preparación.

En el ministerio tendrá que enfrentarse con problemas más grandes y más difíciles aún; lo único que tiene que hacer para convencerse de esto es preguntar a cualquier obrero del Señor que ya lleva tiempo en el ministerio. Le dirá que el ministerio está repleto de dificultades, y que en el instituto puede aprender a enfrentarse con ellas.


Por ejemplo, la nostalgia

Si se siente extraño, si está un poco desorientado, si no se halla, si está pensando en los familiares o en la iglesia que dejó, no se extrañe ni se aflija; la gran mayoría de los estudiantes, cuando llegan por primera vez, se sienten así. Estos estudios en la Orientación tienen precisamente como propósito el ayudarle en estas dificultades. No se desanime, verá que el Señor le ayudará y después de los primeros días todo eso pasará, llegará a sentir que el instituto es su segundo hogar; pregunte a algunos de los alumnos de segundo y tercer años si no es así.

Después de haber obtenido la victoria sobre la nostalgia, estará mejor preparado para ir dondequiera que el Señor le llame en su obra y soportar la separación y la soledad.


La tentación de irse

A veces un estudiante se va del instituto bíblico antes de terminar el curso porque se siente extraño y echa de menos a su familia, o porque ve todo muy difícil. No se da cuenta de que al emprender los estudios y trabar amistad con los compañeros y los maestros, fácilmente puede acostumbrarse a la nueva vida en el instituto. Precipitadamente decide volver a casa en vez de esperar a fin de orar y buscar la voluntad del Señor. Si se le presenta tal tentación, recuerde esto: si el Señor le ha llamando al instituto bíblico, él le ayudará a vencer las dificultades. Es verdad que hay que sufrir algunas cosas; pero también es cierto que el Señor Jesucristo sufrió mucho más por nosotros.


La disciplina

Hay quienes no llegan a la meta porque no pueden adaptarse al ambiente y a la disciplina. Decimos que no pueden; sin embargo, casi siempre es que no quieren hacerlo. El ambiente fraternal, los cultos, la oración, la camaradería son muy hermosos; pero algunos no quieren someterse a un horario fijo o a las reglas.

Cuando muchas personas viven juntas en edificios reducidos, es natural que surjan problemas y dificultades. Las reglas sirven de guía para el trato considerado entre todos. Dentro de pocos días las estudiaremos en clase, y verá cómo contribuyen a la armonía y a la buena marcha del plantel.

Si tiene dificultad con el horario o las reglas, recuerde su meta de servir más eficazmente al Señor; como obrero tendrá que practicar una disciplina estricta sobre su propia vida, su tiempo, su manera de tratar a los miembros de su congregación. Dé gracias a Dios, pues, por el entrenamiento que tiene en el instituto para llevar la vida disciplinada.


El cansancio y el sueño

Quizá es usted uno de los millares de alumnos que trabajan todo el día y luego asisten a un instituto nocturno. Llega rendido de cansancio, el sueño le entorpece la mente, tal vez no ha cenado, las clases le parecen interminables. A pesar del sacrificio que está haciendo le parece que va a sacar muy poco provecho.

Al principio es muy natural esta lucha con el cansancio y con el sueño; esto sucede tanto en las clases de las escuelas nocturnas como en las horas de estudio por la noche en el instituto. Pero anímese, puesto que el cuerpo se acostumbrará dentro de poco al nuevo régimen; el interés creciente en los estudios le ayudará a vencer el sueño. No es fácil, pero si centenares de millares de hombres y mujeres trabajan de día y estudian de noche para superarse en lo económico y lo cultural, usted también ha de vencer las dificultades para llegar a una meta más noble y alcanzar recompensas eternas. Acuda al Señor; él le dará nuevas fuerzas.


Pruebas por correspondencia

O quizá no ha podido venir al instituto, pero con mucho ánimo ha empezado a estudiar por correspondencia. Para usted también hay ciertas pruebas y dificultades que hay que vencer para llegar a su meta: las principales son el desaliento y la postergación. Habrá dado gracias a Dios por la oportunidad de prepararse de esta manera para servirle mejor; no vaya aplazando de un día para otro la preparación de la lección; no ceda al desaliento si los estudios le parecen demasiado difíciles.


Estudios difíciles

Uno de los propósitos de esta asignatura es ayudarle a formarse buenos hábitos de estudio. Si uno no sabe cómo estudiar, las materias le pueden parecer demasiado difíciles. Es por eso que va a pasar varios días estudiando la mejor manera de estudiar, se van a considerar maneras de fortalecer la memoria, se tratará la mecánica para mejorar la lectura. Tenga la completa seguridad de que estos consejos le servirán de gran ayuda en todos los demás estudios; poniéndolos en práctica aprenderá mucho más en menos horas de estudio. Esta nueva capacidad en el estudio le podrá ser útil para toda la vida, le ayudará a ser mejor obrero del Señor.


Su carácter

Las cosas que se tratan en esta clase tienen que ver con la vida aquí, su propio ser, su personalidad y carácter. Va a estudiar muchas cosas que le ayudarán a aprovechar mejor su estancia en el instituto bíblico; verá con más claridad las oportunidades para ir moldeando su carácter a semejanza del Señor.


Su actitud

En fin, si se fija en las dificultades, en las diferencias de personalidades, en las exigencias de los estudios, en la comida que no es igual a la que tenía en casa, es fácil que se ponga triste o disgustado; pero si recuerda el propósito que le trajo a este lugar, se esforzará para seguir adelante.

Así que ¡adelante!: acepte los problemas como parte de su preparación, sométase a la disciplina, sea soldado valiente, venza la dificultad con la ayuda del Señor.

Desde ahora hágase el propósito firme de alcanzar la meta; decídase de una vez y para siempre; no importa lo que se le presente, alcanzará su objetivo; va a vencer todos los obstáculos; va a aprovechar toda oportunidad que Dios le da mientras está en este lugar. Con la ayuda del Señor va a sacar el mayor provecho posible de sus estudios. ¡Va hacia la meta, y no se detendrá hasta llegar!


Guía para el estudio

La segunda parte de este libro es una guía para el estudio. En ella tiene usted instrucciones para ayudarle en la preparación para cada clase: hay sugerencias para actividades en la clase, tareas especiales para los que estudian por correspondencia, y actividades opcionales que el maestro puede asignar a su discreción. Busque ahora la parte correspondiente al DÍA UNO en la "Guía para el estudio" y haga lo indicado.
(Continues...)


Excerpted from Hacia la Meta by Floyd Woodworth W.. Copyright © 2013 Floyd Woodworth W.. Excerpted by permission of ZONDERVAN.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Meet the Author

Floyd C. Woodworth ha ejercido labores misioneras en Cuba y Colombia. Una fase importante de las funciones del profesor Woodworth ha sido la ensenanza en institutos biblicos.
Fue durante un curso de Orientacion que el autor preparo el libro Hacia la Meta.
Es esta una obra practica y utilisima de orientacion para el alumno que quiere sacar el mayor provecho de sus estudios.
La edicion anterior ha tenido amplia aceptacion en los circulos evangelicos docentes de Latinoamerica, y esperamos que esta nueva edicion siga siendo de eficaz ayuda par todos aquellos que se preparan para el ministerio.

Customer Reviews

Average Review:

Write a Review

and post it to your social network

     

Most Helpful Customer Reviews

See all customer reviews >