Sobrevivira Estados Unidos: Revelaciones sorprendentes y promesas de esperanza

Overview

This new book by New York Times best-selling author and pastor, John Hagee, says the United States is heading into a “Perfect Storm.” Titanic. John F. Kennedy’s assassination. 9/11. John Hagee maintains that these American tragedies all have one element in common: they were unthinkable. And in the opening pages of his newest book, Can America Survive? Hagee uses these tragedies to prove two points: that the unthinkable can happen and, given the right conditions, the unthinkable ...
See more details below
Other sellers (Paperback)
  • All (27) from $1.99   
  • New (17) from $1.99   
  • Used (10) from $2.00   
Sobrevivira Estados Unidos: Revelaciones sorprendentes y promesas de esperanza

Available on NOOK devices and apps  
  • NOOK Devices
  • NOOK HD/HD+ Tablet
  • NOOK
  • NOOK Color
  • NOOK Tablet
  • Tablet/Phone
  • NOOK for Windows 8 Tablet
  • NOOK for iOS
  • NOOK for Android
  • NOOK Kids for iPad
  • PC/Mac
  • NOOK for Windows 8
  • NOOK for PC
  • NOOK for Mac
  • NOOK Study
  • NOOK for Web

Want a NOOK? Explore Now

NOOK Book (eBook)
$10.92
BN.com price

Overview

This new book by New York Times best-selling author and pastor, John Hagee, says the United States is heading into a “Perfect Storm.” Titanic. John F. Kennedy’s assassination. 9/11. John Hagee maintains that these American tragedies all have one element in common: they were unthinkable. And in the opening pages of his newest book, Can America Survive? Hagee uses these tragedies to prove two points: that the unthinkable can happen and, given the right conditions, the unthinkable can quickly become the inevitable.

In Can America Survive? Hagee asserts that the seeds for tragedy are once again being sown, evidenced by the disturbing economic, geopolitical, and religious trends that now threaten to dismantle the very nation itself. “Think it can’t happen?” Hagee asks in a theme repeated throughout the book. “Think again.” Indeed, Hagee presents alarming examples of recent events, current research, scientific evidence, and biblical prophecy that are gathering to create a “perfect storm” that could bring down the “unsinkable” United States of America including:

  • The U.S.’s negligent handling of Israel, and history’s evidence of the danger to any nation that challenges Israel’s God-mandated right to exist
  • The dangerous belittling of Iran’s nuclear threat by careless spy agencies—and the super-weapon that could stop the U.S. in its tracks instantly
  • The chilling biblical prophecy that confirms Iran as one of six countries that will form an Islamic military force “as a cloud to cover the land”
  • The real $2.5 trillion price tag of healthcare reform, the international currency shifts, and the national economic trends that are poised to bring about the death of the American dollar
  • The criminalization of Christianity around the world
Can America Survive? is not just a warning. It is a wake-up call and a rallying cry to Christian citizens everywhere to prevent the next unthinkable American disaster. After all, as Hagee points out, “those who do not remember the mistakes of the past are doomed to repeat them in the future.” Think it can’t happen? Think again.
Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9781451624229
  • Publisher: Howard Books
  • Publication date: 5/10/2011
  • Language: Spanish
  • Pages: 336
  • Sales rank: 831,890
  • Product dimensions: 5.40 (w) x 8.40 (h) x 0.90 (d)

Meet the Author

John Hagee
Pastor John Hagee is the founder and senior pastor of Cornerstone Church in San Antonio, Texas, a non-denominational evangelical church with more than 19,000 active members. He is the founder and chairman of Christians United for Israel. He is also the president and C.E.O. of John Hagee Ministries, which telecasts his national radio and television ministry throughout America and can be seen weekly in 99 million homes and in more than 200 nations worldwide.

John Hagee graduated from Trinity University in San Antonio, Texas, then earned his Masters Degree from North Texas University. He received his Theological Studies from Southwestern Assemblies of God University and an Honorary Doctorates from Oral Roberts University, Canada Christian College, and from Netanya Academic College in Israel. He is the author of twenty-two major books including two New York Times bestsellers.

Pastor John Hagee and his wife Diana Castro Hagee have been blessed with five children and twelve grandchildren.

Read More Show Less

Read an Excerpt

¿Sobrevivirá Estados Unidos?

UNO

¡Anatomía del desastre!


¿Dónde estabas el día en que John F. Kennedy fue asesinado en Dallas, Texas?

¡Si estabas vivo en el planeta Tierra, sabrías exactamente dónde estabas y qué estabas haciendo cuando Walter Cronkite se quitó las gafas negras espesas y le anunció a los Estados Unidos, “John F. Kennedy, el presidente de los Estados Unidos, ha muerto a la 1:00 pm hora estándar del centro.”

Hizo una pausa y volvió a mirar el reloj del estudio. “Hace treinta y ocho minutos aproximadamente.” El experimentado locutor perdió la compostura por un momento, hizo una mueca y se aclaró la garganta antes de informar que el vicepresidente Lyndon Johnson tomaría el juramento de su cargo para convertirse en el trigésimo sexto presidente de los Estados Unidos.

¡El corazón de Estados Unidos quedó destrozado!

