Tratamientos con cristales

Overview

Esta obra de Judy Hall, autora del best seller La Biblia de los cristales nos ofrece un compendio muy útil de síntomas para poder identificar fácilmente el cristal idóneo para cada necesidad sanatoria, ya sea ésta mental, física, psíquica o espiritual, y nos muestra qué piedras pueden aportarnos vitalidad, abundancia, bienestar y equilibrar nuestros chakras. El libro constituye una práctica guía de primeros auxilios basada en los principios sanadores de los cristales, un método holístico de sanación, no invasivo,...
See more details below
Paperback (Spanish-language Edition)
$16.57
BN.com price
(Save 7%)$17.95 List Price

Pick Up In Store

Reserve and pick up in 60 minutes at your local store

Other sellers (Paperback)
  • All (5) from $11.94   
  • New (5) from $11.94   
Sending request ...

Overview

Esta obra de Judy Hall, autora del best seller La Biblia de los cristales nos ofrece un compendio muy útil de síntomas para poder identificar fácilmente el cristal idóneo para cada necesidad sanatoria, ya sea ésta mental, física, psíquica o espiritual, y nos muestra qué piedras pueden aportarnos vitalidad, abundancia, bienestar y equilibrar nuestros chakras. El libro constituye una práctica guía de primeros auxilios basada en los principios sanadores de los cristales, un método holístico de sanación, no invasivo, sin efectos secundarios. Adecuados también para niños y para animales, los cristales son asimismo beneficiosos para el medio ambiente y el hogar
Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9788497775328
  • Publisher: Obelisco, Ediciones S.A.
  • Publication date: 6/1/2009
  • Language: Spanish
  • Edition description: Spanish-language Edition
  • Pages: 155
  • Sales rank: 1,428,873
  • Product dimensions: 5.30 (w) x 8.20 (h) x 0.50 (d)

Read an Excerpt

TRATAMIENTOS CON CRISTALES

Una guía de la A a la Z con más de 1.200 síntomas y sus correspondientes cristales sanadores


By JUDY HALL

EDICIONES OBELISCO

Copyright © 2009 Ediciones Obelisco, S. L.
All rights reserved.
ISBN: 978-84-9777-532-8



CHAPTER 1

CONOCIMIENTO PRÁCTICO SOBRE LOS CRISTALES


¿Estás buscando remedios suaves y no invasivos para los malestares cotidianos? ¿Quieres primeros auxilios que funcionen con rapidez y no tengan efectos secundarios? ¿Has tenido alguna vez dolor de cabeza y te has preguntado cómo acabar con él sin medicamentos? ¿Has padecido un virus para el cual no existía un tratamiento médico? ¿Te has sentido deprimido e irritable, pero no has querido recurrir a píldoras adictivas? ¿Has sufrido estrés? ¿Tu hijo necesita un chupete que sea saludable y seguro? ¿Te has enojado y quisiste disipar tu enojo sin dañar a nadie?

¿Has descubierto que las enfermedades de vidas pasadas afectan a tu salud actual? ¿Tu alma necesita ánimos y tus chakras necesitan equilibrarse? ¿Estás buscando actitudes sanas y emociones positivas?

Los cristales son la respuesta, pero hasta hace poco tiempo era difícil asociar el remedio al síntoma experimentado.

¡Ahora, es más fácil!

Ya seas principiante en el mundo de los cristales o un sanador experimentado, esta guía te ayudará a encontrar exactamente lo que necesitas mediante un proceso mucho más simple de lo que parece a primera vista. Además, sólo necesitas unos pocos cristales para curar la mayoría de las dolencias comunes.


¿PARA QUÉ SIRVE ESTA GUÍA?

Esta guía asocia tu malestar al cristal que puede curarlo, ya sea un problema físico, emocional, mental o espiritual. Se trata de una guía de primeros auxilios más que de un curso de sanación con cristales, y se basa en principios sólidos que se han practicado durante milenios. Si bien la sanación con cristales no se ocupa en principio de malestares específicos, al formar parte de un sistema de base holística, los cristales pueden aliviar síntomas y, al mismo tiempo, tratan también el trastorno a niveles más sutiles, muchas veces sacando a la luz las causas subyacentes del malestar.

