Transformado por la fe: Descubra los poderosos beneficios de la fe

Overview

¿A cuántas personas conoce que dicen creer en Dios . . . pero nadie lo sabría al examinar sus vidas? A pesar de sus buenas intenciones, su fe no ha causado un gran impacto en su propia vida ni tampoco en la de los demás; puede que asistan a la iglesia los domingos, pero Dios no parece hacer mucha diferencia los otros seis días de la semana. Quizás esto lo describe a usted, y está comenzando a darse cuenta de que el “antes de Cristo” de su vida se parece mucho al “después de Cristo.” ¿Es eso realmente lo mejor que tiene para ofrecer la fe en ...
See more details below
Paperback
$9.99
BN.com price

Pick Up In Store

Reserve and pick up in 60 minutes at your local store

Other sellers (Paperback)
  • All (5) from $5.18   
  • New (4) from $5.18   
  • Used (1) from $9.98   
Sending request ...

Overview

¿A cuántas personas conoce que dicen creer en Dios . . . pero nadie lo sabría al examinar sus vidas? A pesar de sus buenas intenciones, su fe no ha causado un gran impacto en su propia vida ni tampoco en la de los demás; puede que asistan a la iglesia los domingos, pero Dios no parece hacer mucha diferencia los otros seis días de la semana. Quizás esto lo describe a usted, y está comenzando a darse cuenta de que el “antes de Cristo” de su vida se parece mucho al “después de Cristo.” ¿Es eso realmente lo mejor que tiene para ofrecer la fe en Jesús?
El evangelista y conferencista Luis Palau ha encontrado personas de todos los ámbitos de la vida que creen en Dios, pero nunca han experimentado una transformación real que defina sus vidas. En Transformado por la fe Luis Palau ofrece una mirada realista y directa al mundo destrozado a nuestro alrededor, el verdadero poder redentor del evangelio y lo que significa para la vida de usted hoy. A través de dramáticas historias personales y una sólida perspectiva bíblica, Palau examina los cambios prácticos que llegan cuando una persona comienza a seguir las enseñanzas de Jesucristo y muestra cómo Dios puede tomar las cenizas de su vida y transformarlas en algo hermoso.

How many people do you know who say they believe in God but you’d never know it from looking at their lives? Despite good intentions, their faith isn’t life-changing or world-shaking; they may go to church on Sundays but God doesn’t seem to make much difference the other six days. Maybe this describes you, and you’re starting to realize that the “before” of your life looks a lot like the “after.” Is that really the best faith in Jesus has to offer?
International evangelist and speaker Luis Palau has encountered people from all walks of life who believe in God but have never experienced real, life-defining transformation. In Changed by Faith, he offers a gritty, up-close look at the broken world around us, the true redemptive power of the gospel—and what it means for your life today. Through dramatic personal stories and solid scriptural perspective, Luis looks at the practical changes that come when you begin to follow the teachings of Jesus Christ—and shows how God can take the ashes of your life and transform them into something beautiful. Tyndale House Publishers

Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9781414336237
  • Publisher: Tyndale House Publishers
  • Publication date: 5/25/2011
  • Language: Spanish
  • Pages: 256
  • Sales rank: 1,002,123
  • Product dimensions: 5.66 (w) x 8.23 (h) x 0.70 (d)

Read an Excerpt

POR LA FE TRANSFORMADO

Descubra los poderosos beneficios de la fe
By LUIS PALAUJAY FORDICE

TYNDALE HOUSE PUBLISHERS, INC.

Copyright © 2011 Luis Palau
All right reserved.

ISBN: 978-1-4143-3623-7


Chapter One

ESPERE MÁS

El convertible quedó con las ruedas para arriba, completamente destrozado en la autopista mojada por la lluvia en las afueras de Londres. Pedazos de neumáticos, escombros y marcas en el pavimento se veían detrás del automóvil por unos quince metros. Salía vapor del destrozado motor. El retorcido metal y los vidrios rotos crujían mientras el vehículo se balanceaba sobre el capó.

Grant, el conductor de diecinueve años de edad, había sido lanzado fuera del automóvil, y con el impacto voló sobre la barrera de la autopista. Yacía inmóvil e inconsciente sobre los arbustos del costado de la carretera. Aunque estaba magullado y golpeado, sus heridas no eran mortales. Brandy —su novia y la pasajera— no tenía la misma suerte. Como tenía puesto el cinturón de seguridad, había dado vueltas y se había golpeado mientras el vehiculo daba volteretas por la autopista. Ella murió antes de que el automóvil se detuviera.

