La Terapia Gerson

Overview

La terapia Gerson, una de las primeras terapias alternativas contra el cáncer, ha tratado con éxito a miles de pacientes a lo largo de más de 60 años, demostrando que no existen las enfermedades «incurables». La terapeuta de medicinas alternativas Charlotte Gerson y el periodista médico Morton Walker revelan datos extraordinarios sobre los poderosos efectos curativos de las frutas y las hortalizas de cultivo ecológico. La preparación de zumos no sólo puede revertir los efectos de muchas enfermedades ...
See more details below
Paperback (Spanish-language Edition)
$29.18
BN.com price
(Save 25%)$38.95 List Price

Pick Up In Store

Reserve and pick up in 60 minutes at your local store

Other sellers (Paperback)
  • All (14) from $24.02   
  • New (12) from $24.02   
  • Used (2) from $29.17   
Sending request ...

Overview

La terapia Gerson, una de las primeras terapias alternativas contra el cáncer, ha tratado con éxito a miles de pacientes a lo largo de más de 60 años, demostrando que no existen las enfermedades «incurables». La terapeuta de medicinas alternativas Charlotte Gerson y el periodista médico Morton Walker revelan datos extraordinarios sobre los poderosos efectos curativos de las frutas y las hortalizas de cultivo ecológico. La preparación de zumos no sólo puede revertir los efectos de muchas enfermedades degenerativas, sino que también puede salvar vidas.
Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9788497777117
  • Publisher: Obelisco, Ediciones S.A.
  • Publication date: 4/15/2011
  • Language: Spanish
  • Edition description: Spanish-language Edition
  • Pages: 528
  • Sales rank: 344,329
  • Product dimensions: 6.00 (w) x 9.10 (h) x 1.50 (d)

Read an Excerpt

LA TERAPIA GERSON

El programa nutricional definitivo para salvar vidas


By Charlotte Gerson, Morton Walker

EDICIONES OBELISCO

Copyright © 2011 Ediciones Obelisco, S. L.
All rights reserved.
ISBN: 978-84-9777-711-7



INTRODUCTION

Mitchell Gaynor (doctor en medicina), jefe de oncología médica del Strang Cancer Prevention Center, en la ciudad de Nueva York, sabía mucho acerca del cáncer cuando finalizó su período de prácticas especializadas en esta enfermedad en el Cornell Medical Center, pero admite que sabía poco sobre la dieta, la nutrición y su importancia para prevenir y tratar las enfermedades degenerativas. El cáncer, que consiste en un grupo concreto de células corporales que sufren una división y multiplicación celular descontroladas, es el ejemplo definitivo de una enfermedad degenerativa que avanza.

El doctor Gaynor quedó estupefacto cuando asistió a la prestigiosa Rockefeller University en 1986 para una beca de investigación posdoctoral en biología molecular y se encontró a sus colegas oncólogos más versados hablando acerca de las cualidades inhibidoras del cáncer de las coles de Bruselas, la coliflor, la col y algunas otras hortalizas crucíferas ricas en una sustancia química llamada sulforafano. El sulforafano potencia la producción de enzimas corporales de fase II, que eliminan residuos peligrosos de procarcinógenos, que son los precursores causantes de cáncer capaces de dañar el ADN celular (véase el capítulo 3 para obtener más información).

Durante ese período en 1986, los investigadores que trabajaban en los laboratorios habían empezado a descubrir docenas de nuevas sustancias químicas en frutas y hortalizas comunes. En estudios in vitro y con animales, estos misteriosos compuestos mostraban una destacable capacidad para interrumpir la formación de tumores malignos y benignos. Hoy en día, nuestros conocimientos acerca de estas sustancias químicas de origen vegetal están en plena expansión; y a medida que los científicos aprenden más cosas acerca de la química de las plantas y de otros alimentos, están resultando cada vez más esperanzadores para evitar que la gente resulte afectada por tumores malignos. «Hemos visto el futuro –afirma el doctor Gaynor– y el futuro son los alimentos.»

Aunque la importancia de consumir alimentos nutritivos, integrales y naturales para tener una buena salud y para curarnos fue originalmente desarrollada e impartida por el doctor Max Gerson hace unos sesenta años, hemos acabado encontrando la verdad de sus enseñanzas. Es una realidad que las mejoras en la dieta, la nutrición y el estilo de vida general son la tendencia del futuro para vencer a las enfermedades degenerativas de cualquier tipo.


El concepto nutricional subyacente del doctor Max Gerson

El programa terapéutico del doctor Gerson intenta regenerar un organismo enfermo y hacer que recupere su salud abasteciendo al paciente enfermo de nutrientes y adoptando otras medidas. Los nutrientes proceden de zumos frescos, además de alimentos vegetarianos ecológicos sólidos crudos y cocinados consumidos en cantidades generosas. Puesto que el concepto nutricional subyacente del doctor Max Gerson (demostrado mediante estudios clínicos citados en este texto) es que una deficiencia de oxígeno en la sangre favorece las enfermedades degenerativas, su tratamiento aporta, invariablemente, alrededor del doble de oxigenación a la circulación.

