Ramona la chinche (Ramona the Pest)

Ramona la chinche (Ramona the Pest)

4.6 3
by Beverly Cleary, Jacqueline Rogers, Louis Darling, Louis Darling
     
 

View All Available Formats & Editions

Here is the Spanish language version of Ramona the Pest, the classic middle grade favorite from Beverly Cleary.

Ramona Quimby está emocionada por empezar Kindergarten. Ahora no tiene que ver a su hermana mayor, Beezus, montarse en el autobús a la escuela con todos los niños grandes. ¡Ella finalmente es suficiente mayor para hacerlo

See more details below

  • Checkmark Peanut Butter & Cupcake Only $7.99 with the Purchase of Any Kids' Book  Shop Now

Overview

Here is the Spanish language version of Ramona the Pest, the classic middle grade favorite from Beverly Cleary.

Ramona Quimby está emocionada por empezar Kindergarten. Ahora no tiene que ver a su hermana mayor, Beezus, montarse en el autobús a la escuela con todos los niños grandes. ¡Ella finalmente es suficiente mayor para hacerlo también!

Después ella se mete en problemas por hallar el pelo rizado de su compañero de clase durante el recreo. Peor, el niño que le gusta le rechaza en frente de todo la clase. Beezus dice que Ramona necesita dejar de ser una chinche, pero ¿cómo puede dejarlo si nunca estaba tratando hacer una chinche para empezar?

La ganadora del Newbery Award, la escritora Beverly Cleary expertamente representa las tribulaciones y triunfos de crecer por una heroína relacionable: Ramona Quimby.

Compatible con los Estándares Estatales Comunes.

Editorial Reviews

New York Times
Las aventuras de Ramona, las pequeñas cosas que enlazan el día escolar, suenan tan claras como la campana del recreo.
Bulletin for the Center for Children's Books
Ramona logra merecida fama en este libro. Los incidentes y situaciones son absolutamente posibles y se cuentan en un estilo alegre, chistoso, gustoso.
The New York Times
Las aventuras de Ramona, las pequeñas cosas que enlazan el día escolar, suenan tan claras como la campana del recreo.

Product Details

ISBN-13:
9780688148881
Publisher:
HarperCollins Publishers
Publication date:
04/28/2006
Series:
Ramona Series
Edition description:
Spanish-language Edition
Pages:
192
Sales rank:
282,909
Product dimensions:
5.12(w) x 7.62(h) x 0.38(d)
Lexile:
850L (what's this?)
Age Range:
8 - 12 Years

Meet the Author

Beverly Cleary is one of America's most beloved authors. As a child, she struggled with reading and writing. But by third grade, after spending much time in her public library in Portland, Oregon, she found her skills had greatly improved. Before long, her school librarian was saying that she should write children's books when she grew up.

Instead she became a librarian. When a young boy asked her, "Where are the books about kids like us?" she remembered her teacher's encouragement and was inspired to write the books she'd longed to read but couldn't find when she was younger. She based her funny stories on her own neighborhood experiences and the sort of children she knew. And so, the Klickitat Street gang was born!

Mrs. Cleary's books have earned her many prestigious awards, including the American Library Association's Laura Ingalls Wilder Award, presented to her in recognition of her lasting contribution to children's literature. Dear Mr. Henshaw won the Newbery Medal, and Ramona Quimby, Age 8 and Ramona and Her Father have been named Newbery Honor Books. Her characters, including Beezus and Ramona Quimby, Henry Huggins, and Ralph, the motorcycle-riding mouse, have delighted children for generations.

Jaqueline Rogers has been a professional children's book illustrator for more than twenty years and has worked on nearly one hundred children's books.

Read More

Brief Biography

Hometown:
Carmel, California
Date of Birth:
April 12, 1916
Place of Birth:
McMinnville, Oregon
Education:
B.A., University of California-Berkeley, 1938; B.A. in librarianship, University of Washington (Seattle), 1939

Read an Excerpt

CAPITULO I


El gran dia de Ramona

-Yo no soy ninguna chinche,- le dijo Ramona Quimby a su hermana mayor, Beezus.

-Pues entonces, deja de dar lata,- dijo Beezus, cuyo verdadero nombre era Beatrice, mientras esperaba, parada junto a la ventana del frente, a su amiga Mary Jane para ir juntas a la escuela.

-No estoy dando lata. Estoy cantando y saltando,- dijo Ramona, que acababa de aprender a saltar con los dos pies. Ramona no se consideraba chinche. A pesar de lo que dijeran los demás, jamás se consideró latosa. Los que la llamaban chinche o latosa eran siempre mayores que ella, de modo que podian ser injustos.

Ramona siguió cantando y bailando. "¡Este es un gran dia, un gran dia!" cantó. Y para Ramona, que se sentia un poco más crecida con su vestido en vez de su ropa de juego, éste era, en verdad, un gran dia, el dia más grande de toda su vida. Ya no tendria que sentarse en su triciclo a mirar a Beezus, Henry Huggins y todos los demás chiquillos del vecindario cuando iban para la escuela. Hoy ella también iria a la escuela. Hoy iba a aprender a leer y escribir y hacer todo lo que la haria alcanzar a Beezus.

