Tres puntos de vista sobre el Rapto

Overview

This book explores three views on the Rapture—Pre; Mid; and Post-Tribulation.

Read More Show Less
... See more details below
Available through our Marketplace sellers.
Other sellers (Paperback)
  • All (1) from $162.99   
  • Used (1) from $162.99   
Close
Sort by
Page 1 of 1
Showing All
Note: Marketplace items are not eligible for any BN.com coupons and promotions
$162.99
Seller since 2014

Feedback rating:

(27)

Condition:

New — never opened or used in original packaging.

Like New — packaging may have been opened. A "Like New" item is suitable to give as a gift.

Very Good — may have minor signs of wear on packaging but item works perfectly and has no damage.

Good — item is in good condition but packaging may have signs of shelf wear/aging or torn packaging. All specific defects should be noted in the Comments section associated with each item.

Acceptable — item is in working order but may show signs of wear such as scratches or torn packaging. All specific defects should be noted in the Comments section associated with each item.

Used — An item that has been opened and may show signs of wear. All specific defects should be noted in the Comments section associated with each item.

Refurbished — A used item that has been renewed or updated and verified to be in proper working condition. Not necessarily completed by the original manufacturer.

Good
Buy with Confidence. Excellent Customer Support. We ship from multiple US locations. No CD, DVD or Access Code Included.

Ships from: Fort Mill, SC

Usually ships in 1-2 business days

  • Standard, 48 States
Page 1 of 1
Showing All
Close
Sort by
Sending request ...

Overview

This book explores three views on the Rapture—Pre; Mid; and Post-Tribulation.

Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9780829751826
  • Publisher: Vida
  • Publication date: 11/23/2009
  • Language: Spanish
  • Series: Puntos de Vista Serie Series
  • Pages: 272
  • Product dimensions: 5.30 (w) x 8.40 (h) x 0.80 (d)

Meet the Author

Stanley N. Gundry is executive vice president and editor-in-chief for the Zondervan Corporation. He has been an influential figure in the Evangelical Theological Society, serving as president of ETS and on its executive committee, and is adjunct professor of Historical Theology at Grand Rapids Theological Seminary. He is the author of seven books and has written many articles appearing in popular and academic periodicals. SPANISH BIO: Stanley N . Gundry es Vicepresidente Ejecutivo y Editor Jefe de la Corporacion Zondervan. Ha sido una figura influyente en la Sociedad Teologica Evangelica (ETS por sus siglas en ingles), habiendo servido como Presidente de la misma y trabajado en su Comite Ejecutivo. Es profesor adjunto de Teologia Historica en el Seminario Teologico de Grand Rapids. Tambienb es autor de siete libros y ha escrito numerosos articulos que han visto la luz en diversas publicaciones periodicas, tanto populares como academicas.

Gleason Archer Jr. received a PhD in Classics from Harvard University, an LL.B from Suffolk Law School and a Bachelor of Divinity from Princeton Theological Seminary. Early in his career, Archer served as assistant pastor at Park Street Church in Boston. In 1948 he became Professor of Biblical Languages at Fuller Theological Seminary in California and in 1965 Professor of the Old Testament and Semitics at Trinity Evangelical Divinity School in Illinois, where he later became an emeritus faculty member in 1989. He spent the remainder of his life researching, lecturing and writing. SPANISH BIO: Gleason Archer Jr. obtuvo un doctorado en la Universidad de Harvard, una Licenciatura en Derecho de la Escuela de Leyes de Suffolk y una Licenciatura en Divinidades de la Academia Teologica de Princeton. Comenzo su carrera como pastor asistente en la iglesia de Park Street en Boston. En 1948 inicio su carrera como profesor de Lenguajes Biblicos en la Academia Teologica Fuller en California y en 1965 paso a ser profesor del Antiguo Testamento y Semitica en la Escuela Evangelica Trinity en Illinois donde se convirtio en miembro emerito del cuerpo docente de la misma. Paso el resto de su vida dando conferencias, estudiando y escribiendo.

Read More Show Less

Read an Excerpt

TRES PUNTOS DE VISTA SOBRE EL RAPTO

PREMILENARISMO, MILENIARISMO O POSTRIBULACIONISMO

ZONDERVAN

Copyright © 2009 The Zondervan Corporation
All right reserved.