Habíamos sido arrastrados al sueño de Camelot. Lloramos como una nación cuando Jackie entró en la rotonda del Capitolio con Caroline y besó el ataúd de John F. Kennedy cubierto por la bandera. Su cortejo de caballos negros que hacían cabriolas, sacó el ataúd de la Casa Blanca y del Capitolio por última vez, mientras que John-John le daba a su padre y a nuestro presidente un último adiós. ¡Fue un momento trágico y doloroso en la historia que Estados Unidos nunca olvidará! No hay mayor dolor del alma que vivir preguntándose por aquello que podría haber sido.

• • •

¿Dónde estabas el 9/11?

¿Qué sentiste al ver que los terroristas radicales islámicos secuestraron aviones de líneas aéreas comerciales y los utilizaron como misiles de la muerte al chocarlos contra las Torres Gemelas en la ciudad de Nueva York?

¿Qué sentiste al ver a tus compatriotas saltando desde cientos de pie en el aire para morir de una manera horrible y espantosa mientras intentaban escapar del infierno ardiente?

Cada persona era el padre o la madre de alguien, el amado esposo o la adorada esposa de alguien, el hijo o hija querida de alguien que nunca más volverá. Sus familias se han reunido siempre en los días especiales de celebración: el día de Acción de Gracias, Navidad, los cumpleaños y aniversarios, y miran sus fotos con dolor y angustia, sus ojos llenos de lágrimas al saber que la pesadilla del 9/11 nunca terminará en sus vidas.

¿Qué sentiste mientras observabas la implosión de las Torres Gemelas, un piso tras otro, y veías en unos pocos segundos el hormigón, el acero, y las vidas de tres mil compatriotas aplastadas en un monumento eterno de dolor y sufrimiento?

Los valientes bomberos de la ciudad New York se precipitaron en el infierno en llamas y dieron sus vidas tratando de salvar las de otros. “Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos” (Juan 15:13 NKJV).

Ellos lo dieron todo sin pensarlo. Ellos murieron y seguirán siendo por siempre héroes americanos. Nos ganamos la vida con lo que obtenemos de la vida, pero hacemos una vida con aquello que damos. Ningún hombre ha sido honrado nunca por lo que ha recibido. El honor es la recompensa por lo que ha dado. ¡Los bomberos de la ciudad de Nueva York lo dieron todo!

¿Te acuerdas de los ciudadanos estadounidenses corriendo aterrorizados por las calles de la ciudad de Nueva York, gritando mientras la enorme nube de polvo producida por la explosión de las Torres Gemelas invadía el aire y convertía un día radiante y despejado en la noche más oscura? Por primera vez desde que los británicos quemaron la Casa Blanca en 1813, habíamos sido atacados en el territorio continental de Estados Unidos, tierra de ciudadanos libres y hogar de valientes.

La ilusión de Estados Unidos de ser intocable por potencias militares extranjeras quedó destruida en un día por los agentes del Islam radical. ¡América nunca sería la misma!

No podía suceder . . . ¡pero sucedió!

LA TORMENTA PERFECTA

El 12 de abril de 1912, el Titanic navegaba las aguas heladas del Atlántico, tratando de establecer un récord de velocidad transatlántica. ¡Esa montaña de acero y genio de la mecánica había sido declarada “el barco insumergible!”

Minutos antes de que el Titanic chocara contra el iceberg, algunas de las personas más ricas y poderosas del mundo bailaron toda la noche, sin saber que el desastre era inminente y que el Ángel de la Muerte estaba a bordo. Ellos habría cambiado con mucho gusto su poder y su fortuna por un simple bote salvavidas, pero no había ninguno disponible para las más de 1.500 almas que se ahogaron en las gélidas aguas del Atlántico en aquella noche de catástrofe indescriptible.

Los demonios de la negación expulsaron a la agonía y al horror del célebre trasatlántico. Incluso después de chocar contra el iceberg y de hundirse el barco por la proa y de inundarse con toneladas de agua, el señor. J. Bruce Ismay, presidente de la compañía propietaria del Titanic, les prometió a sus poderosos pasajeros: “No se preocupen, todo está bien. Este barco es insumergible y de eso no hay la menor duda.”

Ese mensaje era tan deseado por las masas, que veinticuatro horas después de que el Titanic estaba en el fondo del océano, y veinticuatro horas después de que 1.522 almas habían pasado a la eternidad, los titulares en el periódico de Nueva York proclamaban: “Todos se han salvado después de la colisión del Titanic.”

Se recibieron telegramas que decían, “¡Todos los pasajeros del Titanic están a salvo!” Otro telegrama decía: “El Virginian está remolcando al Titanic hacia Halifax.” Hubo una negación total y completa de la realidad.

No podía suceder. . . . ¡pero sucedió!

El horror impensable se hizo realidad.

¡La pesadilla increíble era un hecho!

¿Cómo sucedió?

¿Por qué sucedió?

Porque una tormenta de errores humanos impulsados por los vientos de la complacencia y el exceso de confianza produjeron un desastre inenarrable.

En primer lugar, el conocido hecho de que no había suficientes botes salvavidas —porque se decía que el Titanic era “imposible de hundir”, lo cual resultó ser absolutamente falso— produjo la muerte de muchas almas.

