Espiritualidad 103 La Clave del Perdon: Descifrando La Luz De Nuestras Sombras

Espiritualidad 103 La Clave del Perdon: Descifrando La Luz De Nuestras Sombras

by MD Iván Figueroa Otero

Paperback

$15.99
View All Available Formats & Editions
Choose Expedited Shipping at checkout for guaranteed delivery by Wednesday, June 26

Overview

La batalla entre las fuerzas de la luz de tu sabiduría, y las sombras de tu ignorancia está ocurriendo mientras lees esta portada. Tu Guerrero de la Luz está recibiendo heridas que son la base del sufrimiento en tu vida.

¿Quieres darle a tu guerrero interno las mejores armas para salir victorioso?

En este libro, el tercero de la trilogía de la “Escuela de La Vida”, el Dr. Figueroa Otero nos lleva a descubrir el espejo mágico de nuestra mente, donde se lleva a cabo esta contienda que define en dónde estamos en nuestro camino de regreso a nuestra fuente de luz. Aprenderás sobre tu ADN espiritual, tus emociones, y dónde se consigue la clave de sanación de nuestras cicatrices emocionales: El perdón.

Product Details

ISBN-13: 9781504378512
Publisher: Balboa Press
Publication date: 05/05/2017
Pages: 240
Product dimensions: 5.90(w) x 8.90(h) x 0.60(d)

Read an Excerpt

CHAPTER 1

EL ESPEJO MÁGICO REFLEJA SU CREACIÓN EN SU EXPLOSIÓN IMAGINATIVA

Y en el principio solo existía la oscuridad, pero en su sueño vio en su Espejo Mágico, o mente primordial, todas las posibilidades de su creación reflectora, y una gran explosión de luz le despertó, y al abrir los ojos vio su imagen en el espejo y ya no estaba solo(a). ¿De dónde surge el universo? En un estado inicial inconsciente y aparentemente vacío de toda cualidad y característica, surge espontáneamente la primera manifestación de la luz, o yang, y la oscuridad, o yin. A partir de ese instante se manifiestan, como en un arco iris, todas las tonalidades potenciales de imágenes en el universo. Es parecido a la formación espontánea de una matriz de linajes jerárquicos, que según descienden se hacen menos puros y más densos según se distancian de su origen. Es esta matriz multidimensional la que forma la madeja de nuestra consciencia de ser, que podríamos comparar científicamente a nuestra herencia (ADN) espiritual. Finalmente, el universo podría considerarse como una continuidad incesante de ciclos infinitos de evolución e involución, parecido al día y la noche, donde la luz y la oscuridad están en una transición de tonalidades que fluctúan de los extremos de la luz y la oscuridad. Son tanto la naturaleza centrífuga: yang - que separa, repele o siembra; y la centrípeta: yin - que une, atrae o recoge, las fuerzas que mantienen la matriz en su entrelazamiento cuántico de amor (vean el glosario).

Luego del Big Bang de amor ocurre la fase expansiva, o centrífuga, pero esta incluye la fase centrípeta la cual, en su manifestación máxima, acabará recogiendo la luz en un gran hoyo negro, de donde nacerá otro ciclo de expansión universal. La fuerza centrífuga tiene como propósito ayudar a los viajeros o Guerreros de la Luz a descubrir todos los tesoros escondidos en las sombras de la creación (Espejo Mágico).

Desde este momento del Big Bang, el ser empieza su infinito viaje de descubrimiento en la inmensidad de su Espejo Mágico o mente primordial, de donde nacen el Guerrero de la Luz que es la mente transcendental y el Guerrero de las Sombras que es la mente relativa, que se enfrentarán en las batallas de la gran escuela de la vida: el universo. Durante esta navegación mental por las dimensiones, el guerrero, según se opaca su espejo con sus experiencias o cicatrices emocionales, va perdiendo el recuerdo de su lugar de partida y hogar. Se convierte en un deambulante, y la soledad lo lleva al mundo oscuro de las emociones. Este proceso nos hace sentir como viajeros sin rumbo, abandonados en el tiempo.