ISBN: 978-0-8297-5182-6


Chapter One

HISTORIA DEL DESARROLLO DE LAS POSICIONES SOBRE EL RAPTO

Richard R. Reiter

LA ERA DE LA CONFERENCIA BÍBLICA DEL NIÁGARA: 1878-1909

La Conferencia Bíblica del Niágara popularizó la doctrina premilenarista en los Estados Unidos. Unos pocos pastores y evangelistas se reunieron en privado para una semana de estudio de la Biblia y oración en 1875. En el espacio de tres años otros respondieron a las evidencias de vitalidad espiritual; la conferencia anual de verano se hizo pública. Los líderes hicieron hincapié en la renovación cristiana mediante el estudio práctico de la Biblia basado en una hermenéutica literal, una interpretación premilenaria de la profecía y un sentido marcado de que el fin de los tiempos estaba cerca. Confiaban en evitar la controversia al mostrar una camaradería interdenominacional, superar los prejuicios sectarios y fomentar la unidad entre los creyentes premilenaristas.

Esta era vio un cambio en la escatología premilenial. Desde 1790 hasta mediados de la década de 1870 la mayoría de los premilenaristas defendían el historicismo, y creían que algunos eventos en Daniel yla mayoría del Apocalipsis se referían a la era de la Iglesia. Encabezados por la Conferencia Bíblica del Niágara, un número creciente de premilenaristas adoptaron la perspectiva futurista, persuadidos de que la semana septuagésima de Daniel estaba en el futuro y aparecía descrita por completo en Apocalipsis 6-19. Aunque la mayoría de los líderes de Niágara sostenían la perspectiva futurista, ellos no excluyeron a los historicistas. Su declaración doctrinal de catorce puntos, adoptada antes de la conferencia de verano de 1878, instaba a los creyentes a estar listos para el regreso de su Señor. La sección 14 tenía que ver con la escatología corporativa, declarando: <<Este advenimiento personal y premilenial es la bendita esperanza que encontramos en el Evangelio y la cual deberíamos estar siempre esperando>>. Los textos de prueba de las Escrituras incluían Lucas 12:35-40 y 2 Tesalonicenses 2:3-8, pero no 1 Tesalonicenses 3:13-17. La declaración no era en específico dispensacional, porque no establecía un regreso de Cristo en dos etapas; sino que era más bien una declaración premilenaria general que bosquejaba una serie de creencias acerca de la Segunda Venida y dejaba espacio para todos los premilenaristas.

Más tarde, en 1870, apareció otra declaración importante, que de nuevo mostraba la perspectiva general que aceptaban los participantes de Niágara. La primera conferencia profética y bíblica general estadounidense en Nueva York aprobó cinco resoluciones que otras posteriores conferencias también adoptaron. El artículo 3 declaraba: <<Esta Segunda Venida del Señor aparece representada como inminente en todas partes en las Escrituras, y puede suceder en cualquier momento>>. Muchos lectores concluyeron que la posición pretribulacionista sostenida por muchos Hermanos de Plymounth en Inglaterra había sido adoptada por completo por la conferencia. El promotor más influyente del dispensacionalismo pretribulacional fue el predicador irlandés John Darby.

Sin embargo, si los artículos 2 y 4 se usan para la interpretación del artículo 3, entonces sugiero que se saque una conclusión distinta y más convincente. Esta conclusión queda reforzada por la evidencia de que Willis Lord, un premilenarista historicista, redactó las resoluciones. Tomado como un todo ellos asociaron todos los complejos sucesos apocalípticos con el regreso visible de Cristo a la tierra en poder y gloria. En el artículo 2 aparecen las expresiones <<regreso corporalmente visible a esta tierra>>, <<gloriosa epifanía>>, y <<esta bendita esperanza>> acerca del mismo evento del que se habla en el artículo 3. El artículo 4 menciona acontecimientos proféticos en una secuencia que no sería redactada por un dispensacionalista informado. Afirmaba que

solo en, y mediante su venida en poder y gloria llegarían a su cumplimiento las profecías concernientes al progreso del mal y el desarrollo del anticristo, los tiempos de los gentiles, y la reunión de Israel, la resurrección de los muertos en Cristo, y la transfiguración de sus santos vivos, y la inauguración del período de bendición milenial.

No aparecían distinguidas las dos etapas de la Segunda Venida. Y el término <<dispensación>> no se usó en el artículo 2.

