Notas De Estudio De La Biblia Del Deportista: Uno

Notas De Estudio De La Biblia Del Deportista: Uno

NOOK BookNew Edition (eBook - New Edition)

FREE

Available on Compatible NOOK Devices and the free NOOK Apps.
WANT A NOOK?  Explore Now
LEND ME® See Details

Overview

La Notas De Estudio De La Biblia Del Deportista ha sido creada para deportistas a nivel profesional, estudiantil universitario, secundario, intermedio y en las categorías juveniles.  Incluye es 232 páginas de contenido exclusivo de la FCA, viene repleta de sorprendentes herramientas de estudio para equipar, facultar e incentivar a deportistas de toda clase a estudiar la Palabra de Dios.

Study Notes from the Athlete's Bible: ONE is created for competitors on the professional, college, high school, junior high, and youth levels.  Featuring 232 pages of exclusive FCA content, this book is full of amazing study tools to help equip, encourage, and empower athletes in any sport to study God’s Word.
  

Product Details

ISBN-13: 9781462771493
Publisher: B&H Publishing Group
Publication date: 06/01/2017
Series: FCA
Sold by: Barnes & Noble
Format: NOOK Book
Pages: 228
Sales rank: 679,810
File size: 90 MB
Note: This product may take a few minutes to download.

Read an Excerpt

CHAPTER 1

TEMA ANUAL DE LA FCA/UNO

... sabré que siguen firmes en un mismo propósito, luchando unánimes por la fe del evangelio. Filipenses 1:27

La unidad tiene poder. Una pasión, un propósito y un objetivo pueden impulsar a un atleta, un entrenador o un equipo a dar lo mejor de sí mismos. Hay poder en un evangelio único. Hay poder solo en una verdad. Y hay poder en nuestro único gran Dios, quien transforma el corazón y nos ayuda a tener victoria en nuestra vida. Como atletas cristianos, cuando nos unimos con una misma pasión, un poder y un propósito, ¡producimos un gran impacto!

Es hora de ir a fondo con la Palabra de Dios y aprender a dejar huella para el Señor como atletas cristianos. ¡Estudia mucho, únete a los demás y vive para Jesucristo! Somos uno en Cristo.

CUATRO ESTUDIOS PARA AYUDARTE A SER UNO

Reunión 1: Una pasión

Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación, podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor. Romanos 8:38-39

Reunión 2: Un dolor

Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios. Romanos 3:23

Reunión 3: Un poder

Pido también [...] que sepan [...] cuán incomparable es la grandeza de su poder a favor de los que creemos. Ese poder es la fuerza grandiosa y eficaz que Dios ejerció en Cristo cuando lo resucitó de entre los muertos y lo sentó a su derecha en las regiones celestiales. Efesios 1:18-20

Reunión 4: Un propósito

Ruego [...] que todos sean uno. Padre, así como tú estás en mí y yo en ti, permite que ellos también estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. Juan 17:20-21

USO DEL MATERIAL SI TIENES MENOS DE CUATRO REUNIONES

Estos cuatro temas fueron diseñados para complementarse y proporcionar un mensaje completo. Recomendamos no pasar por alto ninguno de ellos. Si necesitas cubrir los contenidos en menos de cuatro reuniones, considera estas opciones:

• Según el énfasis y la estructura de tu grupo, puedes decidir concentrarte un poco más en uno o dos temas y mencionar los puntos destacados de los demás.

• Si cubres dos temas en una reunión, elige solamente una sección de precalentamiento.

BIENVENIDA

Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación, podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor. Romanos 8:38-39

Pasión.

La pasión nos motiva. Nos impulsa hacia delante. Nos presiona en pos de nuestros objetivos. Evita que nos demos por vencidos. Aviva nuestro fuego.

La pasión suele usarse con la palabra «amor», pero no es lo mismo. Sin duda, el amor es un componente fundamental, pero de manera más específica, la pasión es un sentimiento sumamente fuerte o un entusiasmo imperioso respecto a una persona o algo en particular. A menudo, ese sentimiento nos lleva a la acción.