Eso sucedió tres días antes de que cumpliera dieciséis años.

Yo recibí la noticia unas pocas horas después del accidente cuando me despertó la llamada telefónica de madrugada. Me restregué los ojos y tomé el auricular. Era mi buen amigo Bill, el padre de Grant, y me di cuenta de que estaba muy perturbado.

—Luis, es terrible —comenzó.

—Bill, ¿qué pasa? ¿Qué ha sucedido?

—Grant y Brandy tuvieron un accidente. Recuerdas a Brandy, ¿cierto?

—Por supuesto que recuerdo a Brandy. ¿Cómo está? ¿Cómo están ellos? Dime, ¿qué ha sucedido?

Bill vaciló. Me di cuenta de que estaba luchando para no llorar.

—Es algo muy malo, Luis. Grant está en el hospital. Pero Brandy ... Brandy murió.

—¿Qué sucedió?

—Luis, fue una estupidez. Los dos habían salido a dar una vuelta e iban camino a una tienda. Grant estaba conduciendo demasiado rápido en las montañas y comenzó a llover, la carretera se puso resbalosa y perdió el control del vehículo. Sucedió en menos de un segundo.

—Bill, lo siento mucho. ¿Qué puedo hacer?

—Ven, ven a Inglaterra.Te necesitamos aquí. La familia de Brandy te necesita. Su mamá preguntó por ti específicamente.

Yo no dije nada; todavía estaba tratando de asimilar las noticias.

—Ven y oficia el funeral, por favor —insistió—. Tú has tenido un papel muy significativo en la vida de Brandy. Y sé que es lo que ella hubiera querido.

—Por supuesto que iré, Bill.

Estaba a bordo de un avión hacia Heathrow, el aeropuerto de Londres, antes del fin de semana.

* * *

Mientras estaba en el avión, con el ruido de fondo de los motores, pensé en cuando conocí a la joven Brandy. Sucedió tres años antes, en una reunión de jóvenes en la que yo hablaría. Ella había llegado con su nuevo amigo, Grant, y tenía una sonrisa de oreja a oreja. Yo no sabía que su sonrisa ocultaba un mundo de dolor.

Aparentemente, a Brandy el mundo le sonreía. Era muy inteligente y bonita, y venía de una familia adinerada. Su padre era músico, y su madre trabajaba en la televisión. Y ahora ella tenía un apuesto novio que también venía de una buena familia. Su futuro se veía muy prometedor. Más tarde llegué a saber que su vida no era ni siquiera cerca de lo perfecta que ella aparentaba.

Mientras compartí mi mensaje aquel día, presentándoles a los jóvenes el desafío de que entregaran sus vidas a Jesucristo y permitieran que él convirtiera su polvo en algo hermoso, tuve la sensación de que le estaba hablando directamente a Brandy. Por cierto que al final de mi mensaje, cuando hice la invitación, ella estuvo entre los primeros que se pusieron de pie y se dirigieron hacia la plataforma —no caminando sino corriendo, con Grant siguiéndola detrás.

Me bajé de la plataforma y encontré a Brandy en la multitud. Me di cuenta de que quería hablar, y yo quería ofrecerle aliento y guía. Mientras nos sentábamos los dos junto a Grant, le formulé preguntas acerca de su vida, porque sabía que el mensaje le había llegado al corazón. Ahora, tres años más tarde, aún tenía fresca en la memoria su historia.

—Brandy, ¿qué es lo que tienes en el corazón?—le pregunté.

—Necesito ayuda.

—¿Qué quieres decir?

—Mi vida ... no es lo que jamás hubiera pensado que sería.

—Dime qué te pasa.

—Me siento muy sola. No me siento amada. Mis padres no se llevan bien, y están demasiado ocupados para mí. Ni siquiera vivo con ellos. No le importo a nadie.

Pude sentir el dolor debajo de la superficie.

—¿Por qué no vives con tus padres?

—Se divorciaron hace varios años y viven en zonas diferentes. Para ellos soy sólo una distracción. Me enviaron a vivir con mis tíos, así que sólo los veo de vez en cuando. Me siento insegura, y eso es sólo el principio. ¿Por qué es tan difícil la vida?