En segundo lugar, no había nadie para recibir la señal de auxilio del Titanic cuando se estaba hundiendo, porque todos los barcos apagaban sus sistemas de telégrafo a medianoche. Esta ley marítima fue modificada inmediatamente después de la catástrofe del Titanic, de manera que todos los barcos que navegaban en el mar tuvieran un operador de turno veinticuatro horas al día.

En tercer lugar, si un barco hubiera estado cerca, de todos modos el Titanic no tenía luces rojas, las cuales eran la señal marítima internacional de “emergencia” o de “necesito ayuda.”

El Titanic sólo tenía bengalas de fósforo blanco utilizadas para muchas cosas, pero nunca para el peligro.

¡Piensa en ello!

Si hubieran tenido una sola bengala roja, el California, barco que estaba a menos de diez millas de distancia, podría haberlo visto. Podría haber llegado rápidamente a rescatarlo y no se habría perdido una sola vida. ¡Una bengala roja podría haber salvado 1.522 vidas!

En cuarto lugar, no había binoculares a disposición de los vigilantes en la gavia que observaban en la noche fría y clara en busca de cualquier señal de peligro. Cuando los vigilantes vieron el enorme iceberg con sus propios ojos, ya era demasiado tarde.

Con un par de binoculares, podrían haber visto el iceberg con mucho tiempo de antelación para que el trasatlántico se alejara del peligro y del acecho de la muerte segura bajo el agua helada. Unos binoculares podrían haber salvado 1.522 vidas.

Por último, era costumbre que todos los barcos midieran la temperatura del agua cuando estaban en esa parte del océano. El agua en el rango de 30 grados significa que los icebergs están cerca. La temperatura del agua se leía al dejar caer una bolsa de lona por la borda por la cuerda para medir la temperatura del agua con un termómetro. La temperatura del agua del mar se anotaba entonces en el libro de registros para que el capitán de la nave la viera. En las audiencias del Senado, se descubrió que la cuerda que sostenía la bolsa de lienzo fuera de la borda era demasiado corta y no llegaba hasta el agua del mar. Era demasiado corta porque era el barco más grande del mundo. La tripulación hizo un error de cálculo pequeño pero mortal.

El marinero encargado de medir la temperatura del agua de mar llenó la bolsa de lona con agua potable del barco. Cuando el capitán leyó el informe de la temperatura en el registro, no había absolutamente ninguna preocupación.

¡Piensa en ello!

Mil quinientas veinte y dos de las personas más poderosas de la tierra se podrían haber salvado si la cuerda hubiera sido lo suficientemente larga.

¿Por qué insisto en este punto?

Porque los Estados Unidos, que creía ser la nación más potente e “insumergible” sobre la faz de la tierra, está atravesando ahora por el escenario de la historia de una forma similar, en una tormenta impulsada por los vientos de la corrección política, los colapsos económicos que llevaron a la muerte del dólar, el rechazo a Israel, las maniáticas ambiciones nucleares de la dictadura teocrática en Irán, los diez signos proféticos que son la generación terminal que ahora se cumplen en la profecía Bíblica por primera vez en la historia del mundo, y el hecho real de que un futuro cercano, el planeta Tierra experimentará, en un día específico, el desastre ecológico global en el que un tercio de la humanidad morirá.

Los conceptos no son míos, sino de San Juan en la Isla de Patmos, en su libro el Apocalipsis.

Así que los cuatro ángeles que estaban preparados para la hora, día, mes y año, fueron puestos en libertad para matar a un tercio de la humanidad.

—Apocalipsis 9:15 NKJV

¿Crees que no puede pasar?

¡Piensa otra vez!

San Juan el Revelador confirma a sus lectores de todas las generaciones que le siguen hasta el final de los días . . .

“Estas palabras son fieles y verdaderas . . . Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro.”

—Apocalipsis 22:6–7 NKJV

Estados Unidos y la civilización occidental han hecho y están cometiendo una serie de graves errores que están empujando a los Estados Unidos del siglo XXI hacia el borde del abismo. ¡Se trata de mucho más que una crisis bancaria! ¡Se trata de mucho más que una simple crisis de crédito!

Se trata de una tormenta perfecta que se ha estado gestando durante varios siglos y que está a punto de explotar en toda su furia, afectando las vidas de cada persona en el planeta Tierra.

EN LA AGONÍA DE LA MUERTE Y EL NACIMIENTO

En Estados Unidos, estamos viendo la muerte del capitalismo y el nacimiento del socialismo europeo; estamos viendo la muerte del dólar debido a nuestra deuda titánica. ¡El nacimiento de la guerra nuclear en el Medio Oriente con un Irán nuclear cambiará el mundo para siempre!

Estamos viendo el nacimiento de un gobierno a la sombra de los zares que no responden al Congreso y escapan por lo tanto a la protección de la Constitución de los Estados Unidos. Este no es un gobierno de “Nosotros somos el pueblo.” Estamos viendo el nacimiento de un Nuevo Orden Mundial donde los países renuncian a su soberanía y siguen a un Zar Global que será el Nuevo César del mundo. La Biblia lo llama el Anticristo.

Con abundantes señales de peligro geopolítico y financiero, la palabra de negación absoluta que recibimos de Washington es “Todo está bien, Estados Unidos es una nación insumergible, entreténganse sentándose en cómodas sillas en la cubierta del Titanic, mientras sigue tocando la orquesta.”

