Se acabara el mundo en 2012?: Una guia practica sobre la pregunta que todos hacen

Overview

En ¿Se acabará el mundo en el 2012?, el doctor Raymond Hundley da una evaluación práctica de las diez teorías apocalípticas más preeminentes que han causado la histeria de 2012.
En el primer milenio después del nacimiento de Cristo, abrigado por las montañas de América Central y México, el pueblo maya contemplaba las estrellas y calculaba los días, los meses, los años y aun el futuro. Su calendario, el más complicado que cualquier otro que el mundo haya conocido, predijo un fin ...

See more details below
Paperback
$10.91
BN.com price
(Save 16%)$12.99 List Price
Other sellers (Paperback)
  • All (11) from $1.99   
  • New (5) from $1.99   
  • Used (6) from $1.99   
Se acabará el mundo en el 2012?: Una guía práctica sobre la pregunta que todos hacen

Available on NOOK devices and apps  
  • NOOK Devices
  • Samsung Galaxy Tab 4 NOOK 7.0
  • Samsung Galaxy Tab 4 NOOK 10.1
  • NOOK HD Tablet
  • NOOK HD+ Tablet
  • NOOK eReaders
  • NOOK Color
  • NOOK Tablet
  • Tablet/Phone
  • NOOK for Windows 8 Tablet
  • NOOK for iOS
  • NOOK for Android
  • NOOK Kids for iPad
  • PC/Mac
  • NOOK for Windows 8
  • NOOK for PC
  • NOOK for Mac
  • NOOK for Web

Want a NOOK? Explore Now

NOOK Book (eBook)
$7.99
BN.com price

Overview

En ¿Se acabará el mundo en el 2012?, el doctor Raymond Hundley da una evaluación práctica de las diez teorías apocalípticas más preeminentes que han causado la histeria de 2012.
En el primer milenio después del nacimiento de Cristo, abrigado por las montañas de América Central y México, el pueblo maya contemplaba las estrellas y calculaba los días, los meses, los años y aun el futuro. Su calendario, el más complicado que cualquier otro que el mundo haya conocido, predijo un fin repentino del tiempo el 21 de diciembre de 2012. El futuro que predijeron está ahora alcanzándonos.

"Han habido 149 predicciones apocalípticas entre el 44
d.C. y 2009", dice el Dr. Raymond Hundley. ¿Pero ocurrirá realmente esta última predicción?
En este emocionante, balanceado y bien documentado libro, el autor evalúa las diez teorías apocalípticas más preeminentes dadas como prueba del fin del mundo y ofrece una respuesta sorprendente a la pregunta que todo el mundo se formula. Su conocimiento y sus entendimientos profundos inducen a conclusiones convincentes... y el llamado emotivo a toda la humanidad a mirar hacia Cristo en busca de claridad y paz.

Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9781602554238
  • Publisher: Grupo Nelson
  • Publication date: 3/30/2010
  • Language: Spanish
  • Pages: 224
  • Product dimensions: 5.40 (w) x 8.30 (h) x 0.50 (d)

Meet the Author

Raymond C. Hundley, PhD.
Recibió su maestría en Religión en hermenéutica del Asbury Theological
Seminary,una maestría enTeología de laUniversidad de Cambridge,y un doctorado en Teología Sistemática de la escuelaTrinity Evangelical Divinity
School.

Read More Show Less

Table of Contents

Contents

Introducción....................IX CAPÍTULO UNO: El factor maya....................1
CAPÍTULO DOS: Tormentas solares....................21
CAPÍTULO TRES: El CERN y el Gran Colisionador de Hadrones....................29
CAPÍTULO CUATRO: Las predicciones de Nostradamus....................43
CAPÍTULO CINCO: La inversión de los polos magnéticos....................57
CAPÍTULO SEIS: Colisión con el planeta X....................65
CAPÍTULO SIETE: La alineación de la tierra con el plano galáctico....................75
CAPÍTULO OCHO: Erupción del supervolcán....................87
CAPÍTULO NUEVE: El proyecto Web Bot....................99
CAPÍTULO DIEZ: Predicciones religiosas del fin del mundo....................107
CAPÍTULO ONCE: Evaluaciones finales....................133
CAPÍTULO DOCE: Preparación para el fin del mundo....................145
Epílogo para los cristianos....................163
Guía de estudio para grupos o individuos....................171
Notas....................181
Principales obras citadas....................191
Reconocimientos....................195
Acerca del autor....................197
Read More Show Less

First Chapter

?SE ACABARÁ EL MUNDO EN EL 2012?