—Brandy, lo siento —le dije—. A veces así es la vida. Pero estás equivocada en cuanto a no importarle a nadie. Hay alguien a quien le importas. Hay una razón para tener esperanza. Tú has sido creada para más que esto.

Me di cuenta de que ella todavía estaba procesando mi mensaje, pero estaba comenzando a hacerle sentido.

—¿Vas a la iglesia, Brandy?

—No. Mis padres nunca han sido religiosos, y mis tíos son ateos.

—¿Has leído la Biblia alguna vez?

—No. Nunca.

—Entonces, ¿en qué crees?

—En realidad no sé. Pero su mensaje ... me hizo sentido.

—Brandy, hay alguien a quien le importas mucho. Hay alguien que quiere verte tener éxito. Él quiere darte un propósito, gozo y una vida realmente significativa. Se llama Jesús.

—No estoy segura —dijo.

—Lo sé; el mundo está lleno de dificultades, y tu vida no es perfecta. Tienes luchas y sientes dolor. Pero Jesús vino para vencer los problemas y el dolor del mundo. ¡Él vino para darte vida!

Durante los siguientes minutos, Brandy continuó expresando su dolor y sus luchas mientras Grant y yo tratábamos de consolarla. Estaba tan sola, tan quebrantada, tan desalentada. Quería una esperanza y necesitaba un nuevo comienzo. Anhelaba algo o alguien en quien pudiera confiar. Sus padres la habían defraudado. Sus tíos, aunque le habían abierto las puertas de su hogar, no siempre la apoyaban emocionalmente. Tenía muchas inseguridades, muchos recuerdos dolorosos y muchas preguntas sin respuesta. Y era todavía muy joven.

Finalmente, supe que era el momento de hacerle pensar. Mirándola directamente a los ojos, le dije:

—Brandy, ¿quieres que tu vida cambie? ¿Quieres ver éxito donde ahora hay fracaso? ¿Quieres un propósito verdadero y transformador en tu vida?

—Lo quiero más que nada en el mundo —dijo ella a punto de llorar.

—Entonces, dime, Brandy, ¿por qué pasaste adelante?

—Porque quiero conocer a Jesús.

Mientras continuamos hablando, yo estaba asombrado de su humildad, hambre y anhelo de aprender. Se podía ver que el mensaje la había conmovido. Y mientras le explicaba con más detalles lo que significaba seguir a Jesús como su Salvador, ella lo entendió perfectamente. Aquel día, Brandy le entregó su vida a Jesús y se convirtió en una nueva creación.

En los siguientes tres años, la vida de Brandy experimentó una transformación radical. Aun como una adolescente, vio a Dios obrar cosas poderosas. Ella se convirtió en una jovencita encantadora que alentaba a sus amigos, y su vida rebosaba de propósito, esperanza y gozo. No dejaba de hablar de Jesús, y tampoco dejaba de sonreír.

Aun sus padres vieron algo cautivador en Brandy. A medida que pasaba más tiempo con su madre y su padre, y las amistades de ellos de la alta sociedad, Brandy alentaba y bendecía a todos. La gente se sentía atraída hacia Brandy, y ella con rapidez les decía que la verdadera atracción era Jesús. Aun sus tíos —ambos ateos acérrimos— finalmente entregaron sus vidas a Jesucristo. Ambos me dijeron a mí personalmente que fue resultado directo de la vida y el testimonio de Brandy. La vida de Brandy había sido poderosamente transformada. No hay duda alguna de eso.

* * *

En el servicio fúnebre, la iglesia estaba repleta de músicos y estrellas de cine, alumnos de la secundaria, familiares, amigos y conocidos. Mientras yo estaba de pie al lado del ataúd y compartí sobre la vida de Brandy, estaba asombrado de cómo en tres cortos años esta dulce jovencita había tocado la vida de literalmente cientos de personas. Su vida había ido de dolorosa a poderosa. Ella y todos los que estaban a su alrededor habían visto que el polvo de su vida se había convertido en una corona. Su vida y su historia habían sido redimidas.

Esta jovencita logró más en esos tres años que mucha gente logra en toda una vida. Y su corta historia es un desafío para cada uno de nosotros. Brandy era un bebé en cuanto a su caminar espiritual pero fue fiel y Dios la usó de formas maravillosas.

Una corona en vez de polvo; el dolor convertido en poder; el rechazo, en gozo. Eso es algo que todos queremos. Y está a nuestro alcance.

Entonces, ¿por qué no vemos más de esta clase de vida?