En las páginas que siguen encontrarás una lista alfabética de síntomas, junto con los cristales adecuados para aliviar tu enfermedad, ya sea semática, emocional, de la mente o del alma. También se incluyen cristales que conllevan una mejoría positiva en la energía, las actitudes, las emociones y otros ámbitos.


¿POR QUÉ SE INCLUYEN TANTOS CRISTALES?

En algunos casos, en esta guía se indican varios cristales para curar malestares. Esto se debe a que incluimos todas las posibilidades para darte la mayor cantidad de opciones y para que puedas utilizar cristales que tal vez ya tengas. Asimismo, te da la oportunidad de elegir los cristales que más se adapten a tu presupuesto y estilo de vida.


¿ES CARO?

Algunos cristales son más fáciles de encontrar y más económicos que otros (véase «Cristales para la salud» en pág. 14). Ciertos cristales pueden ser caros, especialmente las piedras más raras o de vibración más alta, pero puedes usar otras alternativas. No es necesario adquirir piedras preciosas, por ejemplo. Una esmeralda o un rubí opaco rodado pueden ser tan eficaces como una gema con muchas facetas y cuestan muchísimo menos. La sección «Encuentra tu tratamiento » (pág. 20) te indicará cómo seleccionar exactamente la piedra más adecuada para tu propósito, ya sea en la tienda de cristales o entre las de tu propia colección. En las páginas 47-50 encontrarás las instrucciones para crear remedios con cristales, una forma de energía de cristales que se asimila fácilmente, y en las páginas 41-46 se indica cómo colocar los cristales para obtener una salud óptima.


¿DÓNDE DEBO COMPRAR LOS CRISTALES?

Los cristales se consiguen fácilmente en tiendas o a través de internet. Al elegir un cristal, recuerda que las apariencias no lo son todo. Un trozo amorfo puede ser igual de eficaz, o incluso más, que una piedra hermosa. Si los compras a través de internet, asegúrate de escoger un proveedor fiable (encontrarás sugerencias al respecto al final de este libro) y de comprobar el tamaño de las piedras con cuidado. La ventaja de comprar cristales en una tienda es que puedes elegir el que sientes que es mejor para ti.


¿CÓMO SÉ CUÁL ES EL CRISTAL INDICADO PARA MÍ?

Se han subrayado algunos cristales, que son los que se recomiendan en particular para aquel malestar específico o para la curación general del órgano en cuestión, y una manera simple de identificar el cristal adecuado para ti o para otras personas es la radiestesia con péndulo o con los dedos (véase páginas 24–26). También véase la página 52 para ejemplos de cómo encontrar y usar el cristal adecuado.


¿TENGO QUE USAR UN TIPO ESPECIAL DE CRISTAL?

Puedes usar piedras en bruto, rodadas o facetadas, ya que todas tienen la misma energía sanadora, aunque cuanto más clara y pura sea la energía del cristal, mejor será el resultado. Esto no se relaciona de ninguna manera con el aspecto exterior del cristal. Se trata de cómo se siente y del poder que irradia, y pronto aprenderás a reconocer una piedra sanadora potente por la manera en que causa hormigueo al tocarla o por el calor que genera en la mano.

La sensación de las piedras rodadas sobre la piel es más agradable que la de las piedras en bruto, mientras que es mejor engastar las facetadas en plata u oro para usarlas durante largos períodos; sin embargo, algunas piedras necesitan estar en contacto con la piel (véase pág. 46).

Recuerda concentrar la energía de tu cristal antes de su uso y purificarlo después (véase págs. 27-33).

Un cuarzo claro con la punta sin mellar, junto con una piedra elegida de cada una de las gamas roja, amarilla, naranja, verde, azul y marrón de cristales, componen un equipo de primeros auxilios de cristales sanadores excelente y económico.


¿TIENEN EL MISMO EFECTO TODOS LOS CRISTALES?

