Despierta tu héroe interior: 7 Pasos para una vida de Éxito y Significado

Despierta tu héroe interior: 7 Pasos para una vida de Éxito y Significado

by Victor Hugo Manzanilla

Paperback

$12.59 $13.99 Save 10% Current price is $12.59, Original price is $13.99. You Save 10%.
View All Available Formats & Editions
Choose Expedited Shipping at checkout for guaranteed delivery by Thursday, March 21

Product Details

ISBN-13: 9780718021498
Publisher: Grupo Nelson
Publication date: 07/14/2015
Pages: 240
Sales rank: 582,091
Product dimensions: 6.00(w) x 8.90(h) x 0.70(d)

About the Author

Victor Hugo Manzanilla es director de mercadeo con más de quince años de experiencia en la creación de marcas multimillonarias en empresas Fortune 500 y en el desarrollo de equipos de alto desempeño. Su pasión por el liderazgo, gerencia, emprendimiento y desarrollo personal lo llevaron a fundar LiderazgoHoy.com, un blog y podcast visitado por más de un millón de personas cada año. Victor Hugo se ha posicionado como uno de los mayores líderes del pensamiento y es internacionalmente reconocido como uno de los oradores más inspiradores de la actualidad. Es autor del libro Despierta tu héroe interior. Vive con su familia en Florida, Estados Unidos.??

Read an Excerpt

Despierta Tu Héroe Interior

7 Pasos Para Una Vida De Éxito y Significado


By Víctor Hugo Manzanilla, Graciela Lelli

Grupo Nelson

Copyright © 2015 Víctor Hugo Manzanilla
All rights reserved.
ISBN: 978-0-7180-2151-1



CHAPTER 1

LA SILENCIOSA DESESPERACIÓN


ESE DÍA LLEGAMOS UNOS MINUTOS tarde a la presentación de Don. Me alegré cuando entré al teatro y me percaté de que Don todavía no había comenzado.

Una cosa que debes entender es que yo no sabía quién era este Don. Yo estaba en un teatro lleno de admiradores de sus libros y charlas, pero yo no sabía qué esperar. No tenía idea.

Ese día, Don nos contó su historia, una historia que despertó una pregunta que cambió mi vida. Esto fue lo que escuché ese día:

Don era un escritor que había publicado ya varios libros con cierto éxito cuando de repente, su libro Tal como el jazz, el cual había publicado un año antes como parte de sus memorias, rompió las listas de los libros más vendidos de Estados Unidos.

Sin esperarlo, Don se había convertido en uno de los autores más exitosos del país.

Un tiempo después, Don recibió una llamada inesperada. Un par de directores de Hollywood querían hacer una película de su vida.

Ante tan tentadora oferta, aceptó y comenzaron las reuniones para la preparación del proyecto.

Ya adentrados en el proceso, estaban trabajando en la creación del guion y la historia, cuando Don se empezó a dar cuenta de que estaban cambiando ciertos detalles de su vida. Al principio, por ser trivialidades, no le dio importancia pero, cuando empezaron a ser cambios significativos, Don decidió hablar:

— No quiero ser irrespetuoso — dije [Don] —, pero ¿qué tiene de malo el Don del libro? [Ref iriéndose al libro Tal como el jazz.] [...]

Steve se sentó con aire pensativo y puso orden a sus ideas. Se rascó la barbilla, y como buscando cierta simpatía, me dijo, como si fuera un catedrático:

— En una historia depurada hay un propósito en cada escena, en cada línea del diálogo. Una película avanza hacia un destino específico.

La última frase resonó en mis oídos como una acusación. Me sentía a la defensiva, como si las escenas de mi vida no se dirigieran a ninguna parte ...

— Lo que Steve está tratando de decir — intervino Ben — es que tu verdadera vida es aburrida.

— ¿Aburrida? — exclamé impulsivamente.

— Aburrida — repitió Ben.1


En ese momento pude escuchar cientos de risas en el auditorio. Don es una persona jocosa, y a lo largo de su presentación hubo infinitos momentos para reír, pero no este, al menos para mí.

