Una vida perfecta: La historia completa del Señor Jesús

Overview

En este libro podrá leer las mejores noticias que ha recibido el mundo sobre la vida más importante de toda la historia —Jesucristo—. EnUna vida perfecta, el Dr. John MacArthur comparte la historia completa del Cristo eterno desde el Génesis hasta el Apocalipsis. Con Mateo como texto central, el Dr. MacArthur conjuga los evangelios y otras referencias bíblicas sobre Jesús en una sola historia que le ayudará a entender mejor las Escrituras y a crecer firme en la fe. Ningún otro conjunto de evangelios incluye ...

See more details below
Other sellers (Hardcover)
  • All (14) from $17.21   
  • New (12) from $17.19   
  • Used (2) from $19.73   
Una vida perfecta: La historia completa del Señor Jesús

Available on NOOK devices and apps  
  • NOOK Devices
  • Samsung Galaxy Tab 4 NOOK 7.0
  • Samsung Galaxy Tab 4 NOOK 10.1
  • NOOK HD Tablet
  • NOOK HD+ Tablet
  • NOOK eReaders
  • NOOK Color
  • NOOK Tablet
  • Tablet/Phone
  • NOOK for Windows 8 Tablet
  • NOOK for iOS
  • NOOK for Android
  • NOOK Kids for iPad
  • PC/Mac
  • NOOK for Windows 8
  • NOOK for PC
  • NOOK for Mac
  • NOOK for Web

Want a NOOK? Explore Now

NOOK Book (eBook)
$7.99
BN.com price

Overview

En este libro podrá leer las mejores noticias que ha recibido el mundo sobre la vida más importante de toda la historia —Jesucristo—. EnUna vida perfecta, el Dr. John MacArthur comparte la historia completa del Cristo eterno desde el Génesis hasta el Apocalipsis. Con Mateo como texto central, el Dr. MacArthur conjuga los evangelios y otras referencias bíblicas sobre Jesús en una sola historia que le ayudará a entender mejor las Escrituras y a crecer firme en la fe. Ningún otro conjunto de evangelios incluye tantas notas de estudio para ayudarle a develar el significado de cada versículo.

  • Explicaciones versículo a versículo de uno de los más importantes maestros y pastores de nuestro tiempo.
  • Cada versículo está ligado a Cristo desde el Génesis hasta el Apocalipsis.
  • Unión de los evangelios, testigo de la indefectibilidad de las Escrituras.
  • Versión Reina Valera 1960

Read the best news the world has ever been given about the most significant life in all history—Jesus Christ.InUna vida perfecta, Dr. John MacArthur shares with us the complete story of the Eternal Christ from Genesis to Revelation. Using Matthew as the base text, Dr. MacArthur blends the gospels and other biblical material about Jesus into one continuous story that will help you better understand Scripture and grow stronger in your faith. No other harmony of the Gospels includes such extensive study notes to help you unpack the meaning of each verse.

Features include:

  • Verse-by-verse explanations from one of the most important pastor-teachers of our time
  • Every verse connected to Christ from Genesis to Revelation
  • A harmony of the Gospels thatwitnesses to the inerrancy of Scripture
  • New King James translation
Read More Show Less

Product Details

  • ISBN-13: 9781602550452
  • Publisher: Grupo Nelson
  • Publication date: 2/4/2014
  • Language: Spanish
  • Pages: 480
  • Sales rank: 1,035,720
  • Product dimensions: 6.40 (w) x 9.30 (h) x 1.90 (d)

Meet the Author

John MacArthur es pastor y maestro de
Grace Community Church en Sun Valley, California; presidente del Master's
College and Seminary; y maestro destacado del ministerio mediático Grace to You. En más de cuatro décadas de ministerio, John ha escrito docenas de libros best seller, incluso la Biblia de estudio MacArthur, Doce hombres comunes y corrientes y Esclavo. John y su esposa, Patricia, tienen cuatro hijos casados y quince nietos.

Read More Show Less

Read an Excerpt

Una vida perfecta

La historia completa del Señor Jesús


By John MacArthur, Graciela Lelli

Grupo Nelson

Copyright © 2014 Grupo Nelson
All rights reserved.
ISBN: 978-1-60255-057-5



CHAPTER 1

Parte I | Anticipando al Señor Jesucristo


1. Jesucristo, el Creador preexistente y Salvador

Gn. 1:1; Jn. 1:1–5a; 1 Co. 8:6; Ef. 1:3–5; Col. 1:15–18; 2:9; 2 Ti. 1:9; Tit. 1:2; Heb. 1:1b–3a

GN En el principio creó Dios los cielos y la tierra. JN En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

1 CO [P]ara nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él[,] HEB a quien [Dios] constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder[,] COL es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.

Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten[.] JN En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. COL Porque en él habita dcorporalmente toda la plenitud de la Deidad[.]

EF Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, 2 TI quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos[. El] EF nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, TIT en la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos[.]


2. La caída de la raza humana en el pecado

Gn. 3:1–12; Jn. 8:44; 1 Co. 11:3b; 1 Ti. 2:14b; Stg. 1:13–15; Ap. 20:2b

GN Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho[.] AP [L]a serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, JN [fue] homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. GN [La serpiente] dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?

Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.

2 CO [L]a serpiente con su astucia engañó a Eva[.] GN Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió[.] 1 TI [L]a mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión GN y dio también a su marido, el cual comió así como ella.

Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales. Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto.

Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí. Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses? Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.

STG Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.


3. La maldición sobre la creación

Gn. 3:13; Sal. 90:10; 144:4; Ec. 1:2b; 3:20; 12:7; Ro. 8:2b, 20a, 22; Gá. 4:4–5; 1 Jn. 3:8b

GN Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí. Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida. Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.

1 JN Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. GÁ Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo ROla ley del pecado y de la muerte.

GN A la mujer [Dios] dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti. Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

RO Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó[. V] EC anidad de vanidades, todo es vanidad. RO Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora[.]

SAL El hombre es semejante a la vanidad; Sus días son como la sombra que pasa. EC [T]odo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo polvo.

SAL Los días de nuestra edad son setenta años;
Y si en los más robustos son ochenta años,
Con todo, su fortaleza es molestia y trabajo,
Porque pronto pasan, y volamos.


EC [Y] el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio.

GN Y llamó Adán el nombre de su mujer, Eva, por cuanto ella era madre de todos los vivientes. Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió.

Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre. Y lo sacó Jehová del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado. Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida.


4. La necesidad del hombre de un Salvador

Sal. 7:11; Is. 53:6a; 64:6; Ez. 18:20a; Ro. 1:18–21; 3:10–18, 23; 5:12, 18–19; 6:23a; 1 Co. 15:21; Ef. 2:1–3


RO Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que ano tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.

SAL Dios es juez justo,
Y Dios está airado contra el impío todos los días.
RO Como está escrito:
No hay justo, ni aun uno;
No hay quien entienda,
No hay quien busque a Dios.
Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles;
No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.
Sepulcro abierto es su garganta;
Con su lengua engañan.
Veneno de áspides hay debajo de sus labios;
Su boca está llena de maldición y de amargura.
Sus pies se apresuran para derramar sangre;
Quebranto y desventura hay en sus caminos;
Y no conocieron camino de paz.
No hay temor de Dios delante de sus ojos.


IS Todos nosotros nos descarriamos como ovejas[;] RO por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios[.] IS Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento.

RO Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. EZ El alma que pecare, esa morirá[,] RO porque la paga del pecado es muerte[.]

EF [Y tú] estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

RO Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida. Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos. 1 CO Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos.


5. La simiente prometida de Abraham

Gn. 12:1–3, 7; 22:1–18; Mt. 1:1; Hch. 3:24–26; Ro. 4:3; Gá. 3:16, 19b; Heb. 11:8–9, 17–19


GN Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

RO Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia. HEB Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba. Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa[.]

GN Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré. HEB Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía su unigénito, habiéndosele dicho: En Isaac te será llamada descendencia; pensando que Dios es poderoso para levantar aun de entre los muertos[.]

GN Y extendió Abraham su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo. Entonces el ángel de Jehová le dio voces desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único.

Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo. Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá. Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto.

Y llamó el ángel de Jehová a Abraham por segunda vez desde el cielo, y dijo: Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo; de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos. En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.

GÁ Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo. HCH Y todos los profetas desde Samuel en adelante, cuantos han hablado, también han anunciado [sobre] MT Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham—GÁ hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa[.] HCH Vosotros sois los hijos de los profetas, y del pacto que Dios hizo con nuestros padres, diciendo a Abraham: En tu simiente serán benditas todas las familias de la tierra. A vosotros primeramente, Dios, habiendo levantado a su Hijo, lo envió para que os bendijese, a fin de que cada uno se convierta de su maldad.


6. El Mesías venidero como profeta y rey

Gn. 49:10; Nm. 24:17b; Sal. 2:11–12; 72:2; 89:3–4; 110:1; Is. 7:14; 9:6–7; 11:1–2; 42:1; 52:13; Jer. 23:5–6; Dn. 7:13–14; Mi. 5:2; Sof. 9:9; Hch. 3:22–23; 10:42b–43; Ro. 1:2–3


HCH Porque Moisés dijo a los padres: El Señor vuestro Dios os levantará profeta de entre vuestros hermanos, como a mí; a él oiréis en todas las cosas que os hable; y toda alma que no oiga a aquel profeta, será desarraigada del pueblo.