¿Por qué no vemos más transformaciones radicales en la vida de las personas? ¿En nuestra propia vida?

¿Por qué no experimentamos una aventura más emocionante de fe y confianza, similar a la de Brandy?

A decir verdad, muchos de nosotros nos hemos convertido en creyentes cómodos. Vamos a la iglesia; creemos que lo que dice la Biblia es verdad; asistimos a la escuela dominical; tenemos las respuestas correctas y podemos citar los versículos bíblicos apropiados; pero de muchas formas nos hemos vuelto apáticos, somos creyentes que simplemente se sientan en las bancas de la iglesia. Otros han perdido por completo la confianza en la iglesia. Su fuego ha muerto y sólo les quedan brasas, y se han resignado a la conclusión de que la transformación profunda —que la Biblia promete— es algo que no se realizará completamente hasta que lleguen al cielo. Aunque entre tanto tal vez experimenten algunas pequeñas manifestaciones del poder de Dios, mayormente la vida es demasiado cruel y sus circunstancias son demasiado difíciles para ver que Dios está obrando activamente aquí y ahora.

* * *

Tal vez su problema sea una crisis de fe. Quizás sienta que sus circunstancias están tan fuera de control que sólo un absoluto milagro podría hacer alguna diferencia.

Bueno, es difícil imaginarse circunstancias más fuera de control que las situaciones que enfrentaron muchas personas a través de la Biblia. Leemos historias de mujeres enfermas, mendigos ciegos, padres que se sienten llenos de culpa, y aun asesinos y prostitutas. Se nos recuerda el poder de Dios cuando él toma a estas personas y transforma sus vidas en algo hermoso. La Biblia está llena de historias mucho peores que la nuestra ... gente que clamó el nombre del Señor y encontró sanidad, esperanza, aliento y una vida nueva.

Una historia que siempre me conmueve por su poder se encuentra en tres lugares en la Biblia (Mateo 17:14-20; Marcos 9:14-29; y Lucas 9:1-6, 37-43). Es la historia de un muchacho endemoniado y de un padre que luchaba con su fe.

Si conoce la historia, sabe que el joven había sido poseído por un espíritu malo desde niño. El padre había llevado al joven a algunos de los discípulos de Jesús para ver si podían expulsar el demonio, pero ellos no lo pudieron hacer —aun cuando Jesús específicamente les había dado el poder y la autoridad para sanar.

Cuando Jesús finalmente llegó al lugar, el padre, a quien ahora ya no le quedaban otros recursos, le rogó a Jesús que sanara a su hijo. Y le dijo: "Maestro, traje a mi hijo para que lo sanaras.... Ten misericordia de nosotros y ayúdanos si puedes."

"¿Cómo que si puedo?," preguntó Jesús. "Todo es posible si uno cree."

Tan pronto como el padre se dio cuenta de su error, cayó al lado de su hijo a los pies de Jesús. Con lágrimas en los ojos y dolor en la voz, rogó humildemente: "Sí, creo, pero ayúdame a superar mi incredulidad!".

Después de eso, Jesús se volvió al muchacho, se arrodilló y oró. Con autoridad y poder reprendió al espíritu malo. Y en segundos, el muchacho fue sanado. La paz volvió al cuerpo del joven y la esperanza volvió a la escena.

* * *

Si usted es parecido a mí, cuando lee una historia como esa, se siente alentado. Se emociona al ver que Jesús se presenta para arreglar la situación y traer paz y sanidad al lugar. Después de todo, es lo que todos queremos. Es lo que soñamos en lo profundo de nuestro ser. Damos un suspiro de alivio cuando vemos que a Dios en verdad le importan nuestras circunstancias y que verdaderamente puede sanar, aun en medio de nuestra débil fe. Y se pregunta si él hará lo mismo ... algún día ... en alguna forma por usted.

Pero ahora vayamos a las preguntas difíciles: ¿Con cuánta frecuencia ha visto usted una situación que se desarrolló de esa forma en su propia vida? ¿Con cuánta frecuencia ha visto que Jesús se presentaba y hacía algo tan dramático? ¿Dónde estaba él cuando su amigo murió? ¿Por qué parecía estar distante cuando perdió su trabajo? ¿Por qué no detuvo el cáncer? ¿Dónde estaba su gracia cuando su cónyuge decidió irse? ¿Por qué permitió que perdiera su bebé?