Mientras muchos reían, a mí me estaban clavando un puñal.

Por unos segundos, que parecían horas, se proyectó en mi mente una película de mi vida. Una vida llena de rutinas, mismos lugares, mismos platos, mismos lunes y mismos viernes, mismos fines de semana, mismas rutas a la oficina, mismo piso, mismo escritorio, mismos planes predecibles, tantas mismas cosas.

¿Era mi vida aburrida?

Si recibiera la llamada de unos directores de Hollywood que me propusieran hacer una película de mi vida, ¿sería una película cautivadora, llena de riesgo, aventura y victoria? ¿O sería una de esas películas en las que las personas se salen a la mitad?

¿La película de mi vida inspiraría a otros?

Por un segundo traté de ser menos ambicioso.

¿La película de mi vida inspiraría al menos a mi familia? ¿Estaría mi esposa, mi hijo, mis padres y más cercanos amigos impactados positivamente por la historia de mi vida? ¿O irían a ver la película como un "favor de amigos" de la misma forma que vamos nosotros al ser invitados al matrimonio de sus hijos o actos de graduación que parecieran interminables?

En ese momento ya sabía la respuesta, y no es que no hubiera logrado grandes cosas o viviera todo el día en un sofá viendo infomerciales, pero había algo dentro de mí que me confrontaba con la realidad de que yo no estaba viviendo mi vida al máximo. Que me había hecho preso de la comodidad, la rutina y lo seguro. Y que esa pasión que tenía por lo desconocido, esa unión inexplicable entre el miedo y la emoción de aventurarme a algo por primera vez, se había apagado.

Lo que me lleva a la siguiente pregunta:

¿Es tu vida aburrida?

No quiero que esta pregunta sea malinterpretada. No estoy diciendo que no hayas logrado grandes cosas y vivido hermosos momentos con las personas que amas. No estoy diciendo que no tienes personas que te admiran y a las que has impactado positivamente. Es simplemente una pregunta que tiene una respuesta muy personal. Es una pregunta mucho más profunda. Va directo al corazón. ¿Sientes que vives tu vida al máximo? ¿Sientes que, cuando reflexionas en las profundidades de tu corazón, has vivido una vida completa y sin remordimientos? ¿Has dado lo máximo de ti por la conquista de tus sueños, cada día?

Si te llamaran unos directores de Hollywood para hacer una película de tu vida, ¿cómo sería?

Una frase dura y profunda, de esas que pudieras escribir un libro entero, dice lo siguiente: "Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación y se van a la tumba con la canción todavía en ellos".

Muchos de nosotros vivimos en una "silenciosa desesperación". Sentimos en nuestro corazón un vacío. La vida que una vez soñamos no existe ya más o quizás nunca existió.

Cuando fuimos niños, nuestra vida estaba llena de expectativas, sueños y aventuras. A medida que crecimos, quizás por las expectativas de otros, los problemas en general, las complicaciones de la vida, los traumas, o la falta de guía y sabiduría, fuimos apagando esos sueños y deseos de aventura, de riesgo y de victoria.

Sin darnos cuenta, muchos terminamos en trabajos que no nos llenan, vidas de rutina, mismos lugares, mismos platos, mismos lunes y mismos viernes, mismos fines de semana, mismas rutas a la oficina, mismo piso, mismo escritorio, mismos planes predecibles, una infinidad de mismas cosas. Es como una trampa que nos construimos nosotros mismos poco a poco, y ahora no sabemos ni siquiera que estamos sumergidos en nuestra propia cárcel. La trampa se transformó en nuestro mundo real, nos acostumbramos tanto a él que se convirtió en nuestro nuevo hogar.

¿Será que es posible vivir una vida plena? ¿Será que es posible que, al llegar al final de nuestras vidas, hayamos cantado nuestra canción a todo pulmón, cada día de nuestra existencia?

Ese día Don habló un par de horas. No recuerdo mucho lo que dijo después de que contó lo de la vida aburrida.

