La casa de los espíritus (The House of the Spirits)

La casa de los espíritus (The House of the Spirits)

by Isabel Allende

Paperback(Spanish-language Edition)

$14.39 $15.99 Save 10% Current price is $14.39, Original price is $15.99. You Save 10%.
View All Available Formats & Editions

Product Details

ISBN-13: 9780060951306
Publisher: HarperCollins Espanol
Publication date: 09/28/2001
Series: Harper Perennial
Edition description: Spanish-language Edition
Pages: 464
Product dimensions: 5.31(w) x 8.00(h) x 1.04(d)

About the Author

Isabel Allende is the author of nine novels, translated into more than twenty-seven languages, including the New York Times bestsellers Inés of My Soul, Portrait in Sepia, and Daughter of Fortune. In 2004 she was inducted into the American Academy of Arts and Letters. Born in Peru and raised in Chile, she lives in California.

Nacida en Perú y criada en Chile, Isabel Allende es la autora de nueve novelas incluyendo más recientemente Zorro, Retrato en Sepia, Hija de la Fortuna e Inés del Alma Mía. También ha escrito cuentos cortos, tres libros autobiográficos incluyendo Mi País Inventado y Paula, y una trilogía de libros para jóvenes. Sus libros han sido traducidos a más de 27 idiomas y son bestsellers a través del mundo entero. En 2004, fue nombrada a la Academia de Artes y Letras de los Estados Unidos. Vive en California.

Hometown:

San Rafael, California

Date of Birth:

August 2, 1942

Place of Birth:

Lima, Peru

Read an Excerpt

CAPíTULO PRIMERO

ROSA, LA BELLA

Barrabállegó a la familia por vía marítima, anotó la niña Clara con su delicada caligrafía. Ya entonces tenía el hábito de escribir las cosas importantes y más tarde, cuando se quedó muda, escribía también las trivialidades, sin sospechar que cincuenta años después, sus cuadernos me servirían para rescatar la memoria del pasado y para sobrevivir a mi propio espanto. El día que llegó Barrabás era Jueves Santo. Venía en una jaula indigna, cubierto de sus propios excrementos y orines, con una mirada extraviada de preso miserable e indefenso, pero ya se adivinaba--por el porte real de su cabeza y el tamaño de su esqueleto-- el gigante legendario que llegó a ser. Aquél era un día aburrido y otoñal, que en nada presagiaba los acontecimientos que la niña escribió para que fueran recordados y que ocurneron durante la misa de doce, en la parroquia de San Sebastián, a la cual asistió con toda su familia. En señal de duelo, los santos estaban tapados con trapos morados, que las beatas desempolvaban anualmente del ropero de la sacristía, y bajo las sábanas de luto, la corte celestial parecía un amasijo de muebles esperando la mudanza, sin que las velas, el incienso o los gemidos del órgano, pudieran contrarrestar ese lamentable efecto. Se erguían amenazantes bultos oscuros en el lugar de los santos de cuerpo entero, con sus rostros idénticos de expresión constipada, sus elaboradas pelucas de cabello de muerto, sus rubíes, sus perlas, sus esmeraldas de vidrio pintado y sus vestuarios de nobles florentinos. El único favorecido con el luto era el patrono de la iglesia, san Sebastián, porque en Semana Santa leahorraba a los fieles el espectáculo de su cuerpo torcido en Una postura indecente, atravesado por media docena de flechas, chorreando sangre y lágrimas, como un homosexual sufriente, cuyas Ilagas, milagrosamente frescas gracias al pincel del padre Restrepo, hacían estremecer de asco a Clara.

Era ésa una larga semana de penitencia y de ayuno, no se jugaba baraja, no se tocaba música que incitara a la lujuria o al olvido y se observaba, dentro de lo posible, la mayor tristeza y castidad, a pesar de que justamente en esos días, el aguijonazo del demonio tentaba con mayor insistencia la débil carne católica. El ayuno consistía en suaves pasteles de hojaldre, sabrosos guisos de verdura, esponjosas tortillas y grandes quesos traídos del campo, con los que las familias recordaban la Pasión del Señor, cuidandóse de no probar ni el más pequeño trozo de carne o de pescado, bajo pena de excomunión, como insistía el padre Restrepo. Nadie se habría atrevido a desobedecerle. El sacerdote estaba provisto de un largo dedo incriminador para apuntar a los pecadores en público y Una lengua entrenada para alborotar los sentimientos.

--¡Tú, ladrón que has robado el dinero del culto¡ --gritaba desde el púlpito señalando a un caballero que fingí afanarse en Una pelusa de su solapa para no darle la cara--. ¡Tú, desvergonzada que te prostituyes en los muelles! --y acusaba a doña Ester Trueba, inválida debido a la artritis y beata de la Virgen del Carmen, que abría los ojos sorprendida, sin saber el significado de aquella palabra ni dónde quedaban los muelles--. ¡Arrepentíos, pecadores, inmunda carroña, indignos del sacrificio de Nuestro Señor! ¡Ayunad! ¡Haced penitencia!.