No se trata de que usted no tenga fe. Al igual que Brandy, tiene fe de que Jesús vive. Al igual que el padre del muchacho, usted cree, por lo menos en parte, que Jesús puede tener un impacto en su vida. Sabe que él se está manifestando en el mundo. Cree en los milagros —pero en realidad usted nunca ha visto uno. Se pregunta por qué a veces Dios guarda silencio, y por qué usted no puede hacer uso de su poder para que obre en su propia familia, comunidad o circunstancias. Tal vez, se dice a sí mismo, Jesús no se ha manifestado todavía. Quizá su atención esté centrada en otro lugar —en Haití o la India o en algún lugar del África. Pero en su vida ... con sus circunstancias ... usted no la ve. Después de todo, ¿Jesús realmente está interesado en usted? ¿Tiene él poder y quiere tomar su polvo —su dolor— y convertirlo en algo hermoso?

Aun así, usted quisiera creer que el mismo propósito y poder que experimentó Brandy está a su disposición. De hecho, usted cree que es posible, pero lo quiere experimentar en su vida —ahora mismo. Al igual que el padre en la historia, cuando fue confrontado con situaciones difíciles, no puede sino decir las palabras: "¡Sí, creo, pero ayúdame a superar mi incredulidad!".

* * *

Por otro lado, tal vez usted ha llegado a ser una persona cínica. Cree que Dios existe y por lo menos tiene una comprensión vaga de quién es Jesús. Pero no acepta todo el bombo que se ha dado a los milagros de los tiempos modernos y a la transformación de la vida. Y francamente, no ve mucha diferencia entre algunos creyentes que conoce y otras personas. Por cierto que la fe en Jesús puede ser fantástica para otras personas, pero ¿qué tiene que ver esto con usted? ¿Por qué le debería realmente importar? ¿Y por qué debería someterse a esa clase de estilo de vida religioso? Tiene tantas limitaciones, tantas restricciones. Además, ¿es realmente real?

Dondequiera que se encuentre en el ámbito de la fe, estoy seguro de que alguna vez le ha cruzado por la mente el siguiente pensamiento: ¿Qué sentido tiene?. Se pregunta si la fe en Dios —o la confianza en Jesús y en su Palabra— en realidad puede marcar una diferencia en su vida diaria.

Todos tenemos épocas en que nos hacemos preguntas —nos preguntamos cuál es el propósito de todo. Hemos pasado por muchas pruebas. Hemos sentido el dolor, hemos luchado con la desesperación y nos hemos quedado preguntando por qué. Nos cansamos del ajetreo de la vida y también de nuestra aburrida vida. Desesperados, clamamos a Dios. Le pedimos a Jesús que se manifieste y traiga paz y liberación a la situación —que transforme nuestras vidas en algo verdaderamente significativo y poderoso. Y sin embargo, él parece guardar silencio. Nos quedamos preguntando: Jesús, ¿dónde estás? Jesús, ¿qué es lo que se me escapa?.

La apatía nos envuelve. La desesperación se apodera de nosotros.

(Continues...)



Excerpted from POR LA FE TRANSFORMADO by LUIS PALAUJAY FORDICE Copyright © 2011 by Luis Palau. Excerpted by permission of TYNDALE HOUSE PUBLISHERS, INC.. All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Table of Contents

Contents

Introducción....................vii
CAPITULO 1: Espere más....................1
CAPITULO 2: "Conócete a ti mismo"....................15
CAPITULO 3: Muchísimo mejor....................27
CAPITULO 4: Feliz y bendecido....................39
CAPITULO 5: Monstruos de depravación....................51
CAPITULO 6: El lugar donde de verdad se encuentra su autoridad....................67
CAPITULO 7: Corona en vez del polvo....................81
CAPITULO 8: Lo que dice la Biblia acerca de usted....................91
CAPITULO 9: La imagen de Dios....................109
CAPITULO 10: Emanuel: Dios con nosotros....................121
CAPITULO 11: Una nueva clase de rebelde....................141
CAPITULO 12: Embajador de Dios....................155
CAPITULO 13: Terapia de grupo....................169
CAPITULO 14: Más que conocimiento....................179
CAPITULO 15: Construyendo una ciudad....................189
CAPITULO 16: De regreso a la tierra prometida....................207
EPÍLOGO: Cuando llegamos al final de la cuerda....................221
Guía de estudio....................229
Acerca de los autores....................237
Notas....................239
Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)