¡Quiero publicar mi libro!: Todo lo que un escritor novel debe saber sobre el mundo editorial

¡Quiero publicar mi libro!: Todo lo que un escritor novel debe saber sobre el mundo editorial

by Juan Trivino
     
 

Product Details

ISBN-13:
9788415404286
Publisher:
Nelson, Thomas, Inc.
Publication date:
08/28/2012
Pages:
114
Product dimensions:
5.50(w) x 8.30(h) x 0.40(d)

Read an Excerpt

¡Quiero publicar mi libro!

Todo lo que un escritor novel debe saber sobre el mundo editorial
By JUAN TRIVIÑO GUIRADO

Grupo Nelson

Copyright © 2012 Juan Triviño
All right reserved.

ISBN: 978-84-15404-28-6


Chapter One

Cómo poner tu libro en manos de un editor

Las ideas que se agolpaban en tu cabeza y en tu corazón han ido convirtiéndose poco a poco en palabras, frases, conceptos, expresiones e intenciones. Estas, a su vez, han ido dando forma a reflexiones, historias o aventuras que con mucho esfuerzo has conseguido plasmar en un papel. En estos momentos un manuscrito ocupa su espacio encima de la mesa del escritorio o en una de las miles de carpetas del disco duro de tu ordenador. No ha sido un trabajo sencillo, pero ahora que lo has terminado te sientes orgulloso de lo realizado, y lo que parecía que iba a ser el punto final a un proceso de creación (en muchos momentos para nada sencillo) se transforma en un punto y seguido cuando tienes que tomar una decisión acerca de lo que vas a hacer con ese montón de páginas.

Todos y cada uno de los que en alguna ocasión nos hemos sentado a escribir, aunque muchos se empeñen en negarlo, hemos tenido y tenemos la ilusión de ver esas palabras impresas en un buen libro. Con solapas, buena encuadernación, una portada impactante y, cómo no, nuestro nombre visible con letras bien grandes junto al título de nuestra creación. Ante la inevitable pregunta de qué hacer con el manuscrito que has creado, voy a darte una serie de consejos que espero sean de gran utilidad a la hora de enfrentarte con el temible momento de hacer llegar la obra a un agente o a un editor con el objetivo de que estos consideren su publicación.

Estos consejos son conclusiones a las que he ido llegando a través de años de relación con algunos de los editores más importantes de España, México y Estados Unidos. Si bien no se pueden considerar «dogmas de fe», sí es cierto que existe un consenso generalizado entre los profesionales del mundo de la edición sobre el mejor camino para que los autores, en concreto los noveles, se acerquen a este maravilloso mundo del libro.

Esta obra va a serte de utilidad desde el momento en que termines la tuya. No es un manual que te enseña a escribir un buen best seller, ni te ayudará a terminar esa «historia interminable » que lleva años en el cajón deseando que llegue la inspiración para concluir con un final apoteósico. Lo que este libro pretende es darte las herramientas adecuadas para acercarte al mundo editorial con esperanzas, al menos, de que la obra sea valorada por parte de las editoriales o los agentes adecuados.

Normas básicas para una buena presentación

Abrir el correo electrónico por la mañana y encontrar el buzón de entrada repleto con decenas de mails es una actividad de lo más normal del mundo. Muchos de estos correos son spam, pero otros no los quieres perder en medio de la vorágine de información que llega al ordenador. En una ocasión un editor me comentó que recibía una media de doscientos correos electrónicos diarios después de desechar el spam y todo lo que no tenía nada que ver con su trabajo, lo que provocaba varios días de retraso en la respuesta de la mayoría de esos correos.

La primera selección que hacía después de desechar el correo basura era la de los conocidos, clientes, compañeros de trabajo, familia y amigos. Después intentaba echar un vistazo rápido a todo lo que llegaba de personas a las que no conocía.

En total sumaban una media diaria de quince manuscritos o solicitudes de presentación de obras solo en su dirección, sin contar las que llegaban por otras vías o por medio de otras personas que trabajaban en la editorial. «¿Cuántas de estas obras valoras realmente?», le pregunté. Su respuesta fue clara: «Todas las que están bien presentadas tienen un punto a su favor».

Por lo tanto, la cuestión correcta a resolver ahora es: ¿cómo se presenta bien una obra a una editorial?

En primer lugar siguiendo los pasos que cada editorial tiene establecidos como adecuados para este proceso. Muchas editoriales hemos definido unos cauces para esas presentaciones, lo cual nos facilita mucho que podamos remitir lo que recibimos a las personas adecuadas dentro de nuestro equipo con la idea de valorar la obra recibida.

