El Colapso economico final

El Colapso economico final

by Aharon Shlezinger

Paperback(Spanish-language Edition)

$16.95
Use Standard Shipping. For guaranteed delivery by December 24, use Express or Expedited Shipping.

Product Details

ISBN-13: 9788415968122
Publisher: Obelisco, Ediciones S.A.
Publication date: 03/30/2014
Edition description: Spanish-language Edition
Pages: 152
Product dimensions: 5.30(w) x 8.20(h) x 0.50(d)

Read an Excerpt

EL COLAPSO ECONÓMICO FINAL

Profecías y revelaciones


By RABÍ AHARÓN SHLEZINGER

EDICIONES OBELISCO

Copyright © 2013 Rabí Aharón Shlezinger
All rights reserved.
ISBN: 978-84-15968-12-2



CHAPTER 1

VISIÓN CABALÍSTICA DEL PROCESO MUNDIAL


En el libro Zohar se revela que cuando el Templo Sagrado fue destruido, la Presencia Divina se fue al exilio con los Hijos de Israel. Y con la finalización del quinto milenio comienza el tiempo propicio para la Redención Final. Y al dar inicio el sexto milenio, El Santo, Bendito Sea, comenzará a irradiar luz a la Presencia Divina para que despierte y se levante del polvo del exilio. Esto ocurrirá cuando se cumpla el proceso de seis veces diez años, que equivale a sesenta años, del sexto milenio (I Zohar 117a).


PARALELISMO DE FECHAS

Considerando que ahora está en curso el año 5773 del calendario hebreo, sabemos que el sexto milenio comenzó hace 773 años, o sea, en el año 1240 del calendario civil. Y si le sumamos a esa fecha los 60 años mencionados, correspondientes a un ciclo cósmico, resulta que la fecha indicada corresponde al año 1300 del calendario civil.

A continuación se revela en el libro Zohar que ese período de sesenta años es cíclico, por lo que en cada período de sesenta años, del sexto milenio, la Presencia Divina se fortalecerá, recibiendo el poder necesario para levantarse y recibir fortificación para generar la Redención Final. Y cuando se completa el ciclo, si los Hijos de Israel lo merecen, serán redimidos inmediatamente.

Ahora bien, si hasta el año 5600, cuando culmina el décimo ciclo cósmico, aún no ha llegado el Mesías, acontecerá un suceso extraordinario, pues en la sexta centuria del sexto milenio, las fuentes de la sabiduría del Cielo se abrirán, y también los manantiales de sabiduría de la Tierra. En ese tiempo se descubrirán los grandes misterios de la Cábala y aumentará el saber en la Tierra. Entonces, el mundo se rectificará a través del estudio de los misterios ocultos de la Torá.


LA SEXTA CENTURIA

La fecha señalada, el año 5600 del calendario hebreo, equivale al año 1840 del calendario civil. Y lo que fue pronosticado ocurrió, pues comenzaron a estudiarse los misterios de la Torá después de estar ocultos por mucho tiempo, y se produjo un inesperado despertar de la ciencia (véase El misterio del holocausto revelado cap. 1).


LAS FUENTES DE LA SABIDURÍA DEL CIELO

Observaremos en primer lugar lo concerniente a la revelación de los misterios ocultos de la Torá: los profundos misterios de la Cábala fueron trasmitidos de generación en generación, desde el gran maestro Moisés, pero se estudiaban de forma recatada y con una gran ocultación. Y si bien a Rabí Shimón hijo de Iojai le fue permitido revelar esta sabiduría y explicarla en su generación, aun así, él y sus discípulos hablaron de estos asuntos en forma breve y con mucha ocultación en numerosos lugares. Y ésas son las enseñanzas mencionadas en el libro Zohar. Pero aun esas palabras dichas en forma breve y encubierta posteriormente fueron cerradas, escondidas y se mantuvieron ocultas a los ojos de los seres humanos durante varias generaciones. Y esa ciencia quedó en manos únicamente de unos pocos grandes eruditos que se sucedieron de generación en generación.