By Raymond C. Hundley

Thomas Nelson

Copyright © 2010 Raymond C. Hundley, Ph.D.
All right reserved.

ISBN: 978-1-60255-423-8


Chapter One

EL FACTOR MAYA

<<En ese día, el polvo posee la tierra, En ese día, la desertización está sobre la faz de la tierra, En ese día, se eleva una nube, En ese día, se levanta una montaña, En ese día, un hombre fuerte agarra la tierra, En ese día, las cosas se derrumban, En ese día, la tierna hoja es destruida, En ese día, los ojos moribundos son cerrados, En ese día, tres señales hay sobre el árbol, En ese día, tres generaciones están ahí, En ese día, se iza la bandera de batalla, Y ellos son dispersos lejos en los bosques>>. -Profecía del sacerdote maya Chilam Balam, siglo XVI

Cuando Manuel alcanzó los catorce años de edad, su padre, Don Miguel, le dijo que era momento de que aprendiera sobre su herencia como maya. Por primera vez, a Manuel se le permitió leer los increíbles documentos mayas que les habían sido transmitidos de generación a generación. Manuel se sorprendió al leer que los dioses habían hecho cuatro intentos en la creación del hombre. Los tres primeros fracasaron. Él estaba especialmente interesado en los muchos calendarios que los mayas habían producido. Un calendario era para breves períodos de tiempo, otro para ceremonias religiosas, y había un calendario especial para largos periodos de tiempo.

Manuel pronto aprendió el sistema numérico maya, basado en unidades de veinte, y un calendario lunar. Le sorprendió que los mayas hubieran establecido la fecha de la creación, y quedó perplejo cuando entendió que el calendario tuviera también una fecha para el fin. <<Papi, ?qué significa esa última fecha?>>.

Su padre miró de modo muy solemne y respondió: <<Hijo, nuestros ancestros eran estupendos astrónomos. Estudiaban el movimiento de las estrellas y los planetas, especialmente de Venus. Eran tan buenos en eso que podían predecir eclipses y cambios atmosféricos. Tus antepasados miraban hacia el futuro y vieron el final de esta era actual>>.

Manuel estaba impresionado, pero también preocupado. Tenía una pregunta más: <<?Pero cuál es esa fecha final en el calendario gringo?>>.

La voz de Don Miguel tembló ligeramente al responder: <<Es el día 21 de diciembre de 2012, hijo>>.

La cara de Manuel se arrugó a la vez que pensaba en lo pronto que llegaría esa fecha y en todo lo que él no podría hacer si el mundo terminaba ese día.

* * *

El Imperio Maya fue una de las civilizaciones más increíbles y más espantosas en toda la historia de la humanidad. Aunque la civilización maya comenzó alrededor del año 2000 a.C., su <<Periodo Clásico>> duró alrededor del año 250 hasta el 900 d.C. Fue en el Periodo Clásico cuando la civilización maya alcanzó su punto álgido en escritura, arte, arquitectura y astronomía. Su imperio englobaba Honduras, Guatemala, Belice, El Salvador, y el centro de México. Los mayas desarrollaron grandes centros urbanos basados en la agricultura. Hay amplia evidencia de que fundaron pequeñas aldeas alrededor de sus ciudades centrales donde el cultivo de maíz les permitía alimentar bien a sus familias.

El experto en cultura maya, el doctor Michael Coe, observó cómo vivían la mayoría de los mayas. <<Aldeas que estaban constituidas por casas con techos de paja, en ninguna manera distintas a las que están en uso en la actualidad entre los campesinos mayas, se esparcían por el terreno>>. Ellos vivían en grupos sociales muy complejos centrados en prácticas religiosas y una vida social estrictamente ordenada. Los reyes locales, <<que afirmaban ser descendientes de un diferente dios del panteón maya, gobernaban las ciudades grandes. La mayor parte del tiempo los reyes eran también chamanes, u hombres santos, y servían para abrir portales a los dioses mediante estados de éxtasis>>.

