52 maneras de prevenir la enfermedad cardiaca

52 maneras de prevenir la enfermedad cardiaca

Paperback(Reprint)

$9.99 View All Available Formats & Editions
MARKETPLACE
1 New & Used Starting at $1.99

Overview

Aprenda como reducir sus posibilidades de enfermedad cardíaca al usar las sugerencias practicas y fáciles que encuentra en este libro.

Product Details

ISBN-13: 9781602556324
Publisher: Grupo Nelson
Publication date: 05/31/2011
Edition description: Reprint
Pages: 160
Product dimensions: 5.50(w) x 8.50(h) x 0.50(d)

About the Author

Terry Shintani, MD, JD, MPH, KSJ* es médico, abogado, nutricionista, escritor, conferencista, presentador de radio y defensor de la comunidad. Shintani es mayormente conocido por sus planes de salud integral y por fundar los programas Eat More, Weigh Less Diet y Shintani Diet. Fundó la clínica en medicina integral e innovadora en el Departamento de Medicina Alternativa y Complementaria de la Escuela de Medicina, de la Universidad de Hawai.

Terry Shintani, MD, JD, MPH, KSJ* es médico, abogado, nutricionista, escritor, conferencista, presentador de radio y defensor de la comunidad. Shintani es mayormente conocido por sus planes de salud integral y por fundar los programas Eat More, Weigh Less Diet y Shintani Diet. Fundó la clínica en medicina integral e innovadora en el Departamento de Medicina Alternativa y Complementaria de la Escuela de Medicina, de la Universidad de Hawai.

Read an Excerpt

52 MANERAS DE PREVENIR LA ENFERMEDAD CARDÍACA


By TERRY T. SHINTANI J.M.T. MILLER

Grupo Nelson

Copyright © 2011 Grupo Nelson
All right reserved.

ISBN: 978-1-60255-633-1


Chapter One

COMPRENDA EL PROBLEMA

Nueve aviones jumbo a reacción Demos a la enfermedad cardíaca una perspectiva adecuada comparándola con otra causa de muerte. En la actualidad, las tragedias de aviones ocurren en algún lugar del mundo aproximadamente cada dos semanas. Usted ve los titulares.

Y cada vez que ocurre una de estas tragedias, la nación entera se activa al instante: ¿Cómo podemos prevenir estas muertes innecesarias? Es una preocupación legítima. Pero, ¿qué si absolutamente cada día del año chocase un 747 ... y ese choque pudiese evitarse? ¿Puede imaginarse el clamor público?

Y sin embargo, cada día del año las enfermedades cardíacas y vasculares matan al equivalente de la carga de pasajeros no de un jumbo sino de nueve aviones jumbo a reacción; y no sólo este año, sino el próximo y el que sigue y el que viene después. Así continuará hasta que al fin recuperemos nuestros sentidos e implementemos las muchas cosas que podemos hacer para prevenir esta tragedia que se conoce como enfermedad cardíaca.

El asesino número uno de Estados Unidos

De acuerdo con un informe sobre nutrición y salud del Ministro de Salud de Estados Unidos, la posibilidad de que usted muera debido a enfermedad cardiovascular supera ampliamente el cuarenta y tres por ciento. La enfermedad cardiovascular mata casi tantos estadounidenses como las demás enfermedades combinadas. Es más, hoy en día un solo aspecto de la enfermedad cardiovascular, la coronaria, es responsable de la cuarta parte de las muertes que ocurren en Estados Unidos.

Los costos personales y financieros En 1989, se estima que murieron 944,688 estadounidenses debido a la enfermedad cardiovascular (ECV). Eso representa una muerte cada treinta y dos segundos. Y la muerte sólo es parte de la tragedia. Alrededor de un millón y medio de personas sufren y/o mueren de ataques cardíacos al año. Casi quinientos mil más sufren apoplejías relacionadas con la ECV. Además, están las incontables horas de desdicha pasadas en cirugía, en dolorosa recuperación, en discapacidad, en tristeza familiar y en preocupación por el pago de las cuentas. El costo financiero que representó la ECV para nuestra economía y nuestro sistema de salud en 1992 alcanzó la cifra desconcertante de casi ciento nueve mil millones de dólares.

Para tener una idea del alcance del problema, mire a su alrededor. Estadísticamente, una de cada cuatro personas de las que ve ya tiene ECV y casi la mitad de las personas que conoce o conocerá morirá de esta enfermedad.

