Las Cuatro Estaciones del Matrimonio: 'En que estacion se encuentra su matrimonio?

Overview

Un sistema fácil de entender y utilizar para una pareja con el fin de entender su matrimonio y fortalecer su relación. Gary Chapman utiliza el concepto de las cuatro estaciones para que una pareja pueda observar su relación e identificar factores que pudieran ser utilizados para mejorar su matrimonio. Las estaciones no son etapas cronológicas sino momentos en la mente y el corazón de la pareja durante su vida al experimentar situaciones diversas que producen cambio, alegría o ...

See more details below
Paperback (Spanish-language Edition)
$12.91
BN.com price
(Save 7%)$13.99 List Price

Pick Up In Store

Reserve and pick up in 60 minutes at your local store

Other sellers (Paperback)
  • All (14) from $6.95   
  • New (8) from $8.38   
  • Used (6) from $6.95   
Sending request ...

Overview

Un sistema fácil de entender y utilizar para una pareja con el fin de entender su matrimonio y fortalecer su relación. Gary Chapman utiliza el concepto de las cuatro estaciones para que una pareja pueda observar su relación e identificar factores que pudieran ser utilizados para mejorar su matrimonio. Las estaciones no son etapas cronológicas sino momentos en la mente y el corazón de la pareja durante su vida al experimentar situaciones diversas que producen cambio, alegría o dolor.

An easy-to-grasp system for a couple to use to understand their marriage and to strengthen their relationship. Gary Chapman utilizes the concept of the four seasons so that a couple can look at their relationship and identify factors that could be utilized to improve the marriage. The seasons are not chronological stages, but are passages of the mind and the heart as the couple goes through life and experiences various situations that cause change, joy, or pain. Tyndale House Publishers

Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9781414310121
  • Publisher: Tyndale House Publishers
  • Publication date: 5/1/2006
  • Language: Spanish
  • Edition description: Spanish-language Edition
  • Pages: 256
  • Sales rank: 308,299
  • Product dimensions: 5.90 (w) x 8.90 (h) x 0.70 (d)

Read an Excerpt

LAS CUATRO ESTACIONES DEL MATRIMONIO


By GARY D. CHAPMAN

Tyndale House Publishers, Inc.

Copyright © 2006 Gary Chapman
All right reserved.

ISBN: 1-4143-1012-9


Chapter One

LA NATURALEZA DEL MATRIMONIO

En la primera etapa de mi carrera, yo era un estudiante ávido de antropología. Durante mis estudios universitarios y de postgraduado en esa materia, exploré etnografías que varios antropólogos habían compilado a través de los años. Un descubrimiento conclusivo de esos estudios fue que el matrimonio entre un hombre y una mujer es el bloque central, fundamental en todas las sociedades humanas, sin excepción. También es verdad que el matrimonio monógamo de por vida es la norma cultural universal.

Por supuesto que algunas personas se apartarán de esta práctica, como en la poligamia (la cual se encuentra en algunas pocas culturas analfabetas), y la monogamia serial (es decir, personas que tienen un solo compañero sexual por vez, y que ha llegado a ser una práctica común en las culturas occidentales), pero estas excepciones no invalidan de la psiquis humana la norma cultural de la monogamia de por vida. De hecho, a pesar de la generalizada aceptación del divorcio en los Estados Unidos en los últimos cuarenta años, una encuesta reciente de personas que nunca se habíancasado entre los veinticinco y los treinta años de edad indicó que ochenta y ocho por ciento planeaban casarse solamente una vez. Muchas de estas personas han visto divorciarse a sus padres y eso no es lo que quieren para sí mismas.

La institución social del matrimonio es primero y principalmente una relación de pacto en la cual un hombre y una mujer se comprometen a una asociación de por vida. En el relato bíblico de la creación, el deseo expreso de Dios es que los dos se fundan "en un solo ser". Por lo tanto, en el corazón del matrimonio se encuentra la idea de unidad, lo cual es lo opuesto de soledad. Entonces, del relato de la creación de Génesis, es totalmente claro que Dios no quiso que los hombres y las mujeres vivieran solos. Algo en lo profundo del hombre clama por compañerismo con una mujer, y la mujer tiene un deseo similar de intimidad con un hombre. El matrimonio está diseñado para satisfacer esta profunda búsqueda de intimidad. Por lo tanto, el matrimonio no es simplemente una relación; es un vínculo íntimo que abarca todos los aspectos de la vida: intelectual, emocional, social, espiritual y físico. En una relación matrimonial, el esposo y su esposa comparten la vida entre sí en la forma más profunda. Se ven a sí mismos como un equipo unido, no como dos individuos que se encuentran viviendo en proximidad cercana. Debido a que el deseo y el impulso por la intimidad se encuentran en el centro mismo del matrimonio, los individuos involucrados sienten que tienen problemas cuando no se obtiene esta intimidad.