-¡Anda, mami!- la urgió Ramona, dejando de cantar y bailar un momento.-¡No queremos llegar tarde a la escuela!

-No fastidies, Ramona,- dijo la Sra. Quimby. -Te llevarécon tiempo de sobra.

-No estoy fastidiando,- protestó Ramona, quien jamás tenia la intención de fastidiar. Es que ella no era un adulto lento. Era una chiquilla que no podia esperar. La vida era tan Interesanteque tenia que averiguar lo que pasaria después.

En eso llegó Mary Jane. -Sra. Quimby, y pudiéramos Beezus y yo llevar a Ramona al kindergarten?- preguntó.

-¡No!- dijo Ramona en el acto. Mary Jane era una de esas muchachas que siempre queria hacer de mamá y siempre queria que Ramona fuera su bebá. Nadie iba a pescar a Ramona haciendo de bebé, su primer dia de clases.

-¿Por qué no?- le preguntó la Sra. Quimby a Ramona. -Puedes ir con Beezus y Mary Jane, como una niña grande.

-No, no puedo. - A Ramona no la engañaban ni un segundo. Mary Jane le hablaria con esa vocecita tonta que usaba cuando hacia de mamá y la tomaria de la mano y la ayudaria a cruzar la calle y todo el mundo creeria que de verdad era una bebé.

-Por favor, Ramona, - la trató de engatusar Beezus. -Seria muy divertido llevarte y presentarte a la maestra del kindergarten.

-¡No!- dijo Ramona al tiempo que piso-teaba. Beezus y Mary Jane se divertirian pero ella no. Solamente un verdadero adulto la iba a llevar a la escuela. De ser necesario, armaria una griteria, y cuando Ramona armaba una griteria, generalmente conseguia lo que queria. A veces las griterias eran necesarias cuando se era la menor de la familia y la menor de toda la cuadra.

-Está bien, Ramona,- dijo la Sra. Quimby.

-Nada de griteria. Si no quieres, no tienes que ir con las muchachas. Yo te llevaré.

-Date prisa, mami,- dijo Ramona contenta, mientras veia a Beezus y Mary Jane salir por la puerta. Pero cuando Ramona pudo finalmente sacar a su mamá, de la casa, vio con mucho desagrado que una de las amigas de su mamá, la Sra. Kemp, venia con su hijo Howie y traia en un cochecito a la hermanita de éste, Willa Jean. -Date prisa, mami,- suplicó Ramona, que no queria que esperaran a los Kemp. Como las mamás eran amigas, se suponia que ella y Howie se debian llevar bien.

-¡Hola!- dijo la Sra. Kemp, de modo que lamamá, de Ramona tuvo que esperar.

Howie le clavó la mirada a Ramona. A él le gustaba tan poco tener que llevarse bien con ella como a ella con él.

Ramona también le clavó los ojos. Howie era un chiquillo robusto con cabello rubio encrespado. ("Qué lástima en un varón, "— decia a menudo su propia mamá.) Llevaba los pantalones de dril azul enrollados y tenia una camisa de mangas largas. No se le notaba el menor entusiasmo porque iba para el kindergarten. Eso era lo malo de Howie, pensó Ramona. El jamás se entusiasmaba por nada. Willa jean, con su cabello lacio, le interesaba más a Ramona porque era muy descuidada, escupia montones de migajas de galletas y se reia porque se creia muy lista.

-Hoy se me va mi bebé, - dijo la Sra. Quimby, con una sonrisa, cuando el grupito iba caminando por la calle Klickitat hacia la escuela Glenwood.

A Ramona, a quien le gustaba ser la bebé de su mamá, no le gustaba que la llamaran bebé, especialmente en presencia de Howie.

-Crecen muy rápido, observó la Sra. Kemp.

Ramona no podia entender por que- los mayores siempre hablaban de lo rápido que crecen los niños. A ella le parecia que el crecer era lo mas lento del mundo, peor aún que esperar la llegada de la Navidad. Ramona habia esperado durante añ só para ir al Kindergarten y la última media hora habia sido la parte más lenta de todas. Cuando el grupo llegó a la bocacalle más cercana a la escuela Glenwood, Ramona se alegró de ver a Henry Huggins, que era amigo de Beezus, de guardián de tránsito en esa esquina.

Después que Henry los hablia guiado Para cruzar la calle, Ramona corrió hacia el kindergarten, que estaba provisionalmente en un edificio de madera y que tenia su propio patio de juego. Las mamás y los chiquillos ya iban entrando por la puerta. Algunos de los chiquillos parecian , asustados y una niña estaba llorando.

-¡Ya es tarde! — dijo Ramona. — ¡Date prisa!.

Read More

Customer Reviews

Average Review:

Write a Review

and post it to your social network

     

Most Helpful Customer Reviews

See all customer reviews >