Tres metros sobre el cielo

Tres metros sobre el cielo

4.7 7
by Federico Moccia
     
 

View All Available Formats & Editions

En Roma, como en cualquier otra ciudad del mundo, los adolescentes quieren volar, buscan caminar “tres metros sobre el cielo”. Las chicas como Babi se esmeran en sus estudios, hablan del último grito en moda y se preparan para encontrar al amor de sus vidas. Los chicos como Step prefieren la velocidad, la violencia, el riesgo y la

Overview

En Roma, como en cualquier otra ciudad del mundo, los adolescentes quieren volar, buscan caminar “tres metros sobre el cielo”. Las chicas como Babi se esmeran en sus estudios, hablan del último grito en moda y se preparan para encontrar al amor de sus vidas. Los chicos como Step prefieren la velocidad, la violencia, el riesgo y la camaradería de las bandas. Pero todos ellos se implican en la vida como si cada segundo fuera el último. Pertenecen a mundos distintos y desean cosas distintas, pero tienen algo en común: el amor que les hará flotar y sostenerse, el amor que les hará encontrarse y cambiar: ellas se volverán más salvajes; ellos más tiernos. Mientras, allí abajo, la vida real ya les reclama.
 
Tres metros sobre el cielo es una comedia romántica y un retrato de la efímera adolescencia. Publicado por primera vez en una edición mínima pagada por el propio autor, fue fotocopiado una y otra vez, y circuló de mano en mano hasta que al fin se reeditó, convirtiéndose en un espectacular éxito de ventas.

Editorial Reviews

You might think of Tris metro sobre el cielo (Three Meters Above Heaven) as a modern day Romeo and Juliet or West Side Story, but you would be missing its freshness. Its tale of two Italian teenagers who seem to share only a zest for love possesses an authenticity all its own. Babi, the girl, is studious, both in her schoolwork and her attentiveness to new fashion trends. Step, on the other hand, is caught up in the camaraderie and spontaneity of gang life. Somehow, they find each other, fall in love, and sustain their soulful bond.

Product Details

ISBN-13:
9780307741998
Publisher:
Knopf Doubleday Publishing Group
Publication date:
06/14/2011
Pages:
416
Product dimensions:
5.15(w) x 8.01(h) x 0.88(d)

Related Subjects

Read an Excerpt

1

«Cathia tiene el culo más bonito de Europa.» El rojo grafito resalta con toda su desfachatez sobre una columna del puente de la avenida de Francia.

No muy lejos, un águila real, esculpida hace ya mucho tiempo, ha visto sin duda al culpable pero no hablará nunca. Un poco más abajo, como un pequeño aguilucho protegido por aquellas rapaces zarpas de mármol, está sentado él.

El pelo corto, casi al rape, a ras del peine y alto en el cuello como un marine, una cazadora Levi’s oscura.

El cuello levantado, un Marlboro en la boca, las Ray-Ban en los ojos. Tiene aire de duro, aunque no lo necesite. Una sonrisa preciosa, a pesar de que no sean muchos los que han tenido la suerte de poder apreciarla.

Algunos coches al fondo del paso elevado se han detenido amenazadores en el semáforo. Alineados como en una carrera, si no fuera por su variedad. Un Cinquecento, un New Beetle, un Micra, un coche americano no mucho más identificable, un viejo Punto.

En el interior de un Mercedes 200, un dedo fino de uñas diminutas y mordidas da un ligero empujón a un CD. Desde los altavoces laterales Pioneer la voz de un grupo de rock cobra vida de repente.

El coche se pone de nuevo en marcha, arrastrado por la corriente. Ella querría saber «¿Dónde está el amor?». Pero ¿existe realmente? Al menos tiene clara una cosa: le gustaría poder deshacerse de su hermana que, desde el asiento trasero, repite una y otra vez: «Pon el de Eros, venga, quiero oír a Eros».

El Mercedes pasa justo en el momento en el que ese cigarrillo, ya consumido, cae al suelo, empujado por un movimiento preciso de los dedos y ayudado por un poco de viento. Él baja los escalones de mármol, se arregla sus 501 y luego sube a la Honda azul VF 750 Custom. Como por arte de magia, se encuentra entre los coches. Su Adidas derecha cambia las marchas, retiene o deja ir el motor que, potente, lo impulsa como una ola en el tráfico.

El sol está ascendiendo en el cielo, es una bonita mañana. Ella se dirige al colegio, él todavía no ha ido a dormir desde la noche anterior. Un día cualquiera. Solo que ambos se encuentran en el semáforo. Y por eso ese día no será como los demás.

Rojo.

Él la mira. La ventanilla está abierta. Un mechón de pelo rubio ceniza descubre a trozos su cuello suave. Un perfil delicado pero decidido, los ojos azules, dulces y serenos, escuchan embelesados y entornados una canción. Tanta calma lo impresiona.