Lo que no puede faltar en esa presentación es:

a) Nota biográfica

Generalmente las editoriales reservamos una dirección (electrónica o postal) para que los autores que desean enviarnos sus obras puedan hacerlo. En algunas ocasiones es posible que tengas la oportunidad de hablar con una recepcionista o incluso con alguna persona del departamento de edición. Lo más probable es que la persona con la que has contactado o recibe el mail no será quien lea tu obra para valorarla. En cualquier caso, es prácticamente seguro que la persona que valore tu obra para decidir si se publicará tu manuscrito no te conozca. Por esta razón es importante que te presentes, porque es la oportunidad para que las casas editoriales sepan quién eres.

Mi recomendación es que envíes junto con tu obra una pequeña nota en la que expliques quién eres, qué has estudiado o a qué te dedicas, y qué te ha llevado a escribir el libro, todo esto en no más de un folio. Es muy importante que si has publicado anteriormente digas con quién y lo que has hecho, y si escribes en un blog, un periódico o en cualquier otro medio indícalo también.

Imagino que quien tiene un amigo que trabaja de médico le hace una llamada cuando tiene un problema para acceder a la solución del mismo por la vía rápida. Igual ocurre con el que tiene un amigo mecánico o electricista. Un tipo que escribe y tiene un amigo editor no es ninguna excepción. Por lo menos a mí me pasa: las personas que conozco me hacen llegar obras mediante vías «extraoficiales». No lo veo mal, pero tengo que confesarte una cosa: jamás leo nada de lo que me entregan ni de lo que llega al buzón de entrada de Ediciones Noufront si antes no ha pasado por el comité editor de nuestra editorial, y estoy seguro de que mis conocidos y amigos que me hacen llegar sus obras no conocen al comité. Este punto es importante, porque el tratar con «extraños» les da a sus obras un extra de objetividad que no concedemos a las personas a quienes apreciamos. También debes prestar atención respecto a quién das a leer tus libros. No deberías entregar una reflexión acerca de El apareamiento de los cangrejos de las playas de Madagascar a un periodista deportivo, porque seguramente su opinión no te ayudará demasiado. Pide además varias opiniones, es una costumbre que te ayudará a ser más realista con lo que has escrito. No nos engañemos: todos los autores consideran que su obra es buena, de otro modo no la mandarían a una editorial con la intención de que sea publicada. Pero estaremos de acuerdo en que no todo puede ser publicado. Hay unos requisitos que las editoriales van a demandar, y van a mirar con lupa si tu obra vale la pena, si posee calidad comercial, si comunica valores y principios, si aporta algo nuevo al mercado ... En definitiva: si responde a los criterios de rentabilidad y prestigio que se establecieron.

b) Breve reseña

Consiste en el índice de la obra, con diez o doce líneas describiendo el contenido de cada capítulo, lo que es suficiente para que la persona que toma las decisiones sobre los manuscritos que se reciben en una editorial se haga una idea de qué trata la obra y determine quién la evaluará. Esta reseña no puede faltar en la presentación de tu obra. Es imposible que las editoriales se lean las obras completas que les llegan, por falta de tiempo y porque no todas las obras que llegan están en consonancia con la línea marcada por la editorial a la que has mandado tu obra.

Otro consejo: si has escrito una novela no te reserves la conclusión de la misma, te recomiendo que en la reseña cuentes, de forma resumida, la trama completa. Hace tiempo nos llegó una propuesta muy bien presentada, con una nota biográfica original, una reseña muy clara y bien estructurada, pero daba muy poca información acerca del contenido de la obra. Al hablar con la autora le comentamos que debería ser un poco más clara explicando la trama de su novela, a lo que nos respondió que no quería desvelar en una reseña los detalles de la historia, ni como concluía. Le expliqué que no podíamos pasar a la valoración de la novela sin esta información, y me sugirió que leyese las cuatrocientas páginas que la componían. Todavía la tengo en el bloque de «asuntos pendientes», porque no tengo tiempo de hacerlo ni puedo hacer que las personas del comité de edición lean algo que no ha pasado el primer filtro de calidad de nuestra editorial.

c) Obra

Bien redactada, sin faltas de ortografía y, si es posible, tras una lectura por parte de una persona de confianza y buen criterio que te haya ayudado a ver aquello que no veías y haya ofrecido una opinión sincera de lo que has preparado.