Viajeros deambulantes en el tiempo

Debemos entender que nuestro viaje universal es un viaje de descubrimiento interior hacia los lugares más remotos de las diferentes dimensiones de nuestro ser. La mente primordial que es el Espejo Mágico se convierte en una máquina de navegar por el tiempo, y nuestra memoria del recorrido es el único mapa que nos garantiza nuestro camino de regreso.

El viajero interdimensional de la luz debe recordar la misión encomendada de llevar la información de las coordinadas de navegación a otros viajeros deambulantes, que se han perdido en su travesía y han olvidado su ruta de regreso. Nunca olviden que el inicio fue como un viaje turístico sin un lugar de origen, sin escalas pre-programadas y sin un destino final.

Más que un viaje, parece ser una expedición de exploración de nuevos universos, donde el viajero, como en una comedia improvisada, va escogiendo sus escalas, o chistes, con su libre albedrío según mejor se le ocurre y el público le aplaude.

Somos "satos"

La experiencia de compartir el viaje con otros viajeros difiere de la pureza inicial que vimos reflejada en nuestro espejo-mente, cuando nos encontramos con las imágenes divergentes reflejadas en los espejos de otros viajeros. Entonces, los viajeros nos convertimos en "satos", que portamos una mezcla mental progresivamente cambiante de nuestro linaje "pura sangre" original. Recuerden esto ya que lo necesitaremos para nuestro viaje de regreso. Este proceso culmina cuando el viajero del tiempo llega a la tercera dimensión, donde por primera vez aparecen el tiempo, el espacio, la materia, la mente racional, los contrastes de los opuestos, el organismo biológico humano y sus cinco sentidos.

Es en la reflexión del espejo de esta dimensión que el guerrero empieza a confrontar las sombras que lo llevaran al campo de batalla, y por primera vez al miedo y al sufrimiento. Es aquí donde el libre albedrío se complica ante todas las opciones tentadoras que refleja nuestro espejo cuando se enfrenta a las emociones que influencian su decisión. Y es en esta experiencia que la ley del amor, o de causa y efecto, se transforma en la ley del karma, para ayudar al guerrero corregir los errores que lo llevaron a la batalla y el sufrimiento.

Las manchas del espejo: el origen del conflicto bélico

Podríamos comparar la mente primordial, la cual da origen al universo como lo conocemos, a un Espejo Mágico que refleja la imagen que el observador ha creado durante su travesía multidimensional. La pureza de la reflexión será afectada por la transparencia del cristal, y por la claridad de la visión del observador. Nuestras experiencias subjetivas negativas podrían empañar el espejo como las manchas impresas por nuestros dedos, enlodados por nuestras emociones. Parecería entonces ser, que la mente podría crear en nuestro Espejo Mágico tanto paraísos como infiernos, dependiendo de la experiencia en nuestra travesía por el campo de batalla.

Los primeros presagios de que se avecinaba una gran batalla ocurren cuando el Guerrero de La Luz empezó a empañar la superficie de su espejo-mente con la percepción de existir aparentemente aparte del universo que lo rodea, y no ser parte del mismo, y empezó a confundir su sombra con la verdadera imagen de su espejo. El proceso cognoscitivo del guerrero en su travesía hizo progresar su miopía espiritual, a tal punto que la imagen en su espejo se asemejó a su sombra, y así aparece el Guerrero de las Sombras, su futuro archienemigo.

Debemos comprender que todas las cualidades que el guerrero empieza a reconocer en su espejo estaban inherentes en la mente primordial desde el principio, como expresaron Platón y el Buda: "Conocer es recordar lo que ya hemos olvidado". Aparecieron en su manifestación dual de luz y sombras después del Big Bang, cuando el Guerrero de la Luz las recordó.

El viaje multidimensional culmina cuando ambos guerreros, la luz o amor y la sombra o conocimiento, se unen y gestan el lucero de la paz (entendimiento, Cristo, Buda). Es el Guerrero de la Luz dentro del Guerrero de la Sombra.

¿Cuáles son las cualidades de esas dos naturalezas: luz y sombra?

Vamos a verlas resumidas en la tabla incluida.

