Trilce

Trilce

by César Vallejo
     
 

View All Available Formats & Editions

El inconformismo político y social expresado en Los heraldos negros, adopta en Trilce un marcado sentido estético, o que constituía una de las vías de los poetas de las vanguardias latinoamericanas para manifestar su puesta en cuestión de unos valores tradicionales y unas instituciones generalmente opresivas para los individuos. Lo singular en…  See more details below

Overview

El inconformismo político y social expresado en Los heraldos negros, adopta en Trilce un marcado sentido estético, o que constituía una de las vías de los poetas de las vanguardias latinoamericanas para manifestar su puesta en cuestión de unos valores tradicionales y unas instituciones generalmente opresivas para los individuos. Lo singular en Vallejo es que, al mismo tiempo, rechaza abiertamente el cosmopolitismo asociado a las vanguardias en general. La ruptura estilística y el lenguaje complejo, de ecos herméticos y surrealistas, son rasgos de este libro, estudiado con entusiasmo por numerosos lingüistas desde la recuperación del poeta en los años cincuenta del siglo XX. Junto a este experimentalismo, Trilce ofrece también los rasgos más accesible y entrañables de su poesía, hecha de sensibilidad y hondo sentido de la solidaridad humana, abundante en referencias a lo familiar y a la sencilla vida cotidiana de los humildes. Muchos de los poemas de este libro fueron escritos en su estancia en la cárcel de Trujillo. La segunda edición se publicó en España, en 1930, con prólogo de José Bergamín y un poema de Gerardo Diego.

Read More

Editorial Reviews

Publishers Weekly - Publisher's Weekly
Vallejo's poetry combines excruciatingly personal emotions with imagery that at first appears facetious but turns out to be wordplay with a larger purpose. ``Hot bakery of my former biscuits, / pure egg yolk childlike innumerable, mother,'' begins one of many poems that mourn his mother's death; but it is himself he ends up lamenting, since ``everyone keeps charging us / the rent for the world where you left us / and the value of this everlasting bread.'' The 77 poems reflect upon the poet's dual Spanish and Peruvian Indian heritage in a dialect that mocks Spanish grammar with Incan idioms, plays on the similarities between words and tosses in medical terms (Vallejo attended medical school) to enhance the surreal effect. Seiferle's insightful introduction and footnotes serve as necessary maps to the book's political context--Vallejo's assertion of the Incan side of his identity--and intellectual strengths. The sensitive translation of an extremely difficult text in this bilingual edition commemorates the centennial of Vallejo's birth and the 70th anniversary of the book's original publication; ironically, it also coincides with the 500th anniversary of Columbus's discovery of America. (June)
Blake's Milton, Pope's Homer: for the poet the possessive is neither descriptive nor evaluative, but copulative, possessive. Clayton Eshleman earns his apostrophe.
Library Journal
Vallejo was born 100 years ago in a small mining town in north central Peru. Both his grandfathers were Spanish priests. His poetry has come to be highly regarded, and this last volume to be translated into English is considered his most difficult. In fact, when it came out in 1922, the critics were so hostile that soon afterward Vallejo left Peru permanently for Paris. Neither as romantic nor as bohemian as he had been in much of his poetry, Vallejo was here straining Spanish syntax, resorting to technical jargon and distorting typography, hyphenation, and punctuation to convey the harshness of a wide range of unsatisfied or unsatisfying thoughts touching on sexuality, loneliness, and death: ``Death on its knees pours forth/ its white blood that is not blood.'' Vallejo has been translated by the likes of James Wright, Thomas Merton, and Robert Bly, so Seiferle's renderings have a lot to live up to. Her edition would have been improved by a glossary of Vallejo's many ambiguous terms; in fact, there are an alarming number of lexical discrepancies. Appropriate for strong poetry and Latin American collections.-- Jack Shreve, Allegany Community Coll., Cumberland, Md.

