Jugosa y fit: El verdadero secreto de los jugos y ejercicios para tener un cuerpazo

Jugosa y fit: El verdadero secreto de los jugos y ejercicios para tener un cuerpazo

by Claudia Molina

Paperback

$11.96 $12.99 Save 8% Current price is $11.96, Original price is $12.99. You Save 8%.
View All Available Formats & Editions
Eligible for FREE SHIPPING
  • Want it by Thursday, October 25  Order now and choose Expedited Shipping during checkout.
    Same Day shipping in Manhattan. 
    See Details

Overview

Jugosa y fit: El verdadero secreto de los jugos y ejercicios para tener un cuerpazo by Claudia Molina

La guía oficial de Jugos y ejercicios para mantenerse en forma de Claudia Molina, la especialista en nutrición de Univisión y entrenadora física de Nuestra Belleza Latina.

Jugosa y fit: El verdadero secreto de los jugos y ejercicios para tener un cuerpazo es una guía de jugos para vivir de una manera natural y saludable, traída a ustedes por la experta en nutrición y ejercicios de Univisión, Claudia Molina. En este libro, Claudia comparte las recetas de sus jugos favoritos, el modelo de alimentación que ha seguido desde su adolescencia y los ejercicios que ella practica con frecuencia. Este método es el que Ella ha recomendado por años a la audiencia de Despierta América y el que le ha dado excelentes resultados con las concursantes de Nuestra Belleza Latina para que logren un cuerpo saludable y en forma.

¿Quieres tener un vientre plano, eliminar la celulitis y lucir más joven? Claudia te ofrece una gran variedad de jugos con propiedades excepcionales para que alcances estas anheladas metas y muchas más. Además, incluye la guía personalizada de Claudia con ejercicios para aplanar tu abdomen y delinear tu cintura. A través de la jugoterapia y los ejercicios, Claudia Molina ha logrado un cuerpo envidiable y ahora quiere compartir contigo todos sus secretos sobre la jugoterapia, la nutrición y el entrenamiento físico.

Nunca es tarde para rejuvenecer, embellecer y revitalizar tu cuerpo. ¡Únete a Claudia para celebrar una vida jugosa y fit!

Product Details

ISBN-13: 9781501104916
Publisher: Atria Books
Publication date: 02/02/2016
Series: Atria Espanol Series
Pages: 224
Sales rank: 76,759
Product dimensions: 5.50(w) x 8.30(h) x 0.60(d)

About the Author

Claudia Molina es experta en nutrición y en preparación física. Es graduada en Comunicación social y periodismo, y está certificada por la Federación Nacional de Entrenadores Profesionales (NFPT, por sus siglas en inglés) en nutrición deportiva y en diferentes disciplinas del entrenamiento físico. En el 2001, Claudia se mudó a Miami e inmediatamente comenzó a trabajar para Univisión en varios programas. Ha trabajado como reportera y presentadora en los programas República Deportiva y Sábado Gigante, y actualmente se desempeña como asesora de vida saludable en el show matutino Despierta América y es la nutricionista y entrenadora física oficial de las participantes de Nuestra Belleza Latina.

Read an Excerpt

Jugosa y fit




  • En los últimos años, extraer el jugo de las frutas y de los vegetales, mejor conocido como juicing en los Estados Unidos, se ha convertido en una práctica popular entre los entusiastas de un estilo de vida saludable, aunque también ha logrado cautivar la atención del público en general, que ha sentido la necesidad de hacer cambios en sus hábitos alimenticios, preocupados por su salud y bienestar.

    Juicing viene de la palabra juice, que en español significa “jugo”, y simplemente consiste en hacer jugos de frutas y vegetales crudos para incorporarlos en la alimentación diaria y así obtener un efecto determinado en la salud.

    En mi caso, llevo practicando la jugoterapia desde mi adolescencia como un método saludable y delicioso para obtener los beneficios de los poderosos nutrientes de los vegetales y de las frutas, y como una alternativa ideal para hidratarme sin necesidad de acudir a saborizantes ni endulzantes artificiales. Al mismo tiempo, ha sido una forma preventiva de cuidar mi salud, resaltar mi belleza y de preservar mi juventud. Es por este amor por lo natural que siempre he tenido como emblema de vida una frase muy significativa que encierra mis principios y que sintetiza la esencia del mensaje que quiero transmitirte: “El secreto de tu salud y de tu belleza está en la naturaleza”.