Los mayas practicaban el sacrifico humano como parte de su religión, a menudo utilizando niños para el ritual, en el cual el sacerdote maya abría en dos el pecho del niño aún con vida y le extraía el corazón como un sacrificio a los dioses. De hecho, para celebrar el comienzo de un nuevo año, los mayas <<sacaban el corazón de una víctima sacrificial ... y comenzaban una llama con un simulacro de incendio en la cavidad de su pecho abierto>>. Como ha explicado un experto en cultura maya: <<Dicho con sencillez, los seres humanos eran sacrificados vicariamente a los dioses como reembolso por el regalo de la vida>>. También servían para apaciguar al planeta Venus, el cual los mayas creían que les haría daño con <<violentas y negativas influencias>> si ellos no ofrecían sacrificios humanos cruentos.

En la mitología maya, el dios sol demandaba sangre para seguir funcionando. Al igual que los creyentes en la mayoría de las religiones centradas en la mitología, los mayas creían que aquello que sucede en la tierra también sucede en la esfera celestial. Por tanto, los sacrificios de sangre, especialmente del corazón de la víctima, eran un modo de alimentar a los dioses y garantizar cultivos fértiles y bienestar para el pueblo. Ya que los mayas creían que los dioses daban su propia sangre a los seres humanos en la creación, el ritual del sacrificio humano significaba que cuando el corazón y la sangre eran extraídos en la tierra y quemados en fuego, los dioses eran alimentados con su propia sangre. La gran épica mitológica del K?iche?maya, conocida como Popul Vuh, registra los orígenes de esta costumbre. Sin sacrificios de sangre, los dioses morirían y toda la vida en la tierra moriría con ellos.

Los sacerdotes eran responsables de asegurarse de que tales ceremonias se celebrasen en días favorables, basándose en los movimientos de las estrellas y los planetas. Ellos creían que ciertos días de su calendario eran días sagrados y, por tanto, aptos para que se realizaran sacrificios de sangre a los dioses. Ellos observaban, registraban y medían los movimientos del sol, la luna y el planeta Venus para determinar qué días eran los más favorables para sus ceremonias. Los mayas crearon un calendario especial para tomar nota de esos días, basándose en los movimientos del planeta Venus, llamado el Tzolk'in.

Debido a esa creencia fundamental en su religión, también eran famosos por sus logros en astronomía. Ellos tenían que asegurarse de que sus ceremonias se correspondieran con movimientos concretos de las estrellas, los planetas y las estaciones del año. Por tanto, los mayas construyeron increíbles observatorios en lugares como Palenque, Tikal y Chichen Itzá donde estudiaban los movimientos de las estrellas año tras año. Hacían cálculos muy meticulosos y sofisticados sobre las órbitas del sol y del planeta Venus y otras estrellas, de cambios estacionales y de eclipses de sol y de luna. Sin el uso de telescopios, los mayas eran capaces de calcular el número exacto de días en un año con mayor precisión que el calendario gregoriano que nosotros utilizamos en la actualidad. El erudito cristiano, Mark Hitchcock, observó: <<Los mayas no sólo estaban interesados en el tiempo, estaban obsesionados con él. Eran expertos galácticos>>. Es cierto que los eruditos del calendario maya mantenían registros increíblemente detallados de los <<ciclos de la luna, del sol y de Venus. Su extraordinaria exactitud no fue reproducida hasta tiempos modernos>>.

Basándose en sus estudios en astronomía, los mayas crearon un sistema de calendario que trazaba la historia del tiempo comenzando con el principio del mundo actual el 11 de agosto del año 3114 a.C. Utilizando un sistema de calendario lunar, los mayas medían el tiempo en unidades de veinte. Veinte kin (días) formaban un winal (mes); 18 winales formaban un tun (año); 20 tunes formaban un katún (20 años); y 20 katunes formaban un baktun (400 años). Para designar una fecha específica, la registraban en términos de cuán alejada estaba del comienzo de la creación. Por tanto, la fecha del calendario maya <<de largo recorrido>> 6.4.8.9.17 representa 6 baktunes, 4 katunes, 8 tunes, 9 winales, y 17 kin/días desde la creación del mundo actual.