La mente primordial, la mente transcendental, o antimateria, y la mente relativa, o materia

Deben repasar en mis primeros libros los conceptos del universo antimaterial y el universo material, y entender que del material surge el antimaterial, aunque la ciencia no sepa como ocurre. Las batallas de los Guerreros de la Luz y de las Sombras solo ocurren en las tres dimensiones del universo material y es a ese proceso que nos referiremos.

Mientras más destinos viaje con la máquina del tiempo que es su mente y más prolongada se haga la travesía del Guerrero de la Luz, más se nublan los recuerdos de nuestro origen y el propósito inicial del mismo. El libre albedrío nace de las experiencias variadas en las rutas viajadas.

El libre albedrío parecería ser como un cupón de viajero frecuente con millaje ilimitado

Este cupón nos permite cambiar nuestro rumbo indiscriminadamente, con el único inconveniente de que no nos cubre los gastos de la estadía. Y las consecuencias de esto es que tendremos que trabajar o aprender en cada destino para poder disfrutar y salir hacia el próximo destino.

Cada nuevo destino dimensional al que llegue con su máquina del tiempo, representa un horizonte de nuevos conocimientos contrastantes que activa el proceso de escoger el nuevo rumbo, activando el libre albedrío como una herramienta para el aprendizaje. Algunas de estas rutas resultan ser más agradables, placenteras o rápidas que otras, y el guerrero las rotula en su mapa para referencia futura.

Debemos recordar que cada nueva ruta y la creación de experiencias emocionales lo aleja más de la luz, y empaña más el espejo de su mente. Esto hace que su sombra parezca ser más notable en la reflexión del espejo, donde la proporción de la manifestación de características del Guerrero de la Sombra van aumentando y las del Guerrero de la Luz van disminuyendo según progresa en su viaje descendiente dimensional.

Un día, atraído por las emociones como Ulises por el canto de sus sirenas, el guerrero descubre el reino de las sombras, que es el campo de batalla de sufrimiento y placer, que a su vez es el universo material del espacio y tiempo donde se encontrará a su archienemigo, el Guerrero de la Sombra. Aquí nuestro guerrero empieza la interminable serie de batallas donde recibe e inflige interminables heridas.

El ego: la bruja del cuento de Hansel y Gretel

El problema es que al igual que a Ulises en su travesía, el canto tentador de las emociones es similar al de las sirenas de la fábula, y es la causa principal de la creación del ego y su primogénito el egoísmo, con todas sus características resultantes (vean definición de ambos). Implica que según nos adentramos más en los mundos del tiempo tridimensional, más se nos borran las coordenadas de los lugares recorridos y de nuestro origen. Tal y como pasó en la fábula de Hansel Y Gretel cuando el mapa de migajas fue comido por los pájaros hechizados por la bruja, así nuestro ego "hechiza" nuestras emociones para obstaculizar el retorno a nuestro hogar, tentándonos con la casa de dulce del mundo material para atraparnos en las sombras de la Luz.

Es de esta manera que el Guerrero de la Luz va cayendo en las sombras, según se opaca el reflejo de la luz en su Espejo Mágico. Esto progresará a tal grado que todo lo que él verá en el espejo de su mente son Guerreros de las Sombras, inclusive en su propia imagen. En este momento el guerrero ha olvidado su origen luminoso y el propósito de su viaje.

Como es adentro es afuera. ¡En el espejo de nuestra mente nuestro peor enemigo es creado por nuestras emociones negativas, y somos nosotros mismos!

El Guerrero de la Sombras, y las emociones que lo encarcelan en este universo, lo ayudan a borrar todo recuerdo de las coordenadas que guardó en su máquina del tiempo para volver a su origen.

El origen de las emociones

Las emociones nacen de la interpretación subjetiva por el Guerrero de la Luz, de sus experiencias contrastantes durante las travesías en su máquina del tiempo. Estas, basadas en su experiencia previa, podrán ser clasificadas en buenas, malas o neutras. La tendencia del observador es repetir las buenas, evitar las malas e ignorar las neutras. El repetir o mantener experiencias buenas genera felicidad, y no obtener o perder las buenas genera sufrimiento.