    Cuando llegué a la adolescencia empecé a tener ciertas inseguridades porque era demasiado delgada, incluso parecía mucho menor que mis compañeras de colegio y eso en cierta forma me hacía sentir inconforme con mi cuerpo y apariencia. Esta precisamente fue mi mayor motivación y el motor que me impulsó a querer cambiar mi cuerpo, pero sin transgredir ni afectar mi salud. Por eso comencé de manera espontánea a leer diversos libros de nutrición, para aprender a encaminar bien mi alimentación hacia mi meta de ganar masa muscular y embarnecer mi cuerpo; también compré varios DVDs e instrumentos de ejercicio para usarlos en casa y así ir adquiriendo destreza, fuerza y resistencia antes de ingresar a un gimnasio. Y como complemento, empecé a poner en práctica los consejos y trucos de mi abuela, de mi madre y de mis tías, que siempre han basado sus tratamientos de belleza en productos netamente naturales.

    Al ingresar a la universidad había obtenido muy buenos resultados, pero yo deseaba seguir progresando y decidí llevar mi proyecto de salud a un nivel avanzado, por eso inicié mis estudios de Comunicación Social y Periodismo siguiendo un plan alimenticio saludable y balanceado, estructurado especialmente para mí por una excelente nutricionista quien me dio la guía nutricional para alcanzar mis metas y continuar progresando. Al mismo tiempo acudí a un especialista en medicina deportiva que me realizó una serie de pruebas para determinar mi nivel físico y me dio las directrices para potenciarlo. También continúe mi preparación con la asesoría de un experto en entrenamiento físico que me realizó un plan completo con miras a ayudarme a conseguir mi meta de alcanzar un cuerpo atlético, tonificado y femenino.

    Realizar un plan con la orientación de profesionales reconocidos en el tema, pero ante todo con una gran vocación y espíritu de ayuda, fue lo que me cautivó y despertó en mí el amor y el deseo de estudiar estas disciplinas para ampliar mis conocimientos y posteriormente ejercerlas profesionalmente. Ahora, después de varios años de práctica, me doy cuenta de que no pude haber hecho una mejor elección porque he podido conservar mi salud y vitalidad manteniendo mi estilo de vida saludable, y tambien he tenido la oportunidad de vivirlo en mi práctica diaria, en la que satisfactoriamente he conseguido extraordinarios cambios de estilos de vida y grandiosas transformaciones.

    Gracias a mi título de comunicadora social y periodista también he tenido la fortuna de desempeñarme por muchos años en diferentes programas de radio y televisión de la cadena Univision de los Estados Unidos. Uno de ellos es Despierta América, revista matutina enfocada a la familia en la que he podido entrelazar la televisión, la nutrición y el ejercicio para ayudar al público hispano a mejorar sus hábitos alimenticios y a tener una vida más activa. De igual manera, he tenido la oportunidad de pertenecer por siete años al show Nuestra Belleza Latina de la misma cadena, como nutricionista y experta en entrenamiento físico, para orientar a las concursantes sobre cómo deben alimentarse y ejercitarse para mantener un peso saludable y una silueta armónica digna de una representante de la belleza latina. Estos importantes programas y las diferentes redes sociales han sido mi ventana al mundo para transmitir mis consejos a millones de hogares dándome la oportunidad de ayudar a la comunidad a mejorar su salud y disfrutar de una mejor calidad de vida.

    Mi deseo de alcanzar a más personas y expandir hábitos de vida saludables me llevó a crear esta minuciosa recopilación con las diferentes combinaciones de jugos, licuados y batidos que a mí me han dado excelentes resultados. En esta variada lista podrás encontrar el beneficio que cada uno de ellos ofrece para tu salud, con su respectiva forma de preparación para que te sirva como una guía alimenticia que puedes consultar a cualquier hora. De esta forma podrás desintoxicar tu cuerpo, bajar de peso y por fin podrás lograr ese abdomen plano que tanto añoras y esa cintura de reloj de arena con la que siempre has soñando.