Llevado por el entusiasmo de su celo vocacional, el sacerdote debía contenerse para no entrar en abierta desobediencia con las instrucciones de sus superiores eclesiásticos, sacudidos por vientos de modernismo, que se oponían al cilicio y a la flagelación. Él era partidario de vencer las debilidades del alma con una buena azotaina de la carne. Era famoso por su oratoria desenfrenada. Lo seguían sus fieles de parroquia en parroquia, sudaban oyéndolo describir los tormentos de los pecadores en el infierno, las carnes desgarradas por ingeniosas máquinas de tortura, los fuegos etemos, los garfios que traspasaban los nuembros viriles, los asquerosos reptiles que se introducían por los orificios femeninos y otros múltiples suplicios que incorporaba en cada sermón para sembrar el terror de Dios. El mismo Satanás era descrito hasta en sus más íntimas anomalías con el acento de Galicia del sacerdote, cuya misión en este mundo era sacudir las conciencias de los indolentes criollos.

Severo del Valle era ateo y masón, pero tenía ambiciones politicas y no podía darse el lujo de faltar a la misa más concurrida cada domingo y fiesta de guardar, para que todos pudieran verlo. Su esposa Nívea prefería entenderse con Dios sin intermediarios, tenía profunda desconfianza de las sotanas y se aburría con las descripciones del cielo, el purgatorio y el infierno, pero acompaña a su marido en sus ambiciones parlamentarias, en la esperanza de que si él ocupaba un puesto en el Congreso, ella podría obtener el voto femenino, por el cual luchaba desde hacía diez años, sin que sus numerosos embarazos lograran desanimarla. Ese Jueves Santo el padre Restrepo había llevado a los oyentes al límite de su resistencia con sus visiones apocalípticas y Nívea empezó a sentir mareos. Se preguntó si no estaría nuevamente... La Casa De Los Espiritus. Copyright © by Isabel Allende. Reprinted by permission of HarperCollins Publishers, Inc. All rights reserved. Available now wherever books are sold.

Customer Reviews

Most Helpful Customer Reviews

See All Customer Reviews

La Casa de los Espíritus 4.5 out of 5 based on 0 ratings. 84 reviews.
Jennifer Townsend More than 1 year ago
There needs to be an English option for this text.
boogiedowndiva More than 1 year ago
Barnes & Noble - where's the English version of this book? C'mon! This is one of the greats!
Anonymous More than 1 year ago
Yo le¿ este libro hace 18 a¿os y me encanto tanto que durante los a¿os lo he leido otras veces m¿s vi la pelicula pero nada como leer el libro con todos sus detalles. Mis felicitaciones para la escritora Isabel Allende por esta obra maestra de la literatura y si deberian de tener una versi¿n en ingl¿s haci mi esposo podr¿a leerla.
mmoleon More than 1 year ago
Isabel Allende ha escrito muchísimos libros. La casa de los espíritus fue el primero que leí y creo que sigue siendo el mejor de todoss, en otras obras encontró su propio estilo, aquí se respira la influencia de García Marquez. El trasfondo político no quiebra el ritmo de la historia. Los personajes están muy bien delineados. Son y serán antológicos.
Anonymous 3 months ago
l
Anonymous 12 months ago
This is an important, passionate, political story! I believe that "the president" Isabel Allende refers to is Salvador Allende and "the poet" is Pablo Neruda. A magnificent exquisite read.
Anonymous More than 1 year ago
Anonymous More than 1 year ago
Buenisimo! Brillante. Amo leer y este difinitivamente fue el mejor. Hace pensar tanto sobre la vida; el amor; la familia; la decepcion; y sobre todo, la realidad de nuestras vidas. Este libro lo llevare toda la vida.
Anonymous More than 1 year ago
Describe el circulo vicioso entre el poder y la avaricia de aquellos altos rangos de sociedad y la ignorancia y el abuso de los desvalidos, todo envuelto en una nube politica que solo beneficia a aquellos en el poder. La prosa bien escrita te transporta a momentos magicos, sublimes, que contrasta con la cruel realidad de la lucha por la decencia y sobrevivencia.
Anonymous More than 1 year ago
Anonymous More than 1 year ago
Anonymous More than 1 year ago
Anonymous More than 1 year ago
Anonymous More than 1 year ago
Anonymous More than 1 year ago
carola13 More than 1 year ago
I really enjoy reading this book, its great!
Anonymous More than 1 year ago
very good
Anonymous More than 1 year ago
This is one of my favorite stories of all times.
Anonymous More than 1 year ago
Once I started reading.... I coulnt let go. I really enjoyed it.
Anonymous More than 1 year ago
Anonymous More than 1 year ago
Loved it
luisillodonacimento More than 1 year ago
Es bueno, pero por momentos se parece demasiado a Cien Años de Soledad de García Marquez, pierde ritmo a mitad de la novela, pero el final es buenisimo!
Anonymous More than 1 year ago
Anonymous More than 1 year ago
un libro muy entretenido me mantuvo sin querer soltarlo me declaro segidora de isabel allende
Anonymous More than 1 year ago