AMOR COMO EL TUYO: A LOVE LIKE YOURS

AMOR COMO EL TUYO: A LOVE LIKE YOURS

by Blasopal

Paperback

$10.99
View All Available Formats & Editions
Choose Expedited Shipping at checkout for guaranteed delivery by Friday, September 20

Overview

En AMOR COMO EL TUYO, sin duda que Blasopal aborda el tema del amor. Eso sí, habla de un amor especial, el cual describe como "inmensurablemente grande y único". Este volumen es un trabajo hermoso. Contiene una sección con poemas traducidos al inglés y fotos alusivas al tema que trata.

Lic. Vilma Suyapa G. de Lazo

Product Details

ISBN-13: 9781490772455
Publisher: Trafford Publishing
Publication date: 04/15/2016
Pages: 76
Product dimensions: 5.50(w) x 8.50(h) x 0.18(d)

Read an Excerpt

Amor Como El Tuyo

A Love Like Yours


By Blasopal

Trafford Publishing

Copyright © 2016 Blasopal
All rights reserved.
ISBN: 978-1-4907-7245-5



CHAPTER 1

ACUÉRDATE

De las montañas agrestes y siempre verdes,
de sus azules, claros y límpidos cielos;
de ellos, oh alma mía, espero los recuerdes,
pues fueron testigos de tus infantiles anhelos.

Acuérdate siempre de aquel mar azulado,
que mitigó el calor de tus veranos,
que entonces te fue paraíso inigualado,
pues presenciaron tus amores tempranos.

Acuérdate de tus triunfos más sonados
y de los días cuando eras mucho más fuerte;
acuérdate de todos los dolores ya sanados,
de aquellos que casi te causan la muerte.

Acuérdate de lo arriba ya mencionado,
y de todo aquello que te quieras recordar;
sobre todo acuérdate de quien más te ha amado:
¡De tu Señor, alma mía, no te debes olvidar!


AMOR ETERNAL

Si grandemente mueve el espíritu mío,
El amor humano, que es carnal,
¡oh Dios! que me mueva más el de tu Hijo,
pues ese me muestra tu gran amor eternal.

Que pueda ver siempre Su sacrificio,
como algo muy, pero muy personal,
y no llegar a sufrir el gran suplicio,
del tan terrible castigo infernal.


    AMOR COMO EL TUYO

    Como Tú, nadie me había amado,
    y estoy seguro que nadie ... nadie lo hará;
    tu amor es tan grande, que por siempre durará.

    Como el tuyo, nadie me había mostrado;
    amor puro, genuino, tan intenso,
    y más que la mar de inmenso.

    Me has amado, y de tal manera,
    y sólo me pusiste con una condición:
    que a ti únicamente abriera mi corazón.

    Hoy es sólo tuya mi vida entera,
    como lo es mi alma y mi corazón;
    vivir sin Ti sería vivir sin nada ... sin razón.

    Amor como el tuyo, nadie puede ofrecer,
    porque el tuyo es completo y genuino;
    mas lo goza quien lo reciba de verdad.

    Amor como el tuyo nadie puede merecer.
    ¡Gracias, oh Dios, por ponerlo en mi camino;
    sin merecerlo, tu amor me diste en tu bondad!


ANTE SU ALTAR

Un canto de alabanza
hoy quiero a Él cantar,
bailarle una danza
y todo ante Su altar;

¡Para Él es mi Canto,
para Él es mi danzar!
Hoy no tengo más llanto,
Él sanó mi penar.

Mi alma sólo a Él le alaba
porque Él es mi Señor.
Desde antes Él me amaba,
sólo a Él doy mi amor.

Que le agrade mi canto,
y también mi danzar;
eso yo quiero tanto,
por ello voy a rogar.


    CONTANDO CON TU AYUDA

    Invade a mi mente un manto gris;
    parece ser un mal presentimiento
    que a mi sentir da un triste matiz.

    Y ese manto cae lentamente
    y de a poco aturde mi pensamiento;
    ¡ay Señor, aparta eso de mi mente!

    Sé muy bien que cuento con Tu ayuda,
    pues siempre contestas mi plegaria;
    no permitiré que entre en mí la duda.