La terapia Gerson también estimula el metabolismo, elimina toxinas y mejora las funciones lentas de eliminación de sustancias de desecho por parte del hígado y los riñones del paciente. Por tanto, con cantidades generosas de una alimentación de gran calidad, incrementando la disponibilidad de oxígeno por parte del paciente, volviendo a vigorizar todo el organismo con un metabolismo con un buen funcionamiento y mejorando la detoxificación celular, se potencia la regeneración de un sistema inmunitario reprimido, una fisiología imperfecta, una mente revuelta y un cerebro disfuncional y otros órganos esenciales para volver a alcanzar la homeostasis.

El programa de curación del doctor Gerson es beneficioso para superar prácticamente cualquier patología y es muy superior a la quimioterapia contra el cáncer. Estadísticamente, por ejemplo, la quimioterapia se enorgullece de un porcentaje de remisión medio del 12 % (7 % en el caso del cáncer de colon y el 1 % en el caso del cáncer pancreático) en aquellos pacientes a los que se les detectó su enfermedad en sus fases precoces o intermedias, pero la terapia Gerson ofrece una remisión media de hasta el 42 % en sus pacientes, que básicamente sufren cánceres terminales.

Además, el programa de nutrición de la terapia Gerson funciona permanentemente y de una forma más fiable que el resto de las terapias conocidas, incluidos la citotoxicología (quimioterapia), la inmunología, la farmacología, la radioterapia y otros procedimientos usuales proporcionados por la medicina alopática convencional, ya que el objetivo de la terapia Gerson es restablecer el buen funcionamiento de todos los órganos esenciales.


Sinopsis del programa nutricional de la terapia Gerson

Representada en su forma más pura mediante su componente dietético, la terapia Gerson recomienda un programa de consumo de alimentos pobres en grasa y en sal para de este modo proporcionar a las células del organismo nutrientes fáciles de asimilar para fortalecer las defensas inmunitarias naturales. Para prevenir o corregir la mayoría de las 1.500 enfermedades degenerativas conocidas, la terapia Gerson aporta una forma ideal de comer. En nuestra sociedad actual de alimentos procesados y envasados que suelen contener conservantes, aditivos, colorantes y a veces sustancias carcinógenas, y que nos vemos forzados a consumir debido a las masivas campañas publicitarias, la terapia Gerson presenta, hay que reconocerlo, un programa de alimentación que es difícil seguir. Aun así, si un enfermo quiere recuperarse de verdad, la adopción de la técnica terapéutica Gerson le asegura el restablecimiento del bienestar.

La dieta reside en el núcleo de la terapia Gerson, que incluye frutas y hortalizas frescas de cultivo ecológico y trece vasos de zumos recién exprimidos a diario tomados a intervalos de una hora. Las frutas y hortalizas frescas de cultivo ecológico proporcionan al paciente unos elevados niveles de minerales, enzimas, betacaroteno, vitaminas A y C y otros antioxidantes que eliminan los radicales libres, además de sustancias químicas de origen vegetal naturales que los científicos han descubierto que son verdaderos preventivos de las enfermedades degenerativas crónicas. Se recomienda que estos productos no contengan residuos de pesticidas ni de fungicidas.

La carne está prohibida. En el programa terapéutico Gerson, se suprime cualquier proteína de origen animal durante las primeras seis a doce semanas de tratamiento, y después de este período se consume en unas cantidades mínimas.

La dieta está, en gran medida, libre de grasas, pero incluye cierta cantidad de yogur desnatado natural, requesón desnatado y sin sal y suero de leche batido si puede encontrarlo (si no, debe suprimirlo por yogur desnatado), además de aceite de linaza. Las investigaciones aportadas por la siete veces candidata al premio Nobel, la doctora Johanna Budwig, de Freudenstadt-Dietersweiler (Alemania), muestran que los ácidos grasos omega 3 del aceite de linaza acaban con las células cancerígenas humanas en cultivos tisulares sin destruir las células sanas presentes en el mismo cultivo.

Antes de que el doctor Budwig publicara sus obras vanguardistas, el doctor Gerson, primero en Alemania, luego en Austria y, por último, en EE.UU., estaba aplicando los conocimientos sobre nutrición que había recogido sobre las grasas y los aceites a las enfermedades de sus pacientes. Hoy en día, el plan de menús de la terapia Gerson lo está utilizando la American Cancer Society (ACS). La mismísima ACS, que antaño había condenado al doctor Gerson y había puesto su dieta terapéutica en su lista negra. Además, el National Cancer Institute (NCI) y la American Heart Association (AHA) alientan el uso de una versión modificada de programa Gerson de alimentación.