Algo que sí recuerdo es que nos habló de que existían principios universales que hacen grandes historias. Principios que, por cientos de años, escritores, poetas y directores han utilizado para construir grandes historias; historias que conmueven y conectan. Dichas historias atraen a miles de personas que se sumergen en una narrativa de héroes con un llamado, de vidas con un propósito.

Un aspecto que me atrae de los principios universales es que funcionan siempre de la misma manera. Si funcionan en las películas y las novelas, tenían entonces que funcionar en la vida real. Lo que me llevó a la siguiente conclusión: si logramos entender el arte y la ciencia detrás de las historias; si comprendemos por qué unas historias son exitosas y conectan al nivel del corazón mientras que otras son aburridas y rápidamente olvidadas; si logramos aprender esos principios universales; podremos entonces aplicarlos a nuestra vida para lograr vivir una vida que valga la pena vivir, una vida que valga la pena contar.

Lograremos vivir una vida en la cual cantaremos nuestra canción a tiempo y llegaremos al final habiéndolo entregado todo, sin remordimientos: una vida vivida al máximo.

CHAPTER 2

GRANDES HISTORIAS


EN ELAÑO 1997 JAMES Cameron presentó al público una película que llegó a convertirse rápidamente en la película más exitosa para el momento. Con una inversión de poco más de doscientos millones de dólares, Titanic salió al mercado y llegó a facturar más de dos billones de dólares.

Titanic fue la primera película de la historia en facturar más de un billón de dólares. Recuerdo haber ido al cine a verla, no una, sino tres veces. Esta película fue una sensación como ninguna otra.

Lo interesante es que era una película histórica. Toda persona que fue a verla sabía el final. Sabía que el barco se iba a hundir. (Imagino que cuando la viste nunca esperaste que el barco lograría evitar el icebergy llegara a salvo a tierra firme).

¿Cómo es posible que una película en la que todo el mundo sabe el final, llegara a tener tanto éxito? ¿Por qué las personas fueron a verla una y otra vez sabiendo exactamente lo que iba a pasar?

La realidad es que Titanic no fue una historia sobre el hundimiento de un barco. Titanic fue una historia de lo que sucedió en el medio de la tragedia. Ni siquiera fue una historia de amor entre Jack y Rose. Titanic fue una historia de libertad. La libertad de Rose.

Por eso conectó con nosotros: por el tema libertad.

La película comienza mostrando a una joven llamada Rose que está siendo obligada a vivir una vida que no quiere vivir, casarse con un hombre del que no está enamorada solo para poder asegurar el futuro financiero de una familia que se encuentra al borde de la quiebra.

En medio de su desesperación, aparece Jack, un muchacho pobre pero apasionado por vivir la vida al máximo, un joven con una vida libre. Ellos conectan, se enamoran y comienzan a vivir una aventura nueva para Rose, una aventura que cambiará su vida para siempre.

Rose, acostumbrada a la riqueza y una vida casi de la realeza, empieza a darse cuenta de que no es realmente libre. Mientras Jack, sin dinero pero con un espíritu aventurero, está realmente viviendo una vida en libertad.

A pesar de haber vivido una historia de amor intensa, solo duró unos cuantos días. Pero las repercusiones de esa experiencia transformaron el futuro de una vida que resucitó, una vida que se le escapó a la muerte (y no me refiero a la muerte física).

Al final de Titanic se presenta una escena en la cual no sabemos si Rose, ya muy anciana, duerme o parte de este mundo. En ese momento la cámara cambia su enfoque y comienza a mostrar unas fotos que se encuentran en la mesa de noche de Rose; los momentos más preciados de su vida.

Vemos a Rose lista para volar un avión, montando un caballo, con su familia, graduándose de la universidad. Vemos a una Rose feliz, una Rose que vivió su vida como la decidió vivir.

Jack había salvado a Rose.

La película Titanic no fue sobre un barco. El hundimiento del barco fue simplemente la excusa para presentarte una historia más profunda. Una historia que conectara contigo a un nivel superior.