Cada editorial acostumbra a pedir las cosas de una manera determinada. Antes de enviar tu texto dedica un tiempo a examinar cómo lo piden, y aunque sé que a ti no tengo que decírtelo, utiliza color negro y una tipografía estándar, a no ser que haya una elección consciente de hacer otra cosa. No es fácil ni agradable leer una novela redactada en color rojo o verde, o con una fuente que imita la letra escrita.

La línea editorial

La mayoría de las editoriales con las que trabajo tienen una serie de pautas establecidas para regular la cantidad de manuscritos no solicitados. Este es el camino por el que una vez pasaron la gran mayoría de los autores que han conseguido publicar sus obras.

Tú has pasado semanas, meses, incluso años dando vueltas en tu cabeza a esa historia maravillosa. Poco a poco se arma en tu cabeza y por fin das el paso de poner algunas ideas en un trozo de papel. Finalmente te decides y escribes tu libro. Después de darle mil y una vueltas, de tachar, borrar, volver a escribir, dejarlo, retomarlo y registrarlo, por fin llega el día en el que decides enviarlo a una editorial, o a muchas. Si eres un autor que se encuentra en este punto, me gustaría recomendarte un par de cosas para que tu original no acabe en la papelera antes de ser leído.

En una ocasión cenaba con un prestigioso novelista vasco que me comentaba su experiencia, años atrás, cuando se encontró con su primera novela terminada. Puesto que Internet no era una opción (hace 25 años de esta anécdota), la única salida que se le ocurrió para no empezar a mandar copias de su manuscrito a editoriales de forma aleatoria y sin los teléfonos adecuados fue ir a ver a los libreros de la ciudad para que le facilitaran números de teléfono que le dieran acceso a alguna editorial. Cabe decir que ninguno de los números obtenidos le sirvió para que valoraran su obra, y que consiguió publicar su primer libro después de ganar un premio de literatura. Desde ese momento, me comentaba, aprendió a gastar menos tiempo y dinero en mandar copias de forma aleatoria, y empezó a buscar otras vías para que las copias llegaran a las personas indicadas de las editoriales en las que podía encajar su texto.

Antes de enviar nada consulta las normas que las editoriales tienen para los manuscritos no solicitados. Estas normas suelen incluir detalles tan sencillos como las fechas en las que los reciben, los formatos adecuados, los requisitos previos, los modelos de sinopsis requeridos... Por experiencia propia te diré que las editoriales reciben muchísimos manuscritos no solicitados, y una gran cantidad de ellos no llegan a ser valorados por los consejos editores por no cumplir estas sencillas condiciones.

En Ediciones Noufront nos vimos obligados en su día a señalar unas fechas para recibir manuscritos. Solo los que nos llegan durante los primeros tres meses de cada año son los que nos comprometemos a valorar. Aun así, son cientos los correos que recibimos para enviarnos obras fuera de plazo, acompañados de sus correspondientes argumentos para ser tenidos en cuenta. Sencillamente no podemos asumir la lectura de estas obras recibidas fuera de plazo, de la misma manera que el resto de las editoriales tampoco puede hacerlo. Es muy complicado organizar un planning editorial adecuado si no somos estrictos con estas normas, puesto que hemos comprobado que mantenernos fieles a ellas nos ayudan a ser mejores en lo que hacemos y a trabajar de manera adecuada con las obras que finalmente llegaremos a publicar.

Y, por supuesto, si una editorial accediera a considerar tu idea, ten presente que los manuscritos deben haber sido corregidos antes de que lleguen a manos del editor o de los consejos editoriales. Independientemente de que cada editorial tenga su equipo de corrección, es necesario que la obra llegue de la forma más pulida posible. Siempre es más grato leer un texto sin faltas de ortografía que leer una obra llena de errores.

Las editoriales anglosajonas acostumbran a remitir a los autores un cuestionario para avanzar en dos aspectos fundamentales:

1. Primeras impresiones. Con el fin de entender mejor al autor y la obra que envía.

2. Filtro de seriedad. El 95% de los autores a los que se les solicita más información no responden. De este modo, si los autores no son diligentes la editorial no invierte tiempo en ellos.

A continuación te muestro un ejemplo de este tipo de cuestionario facilitado por la editorial Grupo Nelson a través de su editor Larry A. Downs:

PROPUESTA DE PUBLICACIÓN

Información general sobre la propuesta del libro

• Título del libro.