Esto fue así hasta los días del gran sabio Itzjak Luria, que estudió esa sabiduría con profundidad, y le fue dado permiso para que revelara los asuntos en un lenguaje claro y amplio, y no, como el autor del Zohar, Rabí Shimón hijo de Iojai, que cerró y guardó esas enseñanzas, trasmitiéndolas con palabras breves y reservadas. Y la razón de esta revelación se debía a que ese tiempo en que vivió el gran sabio Itzjak Luria era propicio para revelar esos asuntos, dado que ya había comenzado el sexto milenio. Y en especial porque ya habían trascurrido de ese milenio tres siglos, y se había entrado en el siglo IV.

Quien escribió las enseñanzas impartidas por el gran sabio Itzjak Luria fue el erudito Jaim Vital, que a su vez recopiló esos estudios en ocho volúmenes.

Y en el comienzo de la sexta centuria del sexto milenio, el gran sabio cabalista Shalom Mizraji Sharabi elaboró un libro de oraciones en el que incluyó indicaciones precisas basadas en la Cábala, para concentrarse en ellas en todos los rezos del año. Esas indicaciones estaban basadas en las enseñanzas del gran sabio Itzjak Luria, que el gran sabio Shalom Mizraji Sharabi abrió y amplió en forma magistral. Y además de componer esa obra monumental, este maestro contó con grandes discípulos expertos en el estudio de la Cábala (Daat Utebuná: Petijá Rishoná).


EL DESCUBRIMIENTO DEL ZOHAR

En cuanto al extraordinario libro de Cábala Zohar, esto es lo que ocurrió con él: cuando Rabí Shimón hijo de Iojai, su hijo Rabí Elazar y todos los de esa generación murieron, la sabiduría de la Cábala se perdió. Esto fue así hasta que El Eterno hizo que aconteciera un suceso con un rey de Oriente, que ordenó realizar una excavación por razones fructuosas y lucrativas, y en ese lugar se halló un cofre en el que se encontraba el libro Zohar. El rey preguntó a los sabios de los diversos pueblos, y ellos no sabían ni comprendían lo que estaba allí escrito. Después envió por los Hijos de Israel, y cuando vinieron y vieron el libro dijeron:

—Nuestro señor, oh rey, este libro lo compuso un erudito, y es profundo, y nosotros no lo comprendemos.

El rey les dijo:

—¿Acaso no existe judío en el mundo que lo comprenda?

Le dijeron:

—Sí, en la provincia de Tulaytulah [Toledo].

Entonces el rey mandó los libros a través de sus esbirros a Tulaytulah. Y cuando los sabios de Tulaytulah los vieron se alegraron mucho, y le enviaron al rey muchos presentes. Y a partir de allí se difundió la Cábala en Israel (Daat Utebuná: Petijá Rishoná).


LA APERTURA DE LA CIENCIA

Lo que hemos visto en relación con la Cábala, que emergió como la luz de la aurora hasta irradiar como el Sol en la sexta centuria del sexto milenio, también ocurrió en el campo de la ciencia. Pues en el mismo tiempo se produjo un enorme despertar en el campo del saber, por eso a esa época se la denominó: "la era de la revolución industrial". A partir de ese período el mundo experimentó una aceleración inusual y vertiginosa.

Desde 1840 hasta el final del siglo, los inventos y descubrimientos fueron innumerables. Y en ese tiempo se produjeron las trasformaciones socioeconómicas y tecnológicas más importantes de la historia de la humanidad. Uno de los inventos que revolucionó al mundo y cambió por completo la calidad de vida fue el automóvil, que en ese período de tiempo mencionado experimentó un avance extraordinario. Se abrieron numerosas fábricas, el mundo se llenó de coches a motor, lo que provocó una verdadera revolución en el modo en que se producían los traslados, dejándose atrás la tracción animal, que durante siglos fue el único medio de trasporte del que se disponía.

