Overview

Desde los días de estudiante en el liceo, él vivía prendado de ella. Aquello era un no se qué muy especial y lo había estremecido desde el mismísimo día cuando la conoció. Él averiguó su dirección y comenzó a soñar. Se imaginaba dentro de la mansión. ¿Me invitarán a una fiesta?, no será un picoteo como los de la gente común, ¡habrá de ser algo para no olvidarlo jamás! Entonces se hizo amigo de las amigas de ella, conoció a las hijas del General Matamoros y a las nietas del General Garbiras, hasta el ansiado día ...
See more details below
La Peste Loca

Available on NOOK devices and apps  
  • NOOK Devices
  • NOOK HD/HD+ Tablet
  • NOOK
  • NOOK Color
  • NOOK Tablet
  • Tablet/Phone
  • NOOK for Windows 8 Tablet
  • NOOK for iOS
  • NOOK for Android
  • NOOK Kids for iPad
  • PC/Mac
  • NOOK for Windows 8
  • NOOK for PC
  • NOOK for Mac
  • NOOK Study
  • NOOK for Web

Want a NOOK? Explore Now

NOOK Book (eBook)
$9.99
BN.com price

Overview

Desde los días de estudiante en el liceo, él vivía prendado de ella. Aquello era un no se qué muy especial y lo había estremecido desde el mismísimo día cuando la conoció. Él averiguó su dirección y comenzó a soñar. Se imaginaba dentro de la mansión. ¿Me invitarán a una fiesta?, no será un picoteo como los de la gente común, ¡habrá de ser algo para no olvidarlo jamás! Entonces se hizo amigo de las amigas de ella, conoció a las hijas del General Matamoros y a las nietas del General Garbiras, hasta el ansiado día cuando Yolanda en persona lo invitó a su cumpleaños, prometía ser una fiesta rumbosa en la residencia oficial del Gobernador. Meses después, él fue uno más de los integrantes de aquel selecto grupito del paseo. En la hacienda del coronel Chacón, cuando la vio por primera vez en traje de baño, en la poza del río afluente del Aponcito, en plena Sierra de Perijá, se quedó estupefacto. Y sin embargo, allí de pie, ante el rumor del agua presurosa y frente a la verde arboleda, él no se atrevió a declarársele. Durante la semana, otra era la cosa, todas las hembritas llevaban su uniforme azul y no importaba si eran primas o amigas de ella. Yolita era tan solo una compañera de estudios. Semanero en el liceo. Por vivir en quinto patio... ¿Me pasas la lista de asistencia? ¿Desprecias mis besos? ¿Quieres que te acompañe hasta tu casa? Al fin Emidgio se atrevió, se le insinuó tiernamente, la esperó de pie junto al filtro de agua y allí se decidió. Suavemente penetró en su mansión, como compañero de estudios, evidentemente. Yo se que algún día, eso se decía... Después fue un acuerdo en común. Lo decidieron: estudiaremos Medicina. Cuando aprobaron el quinto año de bachillerato e iniciaron la carrera universitaria, ya Emidgio era como un miembro más de la familia de Yoli. Estudiar de noche, repasar de día, primero era en un grupito, para desvelar los secretos de la Anatomía, manual de disección, se fueron quedando solos para estudiar, por regiones, avances, anatomía topográfica, ¡los puñaleros de Medicina! Le entraron a la parasitología, se extasiaron en la semiología y se acabó para Emidgio el repasar en la placita con su silla de extensión y el estudiar hasta la madrugada en la intemperie. Las noches le llegaron hasta el amanecer sin serenarse, dejó la amistad con Fetoemomia y con El Cochino, él estaba muy claro, iba a estudiar más en serio. Ya no más café del termo de El Perico ni más pastelitos en la choza de Don Plinio. Comenzó con un dedito y la mano agarró. La tía, chaperona, se iba a dormir a las diez. Oír y comprender, estudiando en el living, algunas noches en el salón de estudio sobre alfombras persas, en la mesa caoba del comedor con los candelabros cuajados de lágrimas de Bohemia. Explicar y repasar. Se vieron los frutos a corto plazo, ambos entraron a competir por los primeros puestos, esquemas y diagramas. Comenzaron a mejorar las calificaciones, pero sobre todo era lo otro, estaban por encima de todos, con aquel cariño verdadero, sin mentiras ni maldad. Yolanda, hermosa, impetuosa, lo fue queriendo más con los meses, admirándolo más con los años. Iban descubriéndose coincidencias. Cariñito azucarado que sabe a bombón. Sin planes para el futuro por que, ¡chico!, aquello era tenerlo todo. Un dulce encantamiento, una melosa ilusión. Las cosas ocurrían de la manera más natural y todo era un idílico encanto, un ideal de paz y de sapiencia. La canción parecía remedar un hecho cierto, el amor cuando es sincero se encuentra lo mismo en las torres de un castillo que en humilde vecindad. Emidgio estaba convencido de que era el destino y ella, tanto fue el cántaro, que así lo aceptó. Era una convicción ciertamente, Te quiero, sabrás que te quiero... Al fin y al cabo era bastante simple, hablarte en las noches y que de cosas sabrás tú de mi... Él no estaba a su mismo nivel en la sociedad pero era inteligente y especialmente como ella bien lo decía, ¡él es tan buena gente! Tal vez por eso, resignada y apacible, ella rompió el paquete de cartas perfumadas y en cenizas de papel cebolla y sobres celestes chamuscados se fue de su vida Gerardo, el hijo del Coronel Novoa...
Read More Show Less