Parece mejor reconocer que el dispensacionalismo se encontraba en su etapa inicial de desarrollo en los Estados Unidos. Parece que muchos de los premilenaristas usaban su vocabulario sin entender del todo sus argumentos ni darse cuenta de sus implicaciones. Esto es algo que se discutió. El probable que esta declaración acerca del evangelista D. L. Moody se aplique a otros:

Lo más que se puede decir es que Moody adoptó de los dispensacionalistas el concepto del regreso en cualquier momento y algo del vocabulario que esto conlleva. Pero no se puede demostrar que él hubiera pensando bien y expresado la distinción dispensacional entre un Rapto pretribulacional y un regreso postribulacional.

Las referencias a la <<dispensación>> en la resolución podrían deberse a su uso en la teología reformada. No todos los premilenaristas lo usaban en la misma forma que los seguidores de Darby en aquel tiempo.

También un hombre en el comité de resoluciones proveyó una réplica. Para su constancia la conferencia aprobó todas las resoluciones por unanimidad como un <<testimonio unido>>. Pasados quince años, cuando se debatían de forma abierta las diferencias sobre el arrebatamiento, el ministro reformado episcopal B. B. Leacock dio a conocer su desacuerdo. Afirmó que él nunca había sostenido el punto de vista de en-cualquier-momento porque él creía que una serie de señales proféticas tenían que cumplirse antes de la Segunda Venida. Pero que en la conferencia de 1878 había sido llevado ante el comité para presentar las resoluciones ya preparadas. Él no había protestado ni dimitido a causa de la presión de las circunstancias. Él ilustra la tensión que siempre existió en la conferencia en relación con el significado de <<inminente>>.

Entre los participantes de Niágara había tres definiciones diferentes de <<inminente>>. A. J. Gordon, pastor de la Iglesia Bautista de Clarendon Street en Boston, representaba la posición historicista más temprana. Él afirmaba que <<el siempre inminente regreso de Cristo del cielo>> promovía la piedad porque fomentaba <<el que sus siervos nos diéramos cuenta que podía aparecer en cualquier momento para vérselas con nosotros>>. Sin embargo, Gordon creía que la Biblia enseñaba que un largo período de apostasía separaba a la Primera de la Segunda Venida, un período oculto para los creyentes en los tiempos pasados pero revelado a los creyentes en los tiempos modernos mediante los símbolos y la cronología de Daniel y Apocalipsis. Por tanto, solo la generación última, que conocía que el largo intervalo se estaba acabando, estaba justificada sobre bases bíblicas para creer que Cristo podía venir a buscarles en cualquier momento. Segundo, algunos premilenaristas futuristas definían <<inminente>> en el contexto de su debate con el postmilenarismo, creyendo que el regreso inminente de Cristo significaba que las señales podían ser cumplidas y que Él podía regresar <<dentro del tiempo de vida de cualquier generación individual de creyentes>>. Y por último, los futuristas aferrándose al punto de vista pretribulacionista afirmaban que el <<inminente>> requería que <<la venida de Cristo a por sus santos era posible en cualquier momento>>.

Cuando estas tres definiciones diferentes de <<inminente>> son comparadas con las resoluciones de la conferencia profética de 1878, parece que solo Gordon, Lord, y otros historicistas podían ser completamente consecuentes con aquella declaración particular. Pero en aquel momento los futuristas no estaban conscientes de las tensiones que se estaban formando y que al final se convertirían en el centro de su debate sobre el tiempo del arrebatamiento. En este caso los postribulacionistas modificarían la definición de inminente como que se sería posible en cualquier momento y los pretribulacionistas mantendrían que el arrebatamiento para encontrarse con el Señor en el aire, no el posterior regreso glorioso de Cristo a la tierra, era el evento que era posible en cualquier momento.

Unos pocos años después de la conferencia de 1878, Robert Cameron, un pastor bautista canadiense que se había unido al comité de programa de Niágara, reestudio el tema del arrebatamiento. Abandonó el punto de vista pretribulacional por el postribulacional. Más tarde en una de las conferencias la constante reiteración de la idea de que Cristo podía aparecer en cualquier momento le irritó; él ahora creía que una amplia serie de sucesos profetizados estaba entre el tiempo presente y el Rapto.

Mientras asistía a una conferencia a principios de la década de 1880, Cameron instó al teólogo presbiteriano Nathaniel West, miembro fundador del grupo Niágara y un destacado teólogo histórico entre los premilenaristas estadounidenses, a que le diera seria atención a la perspectiva de en-cualquier-momento. West prometió hacerlo pero también declaró: <<Si encuentro que las Escrituras enseñan lo contrario de lo que se está enseñando en esta conferencia, no dudaré en cambiar y defender con energía la verdad". Mediante esta declaración West reconocía que el punto de vista de en-cualquier-momento dominaba en Niágara.