También el mundo de la comunicación se revolucionó con el invento del telégrafo y el teléfono en esa era. Con estos medios, el hombre podía comunicarse a grandes distancias, incluso a través de los mares, gracias a los cables submarinos. Aunque había una dificultad, las comunicaciones eran posibles únicamente entre los puntos alcanzados por esos cables. Aún permanecían incomunicados los barcos, los vehículos y las zonas rurales o de escasa población.

Entonces se inventó el receptor de radio que solucionó todos esos inconvenientes. Y todo esto aconteció en ese período, desde 1840 hasta el fin de siglo. Se podría decir que fueron sesenta años de sabiduría plena.


LA ERA DE LA MUJER

En el comienzo del siglo xx, la ciencia siguió evolucionando a pasos agigantados. Uno de los hechos memorables fue la producción de automóviles en serie. Ya que en 1908, Henry Ford comenzó a producir el modelo T a través de una cadena de montaje. Sobre la base de ese sistema se organizaba la producción en forma programada, delegando en cada trabajador una función determinada y específica, valiéndose de equipamiento moderno y especializado. La idea innovadora de Ford fue revolucionaria, y con ese sistema alcanzó una producción hasta entonces impensable. Y como ése, muchos otros campos de la industria crecieron y se desarrollaron en forma colosal. Pero, paralelamente a las trasformaciones socioeconómicas y tecnológicas, sucedió algo imprevisto. La mujer, que durante siglos estuvo subyugada al hombre, comenzó a luchar arduamente por equiparar su condición, y a tener la misma participación en la sociedad. Esta lucha cobró tanto auge en el comienzo del siglo xx, que se declaró el Día Nacional de la Mujer.

Éstos son los hechos más destacados de este cambio sin precedentes:

El 28 de febrero de 1909 se celebró por primera vez en Estados Unidos el Día Nacional de la Mujer, avalado por una declaración del Partido Socialista.

En el año 1910, la Internacional Socialista adoptó una resolución mediante la cual proclamaba el Día Internacional de la Mujer. El hecho tuvo lugar en Copenhague. Se resolvió que ése sería un día para homenajear al movimiento en favor de los derechos de la mujer, y también para impulsar el voto universal de las mujeres. La propuesta fue aprobada por todos los miembros de la conferencia en forma unánime, aunque no se estableció una fecha específica para la celebración.

En el año 1911, a raíz de la decisión adoptada por la Internacional Socialista en 1910, se celebró por primera vez el Día Internacional de la Mujer el 19 de marzo, en cuatro países: Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza. A esa primera celebración asistieron más de un millón de personas, entre mujeres y hombres, que se reunieron para reclamar el derecho al voto de la mujer y la ocupación de cargos públicos. También exigieron el derecho al trabajo, recibir formación profesional y no ser discriminadas.

Pocos días después, el 25 de marzo, se propagó un feroz incendio en la ciudad de Nueva York que acabó con la vida de al menos 140 jóvenes costureras, muchas de ellas adolescentes, que trabajaban en condiciones insalubres y de riesgo en la fábrica Triangle. Después de la desgracia ocurrida, se desató una gran ola de protestas en todo el mundo. Se criticó a viva voz la explotación de las trabajadoras y el maltrato. Las airadas protestas incidieron en la legislación laboral de Estados Unidos. Asimismo, en posteriores celebraciones del Día Internacional de la Mujer, se abordó el tema del trágico accidente, recordándose y recalcándose las deplorables condiciones laborales que condujeron al desastre, y se reclamaron mejoras e igualdad de derechos.

En 1913, el último domingo de febrero, las mujeres rusas celebraron por primera vez el Día de la Mujer.

En 1914, las mujeres se manifestaron en el resto de Europa en fechas cercanas al 8 de marzo. La razón de la convocatoria fue protestar por la guerra, y solidarizarse con las demás mujeres.