La buena noticia Desde un ángulo más positivo, ahora sabemos que la mayoría de los casos de ECV son prevenibles y/o tratables; eso incluye la forma más común de ECV, enfermedad de las coronarias/aterosclerosis, la enfermedad a la que nos dedicaremos en este libro.

Al fin se vislumbra el camino hacia una solución final y más completa. Sin duda, ya hemos progresado más en la lucha contra la enfermedad coronaria que contra cualquiera de las otras enfermedades degenerativas principales.

En las décadas de los años cincuenta y sesenta, la mortalidad debido a enfermedad coronaria alcanzó un pico. Fue alrededor de esa época que los investigadores comenzaron a comprender algunos de los aspectos más salientes de la enfermedad. En la década pasada, los cambios implementados mediante descubrimientos resultantes se van reflejando en las estadísticas. Las proporciones de enfermedad coronaria han mermado más de veinticinco por ciento y siguen bajando a medida que cada vez más gente aprende la verdad sobre las causas y medidas preventivas. Sin embargo, a pesar de la disminución, la enfermedad cardíaca es sin duda el asesino de estadounidenses número uno.

¡Detenga la epidemia! Podemos detener esta epidemia. Y podemos comenzar ahora, hoy. Los investigadores nos enseñan que lo único que debemos hacer es cambiar de estilo de vida y nutrición, y al cabo de pocos años se podría reducir el número de personas que mueren debido a enfermedades cardíacas y otras enfermedades cardiovasculares de casi un millón al año a una fracción de esa cantidad. En las últimas dos décadas, ya ha habido una disminución, así que sabemos que podemos marcar una diferencia. Es posible. Pero requerirá algún esfuerzo.

¿Qué puede hacer usted? Reducir las posibilidades de que usted o alguno de sus seres queridos sea víctima de esta plaga de la época moderna mediante una modificación de su dieta y estilo de vida. Esa tarea puede parecerle abrumadora, pero no se desespere. Siga leyendo y aprenderá lo que debe hacer para impedir el paso de esta plaga por su puerta y la de su familia.

Acerca de este libro Este libro está creado para que logre asimilar e incorporar una nueva medida preventiva cada semana del año. Si sigue los consejos que ofrecemos aquí, llevará a cabo la parte que le corresponde para encontrar la solución total a esta enfermedad que es la más devastadora de todas. Su parte de la solución puede comenzar ahora mismo con su corazón y su sistema circulatorio. En este mismo minuto, las fuerzas bioquímicas que obran en su cuerpo están determinando si usted será uno de los desafortunados o uno de los «afortunados». Créase o no, usted tiene control absoluto sobre la mayoría de esas fuerzas, sin importar la edad que tenga, sin importar cuán bueno o malo sea su estado de salud.

Podemos detener casi toda enfermedad coronaria. La pregunta es: ¿lo haremos?

¿Lo hará usted?

Chapter Two

ENTIENDA A SU CORAZÓN

Familiarícese Usted lleva dentro una de las maravillas más grandes del mundo. Es una máquina que bombea sin cesar, movilizando diariamente diecisiete mil litros de sangre que aproximadamente cubren una distancia de trescientos cuarenta y cinco mil kilómetros trescientos sesenta y cinco días al año. Tiene un sistema eléctrico que sin falla dispara un impulso unas treinta y ocho millones de veces al año con el fin de estimular el latido cardíaco, y hace esto año tras año, llueve o truene o relampaguee, sin descansar. No se recalienta ni genera ruido ni contaminación ambiental. Su ingeniero debe ser extraordinario para haber creado semejante maravilla. ¿Qué es esta creación asombrosa?

Exactamente en el interior del lado izquierdo de su pecho se encuentra un órgano muscular hueco que tiene más o menos el tamaño de su puño: su corazón. Si presiona esa área con su mano extendida, sentirá una pulsación rítmica o un golpeteo. Ese es su latido cardíaco. Su corazón late porque ciertos impulsos nerviosos estimulan ciertas fibras musculares, logrando que las mismas se contraigan, luego se expandan, se contraigan, luego se expandan, para bombear su sangre a cada célula, tejido y órgano de todo su cuerpo, proveyendo oxígeno, nutrientes y vida.