En contraste con esta historia, casi diez años más tarde salió al público la película Poseidón. Esta película relataba una historia similar sobre una tragedia de un barco.

Poseidón tuvo un presupuesto similar al de Titanic pero mucha mejor tecnología porque fue filmada diez años después. Los resultados fueron decepcionantes.

Poseidón solo facturó cerca de ciento ochenta millones de dólares, once veces menos que Titanic.

¿Cómo puede ser que dos películas similares, con presupuestos de producción similares, con tecnología casi similar llegaran tan disparejas al final de la jornada; una facturara dos billones de dólares y la otra ciento ochenta millones?

La diferencia está en la historia. Mientras Poseidón se enfocó en la historia del desastre de un barco con una magnífica ejecución de efectos especiales, Titanic se enfocó en una historia más poderosa, una historia de libertad.

Lo que me lleva a la siguiente conclusión: dos personas pueden tener los mismos recursos, la misma educación, pueden inclusive venir de la misma familia, pero la manera en que definan y vivan su historia hará la gran diferencia.

¿Cómo quieres vivir tu historia? ¿Cómo quieres ser recordado?

Esta pregunta movió a todo un ejército escocés, desesperanzado, a luchar por su libertad contra el yugo inglés en el siglo XIV.

En la película Corazón valiente se muestra la entrada a escena de un guerrero escocés que lucha por la libertad de su nación. Para ese momento, Escocia ha estado bajo el dominio inglés por siglos. Su último rey, Eduardo Piernas Largas, ha actuado como uno de los peores y más tiranos reyes que se hayan visto jamás. Ha destruido a la nación, violado a mujeres y asesinado a miles de hombres.

Tristemente, la nobleza de Escocia, que debería proteger a su pueblo, ha hecho tratos a escondidas con Inglaterra para proteger su riqueza y estatus personal.

Ahí es cuando aparece William Wallace, el primer guerrero que decide desafiar a Eduardo Piernas Largas. Este, indignado, envía una gran cantidad de soldados del ejército inglés al campo de Stirling para destruir a los rebeldes de una vez por todas.

En ese momento miles de habitantes bajan al terreno de batalla y están listos para comenzar la confrontación. Los líderes escoceses (nobles cobardes con una agenda personal) quieren evitar la batalla. Bajo la excusa de la diferencia de tamaños entre los dos ejércitos, deciden ir a negociar. Estos líderes saben que una buena negociación les dará más tierras y poder.

Los escoceses, al ver el tamaño del ejército inglés y ver a sus líderes buscando una negociación, empiezan a descorazonarse y dejar el terreno de batalla poco a poco. Al principio se retiran de uno en uno, pero luego empiezan a desertar por grupos.

En ese momento aparece William Wallace. Viendo que los nobles quieren negociar y que parte del pueblo está desertando, se para frente al ejército escocés y pronuncia uno de los discursos más poderosos que he escuchado alguna vez.

En ello, William Wallace trata de convencer sin éxito al ejército escocés para que se mantenga en la línea de batalla. Sin embargo, al final logra convencerlos cuando les muestra que una vida sin libertad no es una vida que vale la pena vivir. Argumenta que si no pelean en ese momento, al final de sus vidas desearán una nueva oportunidad como la que tienen ahora mismo, una oportunidad para luchar por su libertad aunque tengan que arriesgar su vida para lograrlo.

Este discurso motivó al ejército escocés a quedarse en el campo de batalla, luchar y vencer.

Ahora vuelvo a la pregunta. ¿Cómo quieres vivir tu historia? ¿Cómo quieres ser recordado? Día a día, semana a semana, año tras año, miles de personas mueren en arrepentimiento por no haber intentado todo lo que soñaron hacer. Personas que, tal como dijo William Wallace, están dispuestas a cambiar todos los días de su vida por volver atrás y modificar el rumbo que escogieron.

Creo que estas historias como Titanic, Corazón valiente y muchas otras, desarrollan una profunda conexión con nosotros porque existe dentro de nuestros corazones un profundo deseo de vivir una historia similar, una historia con propósito.