En 1917, las mujeres rusas eligieron nuevamente el último domingo de febrero para manifestar públicamente sus demandas. Ellas hicieron esto como última alternativa, pues ya no tenían ni siquiera harina para hacer pan, y carecían de medios para alimentar a sus familias. Por eso salieron a la calle el 23 de febrero, según el calendario utilizado entonces en Rusia, acuciadas por las necesidades, para pedir lo mínimo indispensable para subsistir y la paz, puesto que dos millones de soldados rusos habían muerto en la guerra, dejando millares de viudas y huérfanos sin ningún tipo de sostén.

Después de este suceso, cuatro días más tarde, el zar abdicó y el gobierno provisional otorgó el derecho al voto a las mujeres. Este hecho histórico ocurrió el 23 de febrero, según el calendario utilizado en aquel entonces en Rusia, día que se corresponde con el 8 de marzo del calendario civil.

La campaña para fomentar y proteger la igualdad de derechos de la mujer fue una de las causas más promovidas y apoyadas por las Naciones Unidas. En el año 1945, fue firmada en San Francisco una carta en la cual se declaraba el primer acuerdo internacional sobre la igualdad de los sexos como un derecho humano esencial.

A partir de este hecho histórico, la Organización de las Naciones Unidas se abocó a elaborar programas y objetivos para mejorar la condición de la mujer en todo el mundo.


LA FUNDACIÓN DEL ESTADO DE ISRAEL

Otro hecho destacado del siglo xx fueron las dos guerras mundiales. La Primera Guerra Mundial fue un conflicto armado que tuvo lugar entre 1914 y 1918, con un saldo de más de 10 millones de muertos. La Segunda Guerra Mundial (1939-1945) se considera el mayor y más sangriento conflicto armado de la historia mundial.

La Segunda Guerra Mundial tuvo un desarrollo completamente distinto al de la Primera Guerra, pues el avance tecnológico proporcionó a los combatientes elementos de gran poder destructivo. Las trincheras, que caracterizaron a las guerras del pasado, y también a la Primera Guerra Mundial, fueron remplazadas por ataques con armamento sofisticado y modernos equipos de traslado. En la Segunda Guerra Mundial predominó el empleo de aviones, tanques y vehículos terrestres, que avanzaron sobre las ciudades destruyéndolo todo. Además, en esta guerra se utilizaron bombas y cohetes de largo alcance, entre los que estaba el V-2, que fueron empleados por los alemanes para atacar Londres.

Finalmente entró en el campo de batalla un nuevo invento, la bomba atómica. La misma puso fin a la guerra, pero a su vez llenó de temor al mundo por su enorme poder destructivo. Por eso en aquella época se comenzó a hablar de paz y desarme.


DESARROLLO Y CRECIMIENTO MUNDIAL

Con la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos, la Unión Soviética y el Reino Unido rivalizaron por llevarse a los científicos que habían participado en el programa alemán de fabricación de cohetes y armamento sofisticado en el centro de investigación de Peenemünde.

Los que más aprovecharon esta maniobra fueron los estadounidenses, pues ellos se llevaron a un gran número de científicos alemanes especialistas en cohetes, y los hicieron entrar secretamente en Estados Unidos como parte de la Operación Paperclip.

En tierra norteamericana, los mismos cohetes que habían sido diseñados para ser lanzados contra los ingleses fueron utilizados por los científicos como modelo para desarrollar tecnologías avanzadas. Así, el V-2 evolucionó y se convirtió en el cohete Redstone, que fue utilizado al comienzo del programa espacial.


LA ERA ESPACIAL

Cuando la guerra culminó, surgió como consecuencia de la misma otro hecho histórico sin precedentes que revolucionó al mundo: comenzó la conquista del espacio.

El primer paso concreto en este campo lo dio la Unión Soviética, pues científicos de esa nación pusieron en órbita el primer satélite artificial, el Sputnik 1, el 4 de octubre de 1957.