No todos los cristales tendrán el mismo efecto en todas las personas que los usen. Ciertas piedras tienen una vibración más sutil que otras, en particular las que se descubrieron más recientemente, como la petalita o la shattuckita. Estas piedras de vibración más tenue tienden a trabajar sobre los cuerpos sutiles que rodean al cuerpo físico, pero los mismos cuerpos físicos tienen distintos tipos de vibraciones. Si alguien practica yoga, tai chi chuan, sanación o meditación con regularidad, por ejemplo, sus vibraciones serán más etéreas que las de alguien que no ha hecho trabajo espiritual alguno. Además, las actitudes y emociones habituales afectan al cuerpo físico profundamente. Por ende, para distintos tipos de cuerpos serán apropiadas diferentes vibraciones de cristales. La manera más sencilla de encontrar exactamente la piedra adecuada es mediante la radiestesia, ya sea con un péndulo o con los dedos.


¿LOS CRISTALES NECESITAN CUIDADOS ESPECIALES?

El poder de los cristales puede aumentarse muchísimo si se tratan con respeto y se reconoce que son seres poderosos, así como al enfocar sus energías en pos del mayor bienestar de todos los involucrados. Encontrarás instrucciones precisas para adecuar tus cristales a tu vibración es pecífica en la página 32, aunque pueden adaptarse a cualquier otra persona que vaya a usar el cristal. Si otra persona sostiene o trabaja con tus cristales, es de vital importancia que los purifiques después de su uso y los vuelvas a adecuar nuevamentea tu energía. También es buena idea purificar las piedras cada vez que tú mismo las usas (véase pág. 28).


CRISTALES PARA LA SALUD

Los cristales tienen una función importante en la prevención de las enfermedades y en mantener la salud, pero si enfermas, también son una herramienta sanadora suave, pero eficaz. Podemos definir sanación como el proceso de armonizar cuerpo, emociones, mente y espíritu. No implica necesariamente una cura, si bien es frecuente que se reduzcan las dolencias. La sanación con cristales es un proceso suave y no invasivo que genera equilibrio en todos los niveles y puede servir de apoyo a los sistemas internos de curación del cuerpo. El saber en el que se basa tiene sus raíces en la antigüedad, por lo que los conocimientos acerca de ellos se encuentran sustentados por miles de años de experiencia práctica.

Los cristales interactúan con el campo de energía humano para sanar, calmar, estimular o ajustar las energías dentro del mismo y devolver el equilibrio al cuerpo. Son beneficiosos para niños, animales, adultos y el medio ambiente. También operan sobre las actitudes, las emociones y la mente al infundir una sensación de bienestar, neutralizar la negatividad, disipar la depresión y ayudar a la coordinación, tanto mental como física. Una de sus funciones más importantes en la sanación consiste en volver a alinear los chakras y el sutil revestimiento de energía que rodea al cuerpo físico; otra consiste en lidiar con factores subyacentes al malestar: el efecto psicosomático de la mente y las emociones en el cuerpo.

Cómo hacen esto exactamente sigue siendo un poco misterioso a pesar de que se han usado con este propósito durante miles de años. De todas maneras, las explicaciones más importantes se centran en alrededor de tres aspectos: vibración, color y componentes minerales.


VIBRACIÓN

Cada cristal posee una vibración única que las personas sensibles pueden percibir, y la mayoría tiene una carga eléctrica que, aunque pequeña, puede medirse, junto con una estructura entramada interna que absorbe y transforma las energías tóxicas.

Prácticamente todos los cristales nacieron de las profundidades terrestres dentro del campo magnético de la Tierra, por lo que no es sorprendente que hayan absorbido su carga magnética y radiación estelar. Sin embargo, la manera particular en que cada tipo de cristal se desarrolló alteró sutilmente su carga magnética. Algunos se produjeron o modificaron por un gran calor o presión, otros se fueron produciendo de manera gradual a lo largo de miles de millones de años y uno o dos llegaron del espacio exterior. Cada célula del cuerpo humano también tiene una carga eléctrica y, cuando la carga de un cristal se acerca a una cé lula o al revestimiento biomagnético que rodea al cuerpo físico, equilibra suavemente la energía de esa célula o de dicho revestimiento corporal.