A Stephen Curry, campeón de la NBA, le apasiona el baloncesto desde que era pequeño. Esa pasión lo llevó a esforzarse mucho en la escuela primaria, la secundaria y la universidad, hasta la categoría profesional donde se hizo conocido como uno de los mejores triplistas de la historia del juego.

Sin embargo, al principio, no muchos valoraban a Curry. Era un atleta diminuto que jugaba en una pequeña escuela secundaria cristiana de Charlotte, en Estados Unidos. No obstante, la Universidad de Davidson lo buscó sin descanso y lo ayudó a lanzar su carrera estelar. Durante su discurso de aceptación como el jugador más valioso de la NBA en 2015, Curry explicó la importancia de su principal pasión — Dios — y cómo potencia todo lo que hace:

ENTRENAMIENTO

Un héroe poco probable

En la cultura hebrea de la Biblia, no se le daba demasiado valor a la mujer. Así que, seguramente, a una jovencita llamada María le pareció extraño que un ángel la visitara y le revelara que jugaría un papel fundamental en el plan de Dios para restaurar Su relación con la humanidad.

Era un plan que se había puesto en marcha miles de años antes, después de que las primeras personas de la tierra (Adán y Eva) pecaran contra Dios y transformaran un lugar de paz en uno de caos. Dios tenía que enviar un Salvador (a Su Hijo, Jesús) para que sirviera como el sacrificio perfecto por ese pecado, y lo enviaría de la manera más inesperada: como un bebé humano nacido de una virgen.

Lo más lógico hubiera sido que Dios enviara a alguien más notorio para hacer el papel de héroe en esta historia ... tal vez, un líder dinámico o un gran guerrero. En cambio, eligió a María. Vio en ella un valor que nadie más veía. Por eso, ella arriesgó con valentía su reputación (y su relación con su prometido, José) para aceptar el llamado.

María es tan solo un ejemplo de un héroe poco probable de la Biblia. Dios sigue buscando personas como ella, que quizás no sean perfectas a los ojos del mundo, pero que tienen un corazón dispuesto y un deseo de usar sus pasiones para un propósito supremo.

P: ¿Alguna vez sentiste que no te valoraban o que te pasaban por alto? Explica cómo te sentías.

P: ¿En qué sentido la historia de María te infunde esperanza de que Dios puede usarte sin importar tu situación actual?

Un propósito para la pasión

Dios nunca hace las cosas porque sí. Siempre tiene un propósito específico en mente. El propósito detrás de Su pasión se evidencia de tres maneras específicas:

1. Dios envió a Su Hijo por ti: Este plan radical nació de Su pasión por la humanidad. Esa pasión puso a Dios en acción y lo llevó a enviar a Su único Hijo a la tierra para que muriera por los pecados del mundo. De tal manera te ama.

Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Juan 3:16

2. Dios nunca se rinde contigo: En Mateo 18:12-14, Jesús narra la historia de un pastor que deja atrás 99 ovejas para encontrar a la que se perdió. Este no fue un mero relato. Jesús ilustró cómo Su amor apasionado por cada alma perdida lo movió a la acción. Dios te busca. Anhela que seas salvo y Su amor te seguirá dondequiera que vayas.

Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación, podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor. Romanos 8:38-39

3. Dios tiene un plan para ti: María prueba que no hace falta que el mundo te considere especial para ser parte del gran plan de Dios. Él también tiene un plan para ti; un plan especial con un propósito trascendente.

Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes — afirma el Señor —, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11

P: ¿Qué has buscado con pasión en tu deporte? ¿Qué te llevó a emprender esa búsqueda?

P: ¿Qué sientes al saber que Dios te busca afanosamente? ¿Cómo crees que tendrías que responder a esta búsqueda activa de Dios?