Su corazón debe ser fuerte para realizar este trabajo. Bombeará veinticuatro horas diarias, siete días a la semana, durante toda su existencia física. Impulsará sangre a través de kilómetros y kilómetros de conductos conocidos como arterias, vasos y capilares, a la vez que transportará también productos de desecho y dióxido de carbono de regreso a los pulmones u otras áreas donde se puedan expulsar.

Su sistema cardiovascular La palabra cardiovascular se compone de dos palabras griegas: cardio (kardia, que significa «corazón») y vascular (derivado del latín vasculum, que significa «vaso»). Denota el sistema completo del corazón humano y todos los vasos sanguíneos, arterias y capilares que suple él. El corazón está tan íntimamente relacionado con el funcionamiento de la sangre que la mayoría de la gente lo considera todo como un sob sistema. Este sistema se conoce también como el sistema circulatorio, y ambos términos se usan indistintamente.

Ahora sabe a lo que nos referimos cuando hablamos acerca de enfermedad cardiovascular. Básicamente se trata de cualquier enfermedad relacionada con el sistema cardíaco/sanguíneo. En la próxima sección, aprenderá los diversos tipos de enfermedad cardíaca. Existen muchos, y sus causas y tratamientos son variados. Pero el tipo de enfermedad a la que se referirá mayormente este libro es la aterosclerosis, el tipo más común de enfermedad cardíaca. Por cierto que hoy en día es responsable de un cuarto de todas las muertes estadounidenses. Y ahora sabemos qué hacer para prevenirla casi por completo. Entonces, ¿por qué mueren tantas personas?

Volvamos a observar el alcance del problema. Casi cuatro mil estadounidenses sufrirán hoy ataques cardiacos. Alrededor de un tercio de ellos serán fatales. Aproximadamente cuatro millones de personas en este país tienen el diagnóstico de enfermedad cardiovascular. Muchas más, la padecen, pero aún no lo saben. ¿Es usted, o llegará a ser, una de estas personas? La respuesta a esa pregunta depende de muchos factores y de lo que decida hacer al respecto. Ya ha dado el primer paso hacia el escape de esta catástrofe mediante el simple hecho de leer este libro. Si incorpora a su estilo de vida el consejo que encuentra aquí, ¡estará muy bien encaminado en lo que respecta a vencer de una vez y por todas las probabilidades!

Chapter Three

CONOZCA LA ENFERMEDAD CARDÍACA

El asesino número uno De los aproximadamente 759,400 estadounidenses que mueren cada año debido a enfermedad cardíaca, unos 500,000 mueren de aterosclerosis. Eso convierte esta enfermedad cardíaca en la asesina número uno en Estados Unidos. Cuando la mayoría decimos «enfermedad cardíaca», casi siempre nos referimos a la enfermedad cardíaca aterosclerótica. Pero existen otras formas de enfermedad cardíaca.

Otras enfermedades cardíacas La enfermedad cardíaca congènita incluye las enfermedades que las personas quizás padezcan desde su nacimiento, tales como problemas valvulares congénitos que ocurren cuando las válvulas no se desarrollan en forma normal. Es una frecuente causa de soplos cardíacos.

La enfermedad cardíaca infecciosa incluye las infecciones virales y bacterianas. Por lo general, las infecciones virales afectan el músculo cardíaco, y las bacterianas infectan la válvula provocando problemas como la endocarditis bacteriana.

La enfermedad cardíaca reumática es una colección de problemas cardíacos provocada por inflamación, la cual se presenta después de una infección causada por un estreptococo específico del tipo beta (ß-hemolítico) de grupo A.

La enfermedad cardíaca hipertensiva se produce por la necesidad de un trabajo forzado del corazón originado en la presión elevada del sistema sanguíneo. Por lo general, el corazón se engrosa debido al trabajo exagerado y a la larga genera la falla congestiva del mismo.

Hay otras formas de enfermedad cardíaca como la cardiomiopatía, la cardiomiopatía alcohólica y los tumores, entre otras.

Volvamos al asesino número uno Para cumplir Para cumplir con el objetivo de este libro, como dijimos antes, nos referimos casi exclusivamente a la enfermedad cardíaca aterosclerótica. Esta enfermedad resulta de la obstrucción de las arterias que alimentan al corazón y le proporcionan sangre, oxígeno y nutrientes. La causa principal de esta enfermedad es la acumulación de placas de colesterol en el interior de las arterias coronarias.