¿Crees que no puede pasar?

¡Piensa otra vez!

Piensa en los siguientes hechos: nuestra reciente crisis de crédito reveló que la Reserva Federal, a quien nadie controla en los Estados Unidos, ha otorgado préstamos por $2.000.000.000.000 en el lapso de dos meses, pero no nos dicen a quien le prestaron el dinero. ¿Quién lo pidió? ¿Quién autorizó el préstamo? Ustedes, los contribuyentes de América, seguramente lo pagarán.

Estados Unidos ha dejado de ser un país productor y se ha convertido en un país consumidor. Piensa en lo que podría significar en un tiempo de guerra para nuestra defensa nacional cuando tengamos que conseguir lo necesario para defendernos de una nación o de naciones hostiles a Estados Unidos.

Hemos reducido intencionalmente el nivel de nuestra educación, ignorado nuestra historia, y ya no les enseñamos a nuestros estudiantes los principios fundadores de los Estados Unidos. Los estudiantes se gradúan sin saber leer, escribir, o hablar de forma inteligente. ¡Un porcentaje significativo de la población no termina la escuela secundaria, lo que une para siempre a las legiones de desempleados y pobres que serán esclavos del estado de por vida!

Estados Unidos vive bajo el puño de hierro de la tiranía judicial. Los jueces federales que no son elegidos por el pueblo actúan por encima de la voluntad del pueblo que vota en las urnas. No tenemos un gobierno “del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.” ¿Por qué no podemos tener el derecho a sacar a los jueces federales de sus cargos?

El profeta Isaías escribe:

“¡Ay de los que emiten decretos inicuos y publican edictos opresivos!.”

—Isaías 10:1 NKJV

¡El aborto es un decreto injusto!

Roe vs. Wade, ha hecho posible que 40 millones de niños hayan sido asesinados en el vientre de sus madres. La Madre Teresa dijo: “La nación que mata a sus fetos ha perdido su alma.” ¡Yo estoy de acuerdo con ella!

¡Piensa en esto!

Cuarenta millones de almas es un río de sangre que clama a Dios por justicia.

Entonces el Señor dijo a Caín: “¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra.”

—Génesis 4:9–10 NKJV

Una encuesta de CNN reveló que el 61 por ciento de los estadounidenses se oponen a que los contribuyentes financien el aborto. Pero por los comentarios de los mejores funcionarios de la Casa Blanca, sabemos que el presidente intervendrá detrás de bambalinas para asegurarse de que “ObamaCare” subvencione el aborto. (La encuesta también encontró que el 63 por ciento de los estadounidenses piensa que el aborto debe ser ilegal en la mayoría de los casos.)1 Déjame decirte por qué el Seguro Social está quebrado y permanecerá así. ¡Por el aborto!

Los Baby Boomers se están jubilando y no hay una “nueva generación” que pague las cuentas de la Seguridad Social. Ellos han sido liquidados con la proclama del “derecho a elegir.”

¡Esta ley infame que celebra la muerte sobre la vida será una de las principales causas de la muerte del dólar! ¿Por qué? Porque el capitalismo se nutre de la oferta y la demanda. ¡Si no hay demanda de un producto, los motores económicos de Estados Unidos se detienen!

¡Esto es un hecho! Cuarenta millones de estadounidenses no demandarán nuevas casas, autos nuevos, o educación universitaria. ¿Por qué? ¡Porque han sido asesinados a través del aborto!

Nuestras universidades y colegios están llenos de estudiantes reclutados de países extranjeros que no sienten amor ni lealtad por los Estados Unidos. Ellos provienen de la comunidad mundial con la mentalidad de “Un solo mundo.” A ellos no les importa si Estados Unidos le cede su soberanía a las Naciones Unidas; tenemos varios millones de esos estudiantes aquí. ¿Estás comenzando a ver el panorama general?

Hemos incorporado ACORN, una organización marxista, que corrompió el proceso político de elecciones justas y abiertas. Incluso después de tener grabaciones donde se les muestra educando a las prostitutas y a sus proxenetas sobre la manera de eludir los impuestos del IRS y de cómo manejar un prostíbulo con menores de edad, algunos congresistas norteamericanos defendieron a esta organización tóxica y corrupta. ¿Por qué tenían semejante interés en la preservación de ACORN?

¿Por qué pasó tanto tiempo para que alguien en el Congreso pidiera que el FBI hiciera una investigación completa?

Si no hay confianza en el proceso político mediante el cual elegimos a nuestros líderes, no puede haber confianza en el gobierno.

UNA NACIÓN DE CONSUMIDORES

Mucho antes de que Estados Unidos fuera fundado, los griegos decidieron que la democracia jamás podría funcionar. Su lógica era que una vez que los ciudadanos descubrieran que podían votar el dinero del tesoro público, sus números y demandas crecerían hasta superar a los productores financieros de cualquier democracia, produciendo la bancarrota del Estado. ¡Y nosotros estamos en exactamente esa situación! El estado de asistencia social tiene muchos más votantes que los que pagan impuestos para financiar las demandas de las legiones de la asistencia social.