—¡Eh!

Ella se vuelve hacia él, sorprendida. Él le sonríe, parado junto a ella, sobre aquella moto, los hombros anchos, las manos demasiado morenas para aquella mitad de abril.

—¿Te apetece dar una vuelta conmigo?

—No, voy al colegio.

—Pues no vayas, disimula, ¿no? Te recojo ahí delante.—Perdona.

—La sonrisa de ella es forzada y falsa—. Me he equivocado de respuesta. No me apetece dar una vuelta con-tigo.

—Mira que conmigo te divertirías...

—Lo dudo.

—Resolvería tus problemas.

—Yo no tengo problemas.

—Esta vez soy yo el que duda.

Verde.

El Mercedes 200 acelera hacia delante dejando que se desvanezca la sonrisa descarada de él. El padre se vuelve hacia ella.

—Pero ¿quién era ese? ¿Un amigo tuyo?

—No, papá, solo un imbécil...

Algunos segundos después, la Honda se acerca de nuevo. Él se agarra con la mano izquierda a la ventanilla y con la derecha da un poco de gas, procurando no hacer demasiado esfuerzo, a pesar de que con aquel cuarenta de brazo no debería suponerle un gran problema.

El único que parece tener alguno es el padre.

—Pero ¿quién es ese inconsciente? ¿Por qué se acerca tanto?

—Tranquilo, papá, yo me encargo...

Se vuelve decidida hacia él.

—Oye, ¿no tienes nada mejor que hacer?

—No.

—En ese caso, búscatelo.

—He encontrado ya algo que me gusta.

—¿Se puede saber qué es?

—Ir a dar una vuelta contigo. Venga, te llevo a la Olimpica, iremos a todo gas con la moto, luego te invito a comer y te devuelvo justo a la salida del colegio. Te lo juro.

—Me parece que tus juramentos deben de valer bien poco.

—Eso es verdad —sonríe—, ves, ya sabes muchas cosas sobre mí, di la verdad, te gusto, ¿eh?

Ella se ríe y sacude la cabeza.

—Bueno, ahora basta —y abre un libro que saca de su bolsa Nike de piel—, tengo que pensar en mi verdadero y único problema.

—¿Cuál es?

—La interrogación de latín.

—Creía que era el sexo.

Ella se da la vuelta, enojada. Esta vez ya no sonríe, ni siquiera para bromear.

—Quita la mano de la ventanilla.

—¿Y dónde quieres que la ponga?

Ella aprieta un botón.

—No puedo decírtelo, mi padre está aquí.

La ventanilla eléctrica empieza a subir. Él espera hasta el final, antes de retirar la mano.

—Nos vemos.

No le da tiempo a oír su seco «No». Se ladea ligeramente hacia la derecha. Emboca la curva, reduce la marcha y adquiere potencia desapareciendo veloz entre los coches. El Mercedes continúa su recorrido, ahora más tranquilo, hacia el colegio.

—¿Sabes quién es ese? —La cabeza de la hermana se asoma de repente entre los dos asientos—. Lo llaman 10 y matrícula de honor.

—A mí me parece solo un idiota.

A continuación abre el libro de latín y empieza a repasar el ablativo absoluto. Repentinamente, deja de leer y mira hacia fuera. ¿Es realmente ese su único problema? Por descontado, no es el que dice ese tipo. Y, de todos modos, qué más da, lo más probable es que no lo vuelva a ver. Se concentra de nuevo en su libro. El coche gira a la izquierda, hacia el Falconieri.

—Sí, yo no tengo problemas y no lo volveré a ver.

No sabe, realmente, hasta qué punto se equivoca. Sobre ambas cosas.

Meet the Author

Federico Moccia nació en Roma en 1963. Trabaja como diseñador de escenografías para cine y teatro. Tres metros sobre el cielo, un libro de culto entre la juventud italiana, es su primera novela.

Customer Reviews

Average Review:

Write a Review

and post it to your social network

     

Most Helpful Customer Reviews

See all customer reviews >

Tres metros sobre el cielo 4.7 out of 5 based on 0 ratings. 7 reviews.
Anonymous More than 1 year ago
It was kinda boring , dragged a bit too long for me, I personally liked the movie better but the ending definitely bitter sweet. I personally loved the ending but the beginning and middle was not a huge fan of.
Anonymous More than 1 year ago
despues de leer el libro, quieres estar a tres metros sobre el cielo
Anonymous More than 1 year ago
Gracias
Anonymous More than 1 year ago
love it!!!!
Anonymous More than 1 year ago
Anonymous More than 1 year ago
Anonymous More than 1 year ago
No text was provided for this review.