IS Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.

SAL El juzgará a tu pueblo con justicia,
a tus afligidos con juicio.
GN No será quitado el cetro de Judá,
Ni el legislador de entre sus pies,
Hasta que venga Siloh;
Y a él se congregarán los pueblos.
NM Saldrá ESTRELLA de Jacob,
Y se levantará cetro de Israel[.]


IS Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces.

JER He aquí que vienen días, dice Jehová, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra. En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y este será su nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia nuestra.

MI Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.

IS He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones.

SAL Hice pacto con mi escogido;
Juré a David mi siervo, diciendo:
Para siempre confirmaré tu descendencia,
Y edificaré tu trono por todas las generaciones.


IS Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto[,] RO que él había prometido antes por sus profetas en las santas Escrituras, acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne[.] IS Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la dvirgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

ZAC Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna.

IS He aquí que mi siervo será prosperado, será engrandecido y exaltado, y será puesto muy en alto.

SAL Jehová dijo a mi Señor:
Siéntate a mi diestra,
Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies.


DN [H]e aquí con las nubes del cielo venía uno como un ghijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido.


(Continues...)

Excerpted from Una vida perfecta by John MacArthur, Graciela Lelli. Copyright © 2014 Grupo Nelson. Excerpted by permission of Grupo Nelson.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Read More Show Less

Table of Contents

Contents

Introducción, 13,
Parte I Anticipando al Señor Jesucristo, 17,
Parte II El principio del evangelio de Jesucristo, 33,
Parte III El principio del ministerio de Jesús, 67,
Parte IV De la Pascua del año 27 A.D. a la Pascua del año 28 A.D., 85,
Parte V De la Pascua del año 28 A.D. a la Pascua del año 29 A.D., 121,
Parte VI De la Pascua del año 29 A.D. a la Pascua del año 30 A.D., 199,
Parte VII El último viaje a Jerusalén para la Pascua del año 30 A.D., 330,
Parte VIII La semana de la pasión del Mesías en el año 30 A.D., 348,
Parte IX El aposento alto la noche antes de su muerte, 401,
Parte X Crucifixión, resurrección y ascensión, 433,
Parte XI Reflexiones del Nuevo Testamento sobre el evangelio de Jesucristo, 493,

Read More Show Less

Customer Reviews

Be the first to write a review
( 0 )
Rating Distribution

5 Star

(0)

4 Star

(0)

3 Star

(0)

2 Star

(0)

1 Star

(0)

Your Rating:

Your Name: Create a Pen Name or

Barnes & Noble.com Review Rules

Our reader reviews allow you to share your comments on titles you liked, or didn't, with others. By submitting an online review, you are representing to Barnes & Noble.com that all information contained in your review is original and accurate in all respects, and that the submission of such content by you and the posting of such content by Barnes & Noble.com does not and will not violate the rights of any third party. Please follow the rules below to help ensure that your review can be posted.

Reviews by Our Customers Under the Age of 13

We highly value and respect everyone's opinion concerning the titles we offer. However, we cannot allow persons under the age of 13 to have accounts at BN.com or to post customer reviews. Please see our Terms of Use for more details.

What to exclude from your review:

Please do not write about reviews, commentary, or information posted on the product page. If you see any errors in the information on the product page, please send us an email.

Reviews should not contain any of the following:

  • - HTML tags, profanity, obscenities, vulgarities, or comments that defame anyone
  • - Time-sensitive information such as tour dates, signings, lectures, etc.
  • - Single-word reviews. Other people will read your review to discover why you liked or didn't like the title. Be descriptive.
  • - Comments focusing on the author or that may ruin the ending for others
  • - Phone numbers, addresses, URLs
  • - Pricing and availability information or alternative ordering information
  • - Advertisements or commercial solicitation

Reminder:

  • - By submitting a review, you grant to Barnes & Noble.com and its sublicensees the royalty-free, perpetual, irrevocable right and license to use the review in accordance with the Barnes & Noble.com Terms of Use.
  • - Barnes & Noble.com reserves the right not to post any review -- particularly those that do not follow the terms and conditions of these Rules. Barnes & Noble.com also reserves the right to remove any review at any time without notice.
  • - See Terms of Use for other conditions and disclaimers.
Search for Products You'd Like to Recommend

Recommend other products that relate to your review. Just search for them below and share!

Create a Pen Name

Your Pen Name is your unique identity on BN.com. It will appear on the reviews you write and other website activities. Your Pen Name cannot be edited, changed or deleted once submitted.

 
Your Pen Name can be any combination of alphanumeric characters (plus - and _), and must be at least two characters long.

Continue Anonymously

    If you find inappropriate content, please report it to Barnes & Noble
    Why is this product inappropriate?
    Comments (optional)