Al considerar que el cáncer era una enfermedad sistémica (y no localizada), algo que era una noción errónea pero popular entre los profesionales de la salud en las décadas de 1930 y 1940, el doctor Gerson hizo hincapié en el reajuste de toda la fisiología del paciente. Sus escritos indican que pretendía que la terapia revirtiera cualquier problema que respaldara el desarrollo de células malignas y que evitara otras patologías a aquellas células con un mal funcionamiento.


El componente detoxificador

Como elemento detoxificación del organismo, el doctor Gerson empleó enemas de café, que los pacientes se administraban varias veces al día. El enema de café, del que se habla en mayor detalle más adelante (véanse los capítulos 12 y 13), permite que los pacientes aquejados por el cáncer, y todos los que padecen enfermedades metabólicas amenazadoras para la vida, expulsen los productos tóxicos del metabolismo de las masas tumorales que se están eliminando rápidamente o los procedentes de las reacciones de curación de células anteriormente disfuncionales generados por los efectos de la terapia Gerson. De acuerdo con las observaciones del doctor Gerson, existe el riesgo, si los enemas de café no se administran junto con la dieta, los zumos y algunos suplementos, de que el paciente sucumba no al proceso de la enfermedad en sí, sino más bien como resultado de la incapacidad del hígado para detoxificar el organismo con la suficiente rapidez.

La cafeína administrada por vía rectal estimula la actividad del hígado, incrementa el flujo de bilis y abre los conductos biliares de modo que el hígado pueda eliminar los productos de desecho con más facilidad. Los enemas de café son excelentes como medicina preventiva además de como tratamiento. También aportan un destacable alivio del dolor.

Como ayuda adicional para la detoxificación y como parte del componente terapéutico que implica la suplementación alimentaria, los procedimientos del doctor Gerson requieren el uso de algunos suplementos dietéticos administrados por vía oral cada día o cada dos días. Se usan el extracto de tiroides, el yoduro potásico, el extracto de hígado, las enzimas pancreáticos y la niacina (ácido nicotínico o vitamina B3).


Testimonio del doctor Max Gerson ante el senado de EE.UU.

En el prólogo hemos reimpreso el texto, sin modificaciones, retransmitido por Raymond Gram Swing en su programa de noticias de la American Broadcasting Corporation el miércoles 3 de julio de 1946, que describía la comparecencia, ese mismo día, de Max Gerson (doctor en medicina) ante el subcomité Pepper-Neely del Comité de Asuntos Exteriores del Senado de EE.UU. en Washington, D.C. En relación con la descripción de su tratamiento dietético contra el cáncer y contra otras enfermedades degenerativas, a continuación mostramos los fragmentos más importantes de lo que el doctor Gerson afirmó durante su testimonio:

Mi consulta y mi hogar se encuentran en el 815 de Park Avenue, ciudad de Nueva York. Soy miembro de la AMA, de la Asociación Médica del estado de Nueva York y de la Asociación Médica del condado de Nueva York.

El tratamiento dietético, que durante tantos años se ha conocido con el nombre de «dieta Gerson», fue desarrollado al principio para aliviar mi grave problema de migrañas. Luego fue aplicado con éxito a pacientes con trastornos alérgicos como el asma, además de en casos de enfermedades del tracto intestinal y del aparato hepático-pancreático. Por casualidad, un paciente aquejado de lupus vulgaris (tuberculosis cutánea) se curó tras el uso de la dieta. Después de este éxito, el tratamiento dietético se usó en el resto de tipos de tuberculosis (ósea, renal, ocular, pulmonar, etcétera). También resultó muy beneficiosa en muchas otras enfermedades crónicas, como la artritis, las afecciones cardíacas, la sinusitis crónica, las úlceras crónicas (incluida la colitis), la presión sanguínea elevada, la psoriasis, la esclerosis múltiple, etcétera. Los resultados más sorprendentes se vieron en la curación de distintos tipos de enfermedades de la vesícula biliar y el hígado que no se habían podido curar, hasta el momento, mediante otros métodos.

El gran número de enfermedades crónicas que respondieron al tratamiento dietético mostraron claramente que el cuerpo humano había perdido parte de su resistencia y de su poder de curación, ya que había abandonado el camino de la nutrición natural durante generaciones.

El daño fundamental comienza con el uso de fertilizantes artificiales para las hortalizas y las frutas, además de para los forrajes. Por tanto, la alimentación transformada desde el punto de vista químico en forma de alimentos de origen vegetal y de carne, que aumenta a lo largo de las generaciones, transforma a los órganos y las funciones del cuerpo humano en una dirección incorrecta.