La solución actual de Washington es gravar a los que trabajan día y noche para darles ese dinero a personas que son parásitos sociales, que pueden trabajar pero se niegan a hacerlo. Es una estafa donde los productores no pueden revertir la carga de los impuestos extremados porque los consumidores demandan más . . . más . . . más, y los miembros del Congreso, en su deseo por ser reelegidos, les dan más. ¿Qué ocurre cuando los productores dejan de producir? ¿Qué ocurre cuando Washington se queda sin el dinero de los demás para gastarlo?

Piensa en el hecho de que la ciudad de Nueva York tiene casi ocho millones de habitantes. La gran mayoría de todos los impuestos de esta ciudad de son pagados por menos de 45.000 personas. El New York Post informa que casi dos millones de neoyorquinos abandonaron el estado durante la última década. Salieron en busca de nuevos puestos de trabajo, impuestos más bajos y mejores oportunidades. En pocas palabras, el Estado se encuentra en una espiral de muerte económica auto-infligida, que no se resolverá recurriendo a los trucos habituales de Albany.

Cualquiera que pueda leer un periódico sabe que California está nadando en un océano de deudas.

Hemos llegado a un punto en nuestra economía nacional donde los consumidores superan en votos a los productores, haciendo que no sea posible un cambio del concepto socialista. Recuerda: el gobierno, que es lo suficientemente grande como para dártelo todo, también es lo suficientemente grande para quitártelo todo. No se puede cobrar impuestos para pretender alcanzar la riqueza. El socialismo ha fracasado en Europa y fracasará estrepitosamente en los Estados Unidos.

Estamos enfrentando una guerra nuclear en el Medio Oriente mientras que Irán amenaza con “Borrar a Israel del mapa” y luego lanza una serie de sofisticados ataques terroristas contra Estados Unidos a través de células que ya están aquí.

Nuestro presidente ha sido mucho más duro con Israel de lo que ha sido con Irán o Corea del Norte, que lanza misiles cuando quieren, o con Rusia, que ha engañado a Estados Unidos al abandonar el escudo de misiles europeo, o con Venezuela, cuyo líder, Hugo Chávez, nunca pierde la oportunidad de satanizar a Estados Unidos.

UNA VERDAD CLARA E INCONVENIENTE

¿Por qué somos tan duros con nuestro “único amigo en el Medio Oriente” mientras les pedimos disculpas por nuestra fortaleza a unas naciones que han jurado destruirnos? El 18 de noviembre de 2009, Los ciudadanos estadounidenses leyeron este llamativo titular: “Obama dice que la construcción de asentamientos israelíes en Jerusalén oriental es ‘peligrosa’.”

El presidente Obama calificó de “peligroso” que Israel planee agregar novecientas viviendas a un asentamiento judío en Jerusalén oriental que ya existe, una zona que los palestinos esperaban reclaman como su capital en ausencia de un acuerdo de paz con Israel.

El Primer Ministro Benjamín Netanyahu dijo que los permisos de construcción se habían concedido para la construcción de viviendas de lujo en un barrio de clase media-baja en Gilo.

El gobierno de EE.UU. ha criticado la decisión de ampliar el barrio, un punto de amarga discusión para los palestinos, que quieren que Jerusalén oriental, así como otros sitios sagrados para judíos, musulmanes y cristianos, sean parte de su capital en el futuro.2

Hay una verdad clara e inconveniente sobre Israel que Estados Unidos y Europa necesitan recordar. Esa verdad es la siguiente: Israel es una nación soberana y no es un estado vasallo de los Estados Unidos. No necesita la aprobación de la Casa Blanca ni del Departamento de Estado de EE.UU. para construir su capital. ¡Esa tierra le fue dada a Israel por la alianza entre Dios Todopoderoso y Abraham hace 3.500 años, y esa alianza sigue vigente hoy!

El presidente de los Estados Unidos no tiene autoridad para decirle al pueblo judío que no puede vivir en Jerusalén oriental, en su capital, y/o en Judea y Samaria, donde los judíos han vivido durante varios milenios.

EL DESASTRE INMINENTE DEL SISTEMA DE SALUD CONTROLADO POR EL GOBIERNO

Nuestro sistema de salud está quebrado, y el gobierno quiere tener el control total sobre tu futuro médico. Sólo para efectos de claridad, revisemos la trayectoria del gobierno de los EE.UU. en el manejo de las mega-corporaciones. Recuerda que el cuidado de la salud va a controlar el 20 por ciento de los ingresos de Estados Unidos. ¡Éste es un porcentaje ENORME!

• Medicare . . . ¡QUEBRADO!

• Medicaid . . . ¡QUEBRADO!

• Seguridad Social . . . ¡QUEBRADA!

• Amtrak . . . ¡QUEBRADO!

• Sistema de salud . . . ¡Adivina!

La columna de opinión del Dr. Jeffery Flier en el Wall Street Journal diagnosticó la legislación de la “reforma” al cuidado de la salud. He aquí algunos fragmentos clave:

A medida que la controversia se dirige hacia una conclusión en Washington, parece que las personas que están a favor de la legislación padecen una negación colectiva . . . En conversaciones con docenas de líderes en el cuidado de la salud y con economistas, he encontrado una opinión casi unánime de que . . . la última legislación . . . acelerará notablemente el gasto nacional en salud en lugar de frenarlo. Del mismo modo, casi todos están de acuerdo en que la legislación haría poco o nada para mejorar la calidad . . . Peor aún, la legislación socavaría cualquier posibilidad de una verdadera innovación . . . al regular excesivamente el sistema del cuidado de la salud . . . Hay lecciones importantes que aprender de la experiencia reciente con la reforma en Massachusetts. Allí, los seguros similares a los propuestos en la legislación federal aumentaron el gasto total.3

En caso de que estés dudando, el Dr. Flier no está en la nómina de pago de algunos “think tanks” de derecha: es el decano de la Escuela Médica de Harvard.