    De que soy tu hijo, a veces me olvido
    y me comporto como un paria;
    no me lo tomes a cuenta, te pido.

    Ya está tranquilo mi corazón;
    ¡gracias por llenarme de dulce calma;
    gracias Dios, por contestar mi oración!

    Por tu misericordia y gran amor,
    ¡oh bendito Señor, te alaba mi alma!
    Te alaba, pues eres Dios y Señor.


    ¡CUÁN GRANDE ES TU AMOR!

    Sé bien que grande ha sido tu amor,
    pues en gran manera me lo has mostrado:
    En los días fríos me has dado tu calor
    y en los calurosos tu sombra me has dado.

    Siempre mi estómago lo has saciado
    y aunque nunca viví en la opulencia,
    jamás mi cuerpo anduvo desnudo,
    ni de algo en la vida tuve carencia.

    Me has guardado del peligro día a día,
    me diste fuerzas cuando yo desfallecí;
    siempre me libraste de la gente impía
    me bendices desde que te conocí.

    Grande amor, sin duda el tuyo ha sido,
    que lo entregaste todo ... todo sin pedir
    nada a cambio; mas bien sólo olvido,
    hostilidad e indiferencia has recibido.

    Nada tengo con que pueda yo pagarte,
    como no existen las palabras para agradecer
    todo lo que por mi has hecho. Así, darte
    hoy mi corazón, es lo único que puedo hacer.

    Acéptalo, pues humildemente te lo imploro,
    y has de él, para ti una morada hermosa.
    que haga mi vida resplandecer como el oro,
    y que todos vean en ella, tu mano amorosa.


CRUCIFICADO POR MIS CULPAS

Tanto has amado a la humanidad,
que por ella diste tu vida en la cruz;
el pecado impedía que viéramos tu luz,
y nos envolvimos más en la maldad.

Gracias, porque no sólo por nosotros moriste,
mas tu obra redentora la hiciste completa;
la tumba que te encerró quedó abierta,
pues resucitando, glorioso al cielo ascendiste.

De corazón te doy gracias Señor,
porque por mí moriste crucificado;
era yo quien debió ser ajusticiado,
porque viví lejos de ti cual vil pecador.

El pecado había envilecido mi vida,
y mi alma entera una condenación
tenía pendiente. Viste la situación ...
dejaste que ella volviera a Ti arrepentida.

El pecado mi alma había ennegrecido,
mas tu sangre vertida allá en el Calvario,
más blanca que la nieve, la hace lucir a diario;
por ello, ¡oh Dios! Te estoy más que agradecido.

Me conmueve tanto, ¡oh Dios! tu gran amor,
pues sé que por mí, hasta el gran sacrificio
llegaste, y sufriendo en la cruz gran dolor,
del pecado me libraste, sin importarte el suplicio.

Nada tengo con que pueda yo pagarte,
no existen las palabras para agradecer,
todo lo que por mí has hecho. Así, darte
mi corazón hoy, es lo único que pueda hacer.

Acéptalo, humildemente te lo imploro,
y haz de él, para ti, una hermosa morada,
que haga mi vida resplandecer como el oro,
y que todos vean en ella, tu mano amorosa.

Acéptalo, pues humildemente te lo imploro,
y haz de él, para ti, una morada Hermosa
que haga mi vida resplandecer como el oro,
y que todos vean en ella, tu mano amorosa.


    DESEOS DE MI CORAZÓN

    Mi más vehemente ruego, ¡Señor!
    es que mi alma te sea agradecida;
    y que por todo tu gran amor,
    pueda ofrendarte, cada día, mi vida.

      Que del canto de las aves, la hora,
      para buscarte sea el tiempo indicado,
      y decirte: ¡Señor! mi alma te adora,
      sea tu bendito nombre glorificado.

      Lléname, Señor, de tu gran amor,
      para así a mi prójimo yo poder amar;
      aunque lo que él haga me cause dolor,
      en nada, para amarlo, me pueda importar.

    Llena de tu presencia mi débil ser
    y sacia el gran vacío de mi alma;
    guía mis vacilantes pasos por doquier
    y a mi vida infunde tu dulce calma.