En la sección PRECALENTAMIENTO, te pedimos que clasificaras algunas pasiones comunes. En el espacio de más abajo, anota tus tres pasiones principales. Después, describe brevemente tu plan para ir en pos de esa pasión en la columna «Mi plan» y cómo piensas que Dios puede usar esa pasión en la columna adyacente, «El plan de Dios».

CONCLUSIÓN

Una pasión

Demasiadas veces, nos volcamos al deporte para canalizar nuestra pasión y no nos damos cuenta de que la fuente de esa pasión (Aquel que es la esencia misma del amor) desea relacionarse con nosotros y usar nuestras pasiones para algo mucho mejor.

Quizás, todavía no tienes una relación con Dios a través de Su Hijo Jesús. Si quieres transformarlo en el Señor de tu vida, ve a la página 193 y repasa «Más que ganar».

Si ya asumiste ese compromiso, pídele a Dios que te dé una pasión mayor para seguirlo a Él y perseverar en Sus propósitos. A medida que te llene de Su amor, estarás mejor preparado para poner en práctica a diario nuestro versículo lema:

... sabré que siguen firmes en un mismo propósito, luchando unánimes por la fe del evangelio. Filipenses 1:27

Antes de la próxima reunión:

Vuelve a repasar la lista de pasiones y cómo clasificaste cada una de ellas. Pídele a Dios que te revele cuál de estas pasiones no está en su lugar correcto. Si no estás seguro de cuál es tu verdadera pasión, pídele a Dios que te la revele también. Después, mantente alerta a las puertas abiertas y a las insinuaciones del Espíritu Santo que te ayudarán a entender mejor cómo Dios desea que Su pasión y la tuya coincidan.

Si le entregaste tu corazón a Cristo por primera vez o si volviste a comprometerte con Él, asegúrate de hablar con tu líder de grupo o algún otro miembro del personal para contarle esta decisión emocionante.

BIENVENIDA

Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios. Romanos 3:23

Nuestro mundo está lleno de dolor. Ese dolor nos afecta de todas las maneras imaginables: física, emocional y mentalmente. Aunque puede tener muchas causas, en realidad, hay una sola fuente verdadera: el pecado.

El pecado es todo aquello que nos separa de Dios. Surge de la desobediencia de la humanidad y de habernos alejado voluntariamente del plan de Dios para nuestra vida. No importa cuán grande o pequeño sea, siempre termina en acciones que nos dañan o afectan a los demás.

Dave Bliss reconoció que, cuando era entrenador de la primera división de baloncesto de la NCAA [Asociación Atlética Colegial Nacional], permitió que el pecado del orgullo se fuera infiltrando en su vida. Aunque, al principio, empezó a entrenar para ayudar a los jóvenes a madurar y crecer, con el tiempo, desarrolló un hambre insaciable de victoria y riquezas.

Todo llegó a un punto crítico en 2003, cuando lo obligaron a renunciar como entrenador principal de Baylor en medio de un escándalo desagradable que incluía pagos ilícitos a los jugadores y un intento de encubrimiento. Mientras sufría en medio del escándalo, Bliss llegó a comprender con espanto la clase de hombre en que se había convertido.

Ahora, Bliss es el entrenador principal de la universidad cristiana Southwestern, donde usa su historia para advertirles a otros sobre las trampas del pecado del orgullo. Además, da gracias por la oportunidad de compartir la esperanza y la restauración que encontró en su relación renovada con Jesucristo.

PRECALENTAMIENTO

El informe de lesiones

En cada deporte, siempre está la posibilidad de que un atleta se lesione. En grupo, vayan en ronda y que cada persona cuente algo sobre la peor lesión que experimentó durante el entrenamiento, una práctica o una competencia.

P: ¿Crees que la mayoría de las lesiones son culpa de la persona afectada, de alguien más, o que se deben a accidentes que suceden sin razón aparente?

P: ¿Cuáles son algunas dificultades asociadas a las lesiones (por ej., el dolor físico, la pérdida de tiempo de juego, la desilusión, etc.)?