Read More

Product Details

ISBN-13:
9788498974843
Publisher:
Red Ediciones
Publication date:
08/31/2010
Series:
Diferencias
Sold by:
Barnes & Noble
Format:
NOOK Book
Pages:
106
File size:
177 KB

Meet the Author

César Abraham Vallejo Mendoza (Santiago de Chuco, 1892-1938, París). Perú. Sus padres eran Francisco de Paula Vallejo Benítez y María de los Santos Mendoza Gurrionero. Fue el menor de once hermanos. Su tez mestiza se debe que sus abuelas fueron indias y sus abuelos sacerdotes gallegos. Sus padres querían dedicarlo al sacerdocio, lo que él en su primera infancia aceptó. Vallejo estudió en el Centro Escolar No. 271 de Santiago de Chuco, y desde abril de 1905 hasta 1909 hizo la secundaria en el Colegio Nacional San Nicolás de Huamachuco. En 1910 se matriculó en la Facultad de Letras de la Universidad Nacional de Trujillo y en 1911 viajó a Lima para estudiar en la Escuela de Medicina de San Fernando. Tras varios trabajos, Vallejo terminó en 1915 la carrera de Letras. En 1916 frecuentó la juventud intelectual de la "bohemia trujillana" y se enamoró de María Rosa Sandoval. En 1917 conoció a "Mirto" (Zoila Rosa Cuadra), pero el romance duró poco y al parecer César intentó suicidarse tras un desengaño. Poco después se embarcó en el vapor Ucayali con rumbo a Lima donde conoció a lo más selecto de la intelectualidad limeña. Llegó a entrevistarse con José María Eguren y con Manuel González Prada, a quien los jóvenes consideraban un maestro y guía. Asimismo, publicó algunos de sus poemas en la Revista Suramérica. En 1918 trabajó en el colegio Barros y tras la muere de su director, Vallejo se hizo cargo de la dirección del mismo. Luego, en 1919 fue profesor en el Colegio Guadalupe. Ese año ven la luz los poemas de Los Heraldos Negros, que muestran cierta influencia modernista. Su madre murió en 1918 y al volver a Santiago de Chuco Vallejo fue encarcelado durante 105 días, acusado de haber participado en el saqueo de una casa. En la cárcel escribió la mayoría de los poemas de Trilce y en 1921 recibió la libertad condicional. Entonces fue admitido otra vez en el Colegio Guadalupe. Con el dinero que le debía el Ministerio de Educación se marchó a Europa en el vapor Oroya el 17 de junio de 1923 y llegó a París el 13 de julio. En París hizo amistad con Juan Larrea y Vicente Huidobro; y tuvo contacto con Pablo Neruda y Tristán Tzara. En 1926 conoció a Henriette Maisse, con quien convivió hasta octubre de 1928. Fundó junto al poeta español Juan Larrea una revista mientras colaboraba con Variedades y Amauta, la revista de José Carlos Mariátegui. Por entonces profundizó en sus estudios de marxismo. En 1927 conoció a Georgette Marie Philippart Travers y ese año viajó a Rusia. Hacia 1929 mantiene sus colaboraciones con Variedades, Mundial y el diario El Comercio. En 1930 el gobierno español le concedió una modesta beca para escritores. Poco después viajó a la Unión Soviética para participar en el Congreso Internacional de Escritores Solidarios con el régimen soviético. Tras su regreso a París se casó con Georgette Philippart en 1934 y se integró en el Partido Comunista del Perú fundado por Mariátegui. En 1937 Vallejo y Neruda fundaron en España el Grupo Hispanoamericano de Ayuda a España en plena Guerra Civil. En 1938 trabajó como profesor de Lengua y Literatura, pero en marzo sufrió un agotamiento físico. El 24 de marzo fue internado padeciendo una enfermedad desconocida y murió en París el 15 de abril de 1938.

Read More

Customer Reviews

Average Review:

Write a Review

and post it to your social network

     

Most Helpful Customer Reviews

See all customer reviews >