    Estos deseos de mi angustiado corazón,
    de tus promesas son mi humilde reclamo.
    talvez para pedirlos no tenga ni una razón,
    pero sé que me amas y sabes que te amo.


    ENCUENTRO CERCANO CON ÉL

    Lejos, muy lejos de Dios me encontraba,
    y mi vida sufría lo indecible.

    Pero un día sucedió lo imposible,
    y en mi ser un cambio se notaba.

    En huir del Señor siempre me empeñaba,
    y que fallé en mi intento fue visible,
    pues ya me di cuenta eso es imposible,
    porque antes de yo nacer Él me amaba.

    Mas llega a mi vida un glorioso día,
    en que ya cansado y desfalleciendo,
    por fin a Dios le rendí el alma mía.

    Amigo, deja de seguir penando;
    busca a Dios, dile lo que tu alma ansía:
    Verás como tu vida irá cambiando.


    EN TU PRESENCIA

    ¡Señor! Puesto de hinojos
    estoy en Tu presencia,
    sabiendo que tus ojos,
    de mí tendrán clemencia.

      Clemente eres, Señor,
      con todo el arrepentido;
      sé que grande es tu amor,
      no me echaste al olvido.

        Hoy ruego me ayudes
        y sanes mis heridas;
        que siempre Tú escudes
        mi entradas y salidas.

      Impide al enemigo que
      sea un ganador;
      siempre anda conmigo,
      te lo ruego, Señor.

    Seré así un victorioso,
    que por la vida irá,
    lleno de mucho gozo
    y Tu nombre alabará.


    EN TUS MANOS

    De mi vida, hermosa obra habías hecho;
    mas en el ir y venir de mi inquieta vida,
    dejé tu Camino, no anduve derecho;
    hoy, ¡Señor! mi alma vuelve a ti arrepentida.

    En tus manos está mi vida entera,
    haz con ella, ¡Señor! tu voluntad;
    hazla brillar cual mañana en primavera,
    y que pueda reflejar tu amor y tu bondad.

    En tus manos, ¡oh Divino Maestro!
    están los pedazos de arcilla de mi vida;
    re-moldéalos, y cuando vaya a tu encuentro,
    mi alma de alegría irá henchida.


    ¡ES JESÚS!

    Fue un Rey que no tuvo cuna de oro
      y por corona, una de espinas tuvo;
        su gente lo trató como con desdoro,
          mas la calma y humildad Él mantuvo.

    Es mi Jesús, el Rey del cielo
      es a Él a quien mi espíritu adora;
        es Él quien me cumple cada anhelo,
          es Jesús a quien mi alma implora.

    Es Jesús, divino maestro y Señor;
      por ser Él quien es, mi alma le alaba.
        Gracias, ¡oh Dios! por darnos en Él tu amor,
          pues necesitándolo mucho, me hallaba.

    ¡Gloria sea a Ti, que venciste a la muerte,
      gloria a ti, Jesús, que al cielo ascendiste!
        ¡Gracias, porque tu muerte cambió mi "suerte",
          pues con ella, vida eterna me diste!


FUE POR MÍ
Isaías 53:7, Juan 19:30 Juan 3:16

"Angustiado y afligido, enmudeció,
no abrió su boca" ni para quejarse,
mientras al Gólgota se encaminó.

Sin duda ya era muy lento su andar,
cuando miraba su meta acercase,
cargando la cruz que yo ... debí llevar.

Fue al Justo que por mí azotaron,
y corona de espinas le pusieron;
por mi pecado a Jesús inmolaron.

Momento antes de morir Él dijo,
"consumado es", y expirar ... lo vieron.
¡Tanto nos amó Dios, que nos dio a su Hijo!

Ello consuma el plan de salvación, que
Dios en su gran amor nos preparó,
para morar en nuestro corazón.

Cuando su muerte injusta recordemos,
no olvidemos lo que Él por nos sufrió,
para que de corazón le alabemos.


¡GRACIAS!

Estaba muy cansado,
el día que llegué a ti;
es que la carga del pecado,
hacía su efecto en mí.

Mucho, mucho tiempo vagué,
muy lejos de tu lado;
sin saberlo me entregué,
a los placeres efímeros del pasado.