El deseo de mantenerse siempre teniendo emociones buenas se conoce como apego (glosario), y es este apego a las emociones buenas lo que genera el sufrimiento cuando no las obtenemos.

El Guerrero de las Sombras nunca puede ser feliz

El reino del Guerrero de las Sombras es nuestro universo tridimensional, donde rigen las leyes del tiempo y espacio. En este universo las leyes de termodinámica ubican el proceso de la materia en un continuo cambio de materia a energía, y toda estructura física se separa en sus partes por su propia entropía (vea glosario). Ahí es donde vemos deterioro, envejecimiento y oxidación. Esto crea en el observador una inseguridad o miedo por la naturaleza cambiante o cíclica del universo, incrementado por la falta de control para evitar todo este cambio.

Esta inseguridad y su apego a las experiencias buenas genera el sufrimiento en los guerreros que habitan en este reino. Si amplificamos la experiencia con la subjetividad de cada observador sobre lo que es bueno o malo, nos daremos cuenta de por qué discrepamos tanto los guerreros de este reino.

El origen del sufrimiento del Guerrero de las Sombras

El guerrero que no entiende de dónde viene y quién realmente es, se siente perdido en una batalla interminable con el tiempo y el cambio que él mismo ha creado con sus hábitos. También sufre la discrepancia que tiene con otros seres sobre lo que realmente es la felicidad.

El vivir, si lo hacemos con egoísmo y falta de conciencia de nuestra interdependencia con las leyes del universo y otros seres, se convierte en una pesadilla de sufrimientos con momentos breves de felicidad Podemos concluir el capítulo entendiendo que el origen de las batallas del guerrero son el egoísmo y la competencia por el poder, para obtener lo que nos da placer y capacidad para preservarlo.

Asignaciones

Ejercicio para encontrar la matriz invisible del universo que refleja nuestro espejo-mente.

1. Observemos todo los que nos rodea con nuestros cinco sentidos, como la imagen de un espejo. ¿Podemos ver, oler, sentir, oír y saborear todo lo que sabemos que existe? Sabemos que no podemos. Pensemos en las cosas que sabemos existen, pero que no podemos percibir. ¿Alguna vez hemos visto el viento que mueve las ramas de un árbol? ¿Alguien ha visto o sentido los rayos x durante los estudios radiológicos, o visto o sentido las infinitas emanaciones de rayos del sol, que nos bombardean y traspasan nuestros cuerpos? ¿Alguna vez hemos visto los incesantes pensamientos que nuestras mentes producen? ¿Alguien puede decirnos con certeza en dónde se encuentra la mente, y describir su configuración? ¿Alguien puede ver y localizar dónde ocurren nuestras emociones? ¿Vemos todos los millones de organismos microscópicos y submicroscópicos que viven en toda superficie de nuestro cuerpo? Mirando al cuerpo externamente, no podemos ver todos los tipos de células de las que están compuestos todos los órganos. La mayoría de las cosas anteriores nadie las pone en duda, pero nadie nunca las ha visto sin instrumentos especiales.

2. Estas simples observaciones nos hacen comprender que no todo lo existente es perceptible, y que no solo lo perceptible es lo existente. ¿Ya están encontrando dónde está el resto del universo?

3. Observen su imagen en el espejo y noten todo lo que ven sin enjuiciar, y busquen cuál es su origen. Visualicen todo lo que piensen, vean, huelan, toquen, saboreen u oigan como reflexiones de su espejo-mente. Observen cómo cambia su imagen al recordar eventos desagradables y agradables de su pasado. Traten de ver u oír las corrientes eléctricas que crean la conducción nerviosa de esos pensamientos. Palpen la superficie de sus cuerpos y de los objetos que les rodean. Observen su textura, su solidez y elasticidad. Miren sus manos y entiendan que están compuestas de tejido muscular, cartílago y hueso, que a su vez está compuesto de células invisibles, de moléculas y compuestos orgánicos y que en última instancia está hecho de partículas subatómicas invisibles.