COMPONENTES MINERALES

Los cristales están constituidos por minerales específicos o combinaciones de minerales, y ya en el antiguo Egipto se reconoció la conformación química de las piedras y su efecto curativo, lo que forma la base del saber de la sanación con cristales. El peridoto, por ejemplo, también conocido como «esmeralda de los pobres» debido al color verde brillante que comparte con su homóloga más costosa, está compuesto por silicona, hierro y magnesio, mientras que la turmalina contiene hierro, boro, aluminio, litio, magnesio, potasio, silicona, sodio y oligoelementos que afectan al color; la turquesa es principalmente aluminio con cobre y hierro. Estos minerales, esenciales para la salud corporal y los procesos fisiológicos, penetran en el cuerpo en concentraciones diminutas (véase «Cristales para la salud», pág. 14) e influyen en la salud de manera sutil.

La kunzita, con su alto contenido en litio, tiene el mismo resultado que un tratamiento convencional de litio en dosis homeopáticas en el control de los cambios de ánimo del trastorno bipolar.

Es importante colocar o usar las piedras con importante contenido mineral en contacto con la piel y no sobre la ropa (véase lista en pág. 46).


COLOR

Desde hace miles de años se identificaron en el cuerpo humano centros energéticos llamados chakras. También se re conoce desde hace tiempo que si un chakra se en cuentra desequilibrado causa malestar, ya sea éste físico, emocional, mental o espiritual, dependiendo del chakra del que se trate. Cada chakra se corresponde con un color diferente: el raíz con el rojo, el sacro con el naranja, el del plexo solar con el amarillo y así sucesivamente (véase «Chakras», págs. 34-40); además, al ubicar un cristal del color adecuado sobre el chakra, éste vuelve a equilibrarse y alinearse.

Además, el color de la piedra también tiene una función en su efecto sanador. El color púrpura oscuro de la amatista, por ejemplo, es similar al del vino, y a esta piedra se la reconoce desde tiempos remotos por sus efectos desintoxicantes, por contrarrestar los efectos de los excesos y por levantar el ánimo. Las piedras rojas energizan y, paradójicamente, también calman al alejar el enojo y la discordia. Debido a su color rojo sangre, se las asoció tradicionalmente con hemorragias e inflamaciones. El azul se consideraba el color del cielo, con un efecto tónico que contrarrestaba los efectos de los espíritus oscuros. Las piedras amarillas se asociaban a los trastornos biliares, a la ictericia y al hígado; y se creía que el verde, tranquilizador, tenía un potente efecto sobre la visión cansada y con problemas.


CORRESPONDENCIAS ASTROLÓGICAS

Algunos cristales tienen correspondencias astrológicas que también datan de miles de años de antigüedad. El cristal está alineado con un planeta, o un signo del zodíaco, que rige a la parte del cuerpo en cuestión y que, por tanto, es beneficioso para su funcionamiento correcto, ya que atrae la energía celestial al plano físico. En Oriente se siguen usando gemas para corregir desequilibrios identificados mediante la carta astral. Aunque no es necesario que tengas en cuenta estas correspondencias, puedes beneficiarte del conocimiento astrológico que se ha incorporado a esta guía.


LO SEMEJANTE CURA LO SEMEJANTE

En la medicina naturista o herbolaria se utilizan plantas que corresponden a la «doctrina de las signaturas». Es decir, plantas que poseen un parecido con los órganos del cuerpo o tienen una similitud con una afección. En homeopatía se utilizan dosis mínimas de una sustancia que provocarían los síntomas que se están tratando si se usara en grandes cantidades. De manera similar, algunos cristales sanan a través de la apariencia o a través de la resonancia homeopática. Una forma particular de la magnesita, por ejemplo, luce exactamente como un cerebro y es excelente para las migrañas y la epilepsia, y el ágata dendrítica, con su apariencia de follaje ramificado, ayuda a los nervios y los vasos sanguíneos y es particularmente útil para afecciones como la degeneración capilar. Otros cristales sanan porque su contenido mineral penetra en el cuerpo como oligoelementos si milares a aquellos ya presentes en él o en la forma de resonancias homeopáticas. La malaquita puede aliviar la artritis, ya que transfiere pequeñas concentraciones de cobre al cuerpo. Sin embargo, la malaquita es una piedra tóxica y por eso debe utilizarse una piedra pulida, ya que la mayor parte del tratamiento sólo tiene lugar a nivel vibracional.