El matrimonio es también una relación de propósito. Por ejemplo, toda la investigación indica que un matrimonio íntimo provee el ambiente más productivo y seguro para criar hijos. Pero la procreación no es el único propósito del matrimonio. A cada persona Dios le ha dado ciertas posibilidades latentes. La asociación matrimonial es un ambiente ideal para nutrir y desarrollar estos dones y habilidades. Como observa el escritor del antiguo libro de Eclesiastés: "Más valen dos que uno. . . . Si caen, el uno levanta al otro. ¡Ay del que cae y no tiene quien lo levante!" Todas las parejas casadas han experimentado la realidad de este principio. Dos valen más que uno.

LA NATURALEZA ESENCIAL DEL MATRIMONIO

Compromiso Unión Intimidad Propósito Complementación

El esposo y la esposa están diseñados para complementarse mutuamente. Cuando el hombre es débil, su esposa es fuerte; cuando ella tropieza, él está allí para levantarla. La vida es más fácil cuando dos corazones y mentes están comprometidos a trabajar juntos y a enfrentar los desafíos del día.

Después de más de cuarenta años de matrimonio, miro hacia atrás yme doy cuenta de que muchas de las cosas que he logrado nunca se habrían dado si no hubiera sido por el aliento y la ayuda de mi esposa. También me gustaría pensar que ella ha logrado más en su vida debido a mi apoyo. Esto me trae mucha satisfacción. Juntos nos hemos comprometido a buscar y seguir el plan de Dios para nuestras vidas. Nos ayudamos mutuamente a descubrir nuestros dones singulares y nos alentamos el uno al otro a usar esas habilidades para servir a Dios y promover el bien en el mundo. A medida que hacemos esto, y logramos nuestro propósito más alto, nuestras vidas señalan a Dios a otras personas. Nuestra relación matrimonial mejora la efectividad con que servimos a Dios.

El rey David captó la visión para nosotros en el Salmo 34:3: "Engrandezcan al Señor conmigo; exaltemos a una su nombre". Desde una perspectiva bíblica, el propósito de la vida no es lograr nuestros propios objetivos. El propósito de la vida es conocer a Dios y traer gloria y honor a Su nombre. Para la mayoría de las personas, el matrimonio mejora la posibilidad de lograr este objetivo.

CÓMO ADAPTARSE AL CAMBIO DE ESTACIONES

Las relaciones matrimoniales cambian constantemente. Las actitudes se modifican, las emociones fluctúan y las formas en que los cónyuges se tratan mutuamente oscilan entre amorosas y no tan amorosas.

A veces, el cambio está fuera de nuestro control. Por ejemplo, cuando a Nancy, la esposa de Ben, le dijeron que tenía cáncer, el diagnóstico cambió la fibra de sus vidas y de su relación. Podían adaptarse a la situación, pero no controlarla. Lo mismo es cierto en cuanto a Tricia y su esposo, Roberto, que es miembro de la Guardia Nacional. Cuando su unidad fue llamada a servicio activo, fue enviado a una zona de guerra al otro lado del mundo. Roberto y Tricia se podían adaptar, pero las circunstancias estaban fuera de su control. Cuando se les hizo patente a Juan y a Carol que la madre de ella no podía continuar viviendo sola, tuvieron que responder a un cambio que no podían controlar. La vida está llena de cambios no anticipados. Nuestra única elección como parejas es la forma en que responderemos.

Hay otros cambios que creamos para nosotros mismos, pero algunas veces con consecuencias inesperadas. Cuando Ken y Melinda semudaron a Kansas City, después de haber vivido cerca de la familia de ella en Chicago durante diez años, se crearon muchos cambios que ahora tenían que enfrentar juntos. Las decisiones que tomamos en lo referente a vocación, crianza de los hijos, educación, participación cívica e iglesia, así como en otras esferas de la vida, crean cambios que afectan nuestra relación matrimonial. La forma en que las parejas los procesan determinará la calidad de sus matrimonios.