    Cuando bebes jugos naturales, todos los nutrientes están ahí, vivos, listos para ser absorbidos. Tu cuerpo no tiene que luchar para extraerlos o descomponerlos; es como si el extractor de jugos te ahorrara el trabajo y realizara la labor del tracto digestivo; de esta manera tu organismo tiene que enfocarse únicamente en asimilar y absorber los nutrientes puros y llenos de vida.

    La salud es como un matrimonio en el que los dos cónyuges tienen la misma importancia. Mirándolo de esta forma, uno de ellos equivale a la alimentación natural, saludable y balanceada que debes seguir, mientras que su media naranja no podría ser otra que una efectiva y variada rutina de ejercicios. Por eso en este libro también quise incluir un entrenamiento infalible con movimientos aeróbicos que eliminarán tu grasa abdominal y ejercicios de resistencia que te ayudarán a reducir medidas y a disfrutar de un abdomen plano y firme.
    ¿CÓMO PUEDEN BENEFICIAR TU SALUD LOS JUGOS?
    Es asombroso cómo los jugos, licuados y batidos pueden enriquecer tu régimen alimenticio por las múltiples propiedades que tienen y los grandes beneficios que ofrecen para tu salud. Estoy convencida de que nada puede sustituir ni superar lo que la naturaleza te brinda. Es por esto que te recomiendo con gran entusiasmo el consumo habitual de jugos naturales, porque tu salud comienza en el interior y se manifiesta en el exterior.

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo mínimo de cinco porciones de frutas y verduras al día para prevenir enfermedades crónicas como el cáncer, la diabetes, la obesidad y afecciones del corazón. Se ha comprobado científicamente que a mayor consumo de frutas, verduras y hortalizas, mayor será su efecto protector en tu organismo.

    Estos son los principales beneficios que ofrecen los jugos:

    Por el rápido ritmo de vida que seguramente tienes, es muy factible que te quedes corto en la ingesta diaria de frutas y verduras; pero tomando diferentes combinaciones de jugos con regularidad puedes cumplir con dicha cuota y garantizar la obtención de vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra, agua y flavonoides que tu cuerpo necesita.

    El agua es un elemento esencial para el correcto funcionamiento de tu organismo, pero la gran mayoría de las personas no le dan la suficiente importancia a una adecuada hidratación.

    El agua es el componente más abundante de las frutas y de los vegetales; por esta razón, incluir jugos en tu alimentación, además del agua que debes consumir diariamente, te garantiza una ingesta correcta de líquidos y por lo tanto una constante eliminación de toxinas y residuos a través de la orina, el sudor y la respiración.

    Un gran beneficio de los jugos es que te permiten ampliar el consumo de frutas, vegetales y hortalizas; además te dan la posibilidad de consumir diferentes alimentos en un mismo jugo y obtener las valiosas propiedades características de cada color.

    Es normal que no te gusten algunos vegetales o que no consumas ciertas frutas porque no las conoces, pero si los mezclas en un jugo con alimentos de tu predilección, sus sabores se mezclarán sin que los sientas y de esta manera no tienes que privarte de sus propiedades y beneficios.

    Beber jugos verdes incrementa la ingesta de clorofila, el pigmento responsable de dar el color verde a las plantas al que se le atribuyen infinidad de propiedades beneficiosas para la salud. La clorofila o “sangre verde”, como ha sido denominada, es un privilegio de la naturaleza y todas las propiedades que ofrece están a tu alcance mucho más cerca y fácil de lo que piensas.

    Consumir clorofila con regularidad contribuye a oxigenar la sangre y a aumentar su producción, así se beneficiarán tus células y en especial tu corazón.

    La clorofila te ayuda a desintoxicar el organismo, ya que favorece la eliminación de metales pesados en las células, limpia el colon e incrementa la flora bacteriana intestinal, mejorando el funcionamiento de tu sistema digestivo en general. Otro gran aporte de la clorofila es su incidencia en la reducción del colesterol malo (LDL, por sus siglas en inglés).

    La clorofila además tiene la cualidad de fortalecer tu sistema inmunológico debido a su capacidad de alcalinizar la sangre, generando un ambiente equilibrado y poco propicio para el desarrollo de bacterias. También tiene un alto contenido de vitaminas A, E y C que le otorgan potentes propiedades antioxidantes y anticancerígenas.