Si el gobierno toma el control del sistema del cuidado de la salud, puedes esperar largas demoras para recibir tratamiento médico. Recibo llamadas frecuentes de amigos en Canadá, donde reina la medicina socializada, pidiendo que les ayude para que puedan asistir a centros médicos de Estados Unidos.

Cuando tienes un cáncer mortal atacando tu cuerpo y llevas varios meses sin ser atendido en un hospital, eso equivale a una sentencia de muerte.

Recientemente, el sitio web del Wall Street Journal publicó dos columnas que exponen las contradicciones evidentes de la política de salud propuesta ante el Congreso.

En la primera columna, Peter Suderman señala que en nuestro sistema federal de gobierno, los estados han sido llamados “laboratorios de la democracia”, con libertad para probar “nuevos experimentos sociales y económicos sin riesgo para el resto del país.” Varios estados ya han experimentado con elementos claves de la política de salud propuesta, y los resultados no son buenos.

La segunda columna de Peter Suderman, titulada “La guerra de Obama a los especialistas”, era un análisis de cómo el plan de salud propuesto afectará a cualquier americano que sufra de enfermedad cardíaca, cáncer o cualquier enfermedad que requiera un especialista. Esto es lo que dijo Suderman:

Los demócratas están atacando sistemáticamente campos específicos de la medicina como la cardiología y la oncología . . . tratando de diseñar un sistema “más barato” para que el gobierno puede comprar el sistema de cuidados de la salud para todos . . . incluso si el precio es menor y hay formas menos innovadoras de prolongar y mejorar la calidad de vidas . . . el aumento de especialistas ha seguido los avances en la ciencia médica y la tecnología por más de cincuenta años. Los demócratas miran estos avances y sólo ven los costos, no los beneficios.

Se supone que los mercados deben determinar la composición de la fuerza laboral, y no imponer una economía médica extraída de Washington . . . Los estadounidenses podrían tener una visión diferente de la “reforma” al cuidado de la salud si entendieran lo que significa acabar con la medicina de más alta calidad.

Este es un punto muy importante que no puede ser ignorado. En 2009, el director de la Oficina de Presupuesto del Congreso le dijo al Congreso, “Al explicar por qué los costos de salud aumentaron en las últimas décadas, la mayoría de los analistas coinciden en que el factor más importante ha sido la aparición, la adopción y la amplia difusión de las nuevas tecnologías médicas y servicios”4 (el subrayado está en el original). ¿Queremos ahorrar dinero remontándonos a tecnología de los años setenta, al negar las resonancias magnéticas, las mamografías para las mujeres hasta que cumplan cincuenta años, y los medicamentos que salvan vidas al igual que las “economías de comando médico” socializadas de Europa?

El Washington Times ha señalado recientemente un estudio realizado por la Universidad de Pensilvania, que demuestra que en los ocho tipos de cáncer más comunes, los estadounidenses tienen índices de supervivencia mucho más altos que los europeos. El estudio señaló: “Para todos los tumores malignos, el 66,3 por ciento de los hombres tiene una tasa de supervivencia de cinco años en Estados Unidos. En Europa, es sólo del 47,3 por ciento. La tasa es del 63 por ciento para las mujeres en los Estados Unidos, pero sólo del 55 por ciento para las mujeres europeas.” ¡Las vidas representadas en estas estadísticas son la tuya y la mía!

Es tu vida la que está en juego en la “reforma” al cuidado de la salud que está siendo considerada actualmente en Washington, D.C.

¡NUESTRO EJÉRCITO SE ESTÁ DESMORONANDO!

¡Nuestras fuerzas armadas se están desmoronando! Estamos combatiendo en dos guerras, Irak y Afganistán, y nuestros motores económicos están fallando. El general Stanley McChrystal le ha pedido al presidente 40.000 soldados más en Afganistán, pero hasta la fecha, no se ha enviado a ninguno.

En noviembre de 2009, el mayor del Ejército de EE.UU. Nidal Hasan asesinó a trece soldados a sangre fría en Fort Hood, mientras gritaba “Allahu Akbar”, disparando su arma semi automática, e hiriendo a treinta más. Los suicidios de militares y los trastornos por estrés están desbordados.

¿Era el mayor Nidal Hasan un psicópata demasiado estresado, o era acaso un radical islámico-fascista que sólo estaba practicando su fe? En el capítulo 2, expondré catorce hechos relacionados con esta situación y dejaré que tú decidas.

¿Cuál es la solución?

¿Podría ser que muy pocos individuos están siendo obligados a hacer demasiadas cosas durante demasiado tiempo?

Los derechos y privilegios de los veteranos están siendo anulados, y el cuidado de nuestro personal militar se está realizando en instalaciones infestadas de ratas que son consideradas deficientes en los países del tercer mundo. Esta no es la manera de tratar a nuestros héroes. Esta no es la marca de la grandeza.