Product Details

  • BN ID: 2940014736152
  • Publisher: Windmills Intl. Editions, Inc.
  • Publication date: 5/31/2012
  • Language: Spanish
  • Sold by: Barnes & Noble
  • Format: eBook
  • File size: 417 KB

Meet the Author

Jorge García Tamayo nació en Maracaibo, Venezuela el 22 de noviembre de 1939 y se graduó de médico en la Universidad del Zulia (LUZ) el año 1963. Estudió la especialidad de Patología en los Estados Unidos entre1964 y 1968, y regresó a su ciudad natal donde trabajó en docencia e investigación en su área usando un microscopio electrónico. Se fue a Caracas en 1975 como profesor de Patología en la Universidad Central de Venezuela donde dirigió un Instituto de Patología durante 12 años, publicó un centenar de trabajos de investigación y se jubiló como Profesor Titular el año 1998. Fue pintor de cuadros al óleo con espátula entre 1977 y 1982 y escribió en la prensa de Caracas y de Maracaibo (El Nacional, El Universal, El Diario de Caracas, El Globo, Panorama y Puerta de Agua ), artículos de opinión.
En 1991 se publicó su primer libro, con algunos ensayos titulado “Reflexiones de un anatomopatólogo”. En 1994 su novela “Escribir en La
Habana” ganó la Bienal de Literatura “José Rafael Pocaterra” del Ateneo de Valencia, el concurso literario más antiguo del país; la novela fue publicada en España ese año (Fund Gipuzkoa Eds), y una segunda edición se hizo en Maracaibo en 1977. La Secretaría de Cultura de la Gobernación del Edo. Zulia le publicó otra novela, “La Peste Loca” en 1977. Ese año una nueva novela “Para subir al cielo…” ganó la Bienal De Literatura “Elías David Curiel” del Edo. Falcón (Ven), publicada en 1999 por el Instituto de Cultura de ese Estado. En 1998 se publicó un nuevo libro con ensayos y algunos relatos titulado “Más reflexiones sobre la patología y el país”. El año 2003 la Editorial de LUZ publicó en Maracaibo su novela “La entropía tropical” y ese mismo año en diciembre la misma Editorial publicó otra novela de carácter histórico titulada “El movedizo encaje de los uveros”.
Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)