    Los jugos de frutas, verduras y hortalizas contienen sustancias nutritivas concentradas que le proporcionan a tu cuerpo las vitaminas, minerales y antioxidantes esenciales naturales de total asimilación. Tu cuerpo absorbe el 95% de los nutrientes que consumes en los jugos, y puedes usar la energía proveniente de ellos tan pronto son digeridos. Cuando bebes sus nutrientes en vez de co-merlos, tu cuerpo gasta menos tiempo en la digestión y los azúcares simples que contienen (fructosa) te brindan energía y satisfacción al instante.

    La única forma de bajar de peso saludablemente y a largo plazo es quemando más kilocalorías de las que ingieres. Esto, en la vida práctica, significa que debes disminuir el consumo de kilocalorías diarias y aumentar tu actividad física para acelerar la quema de grasa acumulada y bajar esas libras de más que te están ocasionando el sobrepeso. Un punto muy importante que debes tener en cuenta es que el organismo, para deshacerse de una libra de grasa, necesita tener un déficit de 3.500 kilocalorías; por ejemplo, si a partir del lunes dejas de ingerir 500 kilocalorías por día, al final de los 7 días de la semana habrás experimentado un ahorro de 3.500 kilocalorías, que se reflejarán en una libra menos de peso; pero si durante esa semana también realizas actividad física constante, es muy probable que el número de libras perdidas sea mucho mayor. Por eso es muy importante que realices un plan alimenticio saludable y balanceado simultáneamente con un plan de ejercicios que destruya la grasa que has venido acumulando.

    Quiero aclararte que en el lenguaje común es muy frecuente que se utilicen los términos kilocaloría y caloría como si fueran lo mismo, pero no lo son. La medida oficial para calcular la energía que aportan los alimentos al cuerpo son las kilocalorías, por lo tanto así me referiré a ellas en todo el libro.

    Los jugos te ayudan a bajar de peso saludablemente y sin pasar hambre gracias al alto contenido de agua y de fibra que suministran, al bajo contenido calórico de los vegetales, a su escaso contenido de grasa y a su aporte de carbohidratos de fácil y rápida absorción que son utilizados por tu cuerpo como energía inmediata. Es precisamente por este último factor que te recomiendo moderar el consumo de jugos con frutas en las horas finales de la tarde y en la noche, que es cuando disminuyes tu actividad o te dispones a descansar. Esto es a excepción de los días de mi plan de desintoxicación, durante los cuales sí vas a poder consumir jugos y licuados con frutas a esas horas del día porque tu ingesta de kilocalorías va a ser muy reducida y necesitas de sus propiedades para lograr una correcta depuración.

    El consumo de vitamina C proveniente de diversas fuentes de frutas y vegetales favorece la quema de grasa por su activa participación en la oxidación de los lípidos y en su eliminación. Esto no solo lo he podido comprobar a través de mi práctica profesional, sino que también ha sido avalado por estudios científicos del Departamento de Nutrición de la Universidad de Arizona y de la Universidad de Colorado que arrojaron datos muy precisos que confirman la propiedad de esta vitamina para estimular la capacidad de quemar grasa del organismo, y su gran poder antioxidante, que ayuda a transformar el exceso de kilocalorías en energía en lugar de almacenarlo como grasa en ciertas zonas del cuerpo. El consumo recomendado diario de vitamina C es de 90 mg para hombres y 75 mg para mujeres, de acuerdo con la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos.

    Hoy en día tu organismo se encuentra altamente contaminado por los pesticidas y fertilizantes utilizados en la agricultura, por factores medioambientales, por el consumo de alimentos manipulados, por el tabaco, por el pescado o mariscos de mares contaminados y por otros factores que diariamente llenan tu cuerpo de residuos muy difíciles de eliminar. Un exceso de estos agota y debilita tus órganos, haciendo que decaiga tu rendimiento y afectando seriamente tu salud.