ENCUENTRA TU TRATAMIENTO

Muchas de las entradas de esta guía ofrecen una variedad de cristales a elegir para tratar una dolencia en particular. Si bien todas las piedras en la lista tienen el potencial de ayudar en esa dolencia, es crucial elegir el cristal apropiado para obtener el máximo beneficio y un alivio rápido. Algunos cristales poseen una vibración mucho más sutil que otros y ciertos trabajan en un nivel físico, mientras que otros operan más sutilmente: con frecuencia éstos sacan a la luz las causas subyacentes, lo que puede implicar la utilización de una serie de cristales.

Puedes descubrir que una piedra en particular te atrae instintivamente, y es posible que ya la tengas en tu colección. Si es así, prueba con ella primero. Si no funciona tan bien como quisieras, puedes escoger otra más apropiada mediante la radiestesia. También puedes recurrir a este método al comprar cristales de sanación, ya sea permitiendo que tus dedos escojan instintivamente la piedra correcta entre un grupo (generalmente la que los atrae) o mediante el uso de un péndulo o de los dedos. La radiestesia es un método excelente para seleccionar tus cristales, y, para este propósito, puedes utilizar un péndulo o los dedos. Ambos métodos usan la capacidad de tu conexión intuitiva entre mente y cuerpo para sintonizar con las vibraciones sutiles e influenciar tus manos. Una mente concentrada, confianza en el proceso, preguntas formuladas con cuidado y una intención clara contribuirán a la radiestesia y a tu sanación.


USO DE TUS CRISTALES PARA SANAR

La mayoría de los cristales puede colocarse sobre la ropa y dejarse en su sitio cerca de veinte minutos (véase págs. 41-46 para la colocación curativa y la pág. 26 para saber cómo averiguar mediante la radiestesia el tiempo que se debe aplicadar la piedra), pero muchos son particularmente beneficiosos cuando se colocan directamente sobre la piel. También puedes pegarlos con cinta adhesiva al sitio de aplicación, usarlos durante períodos más largos para sanaciones o prevenciones, mantenerlos en el bolsillo o ubicarlos alrededor de tu cama o habitación. También puedes aplicar remedios de cristales de manera externa o tomar remedios que actúen internamente. Estos remedios transmiten al cuerpo las vibraciones del cristal a un nivel sutil y son especialmente eficaces en casos de afecciones emocionales. Si tu cristal termina en punta, colócala en dirección a ti, o hacia abajo si está sobre tu cuerpo, para atraer propiedades curativas o reenergizantes; y dirígela hacia afuera o hacia arriba si está sobre tu cuerpo para deshacerte de residuos tóxicos o emociones.


RADIESTESIA

CÓMO FORMULAR LA PREGUNTA

Para elegir de manera exacta el cristal correcto para tu propósito y lograr el efecto más beneficioso, es esencial formular la pregunta de modo adecuado. Tus preguntas deben ser precisas, inequívocas y susceptibles de responderse con un «sí» o «no» directo. También es necesario formularlas con una intención seria. Un enfoque irresponsable o una pregunta frívola probablemente no revelarán beneficio duradero y hasta podría ser dañino, ya que los cristales son herramientas poderosas. Por eso, deben tratarse con respeto.

Tómate tu tiempo para prepararte para hacer la pregunta. Siéntate en la calma durante un momento, deja de pensar en el mundo exterior y calma tu mente. Formula tu pregunta de manera precisa y cuidadosa.


(Continues...)

Excerpted from TRATAMIENTOS CON CRISTALES by JUDY HALL. Copyright © 2009 Ediciones Obelisco, S. L.. Excerpted by permission of EDICIONES OBELISCO.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Table of Contents

Contents

PARTE I,
Conocimiento práctico sobre los cristales, 9,
Cristales para la salud, 14,
Encuentra tu tratamiento, 20,
Purificación y concentración de cristales, 27,
Los cristales y los chakras, 34,
Ubicación de los cristales para sanar, 41,
Remedios con cristales, 47,
Cómo utilizar esta guía, 51,
PARTE II,
Guía de síntomas, 57,

Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)