La importancia del calendario maya es que parece predecir 13 baktunes como el momento final de la era actual. Después de datar cada año desde el principio del tiempo, el calendario termina de modo abrupto al final del tercer baktun. Traducir la fecha del calendario maya al sistema del calendario gregoriano utilizado en la actualidad produce la fecha del 21 de diciembre de 2012 como el fin de la era actual. Esa es la fecha en la cual el Gran Círculo del Largo Recorrido llega a su culminación. Mark Hitchcock concluyó que <<el antiguo calendario azteca corrobora la fecha maya del fin, señalando también al fin del actual ciclo el día 21 de diciembre de 2012>>.

La primera afirmación de que el fin del calendario maya se corresponde con el 21 de diciembre de 2012 apareció en la revisión de Robert Sharer del libro de Sylvanus Morley, The Ancient Maya [Los antiguos mayas] (1983). Desde ese tiempo, numerosos escritores han confirmado esta fecha como el fin del ciclo del calendario maya y, por tanto, del fin del mundo. Palabras como las de Michael D. Coe popularizaron esta interpretación de la importancia del calendario maya para muchos en el movimiento catastrófico de 2012. Coe, que es profesor emérito de antropología y director emérito del museo Peabody de Historia Natural en la universidad de Yale, recibió el más alto honor de Guatemala, la Orden del Quetzal, por su excelente investigación en cultura maya y sus escritos en ese país. Sus conceptos han sido cristalizados en Breaking the Maya Code [Descifrando el código maya], un revelador documental en DVD producido por David Lebrun. El conocimiento de Coe de la cultura, arquitectura y jeroglíficos mayas le ha calificado como un experto de renombre mundial en estudios mayas. Su respaldo al año 2012 como la fecha del fin del mundo añade una gran respetabilidad académica a las interpretaciones del movimiento catastrofista de 2012.

La confianza en la capacidad de los mayas de entender las realidades astronómicas y predecir futuros eventos se ha convertido en un pilar de las proyecciones apocalípticas en las dos últimas décadas. Los mayas son venerados por muchas personas en la actualidad como los más increíbles indicadores de eventos futuros en la historia de la humanidad. La fe en su capacidad de precisar el fin del mundo se ha convertido en un principio básico del movimiento catastrofista 2012. Casi todo el mundo que sabe de la capacidad de los mayas de trazar órbitas, eclipses y movimientos al minuto de estrellas, se sorprende de sus avanzadas capacidades tecnológicas a pesar de su falta de herramientas modernas. ?Dónde obtuvieron esas capacidades?

Algunos han sugerido que debieron de haber recibido ese sofisticado conocimiento de extraterrestres. Otros han concluido que supervivientes de la mística Atlantis les comunicaron esa información. Se sabe que los mayas consumían plantas alucinógenas, peyote y setas para ponerse a sí mismos en un trance en el cual <<eran capaces de viajar entre las estrellas ... Durante esos trances era cuando se dice que se descubrieron algunos de esos conocimientos>>. John Major Jenkins se refirió favorablemente a esas experiencias como <<viajes de recopilación de conocimiento chamán al espacio interior>> en los cuales los mayas eran capaces de entender muchos de los misterios del universo a través de las capacidades de las drogas alucinógenas.

Mark Hitchcock cree que <<ellos lo aprendían de sus dioses, los cuales no eran dioses en absoluto, sino espíritus demoníacos ... Gran parte de la bárbara y sangrienta <<adoración>> de los mayas, incluyendo los sacrificios humanos, pueden explicarse si reconocemos que estaba motivada demoníacamente por el verdadero poder que había tras los dioses de piedra>>.

En 1987, el experto en la cultura maya, José Argüelles, publicó su influyente texto, The Mayan Factor [El factor maya], en el cual combinaba evidencia documental maya y predicciones místicas para afirmar la fecha del fin del mundo en 2012. Argüelles y sus colegas han promocionado un movimiento internacional 2012 que combina predicciones catastróficas con enseñanzas místicas sobre estar en armonía con el universo, establecer paz entre todos los pueblos, y una apertura a estados cósmicos de conciencia que intentan enseñarnos a vivir en unidad los unos con los otros. Argüelles no ve 2012 como el fin total del mundo, sino como el fin del presente orden mundial, el cual dará entrada a un nuevo y mejorado mundo.