Aunque hay evidencias, en base a una disputa eclesiástica de unos pocos años después, que West tenía capacidad para una gran determinación e incluso intransigencia, Cameron ha exagerado la intensidad de la respuesta de West al asunto del Rapto en ese tiempo. Primero, Cameron recordó esta conversación crucial unos cincuenta años más tarde, después de una larga y con frecuencia áspera disputa en la que la mayoría de los premilenaristas estadounidenses rechazaron la posición que él había sostenido con West. También la evidencia interna que sacamos del tratamiento que dio West a los temas premilenaristas antes de 1892 lo presentan como un campeón del premilenarismo en oposición al postmilenarismo, no como un defensor ardiente del postribulacionismo con respecto al punto de vista del Rapto en cualquier momento.

Por ejemplo, en su amplio y erudito trabajo, The Thousand Years in Both Testaments [El Milenio en ambos Testamentos] (1889), él presenta a los premilenaristas estadounidenses la historia de la salvación, o Heilsgeschichte, perspectiva que fue desarrollada por eruditos alemanes tan reconocidos como Franz Delitzsch de Erlangen y Leipzig y J. C. K. von Hofmann de Erlangen. West trataba de demostrar <<el carácter orgánico y genético de la revelación y de la profecía>> o la <<estructura orgánica>> de la <<historia sagrada de la salvación>> como un resultado de la interpretación literal. Estos términos clave muestran su uso del enfoque de Heilsgeschichte, aunque él usó y combinó los términos de la teología dispensacional y el pacto con ello. La perspectiva de la postribulación estaba completamente incrustada en esta variante del futurismo; West no hizo de ello un asunto diferente hasta tres años más tarde. Este tono laborioso de West mostró su erudición, pero no causó ningún alejamiento del pretribulacionismo ni dispensacionalismo. Sin embargo, cuando él enseñó en el Instituto Bíblico Moody en 1891 persuadió al menos a un estudiante a que adoptara la perspectiva de la postribulación.

No obstante, fue West el que inició un acalorado debate dentro del premilenarismo mediante su andanada contra quince artículos de exégesis bíblica y teología histórica en The Episcopal Recorder, órgano oficial de la Iglesia Episcopal Reformada. Desde finales de 1892 hasta mediados de 1895 atacó con vigor el pretribulacionismo, etiquetándolo como <<la teoría de en-cualquier-momento>>. Para West el punto de vista integral de los profetas del Antiguo Testamento (en especial Daniel, <<el profeta de la historia universal>>), el Señor Jesús (en particular en su discurso del monte de los Olivos), Pablo (en especial en las epístolas a los Tesalonicenses), Pedro, y Juan (en lo fundamental en Apocalipsis) era en esencia el mismo. Al comparar a Jesús con Pablo, West afirmó que <<la misma serie de eventos y el mismo orden debe preceder a la misma parusía para la destrucción del anticristo. Esto pone la reunión de los elegidos, la resurrección, el Rapto y el juicio del anticristo en el mismo escenario que la parusía, sin ningún intervalo apreciable entre ellos. Nada es más cierto>>. West intentó refutar la noción pretribulacionista de que la doctrina de Pablo sobre el Rapto era una nueva revelación. Él dijo que Pablo había apelado a la enseñanza del monte de los Olivos de Jesús como <<un discurso del Señor>>. La propia clave de interpretación de West era la identidad de términos en ambos pasajes. Esta fue su aplicación del principio comúnmente sostenido de que las Escrituras interpretan a las Escrituras.

En su artículo sobre <<El apóstol Pablo y la teoría de en-cualquier-momento>> identificó el asunto teológico central separando a los postribulacionistas de los pretribulacionistas. Argumentó que sus oponentes usaron <<un postulado a priori falso, la fuente de todos sus errores en escatología, es decir, que ningún hombre puede observar a diario un evento ... si él sabe que cualquier otro evento debe precederlo!>> Usando esta premisa controladora los pretribulacionistas eliminaron el discurso del monte de los Olivos de la Iglesia, y a la Iglesia, de la Tribulación. Más tarde los proponentes de un Rapto en-cualquier-momento confirmarían el punto de vista de él sobre la importancia del asunto, pero rechazarían su evaluación del postulado. Además, West ridiculizó el pretribulacionismo por privar a la Iglesia de la Tribulación, cuando Pablo consideraba el sufrimiento por el nombre de Cristo <<como su más alto honor en la tierra>>.