La acumulación de placas de colesterol ocurre a lo largo de muchos años y la obstrucción es muy gradual. Por eso es que generalmente no hay síntomas hasta que las arterias están bloqueadas casi por completo. Cuando las arterias se vuelven muy estrechas debido a la acumulación, se dificulta la entrada de sangre al corazón y es probable que los que lo padecen experimenten dolor en el pecho.

Cuando un médico determina que el dolor se debe a obstrucción de las arterias, el mal se denomina angina de pecho. El dolor puede ser en forma intermitente; la contracción de los vasos sanguíneos puede contribuir a que se sienta dolor de pecho cuando producen por breves períodos el cierre completo o casi completo de las arterias ya obstruidas.

A menudo, los bordes de las placas de colesterol son ásperas y allí se forman pequeños coágulos. Casi siempre estos desaparecen en forma natural mediante el mecanismo normal del cuerpo. Sin embargo, si la arteria está muy tupida, incluso un pequeño coágulo puede llegar a bloquear por completo el flujo de sangre a través de esa arteria. Cuando ocurre un bloqueo tan completo, se produce un infarto. El propósito de este libro es enseñarle cincuenta y dos cosas que pueden evitar que eso suceda.

Chapter Four

SEPA QUE NUNCA ES DEMASIADO TARDE

¿Se siente demasiado viejo para cambiar?

La sabiduría convencional nos dice que al envejecer, nuestros corazones simplemente se desgastan. No hay por qué intentar oponernos a esta realidad. Y es cierto que el riesgo de la enfermedad cardíaca aumenta con la edad. ¿Pero es necesario que sea así?

La respuesta es sí y no. Sí, es cierto que su cuerpo a la larga se desgasta y eso incluye su corazón. Pero no, no es necesario que se siente a esperar mientras su corazón inevitablemente se da por vencido mucho antes de que lo haga el resto de su cuerpo. La epidemia actual de enfermedad cardíaca se trata más de un factor de estilo de vida y dieta que de inevitabilidad fisiológica. Usted puede de manera activa y exitosa procurar un corazón saludable, todos los días de su vida.

Antes se pensaba que la aterosclerosis era irreversible y algo con lo que se debía vivir una vez adquirida. El tratamiento estaba, y a menudo aún está, relegado al uso de medicamentos que abarcan las señales y los síntomas de la aterosclerosis. Mantener la presión baja, relajar el corazón y los vasos sanguíneos, licuar la sangre, y si todo eso no daba resultado, se recurría aja cirugía para eludir el problema. Durante todo ese tiempo, se sabía que en los experimentos con animales la aterosclerosis podía revertirse con una dieta saludable. También se sabía que una disminución en el colesterol provocaba un descenso casi inmediato del riesgo de ataque cardíaco. Estudios poste riores demostraron que medicación y/o dieta por sí solas podían lograr este efecto.

Durante años en mi práctica privada, he tratado dolores de pecho y enfermedad cardíaca con una buena dieta, logrando resultados excelentes. Luego, en 1990 se publicó un estudio que indicaba que una dieta de bajo contenido graso podía no sólo prevenir la enfermedad cardíaca, sino literalmente revertiría. El paciente que demostró la mayor mejoría en el estudio era un hombre de setenta y cuatro años el cual había sufrido un severo bloqueo coronario durante muchos años antes de iniciar el programa. Otras personas de edad similar obtuvieron resultados similares.

Bajaron las grasas, se fue la enfermedad en Noruega En Noruega, durante la Segunda Guerra Mundial, se redujo al mínimo la ingestión de grasa y colesterol, ya que la gente debió abandonar su típica dieta de alto contenido graso, centrado sobre todo en la carne, debido al racionamiento y la reducción en el suministro de alimentos. Sorprendentemente, en proporción la enfermedad cardíaca bajó casi de inmediato formando una curva estadística casi idéntica a la reducción en la ingestión de grasas. Y no importaba la edad de la persona. Se encontraron reducciones en las proporciones de enfermedad cardíaca en personas cuyas edades oscilaban entre cuarenta y sesenta, sesenta y ochenta, e incluso por encima de los ochenta años. El efecto que produce en la enfermedad cardíaca la modificación de su dieta es a la vez rápido y válido a cualquier edad.