ENTRENAMIENTO

Un sacrificio supremo

En la reunión anterior, aprendimos que Dios quiere restaurar Su relación con la humanidad. Su plan radical se puso en marcha cuando envió a Su Hijo Jesús a la tierra. Durante 33 años, Él llevó una vida perfecta, como ejemplo para el mundo. Sanó a los enfermos, enseñó verdad a las masas y libró a muchos de sus pecados. Sin embargo, Su obra no finalizó hasta que hizo el sacrificio supremo: entregar Su vida.

La crucifixión de Cristo es la historia más desgarradora de la Biblia. Aunque no tenía pecado y no había cometido crimen alguno, lo sentenciaron a morir en medio de la agitación política y cultural en Jerusalén. Lo azotaron, lo golpearon, se burlaron de Él, lo maldijeron y lo escupieron. El Hijo de Dios fue completamente humillado y luego, lo clavaron a una cruz y fue levantado para que todos lo vieran.

Sin embargo, antes de morir, Jesús tuvo una conversación profunda con dos criminales que colgaban a Su lado (Lucas 23:39-43). El primer hombre lo atacó, enojado. Pero el otro reconoció que Jesús era el Mesías y se arrepintió de su pecado.

Estos hombres representan las dos maneras en que podemos responder al pecado y al dolor en nuestra vida. Podemos alejarnos más de Dios y caer más hondo en pecado, o podemos reconocer nuestro quebranto y rendir nuestras heridas al Salvador.

P: ¿Qué sientes al imaginar lo que sucedió el día en que crucificaron a Jesús?

P: ¿Te identificas con alguno de los malhechores de esta historia o con los dos? Explica cómo y por qué.

Un propósito para el dolor

Nacimos en este mundo con pecado y Jesús pagó el precio más alto para que pudiéramos recibir perdón y para que se restaurara nuestra relación con el Padre. Debido a nuestro pecado, el dolor ha sido un hilo que atraviesa toda la trama de la humanidad.

Pero, gracias a Dios, Él proveyó tres respuestas increíbles a la desolación y la desesperación que el pecado y el dolor traen a nuestras vidas:

1. Jesús sufrió el dolor e incluso la muerte por tus pecados: Este es el milagro más grande en la historia del mundo. Voluntariamente, Jesús quiso salir de Su hogar perfecto en el cielo y venir a la tierra como hombre, para poder cargar con los pecados del mundo y darnos la oportunidad de estar con Él eternamente algún día.

Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros. Romanos 5:8

2. Jesús puede quitar tu dolor: El sufrimiento es inevitable, pero no es permanente. Jesús puede sanar nuestras heridas físicas, emocionales y mentales. Y en el cielo, el dolor que experimentamos tan a menudo en este mundo desaparecerá para siempre.

El Señor [...] restaura a los abatidos y cubre con vendas sus heridas. Salmo 147:2-3

3. Tu dolor tiene un propósito: No siempre tiene sentido que tengamos que atravesar tanta angustia en nuestra vida, pero Dios le da sentido a nuestro dolor y como resultado, nos brinda un testimonio que podemos compartir con otros.

Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito. Romanos 8:28

Utiliza la página para notas de más abajo e identifica las tres cuestiones más dolorosas (físicas, emocionales o mentales) que hayas experimentado en tu vida hasta el momento. Busca a alguien de confianza con quien puedas compartir tus heridas.

P: ¿Cuál de estas heridas necesitas entregarle a Dios arrepintiéndote y pidiéndole perdón?

P: ¿Cuál de estas heridas necesitas entregarle a Dios para luego perdonar a otra persona?

P: ¿Crees que Dios puede usar situaciones dolorosas en tu vida para ayudar a otros y glorificarse? Explica cómo y por qué.