Gracias ¡Señor! porque no me rechazaste,
a pesar de haberte ofendido tanto. gracias
porque todo me perdonaste
y secaste así mi prolongado llanto.

Has dado a mi alma el reposo
que tanto y tanto necesitaba;
hoy mi alma reboza de gozo,
sé que ha mucho, tu corazón me amaba

Por tu gran amor, ¡gracias Señor,
gracias por amarme tanto y tanto!
¡Gracias por librarme de tan cruento dolor,
gracias por cobijarme con tu santo manto!


    INVITACIÓN ABIERTA

    No le temo al Averno ni al Hades,
      mi corazón sabe en quién ha creído;
        mejor de ello no te burles ni te enfades:
          ¡Te vale más saber qué me ha ocurrido!

    Largo tiempo vagué triste y angustiado,
      mi alma no hallaba ningún consuelo;
        mensaje de salvación me fue dado:
          "Cree en Jesús y ganarás el cielo".

    Desde que creí en Él, todo ha cambiado;
      se fue de mí la angustia y la tristeza.
        Mi ser el Señor ha acorazado,
          y me ha hecho miembro de su realeza.

    En sus manos he entregado mi vida,
      y a diario disfruto sus bendiciones.
        Él también puede curar tu alma herida,
          sólo entrégate a Él sin condiciones.


    LA LUZ DE VIDA

    Fue una luz de estrella,
    de una con singular fulgor;
    en el cielo brilló tan bella,
    para anunciar la venida del Señor.

    Esa estrella que en lo alto brillaba,
    a los reyes de oriente, el camino les señaló
    camino que a la pequeña Belén llevaba,
    donde el niño Jesús, en un establo nació.

    Hoy esa estrella, su luz no nos da más;
    Su luz fue apagada al cumplir su misión;
    misión que olvidada podrá ser nunca jamás,
    por el que lleva la Luz de Vida en su corazón.

    Hoy Jesús es la luz que al mundo guía,
    a la morada del Padre, el camino;
    recíbelo en tu corazón en este día
    y sin duda, El cambiará tu destino.

    Jesús dijo "Yo soy la luz del mundo,
    y el que a mi viene, en tinieblas no andará".
    Llegándote a Él, no vivirás moribundo,
    pues de su luz de vida, con amor Él te dará.


(Continues...)

Excerpted from Amor Como El Tuyo by Blasopal. Copyright © 2016 Blasopal. Excerpted by permission of Trafford Publishing.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Table of Contents

Contents

Acuérdate, 1,
Amor Eternal, 2,
Amor Como El Tuyo, 3,
Ante Su Altar, 4,
Contando Con Tu Ayuda, 5,
¡Cuán Grande Es Tu Amor!, 6,
Crucificado Por Mis Culpas, 7,
Deseos De Mi Corazón, 9,
Encuentro Cercano Con Él, 10,
En Tu Presencia, 13,
En Tus Manos, 14,
¡Es Jesús!, 15,
Fue Por Mí, 16,
¡Gracias!, 17,
Invitación Abierta, 19,
La Luz De Vida, 20,
La Mejor Amistad, 21,
... Me Volvió A La Vida, 22,
Mi Alma Te Alaba, 23,
Mi Corazón Te Habla, 25,
Mi Súplica, 27,
¡Mil Gracias, Oh Dios!, 28,
No Te Rindas, 29,
¡Oh, Grande Amor!, 30,
Oración De Un Padre, 31,
Pero No Lo Conocieron, 33,
Reflexiones Del Alma, 34,
Resurrección, 35,
Sacrificio Por Amor, 36,
Tu Amor, 38,
¡Tú Eres Mi Todo!, 39,
POEMAS NAVIDEÑOS,
Bendita Navidad, 43,
Celebrando La Navidad, 45,
Jesús Es La Navidad, 47,
¡Navidad!, 49,
POEMS TRANSLATED INTO ENGLISH,
In Yor Hands, 53,
Light Of Life, 54,
Thanks For My Life, Oh Lord!, 55,
They Didn't Reconized Him, 56,
Your Greatness, 57,
You Returned Me To Life, 58,

Customer Reviews

Most Helpful Customer Reviews

See All Customer Reviews