José Argüelles <<fue honrado el 3 de marzo de 2002 como <<Valum Votan, quien cierra el ciclo>> encima de la Pirámide del Sol en Teotihuacán por nueve ancianos indígenas que le otorgaron un bastón ceremonial por sus esfuerzos en ayudar a despertar a la humanidad al significado de 2012>>. Así, hay ciertamente algunos importantes líderes indígenas que están de acuerdo con Argüelles en que 2012 es el final del presente orden mundial y el comienzo de uno nuevo.

Dos preguntas que surgen de esta afirmación son: (1) ?Cómo califica a los mayas su meticulosa capacidad de estudiar el movimiento de estrellas y predecir eclipses y condiciones meteorológicas como quienes predicen el futuro y el fin del mundo? (2) ?Consideraban realmente los mayas el fin del decimotercer baktun como el fin del mundo?

Varios famosos expertos en los mayas han desafiado la idea de que el 21 de diciembre de 2012 corresponda con el fin del mundo. En su obra en colaboración, A Forest of Kings [Un bosque de reyes], los eruditos en cultura maya, Linda Schele y David Freidel, insistían en que el fin del decimotercer bakun no señala el fin del mundo, sino indica un importante cambio en la historia mundial, con muchos eventos que suceden después de esa fecha. En esta interpretación de los documentos mayas, la fecha de 2012 se considera un período de transición a una era nueva y mejorada para la humanidad, y no el final de ella. La experta en cultura maya, Linda Schele, ha publicado más de cuarenta libros sobre estos temas. Después de más de veinte años de cuidadoso estudio del arte, la arquitectura y los escritos mayas, Schele concluyó: <<Los mayas ... no concebían esto como el fin de esta creación, como muchos han sugerido>>. Ella ilustró su punto citando una profecía maya que predice eventos en el año 4772 d.C.

El erudito en cultura maya, Mark Van Stone, señaló que formas alternas de documentos del calendario maya no contienen ninguna referencia a 2012 como el fin del mundo. En la definitiva obra de Van Stone sobre este tema, It's Not the End of the World: What the Ancient Maya Tell Us About 2012 [No es el fin del mundo: lo que los antiguos mayas nos dicen sobre 2012], él se esfuerza mucho para mostrar que los mayas no tenían un concepto de que el mundo terminase en 2012. Su conclusión: <<La vida y el calendario continuarán sin interrupción después de 2012 ... La breve respuesta de los mayas es: No es el fin del mundo!>>. Esto es especialmente significativo, ya que Van Stone es un colega y co-autor con Michael D. Coe, quien insiste en que 2012 es la fecha del fin del mundo para los mayas.

Escribiendo para la Fundación para el Avance de los Estudios Mesoamericanos (FAMSI, siglas en inglés), sin embargo, Van Stone afirmó categóricamente:

No hay nada en la profecía maya, o azteca, o mesoamericana antigua, que sugiera que ellos profetizaron un repentino o importante cambio de ningún tipo en 2012. La idea de un 'gran ciclo' que llega a su fin es puramente una invención moderna. Las inscripciones mayas que predicen el futuro muestran de modo coherente que ellos esperaban que la vida prosiguiera de forma similar para siempre. En Palenque, por ejemplo, ellos predijeron que el pueblo en el año 4772 d.C. estaría celebrando el aniversario de la coronación de su gran rey Pakal.

EL DEBATE CONTINÚA

Apesar de los impresionantes estudios de expertos en cultura maya como Schele, Freidel y Van Stone, la controversia continúa entre quienes dicen que los mayas hicieron una predicción catastrofista para 2012 y quienes insisten en que no hay ninguna indicación de que los mayas considerasen la fecha como la del fin del mundo. Nosotros en el mundo occidental tendemos a considerar la historia como una progresión lineal; es decir, vemos los acontecimientos con un principio, una parte entremedia, pero el final es meramente una repetición del anterior comienzo que regresa otra vez. El experto en cultura maya, Gerald Benedict, lo expresó: <<Para los mayas, el futuro era una repetición y una variación de lo que había sucedido en el pasado>>. No es sorprendente que muchos eruditos mayas no consideren 2012 como el fin del mundo, sino como un nuevo comienzo de la sociedad humana.

(Continues...)



Excerpted from ?SE ACABARÁ EL MUNDO EN EL 2012? by Raymond C. Hundley Copyright © 2010 by Raymond C. Hundley, Ph.D.. Excerpted by permission.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)