×

Uh-oh, it looks like your Internet Explorer is out of date.

For a better shopping experience, please upgrade now.

Viajes por Filipinas: De Manila a Albay, De Manila a Marianas, De Manila a Tayabas (Complete)
     

Viajes por Filipinas: De Manila a Albay, De Manila a Marianas, De Manila a Tayabas (Complete)

by Juan Alvarez Guerra
 
Quietismo.--Fiebres termométricas.--D. Francisco.--Una carta y una visita.--Proyectos de viaje.--El Sorsogon.--Fisonomía del capitán.--Cubierta del Sorsogon.--Faenas de levar.--En marcha.--Bandera de saludo.--Bahía de Manila.--Naig.--Bataan.--Primer almuerzo.--Luís.--Monomanía francesa.--Dos mestizas y un fraile.--Razas.--Gustos y aficiones.--El puerto y la

Overview

Quietismo.--Fiebres termométricas.--D. Francisco.--Una carta y una visita.--Proyectos de viaje.--El Sorsogon.--Fisonomía del capitán.--Cubierta del Sorsogon.--Faenas de levar.--En marcha.--Bandera de saludo.--Bahía de Manila.--Naig.--Bataan.--Primer almuerzo.--Luís.--Monomanía francesa.--Dos mestizas y un fraile.--Razas.--Gustos y aficiones.--El puerto y la isla.--Cavite y San Roque.--Enriqueta y Matilde.--Costas de Tayabas.--La oración de la tarde.--Francés y vicol.--Fuegos artificiales.--Discreteos.--El cementerio protestante.--Promesa.--Sueño.--¡Fondo!--Tierra de Albay.

Son las cuatro de la tarde del tres de Octubre de 1879 ... 37° marca el centígrado, y doscientas y pico de muertes acusa la fúnebre estadística de la última semana, siendo originadas en su mayor parte por una fiebre que los médicos llaman no sé cómo, ni me importa, pero que yo le doy el nombre de fiebres termométricas, pues be observado que en casa donde un doctor aplica un termómetro, hay una baja en la vida, un pedazo de mármol menos en los talleres de Rodoreda, y una página más en los registros trienales de Paco.

El alquiler de cualquiera de los cuartos de los tres pisos que tiene la barriada de mi respetable Sr. D. Francisco, exige un pago adelantado de tres años; si al cabo de ese tiempo no se renueva el inquilinato, se hace el desahucio á golpe de piqueta, sin que nadie tenga derecho á quejarse, puesto que el casero, por boca de la Gaceta, tiene la magnanimidad de conceder un plazo de veinte días.

Product Details

BN ID:
2940015569193
Publisher:
Library of Alexandria
Publication date:
10/11/2012
Sold by:
Barnes & Noble
Format:
NOOK Book
File size:
579 KB

Customer Reviews

Average Review:

Post to your social network

     

Most Helpful Customer Reviews

See all customer reviews