×

Uh-oh, it looks like your Internet Explorer is out of date.

For a better shopping experience, please upgrade now.

Marte y venus juntos para siempre (Mars and Venus Together Forever)
     

Marte y venus juntos para siempre (Mars and Venus Together Forever)

by HarperCollins, Servanda de Hagen (Translator)
 
EN CUANTO A LA PASION, NO HAY COMO EL AMOR CASERO
!John Gray muestra cómo transformar el matrimonio en una relación amorosa para toda la vida! Si el fenomenal bestseller del New York Times de john Gray, Los Hombres son de Marte, Las Mujeres son de Venus, le ha ayudado a mejorar la relación con su pareja, este estupendo nuevo libro la hará

Overview

EN CUANTO A LA PASION, NO HAY COMO EL AMOR CASERO
!John Gray muestra cómo transformar el matrimonio en una relación amorosa para toda la vida! Si el fenomenal bestseller del New York Times de john Gray, Los Hombres son de Marte, Las Mujeres son de Venus, le ha ayudado a mejorar la relación con su pareja, este estupendo nuevo libro la hará aún más emocionante y duradera. Marte y Venus juntos para siempre presenta nuevas e innovadoras técnicas para crear y mantener una intimidad mutuamente satisfactoria-- una que crece y se enriquece con el tiempo. Entre las varias lecciones de este libro, Marte y Venus aprenderán:
¿Qué necesitan las mujeres más que nada?
¿Qué quieren realmente los hombres?
¿Cómo puede un hombre escuchar a una mujer sin ponerse molesto?
¿Cómo puede hablar una mujer para que un hombre la escuche?
¿Cuáles son los siete secretos de la pasión duradera?
¿Cuáles son los, pasos para Ilegar a una intimidad duradera?
Lleno de anécdotas, ejerciclos reveladores, aforismos ingeniosos, y profundo sentido común, Marte y Venus juntos para siempre le ayudará a mantener vivo el amor.

Product Details

ISBN-13:
9780060952365
Publisher:
HarperColins Espanol
Publication date:
02/28/1997
Edition description:
Spanish Language Edition
Pages:
288
Sales rank:
1,350,436
Product dimensions:
5.31(w) x 8.00(h) x 0.65(d)

Read an Excerpt

Capítulo I

Lo Que su madre no le dijo y su padre no sabía

Érase una vez, hace muchísimo tiempo, cuando hombres y mujeres eran compañeros pacíficos en un mundo hostil y peligroso. Una mujer se sentía amada y respetada porque cada día su compañero salía a arriesgar su vida para traerle el sustento.Ella no esperaba que él fuera sensible o tierno y protector.La buena comunicación no era parte de los requisitos de su conducta.Mientras fuera un buen cazador y pudiera volver a su hogar, los métodos para las relaciones no eran indispensables para que un compañero fuera deseable.Al ser quienes traían el sustento a sus hogares, los hombres se sentían amados y apreciados por las mujeres.Mientras que la supervivencia era difícil, las relaciones eran comparativamente fáciles.

Hombres y mujeres existían en esferas diferentes.Depedían el uno del otro para sobrevivir.Alimentos, sexo, hijos, amparo y seguridad eran cosas que los motivaban a trabajar juntos porque satisfacer estas necesidades básicas requería habilidades y roles específicos.El hombre asumía el papel de proveedor y protector mientras que la mujer se especializaba en la crianza y el hogar.

Era una separación natural.La biología había determinado que una mujer da a luz y por ello siente la gran responsabilidad de criar a sus hijos y crear un hogar.El hombre honraba y respetaba ese papel aceptando tareas peligrosas como aventurarse en tierras salvajes para cazar o montar guardia para proteger a su mujer e hijos. A pesar de que los hombres pasaban días lejos, en el intenso frío o bajo el sol abrasador antes de cazar algo, estaban orgullosos de esos sacrificios porque honraban a la mujer,que era la que concedía la vida. Como la vida entre el hombre y la mujer proporcionaba la base de la supervivencia y la seguridad, su interdependencia generaba una apreciación y un respeto mutuos.

Sin embargo, ahora la vida ha cambiado drásticamente. Como ya no somos dependientes por completo el uno del otro para lograr seguridad y supervivencia, las reglas y estrategias de nuestros antepasados ya resultan obsoletas. Por primera vez en la historia documentada, nos miramos en primer término por amor y romance. La felicidad, la intimidad y la pasión duradera en la actualidad son requisitos para relaciones satisfactorias.Lo que su madre no le dijo y su padre no sabía es cómo satisfacer las necesidades emocionales de su pareja sin sacrificar su satisfacción personal. Esto puede cumplirse sólo mediante los métodos avanzados para las relaciones.

LOS TIEMPOS HAN CAMBIADO

Los cambios sociales y económicos de los últimos cuarenta años han afectado enormemente los papeles tradicionales del hombre y la mujer. El hecho de que las mujeres salieran del hogar para trabajar ha disminuido el valor tradicional del hombre liacia la mujer. La mujer contemporánea, cada vez más independiente y autosuficiente, ya no siente la necesidad de que el hombre le brinde sustento y protección.

Una mujer moderna planea su propio destino y paga sus propias cuentas. Cuando está en peligro puede sacar su aerosol paralizante o Ilamar a la policía. Lo que es más importante, ahora tiene mucho más control sobre cuándo tener hijos y cuántos quiere tener. Hasta el descubrimiento de la píldora anticonceptiva y la amplia variedad de otros métodos, la mujer estaba biológicamente limitada a tener hijos y a depender del hombre. Ya no.

Estamos empezando a comprender los cambios en las relaciones que han sido el resultado del difandido uso del control de la natalidad y la consiguiente revolución sexual. Vivimos en una época de gran transición y tensión sexual.

En cierto sentido, los hombres ya no cuentan con el trabajo que tuvieron durante siglos. Ya no son valorados y apreciados como proveedores de sustento y protección. Si bien siguen haciendo lo de siempre, de pronto no basta para hacer felices a sus compañeras. Las mujeres quieren algo más, algo más que lo que quisieron sus madres.

Al mismo tiempo, las mujeres tienen demasiado trabajo. No sólo son madres, criín a sus hijos y son amas. de casa, sino que ahora también proporcionan sustento y protección. Ya no reciben protección de la difícil y fría realidad del mundo laboral fuera de sus hogares. ¿Cómo se puede esperar que una mujer esté relajada, sea sensible y agradable con su marido cuando hace una hora tuvo que pelearse con un hombre por un taxi? Mientras que las mujeres de hoy en día no quieren tener que servir a un hombre al cabo del día, los hombres aún quieren lo que sus padres querían: que los sirvan.

Los tiempos han cambiado y no tenemos más remedio que cambiar con ellos. Los hombres tienen que aprender muchas cosas nuevas en las relaciones. Deben aprender nuevos métodos si quieren sentirse necesitados y apreciados por sus compañeras. Las mujeres deben lograr una nueva conciencia si han de seguir trabajando codo a codo con los hombres, luego volver a su casa y tener una relación afectuosa y tierna. Les hace falta aprender cosas nuevas para seguir siendo femeninas y, a la vez, fuertes.

Marte Y Venus Juntos Para Siempre. Copyright © by John Gray. Reprinted by permission of HarperCollins Publishers, Inc. All rights reserved. Available now wherever books are sold.

Customer Reviews

Average Review:

Post to your social network

     

Most Helpful Customer Reviews

See all customer reviews