La confrontación en torno a los asuntos doctrinales empeoró a causa del tono del West, que iba desde paternalista a condenatorio. Dado que su investigación refutaba la teoría de <<en-cualquier-momento>>, sus amigos <<evangélicos devotos, valientes y sinceros>> que lo <<reciben como verdad ... sin examinarlo a fondo>> deberían abandonarla. Toda la serie rezumaba crítica e irritación, un número de argumentos ad hominen y la etiqueta de <<equivocados>> para los pretribulacionistas. Estaba apareciendo dentro de la fraternidad del Niágara una actitud diferente, cosa que hasta esa fecha sus líderes habían evitado en sus publicaciones.

James H. Brookes, de St. Louis, presidente de la conferencia, publicó una breve respuesta a West a principios de 1894. Además de defender el pretribulacionismo, se refirió a la controversia sobre el Rapto entre los Hermanos de Plymouth británicos que había tenido lugar más de cincuenta años antes. Cuando West continuó con su bombardeo, Brookes publicó una serie ampliada, <<The Imminency of the Second Advent>>, escrito por George N. H. Peters, un ministro luterano de Ohio. Al parecer Brookes y Peters lamentaban este debate, no obstante, Peters dio a West una respuesta completa y firme. El deber le llevaba a influir sobre otros para <<permanecer fiel y firme en sus creencias bíblicas y en su actitud de vigilancia constante ... a fin de honrar el mandamiento claro y preciso dado por el Salvador>>. Dado que West había usado el lenguaje de expectativa constante varias veces, Peters concluyó que West había reconocido su razón. El lenguaje de la expectativa para Peters (pero no para West) impedía la intervención de cualesquiera eventos futuros entre el momento presente y el Rapto, una posición que él creía que habían sostenido los primeros padres de la Iglesia. Interponer eventos antes de la venida del Señor hacían que <<velar en el verdadero sentido de las Escrituras fuera una imposibilidad moral>>. Peters se basó sobre todo en el Artículo 2 de las resoluciones de la conferencia de Nueva York y en una serie de oradores de ls cónclaves proféticos de 1878 y 1886. Lo que él consideraba preceptos claros de las Escrituras tenía precedente sobre teorías de interpretación.

Peters no era un dispensacionalista pretribulacional; en algunos puntos se encontraba más cerca de West que de aquellos con los que estaba de acuerdo sobre el Rapto en-cualquier-momento. Por ejemplo, él apelaba directamente a los Evangelios, y en particular al discurso del monte de los Olivos, para su punto de vista de inminencia. Además, citaba a Brookes a tal efecto. En contraste con el punto de vista de la mayoría de los dispensacionalistas que decían que el discurso del monte de los Olivos no estaba dirigido a los cristianos, Peters argumentaba que los cristianos debían obedecer los mandamientos de Cristo. Como veía el Rapto como un favor especial para aquellos que estaban velando todo el tiempo, él defendía una doctrina de unos <<primeros frutos>> o un Rapto parcial. Aunque parezca irónico, estaba de acuerdo con West en que la Iglesia no estaba exenta por completo ni por necesidad de la Tribulación, pero para él el Rapto recompensaba la vigilancia: <<Temamos, no sea que suframos la pérdida de un bendito y glorioso traslado, un honor y gloria resultante, y nos veamos obligados a pasar a través de la última y espantosa Tribulación de la Iglesia>>.

(Continues...)



Excerpted from TRES PUNTOS DE VISTA SOBRE EL RAPTO Copyright © 2009 by The Zondervan Corporation. Excerpted by permission.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Table of Contents

Contents

Prefacio....................7
Richard R. Reiter....................9
Paul D. Feinberg....................49
Respuesta de Douglas J. Moo....................93
Respuesta de Gleason L. Archer....................109
Gleason L. Archer....................119
Respuesta de Paul D. Feinberg....................153
Respuesta de Douglas J. Moo....................165
Douglas J. Moo....................175
Respuesta de Gleason L. Archer....................219
Respuesta de Paul D. Feinberg....................229
Notas....................239
Índice de personas....................257
Índice de temas....................261
Índice bíblico....................265
Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)