Mientras tanto, los dirigentes de la otra gran potencia mundial de esos tiempos, Estados Unidos, no estaban dispuestos a perder terreno en esta área que era considerada fundamental para dominar el mundo. Los estadounidenses respondieron al avance soviético con rapidez. Los satélites lanzados por ambas potencias en esos años fueron innumerables. En el año 1961, el presidente norteamericano John Kennedy dio un paso fundamental al anunciar la puesta en marcha del programa Apollo. La misión Apollo 11 avanzó conforme a las expectativas y llegó a la Luna el 20 de julio de 1969.

El primer astronauta en pisar la Luna fue Neil Armstrong, quien pronunció una frase que se hizo famosa: "Es un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad".

Esta disputa por el poder entre las dos grandes potencias mundiales, que incentivó al hombre a afanarse en conquistar el espacio, requirió de avances sustanciales en las diversas áreas de la ciencia y la tecnología. Y muchos de los logros conseguidos, impensables en el pasado, fueron aplicados más tarde a la medicina, la informática y las telecomunicaciones, revolucionando por completo el estilo de vida del mundo.

Hacia finales de siglo, se produjo la caída del Muro de Berlín, y también la desintegración de la Unión Soviética. Entonces, la carrera por la conquista del espacio entre las dos grandes potencias mundiales quedó atrás, y el proyecto se trasformó en una empresa común, en la que participaron muchas otras naciones. La exploración espacial se convirtió en un deseo generalizado, con fines que dejaron a un lado los objetivos militares y pasaron a ser también científicos, y con el deseo de conocer cada vez más el inmenso mundo celeste que rodea al planeta Tierra.


SIGLO XXI: EL DESPLOME DE LAS TORRES GEMELAS

El siglo XXI comenzó de una forma muy convulsiva. En el año 2001 la civilización sufrió un duro golpe propinado por el terrorismo. El 11 de septiembre de 2001 tuvo lugar un audaz golpe asestado por una sanguinaria banda de terroristas. Los integrantes de la misma se dividieron en cuatro grupos y secuestraron cuatro aviones de pasajeros, con los que cometieron terribles atentados.

Uno de los grupos capturó el Vuelo 11 de American Airlines y otro se apoderó del Vuelo 175 de United Airlines. Después de reducir a la tripulación, los terroristas guiaron a las naves hacia las torres gemelas del World Trade Center e impactaron contra ellas. Un avión se estrelló contra una torre y el otro contra la segunda. Como consecuencia de la ofensiva ambas torres se desplomaron.

El tercer avión secuestrado fue el Vuelo 77 de American Airlines y, tras ser dirigido en dirección al Pentágono, se estrelló contra una esquina. El cuarto avión, el Vuelo 93 de United Airlines, no produjo daños debido a que los pasajeros y los tripulantes se opusieron a los secuestradores. Este vuelo se estrelló en un campo abierto de Pensilvania.

Los daños causados por este atentado fueron muy graves, tanto en el plano económico como en el aspecto social y político, además del elevadísimo número de muertos que produjo.


DESASTRES NATURALES EN CADENA

El mundo aún estaba conmovido por el audaz golpe perpetrado en el corazón de la primera potencia mundial, cuando irrumpió en la Tierra un nuevo fenómeno destructivo, se desató la furia del cambio climático.


(Continues...)

Excerpted from EL COLAPSO ECONÓMICO FINAL by RABÍ AHARÓN SHLEZINGER. Copyright © 2013 Rabí Aharón Shlezinger. Excerpted by permission of EDICIONES OBELISCO.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Table of Contents

Contents


Prólogo, 7,

Los enigmas del futuro, 9,

I. VISIÓN CABALÍSTICA DEL PROCESO MUNDIAL,

II. LA ERA DE LOS TALONES MESIÁNICOS,

III. EL ORIGEN DE LOS PADECIMIENTOS,

IV. LA RAZÓN DE LOS DESASTRES,

V. DESAFIANDO AL CAOS,

VI. LOS AÑOS QUE QUEDAN,

VII. EL FRENTE DE DEFENSA,

Customer Reviews

Most Helpful Customer Reviews

See All Customer Reviews