Chapter Five

CONOZCA SUS FACTORES DE RIESGO

Factores de riesgo que pueden ser evitados

Los principales riesgos de enfermedad cardíaca que pueden evitarse son los siguientes:

• Nivel alto de colesterol en la sangre (suero)

• Mala dieta

• Fumar

• Obesidad

• Falta de ejercicio

• Otras enfermedades tales como la diabetes y la hipertensión

Examinemos detenidamente cada uno de estos.

Nivel alto de colesterol Está tan íntimamente relacionado con la enfermedad cardíaca que por cada incremento del uno por ciento de colesterol en su sangre, hay un in cremento del dos por ciento en el riesgo de infarto. También es cierto lo contrario. Si disminuye su nivel de colesterol en un uno por ciento, su riesgo de infarto descenderá un dos por ciento.

Mala dieta En los países donde las personas comen mucha grasa y colesterol, las tasas de enfermedad son significativamente superiores que en otros países. La evidencia es clara. La ingestión de una dieta de alto contenido de grasa y colesterol aumenta su riesgo de enfermedad cardíaca.

Fumar Se sabe que fumar produce cáncer, pero muchas personas desconocen que también produce enfermedad cardíaca. La muerte debido a esta enfermedad en fumadores es significativamente mayor que en los no fumadores.

Obesidad El exceso de peso tiene correlación con el riesgo de infarto. De los tipos principales de obesidad, la de forma de manzana, es decir, el incremento de grasa en la zona abdominal y parte superior del cuerpo, que se da más comúnmente entre los hombres, parece ser un factor de mayor riesgo para la enfermedad cardíaca que la obesidad en forma de pera que puede observarse en la mayoría de las mujeres obesas.

(Continues...)



Excerpted from 52 MANERAS DE PREVENIR LA ENFERMEDAD CARDÍACA by TERRY T. SHINTANI J.M.T. MILLER Copyright © 2011 by Grupo Nelson. Excerpted by permission of Grupo Nelson. All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Table of Contents

Contents

1. Comprenda el problema....................7
2. Entienda a su corazón....................13
3. Conozca la enfermedad cardíaca....................16
4. Sepa que nunca es demasiado tarde....................19
5. Conozca sus factores de riesgo....................22
6. Modifique su dieta ... ¡ahora!....................26
7. Proteja a sus hijos de la enfermedad cardíaca....................28
8. Aprenda a proteger a sus hijos....................30
9. Mantenga un peso ideal....................32
10. Entérese de la verdad con respecto a la aspirina....................35
11. Visite con regularidad a su médico....................37
12. Entienda su presión sanguínea....................39
13. Aprenda a controlar su presión sanguínea....................42
14. Infórmese de la relación con la diabetes....................44
15. Infórmese del eslabón hormonal....................46
16. Aprenda a reconocer sus señales de advertencia....................49
17. No fume....................55
18. No obligue a sus hijos a fumar....................58
19. Comprenda su adicción....................60
20. Reemplace su hábito malo con uno bueno....................62
21. Únase a la batalla....................64
22. Hágase un control de colesterol....................69
23. Conozca su colesterol....................72
24. Aprenda a controlar su colesterol....................75
25. Aprenda a encontrar el colesterol en su dieta....................77
26. Conozca su nutrición....................81
27. Aprenda cinco reglas para su corazón....................83
28. Reduzca la grasa....................85
29. Conozca sus grasas....................88
30. Aprenda la fórmula reveladora de grasa....................91
31. Reduzca el consumo de carnes rojas....................94
32. Reduzca el consumo de aves....................97
33. Infórmese sobre pescados y aceites de pescado....................100
34. Reduzca el consumo de productos lácteos....................104
35. Reduzca el consumo de huevos....................107
36. Encuentre una fuente saludable de proteína....................108
37. Infórmese sobre la niadna....................110
38. Coma bastante fibra....................112
39. Coma granos integrales....................115
40. Sea un comprador inteligente....................117
41. No crea las fábulas en las etiquetas de los alimentos....................120
42. Sea un cocinero inteligente....................122
43. Cuando coma fuera de casa, hágalo con sabiduría....................125
44. Entienda el ejercicio....................131
45. Salga a caminar....................134
46. Vaya a nadar....................136
47. Pruebe la danza....................138
48. Adopte un deporte grupal....................141
49. Aprenda a ser de tipo B....................145
50. ¿Es la risa su mejor remedio?....................148
51. Conozca la relación con el trabajo....................150
52. Recomiéndele este libro a un amigo....................153

Customer Reviews

Most Helpful Customer Reviews

See All Customer Reviews