Otro defecto básico consiste en el desaprovechamiento de los productos de desecho de las ciudades. En lugar de devolver el abono natural al suelo que nos da sus frutos, lo vertemos a los ríos, lo que acaba con la vida submarina. El ciclo natural se interrumpe y la humanidad tiene que sufrir enormemente por esta violación. La vida en los bosques y en las tierras salvajes debería enseñarnos la lección.

Pero podemos recuperar la capacidad de defensa y de curación perdidas si volvemos a aproximarnos en todo lo posible a las leyes de la naturaleza tal y como son creadas. Muy concentradas para tener una reacción veloz, están contenidas en el tratamiento dietético.

El primer paciente aquejado de cáncer (de los conductos biliares) fue tratado en 1928 con éxito. A continuación vinieron siete casos favorables de un total de doce, que siete años después permanecían libres de síntomas.

Mi experiencia me lleva a creer que el hígado es el centro del proceso de restablecimiento en aquellos pacientes que se recuperan sorprendentemente. Si el hígado está demasiado afectado, el tratamiento no podrá ser eficaz.

Consciente de la imperfección de esta, además de la de cualquier otra teoría, intentaré, no obstante, explicar los resultados finales de la dieta Gerson. Se condensa en tres componentes incomparables:

1. La eliminación de las toxinas y los venenos y la recuperación del grupo Na (sodio) «extracelular» desplazado relacionado con las toxinas, los venenos, el edema, la destrucción inflamatoria de los tejidos, los tumores y los órganos a los que no corresponde, al suero y los tejidos a los que pertenece: la vesícula biliar y los conductos biliares, el tejido conectivo, la glándula tiroides, la mucosa gástrica, la médula renal, los tumores, etcétera.

2. Recuperar el grupo K (potasio) intracelular perdido combinado con vitaminas, enzimas, fermentos, azúcar, etcétera en el interior de los tejidos y los órganos a los que pertenece: el hígado, los músculos, el corazón, el cerebro, el córtex renal, etcétera. Basándose en esto, el yodo, que antes era ineficaz, permanece activo, añadido continuamente en cantidades renovadas.

3. Restaurar la diferenciación, el tono, la tensión, la oxidación, etcétera, mediante yodo activado allá donde antes aparecían tumores y metástasis con diferenciación, falta de tensión, oxidación y falta de resistencia y de poder de curación.


(Continues...)

Excerpted from LA TERAPIA GERSON by Charlotte Gerson, Morton Walker. Copyright © 2011 Ediciones Obelisco, S. L.. Excerpted by permission of EDICIONES OBELISCO.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Table of Contents

Contents

Acerca de los autores, 11,
Prólogo, 17,
Introducción, 27,
Primera parte Cómo funciona la terapia Gerson,
1 Cómo cura la nutrición, 37,
2 Una breve biografía del doctor Max Gerson, 51,
3 La base biológica de la terapia Gerson, 65,
4 La esencia de la terapia Gerson, 9,
5 La remisión: cómo se produce, 89,
Segunda parte La terapia gerson,
6 Curar el melanoma con la terapia Gerson, 105,
7 El éxito con otras enfermedades, 119,
8 Los alimentos de la dieta Gerson, 135,
9 Trece vasos de zumo, 151,
10 La dieta Gerson sin sal, 169,
11 Suplementos nutricionales de la dieta, 181,
12 La detoxificación del hígado con enemas de café, 199,
13 Los enemas de café y cómo administrarlos, 213,
Tercera parte Adaptación de la terapia a distintas enfermedades,
14 La terapia Gerson estándar para la mayoría de los cánceres, 227,
15 Terapia modificada durante la quimioterapia, 249,
16 Terapia modificada para pacientes afectados por cáncer y muy debilitados, 267,
17 Terapia modificada para pacientes no afectados por cáncer, 283,
Cuarta parte La utilización del enfoque gerson,
18 Enfoques psicológicos de la terapia Gerson, 317,
19 Cómo seguir la terapia Gerson por su cuenta, 331,
20 Las pruebas de laboratorio de la terapia Gerson, 339,
21 Casos exitosos explicados por pacientes, 365,
22 Recetas, 393,
Apéndices,
Información de contacto de la terapia Gerson, 451,
Resumen de la preparación de la dieta de la terapia gerson, 454,
Suministros para la terapia Gerson, 462,
Grupos de apoyo de la terapia Gerson, 467,
Informe nutricional: el estudio realizado en China, 469,
Los ingredientes anticancerígenos de la terapia Gerson, 472,
Sustancias químicas que se encuentran en el hogar: otra fuente de toxicidad, 474,
Cosméticos: otra fuente de toxicidad, 476,
¿Por qué toman antidepresivos los niños?, 478,
Inmunización: vacunación, 481,
El canal de la raíz dental y la ocultación de la información sobre los empastes, 486,
Bibliografía seleccionada, 491,
Índice analítico, 509,

Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)