×

Uh-oh, it looks like your Internet Explorer is out of date.

For a better shopping experience, please upgrade now.

Mitos, Héroes y Villanos
     

Mitos, Héroes y Villanos

by Carlos R. Jacks
 
Escribo estas líneas, a fin de someter a la consideración y arbitrio de las lectoras y lectores, teniendo en mente que los hechos del pasado y del presente a ser expuestos, podrían serles de interés, aunque tal vez no coincidan con algunos de mis puntos de vista y expresiones. A muchas contingencias dramáticas hoy ya casi olvidadas

Overview

Escribo estas líneas, a fin de someter a la consideración y arbitrio de las lectoras y lectores, teniendo en mente que los hechos del pasado y del presente a ser expuestos, podrían serles de interés, aunque tal vez no coincidan con algunos de mis puntos de vista y expresiones. A muchas contingencias dramáticas hoy ya casi olvidadas, en su momento no les dio la importancia que de hecho tendrían con el correr de los años y siglos. Infortunadamente, los habitantes de entonces no disfrutaban de la visión en perspectiva del futuro, de la inteligencia ni la racionalidad del lector del siglo más lúcido y fascinante de la historia.
A fin de consolidar nuestra fe en el género humano analizando las hazañas de nuestros héroes, tal vez sea preferible emprender esta aventura rememorando la triste realidad de las circunstancias del inicio de la vida inteligente en este planeta, y terminar con un final lúcido y estimulante, habiendo ya dominado a la ignorancia, el fanatismo y la intolerancia; pero que aún perduran hasta hoy; gracias a los mitos y supersticiones, de modo que comencemos por las partes menos alentadoras de los acontecimientos que refiero, para terminar maravillados por los más sobresalientes del género humano, pues nos llenarán de satisfacción y optimismo.
Pero esa desventura, se debía solamente a la escasa instrucción de entonces, y a la limitada percepción objetiva de los dóciles siervos de la época del nefasto rumbo que tomaban los acontecimientos en Occidente, además de los sucesivos hechos trágicos que registra la tradición.
En estos razonamientos pretendo discurrir sin ningún tipo de influencia emocional, desechando todo tipo de simpatía y aversión, como también sin predisposición alguna a favor ni en contra de las instituciones ni actores que aparecen en la escena de los eventos; de modo que todas las expresiones y juicios, surjan de un frío razonamiento lógico, y así llegar, solamente a conclusiones aceptables desde el punto de vista racional, y teniendo en la mira únicamente la verdad.
Consecuentemente, confío en que usando las fuentes confiables de los hechos históricos, solo como datos informativos que nos digan algo que podamos interpretarlos, teniendo en mente la cultura, los criterios, y circunstancias de la época de que se trate.
Y además sabemos, que solamente siguiendo los caminos indicados por la sabia lógica se puede atraer la atención de las personas formadas que piensan en nuestro pasado; en el futuro del hombre; en el propio porvenir; y que avanzan en este momento por los caminos que conducen a la realidad, al bienestar, a la paz y a la vital tranquilidad emocional, a pesar de las creencias que hablan de un fuego que llaman infierno y otros lugares que nunca fueron probados ni pueden ser ubicados, pues no son más que historias que vienen de milenios ya superados en todo sentido.
Hasta donde puedo recordar, no me viene a la memoria, materia ni conocimiento alguno de esa época, que pudieran servirnos hoy en alguna forma. Si no cumplo con esas formalidades, estas líneas tampoco cumplirían sus objetivos, ni atraerían la atención de un sector significante de los estratos sociales, a los que están dirigidas las conclusiones racionales a partir de premisas indudables; que es la audiencia deseable, porque interpretarían mejor algunas situaciones duras del curso trágico de las circunstancias de Occidente.
Todo, para transmitir mejor, más clara y verazmente, lo que nos dicen los anales acerca de la realidad de aquellos difíciles momentos. Recordemos que los vasallos constituían la absoluta mayoría, y eran iletrados.
Al respecto, es oportuno aclarar el significado de una palabra según la Real Academia Española, pues es un elemento clave para una mejor interpretación de lo que sigue. Estafar significa: “Pedir o sacar dinero u otras cosas de valor con artificios y engaños, y un ánimo de no pagar”. Y en Wikipedia leemos: “La estafa es un delito contra la propiedad o el patrimonio”.
Y así, como anticipo para “favorecer” y apoyar la entrada de algo que llaman alma, a un lugar del que dicen que es un paraíso que solo existe en la superchería interesada, pues su existencia nunca fue, no será demostrada ni puede serlo pues allá arriba, solo existe un vacío absoluto. La iglesia católica pedía y pide dádivas; limosnas; donaciones y legado de bienes, que no devuelven; pero los usan para satisfacer sus propios gustos y placeres.

Product Details

BN ID:
2940014738552
Publisher:
Windmills Intl. Editions, Inc.
Publication date:
01/01/2012
Sold by:
Barnes & Noble
Format:
NOOK Book
File size:
655 KB

Meet the Author

Carlos Rodrigo Jacks Colman
Nací en el Paraguay, Sudamérica. Fui a un colegio católico. Obtuve en Asunción el titulo del Instituto Superior Internacional de Relaciones Públicas, de Colombia, y el OIBC; Oxford International Business Certificate, con título del Anglo de Asunción, no de la Universida.
Pasé 20 años en el Noroeste del país criando e importando ganado vacuno del Brasil.
Había leído sobre algo que surcaba rápida y silenciosamente la atmósfera terrestre, a lo que llamábamos “platos voladores”. En el espacio abierto del campo, en 3 ocasiones avisté objetos brillantes que evidentemente no eran de manufactura humana; y una mañana en Asunción, una estela vaporosa en forma de C alrededor de un cirrus.
En la época, ya muchos comentábamos que existirían en el universo, cientos, o tal vez miles de planetas con atmósferas amigables para la vida. Para mi, no sería lógico ni razonable, pensar que solo en este planeta se desarrollase la vida inteligente, pues sería difícil imaginar algo que no exista en el universo, habiendo sido detectada una galaxia a 2.600 millones de años luz.
Una aguda curiosidad, hizo que entrara en contacto con el Dr. J. Allen Hynek Ph.D. respecto al fenómeno. Quien tuvo la gentileza de invitarme a concurrir en Rosario, Argentina; a una conferencia de 3 días sobre los OVNIs y otros fenómenos celestes.
Los asistentes quedamos todos convencidos de que no somos los únicos seres inteligentes del universo. Quien hoy no cree en la existencia de visitantes de origen desconocido, diría que piensa como antes del descubrimiento de América.
Después de pasar gran parte de mi vida en el campo, volví a la ciudad, y me puse a leer sobre las creencias que nos impusieron en el colegio, y este es el resumen.

Customer Reviews

Average Review:

Post to your social network

     

Most Helpful Customer Reviews

See all customer reviews