    Tu cuerpo depende en gran parte de los órganos excretores, que son los encargados de eliminar las sustancias tóxicas y los contaminantes que pueden ser nocivos o que pueden interferir en su correcto funcionamiento. Los cinco órganos principales que realizan esta función son: el hígado, la piel, los riñones, los pulmones y los intestinos.

    El hígado es el defensor o el guardián de tu organismo. Es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano porque participa en múltiples funciones vitales, entre las que se destacan su actividad metabólica y su función desintoxicante. Todo lo que comes y bebes se filtra a través del hígado, y después este se encarga de distribuirlo al resto del cuerpo. Si el hígado funciona correctamente tendrás la capacidad de filtrar todo lo que ingieres, como alimentos, medicamentos, alcohol, etc., eliminando todas las toxinas de la sangre para evitar que el resto de tu cuerpo se vea afectado. Por el contrario, si tu hígado no está sano y no puede desempeñar sus funciones a cabalidad, puede presentarse una reacción en cadena por el fallo de otros órganos.

    El hígado filtra permanentemente el 13% del total de la sangre para descomponer sus nutrientes y convertirlos en unidades de fácil absorción por el resto del cuerpo. Las sustancias nocivas que elimina el hígado se expulsan a través del intestino y de los riñones.

    La piel es el órgano más grande del cuerpo humano e interviene en la secreción de sustancias tóxicas a través de la transpiración o el sudor. Participa en múltiples funciones, aunque en este caso te voy a mencionar principalmente aquellas enfocadas en su papel como órgano excretor.

    La piel impide la entrada de microorganismos y evita el contacto directo de los órganos internos y tejidos con químicos y otros objetos; es una barrera protectora contra agentes externos.

    La piel desempeña un importante papel en la eliminación de desechos metabólicos compuestos principalmente por agua, sales y urea a través del sudor. También actúa como regulador térmico, ya que a través de las glándulas sudoríparas y de los capilares de la piel, regula y controla la temperatura corporal a través de la transpiración y evaporización del sudor.

    Los riñones y el aparato urinario funcionan como filtros encargados de eliminar y limpiar las impurezas y residuos de la sangre. El cuerpo absorbe los nutrientes de los alimentos y envía los desechos a la sangre. Es en ese momento cuando los riñones sacan su espada protectora, eliminando dichos desechos a través de la orina.

    Cuando no funcionan correctamente, los riñones no pueden retirar los desechos de la sangre adecuadamente, lo que puede originar una intoxicación por exceso de urea y sustancias tóxicas producidas por el propio metabolismo o por la ingesta de medicamentos, drogas o toxinas presentes en los alimentos.

    Pero ahí no se limitan las funciones de los riñones, ya que también regulan la presión y el volumen del líquido corporal, reteniendo o eliminando el exceso de agua de tu organismo.

    El sistema respiratorio se encarga de filtrar los elementos y orga-nismos que entran al cuerpo a través de la nariz, que es por donde ingresa principalmente el aire al aparato respiratorio. Las tres funciones fundamentales de la nariz son las de calentar, humedecer y filtrar el aire para eliminar partículas extrañas potencialmente perjudiciales.

    La función principal de los pulmones es proporcionar oxígeno para tener energía y eliminar dióxido de carbono, considerado un producto de desecho del organismo.

    Cada uno cumple una función específica y muy importante para el correcto funcionamiento del aparato digestivo.

    El intestino delgado es el encargado de asimilar y absorber los nutrientes. El alimento que ha recibido una primera transformación en el estómago y que no ha sido absorbido pasa al intestino delgado, al cual llega como una masa que será nuevamente procesada para transformar los hidratos de carbono en monosacáridos, las proteínas en aminoácidos y las grasas en ácidos grasos. Una vez que finaliza este proceso de asimilación, los alimentos son absorbidos por las vellosidades de las paredes del intestino delgado, las cuales están llenas de vasos capilares que a través del torrente sanguíneo transportan los nutrientes a todas las células del cuerpo.

    El intestino grueso cumple funciones muy importantes, como la de promover la síntesis de ciertas vitaminas, regular su equilibrio hídrico y almacenar la materia de desecho hasta cumplir con la parte final del proceso digestivo, que consiste en la expulsión definitiva de los desechos.

  • Customer Reviews

    Most Helpful Customer Reviews

    See All Customer Reviews