CONCLUSIÓN

Un dolor

El dolor es inevitable. Como el pecado es la única fuente de todo el dolor y todos nacemos con pecado, el dolor y el sufrimiento siempre serán un aspecto desafortunado e incómodo de nuestras vidas. Pero, como también aprendimos, hay una excelente noticia gracias al sacrificio que Jesús hizo en la cruz. Él venció nuestro pecado y ofrece perdón, restauración y sanidad.

En la reunión de ayer, tuviste la oportunidad de invitar a Jesús a tu corazón y transformarlo en el Señor de tu vida. Si no tomaste ese compromiso y estás listo para hacerlo hoy, ve a la página 193 y repasa «Más que ganar». Realiza los pasos proporcionados y comienza una relación transformadora con Dios.

Si ya tomaste este compromiso, medita en la verdad de que puedes llevarle a Dios todo el dolor y las heridas que has estado acarreando. A medida que te sane con Su amor perfecto, estarás mejor preparado para caminar en la verdad del versículo lema de esta semana:

... sabré que siguen firmes en un mismo propósito, luchando unánimes por la fe del evangelio. Filipenses 1:27

Antes de la próxima reunión:

Vuelve a mirar tu lista de dolores. Pregúntale a Dios si necesitas pedirle perdón a Él y a otra persona por un pecado que les haya producido dolor, o si tienes que perdonar a alguien por algún pecado que te haya herido a ti. Si estás atravesando algo profundamente doloroso, dedica tiempo para hablar con uno de los líderes al respecto, para que se pongan de acuerdo contigo en oración, y cree en una completa sanidad y restauración para tu vida.

BIENVENIDA

Pido también [...] que sepan [...] cuán incomparable es la grandeza de su poder a favor de los que creemos. Ese poder es la fuerza grandiosa y eficaz que Dios ejerció en Cristo cuando lo resucitó de entre los muertos y lo sentó a su derecha en las regiones celestiales. Efesios 1:18-20

En lo que se refiere al entrenamiento físico, todos los deportes son diferentes. Algunos requieren la velocidad, otros exigen agilidad y otros demandan resistencia. Sin embargo, una característica común que todos los atletas deben tener es potencia, fuerza, poder.

Para la velocista de élite Allyson Felix, ese vigor o poder explosivo necesario para competir en las grandes ligas se logra mediante incontables horas en la pista e igual cantidad de tiempo en el gimnasio. Hasta la temporada de 2015, sus métodos le habían permitido conseguir cuatro medallas olímpicas de oro, dos medallas olímpicas de plata y trece medallas de campeonatos mundiales, entre ellas, nueve de oro.

Pero lo más importante es su compromiso para permanecer conectada a la única fuente de poder que le proporciona fortaleza espiritual.

Poder que suma

Escoge a un compañero y siéntense en el suelo, con las espaldas juntas. Intenten levantarse derechos sin usar las manos. Añade una persona al juego cada vez que logren levantarse.

P: ¿Por qué hace falta fuerza para lograr levantarse?

P: ¿Tuviste que depender de la fuerza de los otros para pararte? ¿Por qué sí o por qué no?

P: ¿Por qué crees que es tan difícil alcanzar ese poder en los deportes?

(Continues…)



Excerpted from "Notas De Estudio De La Biblia Del Deportista"
by .
Copyright © 2016 Holman Bible Publishers.
Excerpted by permission of B&H Publishing Group.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Table of Contents

Cómo usar este libro,
Diseña una reunión,
Conciencia,
Relaciones interpersonales,
Decisiones,
Estrés,
Problemas,
Crisis,
Convicciones,
Discipulado,
Aspectos básicos,
Competición,
Trabajo en equipo,
Entrenamiento,
Desempeño,
Plan de juego,
Índice De 150 Historias Bíblicas Favoritas,
Reuniones De La Fca,
Tiempo De Entrenamiento,
Precalentamientos,
Estudios Para Deportistas,
Más Que Ganar,
La Línea De Salida,
Cómo Participar En La Fca,

Customer Reviews

Most Helpful Customer Reviews

See All Customer Reviews