En el mundo natural, las cuatro estaciones se crean por ciertos cambios inevitables que ocurren cuando la tierra se mueve en su eje y gira alrededor del sol. De igual forma, los cambios que enfrentamos en la vida (y la manera en que los procesamos y respondemos a ellos) crean las estaciones del matrimonio. El nacimiento de un bebé, la muerte de un ser querido, enfermedades, los parientes políticos, conseguir un trabajo, perderlo, las demandas del trabajo, viajes, vacaciones, aumentar de peso, perder peso, altibajos financieros, mudarse a otro lugar, quedarse, depresión, los desacuerdos, cambios de temperamento, hijos adolescentes, cuerpos que envejecen, padres que envejecen, pasatiempos, hábitos, relaciones sexuales, impotencia, infidelidad; todos estos son ejemplos de situaciones y circunstancias que ejercen presión en un matrimonio y que exigen una respuesta. Si respondemos bien, en armonía con nuestro cónyuge, podemos mantener nuestro matrimonio en la primavera o el verano. Si no respondemos bien o si nuestra respuesta choca con la de nuestro cónyuge, podemos sentir el frío del otoño o ser arrojados a la temperatura helada del invierno, algunas veces antes de darnos cuenta de qué es lo que nos pasa.

Algunos cambios, como la infidelidad sexual, afectan el corazón del matrimonio. Otros son simplemente una parte natural de la vida, como por ejemplo las enfermedades, envejecer o un trabajo nuevo. Nuestra respuesta al cambio consiste en emociones, actitudes y acciones. La combinación de estos tres factores determinará la estación en que se encuentra nuestro matrimonio en un tiempo específico.

La tesis de este libro es que las estaciones naturals -el invierno, la primavera, el verano y el otoño- nos proveen una analogía adecuada para los cambios que ocurren en nuestra relación matrimonial. Al experimentar la vida a través de los cinco sentidos -oído, vista, olfato, gusto y tacto- sentimos emociones, desarrollamos actitudes y actuamos. Al entretejerse nuestras emociones, actitudes y acciones, se crea la calidad de nuestra relación en las diferentes estaciones del matrimonio.

En la cultura occidental, en los últimos cuarenta años ha llegado a ser popular exaltar las emociones como la luz que nos guía para determinar nuestras acciones. Después de más de treinta años de aconsejar a parejas, estoy convencido de que es una noción errada. No me interprete mal: No estoy sugiriendo que las emociones no son importantes. Ellas nos dicen que algo está bien o mal en una relación, pero deben guiarnos a razonar, y el razonamiento debe ser dirigido por la verdad si vamos a realizar una acción constructiva. No debemos provocar un corto circuito en el proceso y saltar directamente de las emociones a la acción sin el beneficio del razonamiento. Muchas parejas que han hecho esto, se encontraron en invierno cuando podrían haber estado en la primavera o el verano.

Comencemos nuestra trayectoria definiendo las cuatro estaciones del matrimonio. En los próximos cuatro capítulos vamos a examinar las emociones, actitudes y acciones comunes que crean una estación en particular. Haremos esto visitando a las parejas que han elegido comunicarme los gozos y las aflicciones de la estación del matrimonio en que se encontraban. He cambiado los nombres y los lugares para proteger la privacidad de los involucrados, pero las historias son reales y en su mayoría se relatan en las mismas palabras de dichas personas.

Tal vez se descubra a sí mismo en una de estas estaciones del matrimonio. Si no es así, el Análisis de la estación matrimonial al final de la primera parte le ayudará a identificar la estación de su matrimonio. En la segunda parte del libro voy a presentar siete ideas prácticas para entretejer sus emociones, actitudes y acciones para moverse juntos de una estación a otra.

En la tercera parte, vamos a resumir las siete estrategias y contestar algunas de las preguntas más comunes que me han formulado sobre las cuatro estaciones del matrimonio.

Finalmente, para usar este libro en un estudio de grupo pequeño, o para facilitar su propia comprensión, una guía diseñada para promover la conversación las cuatro estaciones del matrimonio y las siete estrategias. Espero que les ayude a usted y a su cónyuge a mejorar las estaciones de su matrimonio.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE LAS CUATRO ESTACIONES

PREGUNTA

Quiero realmente un matrimonio mejor, pero no tengo muchas esperanzas. He leído la estrategia 7 sobre el poder de la influencia, pero nada de lo que hago parece lograr una diferencia. Cuando traté en el pasado, mi cónyuge no estuvo dispuesto a hacer ningún cambio. No sé si vale la pena el esfuerzo de intentarlo de nuevo.