Al general McChrystal, quien fue designado por el Presidente Obama, se le atribuye la captura de Saddam Hussein y el asesinato de Abu Musab al-Zarqawi, el líder de Al-Qaeda en Irak. El general le dijo a David Martin, reportero de la CBS, que había hablado con el presidente una sola vez en setenta días.

Esta revelación se produce en medio de la explosiva publicación de un informe clasificado, el cual fue escrito por el general, quien dijo que la guerra en Afganistán “probablemente resultará siendo un fracaso” si no se envían más tropas el próximo año.

El ex embajador de EE.UU. ante las Naciones Unidas, John R. Bolton dijo que la falta de comunicación con el general era una señal de las prioridades equivocadas del señor Obama.5

MILES DE AGRICULTORES AMERICANOS ESTÁN SIN TRABAJO

Un retrato de nuestro suministro de alimentos puede verse en la televisión nacional cuando Sean Hannity de Fox News habla con miles de agricultores estadounidenses que están sin trabajo y no pueden producir en sus granjas porque el gobierno federal ha cerrado el agua, prefiriendo destinarla a un pez de dos pulgadas del cual se alimenta el salmón en el estado de Washington.

¡Piensa en esto!

Las granjas de California, que suelen ser verdes y exuberantes con todos sus vegetales, parecen ahora un desierto seco y árido. Los agricultores, que quieren trabajar, no pueden hacerlo porque los extremistas del medio ambiente creen que un pez de dos pulgadas tiene más valor que la vida humana.

¡Todo el que come tiene un interés en la agricultura! Reducir la agricultura generará una escasez de alimentos; la escasez de alimentos generará peleas por la comida, disturbios, y la ley marcial.

¡DESPIERTA, AMÉRICA!

¡Despierta, América! Todo esto no va a suceder en un futuro cercano . . . está sucediendo ahora mismo.

Debido a los impuestos y a muchos otros métodos para aumentar tus impuestos, la gente dejará de trabajar, trabajará menos, o le mentirá al IRS sobre sus impuestos para poder sobrevivir. No puedes gastar tu camino a la riqueza, y los impuestos apagan los motores de la economía de cualquier familia o nación.

En pocas palabras, la crisis económica actual de Estados Unidos fue causada por la generalización de la codicia en el gobierno y en Wall Street. Esa corrupción no ha sido corregida y no se puede legislar para que deje de existir. ¡Nuestro futuro económico es muy incierto!

¿Puede ser que la razón por la cual los cerebros financieros de Estados Unidos están anunciando que la crisis financiera ha terminado se deba a que ellos están en la gavia, mirando el futuro sin binoculares? Estados Unidos y el mundo están frente a un ataque terrorista islámico radical que podría hacer que el del 9/11 palidezca en comparación, o ante un ataque a varias ciudades de Estados Unidos que hará temblar simultáneamente los cimientos económicos de la nación.

LA PESADILLA DEL TERROR RADICAL ISLÁMICO

Recientemente, el FBI arrestó a terroristas radicales islámicos por fabricar bombas que serían detonadas en Denver, Dallas y Nueva York. Felicitaciones al FBI por sus excepcionales esfuerzos para mantenernos seguros.

La peor pesadilla para la comunidad de inteligencia se ha convertido en realidad: los musulmanes estadounidenses viajan al extranjero para ser entrenados en el arte del terror y regresan a casa y nos matan como un homenaje a su teología de la muerte. O engendramos musulmanes radicales como el mayor Hasan.

¡Piensa en lo impensable!

En un futuro próximo, un Irán nuclear, cuya obsesión es destruir por completo a Estados Unidos e Israel, tendrá el poder de hacer lo “impensable.”

El New York Times informa que:

Los israelíes han afirmado que habrá poco o ningún aviso antes de que Irán termine de construir armas nucleares, especialmente si Irán tiene instalaciones ocultas. Los funcionarios israelíes citan dos programas secretos en Irán, el Proyecto 110 y Proyecto 111, los nombres en clave para lo que se cree que son los programas de diseño de ojivas nucleares, dirigido por Mohsen Fakrizadeh.

Los funcionarios israelíes dicen en privado que el gobierno de Obama se está engañando al pensar que la diplomacia persuadirá a Irán para que abandone su programa nuclear. Incluso dentro de la Casa Blanca, algunos funcionarios creen que los esfuerzos diplomáticos del señor Obama serán infructuosos.6

Lo único que puede evitar el inminente ataque nuclear a Estados Unidos, Europa, e Israel, es impedir que Irán se convierta en una nación nuclear. La mejor manera de ganar una guerra nuclear es asegurarse de que nunca comience.

El gobierno de Estados Unidos actualmente no tiene la voluntad de presionar a Irán con la opción militar. ¿Es posible que Europa y Estados Unidos se hagan a un lado y permitan que Israel, uno de los países más pequeños de la Tierra, emprenda la misión imposible de salvarse de un holocausto nuclear y darle a la civilización occidental muy poco tiempo para resolver el problema?

¡Piensa en lo impensable! Piensa en un día en el futuro cercano, cuando puedas ver un titular llamativo en tu periódico: “¡Bombas nucleares destruyen siete ciudades americanas!”