• Subtítulo del libro.

• Premisa: Resuma en dos o tres frases el concepto central del libro. Esta premisa suele describirse como el problema y la solución (el conflicto) que el libro provee.

• Beneficios: Haga una lista de valores que el lector obtendrá de su libro. «Después de leer mi libro los lectores ...».

• Características del libro: Explique cómo el libro proveerá al lector los beneficios indicados arriba, redactando una lista de las características del mismo.

• Descripción: El libro está divido en X secciones y X capítulos.

• Género del libro.

Información general sobre el autor

• Nombre y apellidos. Lugar de nacimiento y fecha.

• Experiencia: Dé una breve biografía suya, asegurándose de incluir cualquier información que establezca su credibilidad o que lo cualifique para escribir el libro.

• Publicaciones anteriores: Mencione obras previamente publicadas, incluyendo el nombre de la editorial, la fecha de publicación y la cantidad estimada de libros vendidos.

• Recomendaciones: Nombre a personas reconocidas que estarían dispuestas a recomendar su libro por escrito.

• Disposición para publicidad: Describa qué puede hacer para ayudar a la editorial a promover su libro.

Información práctica sobre el manuscrito

• Estado del manuscrito: Indique qué cantidad del manuscrito ya ha sido completado.

• Número de páginas anticipadas.

• Número de palabras anticipadas.

• Índice comentado de los capítulos: Realice un bosquejo de su libro. Este bosquejo debe incluir títulos de las partes, títulos de los capítulos y, en dos o tres oraciones, describa el contenido de cada uno.

• Ejemplo de capítulos: Incluya dos o tres capítulos que considere representativos del tono y el estilo del libro.

Información de su valor comercial

• Target: Describa las características específicas y demográficas de la audiencia a las que este libro está dirigido incluyendo edad, sexo, nivel educativo, etc.

• Motivaciones: Explique los aspectos emocionales del lector en el que su libro está enfocado, incluyendo frustraciones, deseos, expectativas, ambiciones, etc. que les motivarán a comprar y leer su libro.

• Grupos de identificación: Lista de grupos sociales u organizaciones que, según entienda, estarán interesados en adquirir su libro.

• Diferenciación: Describa a su mayor competidor y argumente qué distingue o da preferencia a este libro sobre otro/s de la misma temática, clase, enfoque, etc.

En otras ocasiones, somos las editoriales quienes solicitamos manuscritos, bien sea a nuestros autores, bien sea a personas que nos puedan aportar los contenidos que deseamos publicar. Cuando es la editorial quien demanda los manuscritos, la fase más complicada ya está salvada. Para que esto se dé, el autor debe haber publicado antes en algún formato (libro, artículo de prensa ...) o ser un reconocido profesional en su actividad.

Tampoco debe desanimarte recibir negativas y alguna carta de rechazo. Por todos es conocida la historia de la autora de Harry Potter. Según ha contado J. K. Rowling en incontables ocasiones, habían rechazado tantas veces sus manuscritos que estaba a punto de abandonar. También se cuenta entre las leyendas de los editores nacionales que su obra traducida pasó meses en la mesa de una famosa editora antes de ser desestimada y posteriormente adquirida por Salamandra. La moraleja es que un rechazo no supone el fin de tu carrera literaria.

El blog y las redes sociales como herramientas de promoción

Los blogs constituyen en la actualidad una de las herramientas de promoción más importantes con que cuentan los autores. Independientemente de si has publicado ya alguna de tus obras o no, te animo a que crees un blog. Es una de las formas más efectivas de darte a conocer, dar voz a tus ideas, comunicar tus sentimientos y creencias y crear opinión. Es una manera de ver y mostrar cómo te desenvuelves en el mundo de la literatura a un nivel diferente, más directo y breve, y con la posibilidad de contrastar la opinión del público, con quien finalmente se trata de conectar. Muchas editoriales buscamos en los blogs información adicional de los autores que nos envían sus manuscritos. Conocemos así su forma de pensar, sus inquietudes, sus habilidades en momentos de escritura más directos y sin intermediarios, y no se encuentran «a la defensiva».

(Continues...)



Excerpted from ¡Quiero publicar mi libro! by JUAN TRIVIÑO GUIRADO Copyright © 2012 by Juan Triviño. Excerpted by permission of Grupo Nelson. All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More

Customer Reviews

Average Review:

Write a Review

and post it to your social network

     

Most Helpful Customer Reviews

See all customer reviews >