La sociedad, las expectativas de otros y lo común nos han enseñado a ser sumisos ante la posibilidad de vivir una gran historia. Han reeditado lo que significa vivir una gran historia y nos han vendido una narrativa diferente como si fuera verdadera. Nos han entrenado para vivir una vida normal, una vida común.

Y ahora vivimos en una sociedad mayormente infeliz, miles de personas en trabajos que odian, depresión, aburrimiento y vidas sin propósito.

Déjame ser honesto, una vida con propósito no es tan beneficiosa en el corto plazo para la economía mundial como lo es una narrativa que te convenza de que la próxima televisión, la nueva tableta o el nuevo auto es lo que necesitas para ser feliz; o la nueva crema, la última máquina de hacer ejercicios o la dieta de moda es lo que necesitas para estar más bella. En palabras de Steven Pressfield: "Vivimos en una cultura de consumo que es perfectamente consciente de esta falta de felicidad y ha creado un arsenal de armas para explotarla. Nos vende un producto, una droga, una distracción".

Una de las películas favoritas de mi esposa es Leyendas de otoño. Ella dice que le encanta el argumento de la película, yo creo que es porque está protagonizada por Brad Pitt.

Esta es una historia sobre dos hermanos (eran tres pero uno muere muy joven en la batalla) y los diferentes caminos que escogen en su vida.

La narrativa ocurre en las tierras de su padre en el hermoso estado de Montana. Alfred, el hermano mayor, se va de las tierras a la ciudad y se convierte en un gran hombre de negocios y luego en un político. Alfred se vuelve un hombre muy exitoso pero con el tiempo pierde su corazón.

Por el otro lado está Tristan, el hermano del medio, que es interpretado por Brad Pitt. Sobre él, John Eldredge en su libro Salvaje de corazón, comenta: "Personifica el oeste: atrapa y doma al semental salvaje, lucha con un cuchillo contra el oso pardo y se gana a la mujer hermosa. Aún no he conocido a un hombre que quiera ser Alfred ... Aún no he conocido a una mujer que quiera casarse con alguien así".


(Continues...)

Excerpted from Despierta Tu Héroe Interior by Víctor Hugo Manzanilla, Graciela Lelli. Copyright © 2015 Víctor Hugo Manzanilla. Excerpted by permission of Grupo Nelson.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Table of Contents

Contents

Prólogo, [ix],
Introducción, [xi],
PRIMERA PARTE: LA SILENCIOSA DESESPERACIÓN,
1. La silenciosa desesperación, [3],
2. Grandes historias, [9],
SEGUNDA PARTE: LA JORNADA DEL HÉROE,
3. La Jornada del Héroe, [19],
4. Un mundo ordinario, [29],
5. Un llamado a la aventura, [33],
6. El tesoro, [49],
7. La negación de tu llamado, [59],
8. El incidente inductor, [75],
TERCERA PARTE: EL CONFLICTO,
9. El conflicto y la resistencia, [89],
10. El conflicto y su belleza, [95],
11. El conflicto y la sabiduría, [109],
12. El conflicto y el fracaso, [123],
CUARTA PARTE: LA RESURRECCIÓN,
13. La resurrección, [133],
14. La victoria, [143],
15. De vuelta al mundo ordinario, [149],
QUINTA PARTE: MIS CONSEJOS PARA TU JORNADA,
16. Consigue un mentor, [157],
17. Crea una comunidad, [167],
18. Aprende a definir lo esencial, [171],
19. Aprende a recoger las flores del camino, [179],
20. Crea hábitos y acuéstate a dormir, [185],
21. Desarrolla el amor por la lectura, [193],
SEXTA PARTE: PALABRAS FINALES,
22. Del éxito al significado, [201],
23. El nacimiento de un movimiento, [207],
Contacto, [211],
Notas, [213],
Bibliografía, [217],
Acerca del autor, [219],

Customer Reviews

Most Helpful Customer Reviews

See All Customer Reviews