×

Uh-oh, it looks like your Internet Explorer is out of date.

For a better shopping experience, please upgrade now.

No hay silencio que no termine (Even Silence Has an End)
     

No hay silencio que no termine (Even Silence Has an End)

5.0 2
by Ingrid Betancourt
 

See All Formats & Editions

Había perdido toda mi libertad y, con ella, todo cuanto me importaba; alejada a la fuerza de mis hijos, de mi madre, de mi vida y de mis sueños; con el cuello encadenado a un árbol… en condiciones de la más infame humillación, conservaba, no obstante, la más preciosa de las libertades, que nadie podría arrebatarme jamás: la de decidir quién quería ser. En 2002,

Overview

Había perdido toda mi libertad y, con ella, todo cuanto me importaba; alejada a la fuerza de mis hijos, de mi madre, de mi vida y de mis sueños; con el cuello encadenado a un árbol… en condiciones de la más infame humillación, conservaba, no obstante, la más preciosa de las libertades, que nadie podría arrebatarme jamás: la de decidir quién quería ser. En 2002, Ingrid Betancourt, candidata presidencial de Colombia, fue secuestrada por la guerrilla de las FARC, cuando se dirigía a San Vicente del Caguán, dos días después de que en esta zona se finalizara la concesión otorgada por el presidente, en lo que se conoció como la “zona de distensión”. Durante seis años y medio Ingrid Betancourt soportó todos los horrores de la selva: el encierro, las eternas marchas, la enfermedad, el hambre, la soledad, la humillación, los enfrentamientos, el dolor, el olvido… todo esto conservando siempre una integridad sin límites, con una única obsesión: la libertad. En su libro relata, en detalle, sus días en la selva: los complejos hilos de las relaciones personales entre los distintos prisioneros, la lucha por conseguir una ración de comida o la compañía de un diccionario, los tan anhelados minutos de comunicación con su madre y sus hijos a través de un programa radial, sus intentos de fuga, la muerte de su padre. Así mismo da su visión acerca de todo aquello que rodeó su cautiverio: el día de su secuestro, las relaciones con los comandantes de las FARC, la posición de Francia y su lucha por conseguir su liberación, las negociaciones y los esfuerzos del gobierno y las autoridades colombianas. De una forma reflexiva y profunda Betancourt lleva de la mano al lector no solo a vivir en carne propia la humedad, la oscuridad y el olor de la selva, sino a sentir día tras día el torrente de sentimientos y emociones encontradas que allí suceden. No hay silencio que no termine es un trasegar por la miseria y la grandeza humana: con sus encuentros y contradicciones, sus miedos y fragilidades, sus pequeños placeres y alegrías simples, sus decepciones y devastaciones, su esperanza e inspiración. El 2 de julio de 2008, en lo que se denominó como la Operación Jaque, el Ejército colombiano la rescató en un impresionante operativo que le dio la vuelta al mundo, y que regresó a la libertad a Ingrid Betancourt, junto a los tres contratistas norteamericanos, siete miembros del Ejército nacional y tres de la Policía.

Product Details

ISBN-13:
9781616052430
Publisher:
Aguilar
Publication date:
09/21/2010
Edition description:
Spanish-language Edition
Pages:
480
Product dimensions:
5.90(w) x 8.90(h) x 1.90(d)

Customer Reviews

Average Review:

Post to your social network

     

Most Helpful Customer Reviews

See all customer reviews

No hay silencio que no termine (Even Silence Has an End) 5 out of 5 based on 0 ratings. 2 reviews.
NenaAG More than 1 year ago
Cuando leí Cautiva por Clara Rojas me dije que si Ingrid escribía un libro yo no lo iba a leer pues le tome antipatía a través de como se le describía en el libro de Rojas, sin embargo la curiosidad y el tener conciencia que para juzgar siempre hay que escuchar a todas las partes involucradas me llevaron a comprarlo y desde que comencé a leerlo me gusto mucho y me lleno de noches de desvelo pues fue difícil esperar para el día siguiente, lo mismo que aprendí a analizar y valorizar mucho mas mi vida cotidiana y que bendecidos somos quienes nunca pasamos por situaciones semejantes y además comprender que es un grupo especial de personas las que viven esta clase de experiencias y las sobreviven para contarlas tanto así que a veces he llegado a pensar honestamente que esa situación de los secuestrados en Colombia es puramente política en el sentido que todo esta como muy sincronizado y pareciera que se mueve con los hilos de los gobernantes. Un libro muy bien escrito y tan detallado que me pareció estar allí en cada uno de los lugares y casi sentir los olores excelentemente escrito en mi opinión. Con respecto a Ingrid mis respetos igual que a cualquiera que ha pasado por esa experiencia igual mi opinión sobre su persona cambio pues yo creo que la razón por la que casi todos los que convivieron con ella en cautiverio tienen muy poco a su favor que decir es simple y sencillamente porque ella es y era y va a seguir siendo diferente a ellos aun siendo Colombiana nunca se parecerá a ellos pues quien vive, se cría y estudia fuera de cualquier país Latinoamericano ya sea en Norte América o Europa va a ser diferente las culturas chocan y lo que para muchos es soberbia para otros es simple y sencillamente no darse por vencido y saber que en cualquier circunstancia uno debe seguir siendo quien es pues ese es el único derecho que nadie le puede quitar además de que ella fue y seguirá siendo la única carta de Oro que tuvo la guerrilla en sus manos y ella estaba consiente de esto. Mi admiración también por tener la humildad de perdonar la crueldad sin límites y sin razón de ser y de la compasión hacia el verdugo mayor dentro de su cautiverio.
Anonymous More than 1 year ago