RESPUESTA

Entiendo perfectamente su falta de esperanza. Cuando sus mejores esfuerzos reciben resistencia o apatía, es fácil sentirse desilusionado. Sin embargo, el hecho de que ha visto poco o ningún cambio en el pasado no quiere decir que su cónyuge es incapaz de hacer cambios en el futuro. Su actitud y comportamiento constantemente ejercen influencia en su cónyuge, para bien o para mal. Aunque le parezca que está ejerciendo poca influencia en el comportamiento de su cónyuge, en realidad su influencia es muy profunda. Las estrategias que he expresado en este libro, cuando se han aplicado en forma consecuente, han ayudado a miles de parejas a estimular, en forma eficaz el crecimiento en su matrimonio. No permita que el aparente fracaso de esfuerzos en el pasado impida que trate de implementar estas estrategias en su unión.

Algunas personas tienen más éxito en cuanto a implementar proyectos cuando trabajan en grupo, o por lo menos con otra persona. Por ejemplo, mucha gente que ha tratado y no ha tenido éxito en perder peso cuando lo hacían solos, finalmente lo tuvieron cuando se unieron a un programa de perder peso que involucraba una reunión ordinaria con otras personas. Si esta ha sido su experiencia, entonces tal vez podría compartir este libro con un amigo que está en una estación matrimonial similar a la suya. Los dos se podrían reunir con regularidad para hablar sobre las siete estrategias y sus esfuerzos por implementarlas. El primer paso -la decisión de probar de nuevo- a menudo es el más difícil. El granjero que nunca planta semillas no va a recoger una cosecha.

* * *

PREGUNTA

¿Qué me dice de una acción estratégica que creo que es positiva pero que mi esposo la toma a mal, o que la percibe como una manipulación?

RESPUESTA

Quizá el mejor enfoque es, de todas formas, actuar. Antes de comenzar una nueva estrategia, pregúntele a su cónyuge si este tipo de comportamiento de su parte mejorará la vida de él o ella. Por ejemplo, digamos que usted quiere iniciar la estrategia 1: Tratar con los errores del pasado. Usted le podría decir a su cónyuge: "He estado pensando en mi vida, y sé que no soy el cónyuge perfecto. Me doy cuenta de que te he fallado en algunas formas muy significativas. Quisiera identificar esos errores y dejarlos atrás. En realidad quiero ser la clase de cónyuge que mereces. ¿Estarías dispuesto [o dispuesta] a ayudarme a identificar mis errores y aun plantearme algunas sugerencias sobre lo que podría hacer para que la vida fuera más fácil para ti?" Su cónyuge puede responder con petulancia diciendo algo por este estilo: "Suena como si hubieras ido a la iglesia de nuevo", o: "Era hora de que me lo pidieras". Pero, él o ella pueden responder con sinceridad diciendo: "Estoy dispuesto [o dispuesta] a hacer cualquier cosa que mejore nuestro matrimonio". La respuesta de su cónyuge no es el asunto más importante. Lo que importa es su comunicación sincera de que está pensando seriamente en su matrimonio, que ha decidido tratar con los errores pasados, y que está intentando dar pasos para el crecimiento. Informar a su cónyuge sobre lo que está haciendo puede apaciguar los temores de él o ella y estimular una respuesta positiva cuando usted comience a implementar el plan.

Por otro lado, si intenta dar un paso positivo en su matrimonio y su cónyuge responde diciéndole: "Eso no me gusta. Lo encuentro ofensivo. Siento como que estás tratando de manipularme", es hora de practicar el arte de escuchar con empatía. Usted podría preguntarle: "¿En qué forma ves esto como una manipulación?" Escuche con atención y formule otras preguntas que aclaren. Le puede preguntar: "¿Estás diciendo que cuando hago ______, sientes que estoy tratando de forzarte a hacer algo que no quieres?" A menudo, el diálogo franco puede ayudar a su cónyuge a sobrepasar la resistencia inicial, guiándolo a usted a implementar cambios positivos, y hacer que le sea más fácil a su cónyuge responder positivamente. Es completamente posible que lo que un cónyuge percibe como una acción motivada por el amor pueda ser interpretada por el otro como un esfuerzo de manipular. Es por eso que la estrategia 3 es tan importante. Aprender a hablar el lenguaje de amor de su cónyuge es una de las claves para que su matrimonio avance hacia la primavera y el verano.

* * *

PREGUNTA

Si la confianza ha sido comprometida o destruida, ¿cómo podemos mi cónyuge y yo comenzar a caminar en el sendero de la reconciliación?

(Continues...)


Excerpted from LAS CUATRO ESTACIONES DEL MATRIMONIO by GARY D. CHAPMAN Copyright ©2006 by Gary Chapman. Excerpted by permission.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)