4. Todas las otras partes de sus cuerpos están constituidas por las mismas partículas elementales, o átomos. ¿Pero por qué las vemos tan diferentes? ¿Cómo aprendimos a diferenciar nuestro universo? ¿Los nombres asignados a estas cualidades son iguales para todos los lenguajes? Observen cómo a lo largo de sus vidas sus acciones han influenciado a otros, y las de otros a ustedes.

5. Al final mediten en silencio sobre lo observado y contéstense: ¿Dónde está mi yo visible o individualidad? ¿Dónde esta mi parte invisible? ¿Dónde esta lo que sufre y ama? Observen si hay cambios en su imagen del espejo. ¡Si lo encuentran, envíenme un correo electrónico, y díganme dónde lo encontraron!

Preguntas de bono (para subir la nota)

1. ¿Por qué se sugiere en este capítulo que aprender es solo recordar lo que hemos olvidado?

2. ¿Cuál parecería ser el propósito del viaje del Guerrero de la Luz?

3. ¿Qué razón, si alguna, tiene la experiencia del sufrimiento?

4. ¿Por qué la luz y la sombra no pueden existir una sin la otra?

5. ¿Cómo podemos reconocer al enemigo en nuestro campo de batalla?

(Continues…)



Excerpted from "Espiritualidad 103 La Clave Del Perdón"
by .
Copyright © 2017 Iván Figueroa Otero, MD..
Excerpted by permission of Balboa Press.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Table of Contents

Agradecimientos, xv,
Poema La Melodía Cósmica Del Silencio, xvii,
Introducción, xix,
Glosario, xxv,
CAPÍTULO I: EL ESPEJO MÁGICO REFLEJA SU CREACIÓN EN SU EXPLOSIÓN IMAGINATIVA, 1,
CAPÍTULO II: LA BATALLA DE LOS GUERREROS DE LA LUZ Y DE LAS SOMBRAS: EL INICIO, 17,
CAPÍTULO III: RETUMBAN LOS TAMBORES DE LOS GUERREROS: LOS PREPARATIVOS PARA LA BATALLA, 29,
CAPÍTULO IV: EL FRENTE DE BATALLA INICIAL ES IMAGINARIO E INTERNO: LOS DRAGONES MÍTICOS DE SUS SOMBRAS, 43,
CAPÍTULO V: LA BATALLA EXTERIOR DEL GUERRERO: EL CAMPO DE BATALLA DE LOS EGOS, 63,
CAPÍTULO VI: EL LENGUAJE UNIVERSAL DEL ESPEJO MÁGICO: LAS LÍNEAS DE ABASTECIMIENTO Y COMUNICACIÓN DEL GUERRERO DE LA LUZ, 83,
CAPÍTULO VII: EL AMOR ES COMO LAS IMÁGENES REFLEJADAS EN LAS FACETAS DE UN DIAMANTE, CREADAS POR LA MIOPÍA EMOCIONAL DEL EGO, 93,
CAPÍTULO VIII: SANANDO LAS HERIDAS DEL GUERRERO DE LA LUZ: BOTIQUÍN DE PRIMEROS AUXILIOS, 107,
CAPÍTULO IX: LA MUERTE DEL GUERRERO ES UN VIAJE TRANSITORIO DE IDA Y VUELTA AL REINO DE VALHALLA DE SUS ANTEPASADOS: UN OASIS DE REPOSO Y REHABILITACIÓN PARA LAS HERIDAS EMOCIONALES DE SUS BATALLAS, 131,
CAPÍTULO X: TÁCTICAS FURTIVAS PARA GANAR LA BATALLA EN EL FRENTE INTERIOR: LAS TÉCNICAS DE MEDITACIÓN, 139,
CAPÍTULO XI: EL MATRIMONIO ALQUÍMICO DE LA LUZ Y SU SOMBRA GESTA AL LUCERO DE LA PAZ, QUE CON SUS PIES EN LA TIERRA Y SUS OJOS EN EL CIELO, SOLO PUEDE VER AMOR EN LA CREACIÓN, 155,
CAPÍTULO XII: EXAMEN FINAL PARA LOS GUERREROS DE LA LUZ, 173,
Epílogo, 187,
Bibliografía, 197,
Biografía, 199,

Customer Reviews

Most Helpful Customer Reviews

See All Customer Reviews