Millones de muertos . . . reina el caos.

¿Crees que no puede pasar? ¡Piensa otra vez!

Paul L. Williams, un ex consultor del FBI sobre terrorismo, sostiene que estas siete ciudades son Nueva York, Miami, Houston, Las Vegas, Los Ángeles, Chicago y Washington, D.C. Él advierte que los ataques están planeados para ocurrir simultáneamente en las siete ciudades.

Paul Williams, indica que “hay pruebas empíricas de que al-Qaeda posee armas nucleares. Agentes británicos que se hicieron pasar por reclutas se infiltraron en campos de entrenamiento de al-Qaeda en Afganistán, en el año 2000. En otro caso, un agente de al-Qaeda fue arrestado en Ramallah con un arma nuclear táctica atada a su espalda.”7

Si tienes dificultades para creer que los escuadrones terroristas que tienen armas nucleares no serían detectados en los Estados Unidos, piensa en esto. Williams señala que no hay un escuadrón, si no al menos siete, y están trabajando con las mezquitas y centros islámicos. En los Estados Unidos, un juez federal no le dará a ningún agente del FBI o funcionario encargado de la aplicación de la ley una orden para allanar una mezquita o un centro islámico, ya que estos lugares aparecen como “lugares de culto.”8

Expertos de inteligencia creen que Irán ha desarrollado la tecnología para utilizar un pulso electromagnético (EMP), diseñado para ser usado contra los Estados Unidos en tiempos de guerra.

Esto es lo que hace el EMP: este pulso electromagnético no mata personas . . . sino electrones. En resumen, detiene toda forma de energía al instante y durante varios meses, tal vez por varios años. Esta es la forma en que podría ser usada contra Estados Unidos en caso de guerra.

Un satélite falso que sobrevuela a una altura de 280 millas sobre Estados Unidos, explota de repente en las Grandes Llanuras de los Estados Unidos, liberando varios kilos de plutonio enriquecido, y cubriendo a los Estados Unidos de América con rayos gama. En un instante, en una fracción de segundo, todo el poder eléctrico quedará suspendido durante varios meses.

Ni las luces ni el refrigerador de tu casa funcionarán. Cada gramo de alimento que tengas se pudrirá en el congelador. Tu auto no funcionará, ya que el motor se pone en marcha gracias a un proceso eléctrico. Los camiones no funcionarán, lo que significa que dejarás de recibir todo aquello que utilices en tu vida diaria. Todas las máquinas se detendrán. La radio y las estaciones de televisión saldrán del aire. Los aviones que estén volando se accidentarán debido a que sus sistemas electrónicos dejarán de funcionar. Los sistemas de misiles no podrán funcionar. Dejaremos de ser una superpotencia en una fracción de segundo.

El presidente no podrá comunicarse con los militares en el campo de batalla, porque los teléfonos no funcionarán. Las refinarías de Estados Unidos dejarán de funcionar. No habrá gas ni petróleo. No se podrá conseguir gasolina en las estaciones de servicio debido a que la gasolina sube de la tierra por medio de la electricidad. Las computadoras no funcionarán, lo que significa que las oficinas de las ciudades, los estados y del gobierno tendrán que cerrar. Habrá una escasez de alimentos y de combustible en pocos días a nivel nacional.

¿Crees que esto no puede pasar?

¡Los enemigos de la democracia están planeando esto ahora mismo! No es algo nuevo. Durante varias décadas se ha hablado de esto. Sólo ahora, los Estados delincuentes tienen la capacidad de utilizar esta arma, y esto sucederá a menos que sean detenidos por la fuerza.

¿Irán puede hacerlo?

Nuestro gobierno dice que sí. Irán está gobernado actualmente por una dictadura teocrática bajo la dirección de Ahmadineyad, quien estaría más que dispuesto a usar esas armas para destruir a Estados Unidos y a Israel.

El Informe del congreso dice: “Incluso misiles primitivos Scud podrían ser utilizados para este propósito (mantas electrónicas). Y los más altos funcionarios de inteligencia de Estados Unidos les recordaron a los miembros del Congreso que hay un exceso de estos misiles en el mercado mundial. Están siendo comprados y vendidos por unos 100.000 dólares cada uno.”9

¡Piensa en eso!

Esta nación grande, magnífica, e “insumergible” está tan técnicamente orientada que ha creado un talón de Aquiles obvio: la electricidad. Con un misil de 100.000 dólares disparado desde un submarino localizado a 200 millas del territorio continental y unas pocas libras de plutonio enriquecido que exploten en los Estados Unidos, todas las formas de electricidad se detendrían al instante y por varios meses. En un segundo, estaríamos viviendo de nuevo en el siglo XIX. Los expertos militares creen que Irán utilizará esta manta electrónica como el disparo inicial de una guerra nuclear.

El 9/11 demostró que el Islam radical tiene la voluntad de matarnos. Cuando Irán tenga armas nucleares, tendrá el poder de matar. Los titulares que podrías leer en un futuro cercano cambiarán el panorama global: IRÁN TIENE ARMAS NUCLEARES.

¿Crees que no puede pasar?

¡Probablemente ya ha sucedido!

En el capítulo siguiente, veremos que algunas personas muy confiables creen que así es . . . todo el mundo excepto Estados Unidos.

Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)